“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La televisión de la sierra

serrano3Síntesis de Portal de la TV Cubana

Un proyecto comunitario que parecía un sueño aventurero es Televisión Serrana (TVS). Enclavada en San Pablo de Yao, municipio Buey Arriba y en plena Sierra Maestra, surgió el 15 de enero de 1993, cuando un grupo de jóvenes preparados y guiados por el periodista y realizador Daniel Diez Castrillo, ascendió y se instaló en el lugar.

Daniel conocía la zona, como alfabetizador integró la brigada Conrado Benítez durante la Campaña de Alfabetización del año 1961, y en el contacto directo con los campesinos entendió la importancia de este sector para el país desde el punto de vista productivo y cultural.

Promovió la idea de captar la realidad de aquellas montañas mediante el audiovisual. “A los pocos días descubrieron que nosotros a lo que veníamos era a trabajar con ellos y para ellos, para poder reflejar su vida, para que vieran sus vacas, para que vieran sus ríos y sus casas”, ha dicho Diez sobre los inicios de TVS y su impacto en la comunidad.

Uno de los pobladores del lugar, al presenciar la llegada de aquella avanzada expresó: “Nosotros pensamos que andaban de paso haciendo una filmación y de ahí se iban, y era que se iban a instalar en el enclave; nosotros encontramos muy extraño eso. Yo principalmente dije: chico, eso no puede ser, cómo van a venir para acá, tienen que hacer un albergue para que traigan a los artistas también. Y era que los artistas íbamos a ser los propios conciudadanos, los convivientes de aquí de la zona”.

Todo el que observa las realizaciones de TVS se conmueve por el mensaje ético y estético de enorme contenido humano que trasmiten, sin que falte el rigor artístico creativo. Para conocer algunas interioridades de esa productora nos trasladamos a su sede, en el mismo corazón de las lomas, donde conversamos con Luis Ángel Guevara Polanco, coordinador general del Grupo de Creación, quien se desempaña como director de fotografía.

Mientras contemplábamos la majestuosidad del lomerío, fue derramando con palabras seguras su entusiasmo de joven creador orgulloso de lo que hacen: “Desde los 80’s ya Daniel venía planteando la idea del proyecto a las diferentes direcciones del país y es en 1990 cuando,
con ayuda de la Unesco, surge el financiamiento, además del apoyo del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap).

“Aquel 15 de enero se realizó una trasmisión desde este mismo sitio con una parábola. Desde una torre que existe encima de una montaña próxima, se trasladó la señal a Holguín y se encadenó entonces con la Televisión Nacional en la Habana. Existe una segunda fecha como inauguración oficial: el 12 de junio del 1993, por parte de Federico Mayor, para entonces Director General de la Unesco.

“Al convivir en el lomerío, los iniciadores acapararon la confianza de los montañeses. El primer grupo que llegó no era de este territorio. Al principio, unas tres personas del lugar se prepararon como productores, choferes y luminotécnicos. Los especialistas principales: directores, editores y sonidistas, entre otros, venían de La Habana, Holguín y Bayamo.

“Se determina crear un centro de estudio dentro de TVS para preparar a jóvenes de la montaña. En 1996 surge el Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria; en la actualidad el 95 por ciento de los jóvenes somos de aquí del lomerío.

“Soy fruto del primer grupo que comenzó sus estudios ese año y me inicié como asistente de dirección. Otros dos compañeros se incorporaron: un editor y un grabador. Continuaron los talleres y a varios jóvenes se nos dio la posibilidad de ingresar en el Instituto Superior de Arte de Holguín.

“Se imparten talleres polivalentes y también por especialidades. No todos los jóvenes que se gradúan logran trabajar en TVS, porque la plantilla nuestra es pequeña. Contamos con un Grupo de Creación, donde se discuten todas las ideas y determina qué temas pueden formar parte de un proyecto y quiénes lo van a ejecutar.

“Funcionamos como grupo, porque siempre fue una idea de Daniel que se desempeñara como lo hacía el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) cuando estaba Santiago Álvarez.

“El objetivo inicial que Daniel se planteó con la TVS fue el rescate cultural, las tradiciones de la montaña, las formas de vida, que no eran reflejadas en la TV nacional, aunque algunos sí se reflejaron por el Icaic. Precisamente Diez, en una etapa, ejerció como sonidista de Santiago Álvarez.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *