“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
La Salud del Turismo
 

La Salud del Turismo

El turismo en Cuba se debería concebir contando con la permanente presencia de Irma y de Trump. Habría que trabajar pensando que siempre habrá un huracán en el Caribe o un presidente en la Casa Blanca dispuestos a descarrilar la locomotora de la economía cubana.

La tentación de copiar el desarrollo turístico de los polos que ya existen en el Caribe puede parecer lógica, sin embargo implicaría competir con quienes disponen de muchos más recursos económicos, cuentan con mercados consolidados y llevan ya décadas de experiencia.

Las peculiaridades de Cuba pueden ser de gran atractivo para los turistas sin necesidad de invertir grandes sumas de capital. Abrir a los visitantes todas las expresiones culturales de la nación puede ser tan importante como darles acceso a las instalaciones de salud.

Alrededor del 10% de la población mundial sufre de problemas renales y unos 50 millones necesitan hemodiálisis de forma regular, 3 o 4 veces por semana. Esa realidad les limita las posibilidades de viajar, pues necesitan un centro de diálisis allá donde vayan.

Los polos turísticos capaces de brindar ese tratamiento, acorde a los protocolos internacionales, se pueden convertir en receptores de estos pacientes, muchos de los cuales viajan en grupo, traen su medicación y pagan alrededor de U$D 230 por cada sesión.

Los pagos del tratamiento de hemodiálisis se realizan por diferentes vías, puede hacerlo el paciente directamente, a través de un seguro médico o mediante un acuerdo con la Salud Pública de sus países, cuando estas cubren los costos como ocurre en Europa.

La atención de los turistas-pacientes puede darse en Cuba siguiendo los protocolos internacionales de salud más estrictos.

La atención de los turistas-pacientes puede darse en Cuba siguiendo los protocolos internacionales de salud más estrictos.

Cuba presta estos servicios a los turistas que lo necesiten pero es algo que apenas se conoce en el mundo. Pocos saben que, repartidos a lo largo de la isla, funcionan medio centenar de centros de hemodiálisis, con personal médico capacitado y hospitales de referencia para cubrir imprevistos.

Activar todos estos centros para el turismo implicaría gastar unos pocos miles, mejorando las salas con tv, sillones reclinables, WIFI y aire acondicionado, lo cual beneficiaría también a los pacientes cubanos, sin afectarlos porque los turistas prefieren los turnos de noche, para aprovechar mejor las vacaciones.

Para participar de lleno en ese importante segmento del turismo de salud se necesitan acuerdos con las asociaciones de enfermos renales, con los ministerios de Salud y con las empresas turísticas dedicadas en específico a las vacaciones de estos pacientes.

Se acostumbra que los pacientes viajen con todos sus medicamentos, recetados por su médico y que envíen antes por mail la fecha de llegada, la historia clínica y un examen de serología infecciosa, esto último para evitar contagios de hepatitis o VIH.

Este tipo de “turista-paciente” no solo ayudaría a financiar la Salud Pública, además contribuye al turismo, son personas que vacacionan igual que todos los demás, se hospedan en hoteles, comen en restaurantes, hacen excursiones, toman taxis y compran artesanías.

La Salud en Cuba tiene ya lo más importante, el personal capacitado, los equipos necesarios y prestigio internacional. Solo le viene sobrando la burocracia, la que tarda horas en contactar al seguro médico o te deja sentado en una sala de espera para ir a merendar.

La atención a los pacientes-turistas necesitados de hemodiálisis se puede realizar utilizando las instalaciones de salud cubanas en los horarios de la tarde-noche.

La atención a los pacientes-turistas necesitados de hemodiálisis se puede realizar utilizando las instalaciones de salud cubanas en los horarios de la tarde-noche.

Quien viene a conocer la isla no quiere pasar ni un minuto más de lo imprescindible encerrado en un centro de diálisis. La descoordinación del transporte, la impuntualidad del personal o los trámites eternos pueden llegar incluso a empañar la mejor atención profesional.

Empresas como Fresenius, Braum o Diaverum están ganando fortunas con sus clínicas de hemodiálisis repartidas por todo el mundo, ¿por qué Cuba no podría ofrecer ese mismo servicio en el Caribe, donde estas multinacionales tienen escasa presencia?

Cada uno de estos turistas-pacientes deja unos U$D 800 semanales más de lo que gasta un visitante sano. Así, el turismo podría sumar nuevos segmentos de mercado y la Salud Pública mejorar sus instalaciones y equipos, sin tener que apelar al presupuesto del Estado.

El caso de los turistas necesitados de hemodiálisis es solo un ejemplo de cómo los vagones que se acoplan a la “locomotora económica” no tienen por qué ser un peso muerto, muy por el contrario pueden convertirse en un incentivo para que muchos más visitantes se suban al tren.

Una esmerada atención de salud en medio de un paraíso tropical puede ser la combinación perfecta para recargar baterías

Una esmerada atención de salud en medio de un paraíso tropical puede ser la combinación perfecta para recargar baterías.

About Fernando Ravsberg

Nacido en Uruguay, corresponsal de Público en Cuba y profesor del post grado de “Información internacional y países del Sur” de la Universidad Complutense de Madrid. Fue periodista de BBC Mundo, Telemundo de EEUU, Radio Nacional de Suecia y TV Azteca de México. Autor de 3 libros, El Rompecabezas Cubano, Reportajes de Guerra y Retratos.

 
 

19 thoughts on “La Salud del Turismo

  1. Excelente articulo Fernando, el día que eliminemos las trabas a la economía interna, que es eliminar el burocratismo y la cadena interminable decisorias, el miedo a permitir la iniciativa creadora de los cubanos, la eliminación de las limitaciones y el miedo al sector privado y sobre todo a las cooperativas de producción y servicios, en fin cuando logremos eliminar el bloqueo interno y dejemos de hacer la política desde los “jardines” de la casa Blanca, hasta ese día existirá el bloqueo americano y lograremos verdaderamente un desarrollo sostenible, sin importarnos el presidente de turno de USA. Pero no creo que este gobierno, más pendiente de mantener su poder y temeroso sea capaz de tal reto, definitivamente es un gobierno caducado. Saludos

  2. Buena propaganda,nuevamente el que no es cubano se crecerá que con estas ofertas magníficas las farmacias para los nacionales están bien surtidas, que tienen la misma oportunidad de alimentación como se muestra en esa foto,que todo está bien para el pueblo cubano.El turismo como todo en esa dictadura que es dueño de todo,la corrupción está presente,los turistas van a conocer lo distinto (no estan los McDonads,Burger King,etc),ver un pais detenido en el tiempo pero cuando se encuentren con sus servicios y limitaciones,no vuelven más, en el Caribe y resto del mundo,existen los mismos servicios de salud para el turista y de otros servicios con calidad y competencia. Esa locomotora revolucionaria y dictatorial se mueve con carbón ,porque han optado por un sistema económico fracadado.

  3. MAGNÍFICA IDEA. A las ventajas que detallas le sumaria el Prestigio Humanista de la Revolucion Cubana.

  4. Fernando averigua qué pasó con el director de granma? El artículo de sobre el mariel el otro día estuvo fuerte,lo tronaron por publicarlo?

  5. Las potencialidades de Cuba en turismo de salud son reales, cuenta con el personal cualificado y parte de las instalaciones que se pudieran dedicar a esto.
    Economicamente, la inversion es viable, con recuperacion y ganancias, en corto y mediano plazo.
    Falta superar a los grandes enemigos de la sociedad cubana, el burocratismo, el inmovilismo, la desidia, la delicuencia y la indisciplina social.
    En el turismo de salud y en muchas otras cosas pordemos avanzar. Tenemos el capital humano.
    Saludos

  6. Buenas Fernando,

    Os Felicito, pues la verdad es una idea magnífica y a mi en lo personal nunca me había pasado por la cabeza algo como lo que propones.

    Ojalá y alguno de los que pueden influir en la toma de decisiones en nuestro país sea lector de tú blog y pueda reconocer el valor de la idea que propones.

    Nuevamente, mis felicitaciones por un artículo bueno y unas propuestas aún mejores.

  7. Fernando ó Armando:
    ¿Alguno de los dos podría darme un link a la página donde está ese dichoso artículo de Granma sobre el Mariel?
    Agradecido de antemano

  8. Muy Buena idea. Ojalá la tengan en cuenta y sobre todo se elimine la perjudicial burocracia que nos “come” por todos lados. Y que no se dude que las ganancias si repercuten y muy significativamente en el pueblo, o es que los cubanos de “a pie” no reciben la hemodiálisis gratuitamente?, por mencionar algo, o pacientes que reciben prótesis valvulares para su corazón gratuitamente ( como yo)? De donde sale el dinero? Sera de las “arcas de los militares” que se lo embolsillan todo…según Trompeta y Marco Rubio y compañía? Hasta están inconformes con las nuevas “medidas” de Trompeta…le ronca el mango!

  9. Fernando adiciona a ete articulo algo imprescindible, sueldos y prestaciones dignas para los profesionales de la salud y conexos para este turismo medico por asi decirlo, gastar una vida atendiendo al prójimo para jubilarse con una misera pensión es mas inhumano que el mismo capitalismo explotador como lo califican nuestros dirigentes y que dicen odiar.

  10. Bermudez, si se le diera al médico solo el 10% de lo que paga cada turista paciente ya vivirían bien. Un abrazo

  11. Caramba Fernando Ud poniendo excelentes ejemplos de cómo se pudiera aprovechar lo que ya tenemos, lo que ya hemos alcanzado, para mejorar nuestra economía. A mí me llama la atención que Ud como periodista sea capaz de tener esa visión larga para nuestra economía, con propuestas que parecen excelentes y nuestros funcionarios, en este caso del Turismo, no lo logran. Aquí tenemos que alcanzar una visión de desarrollo mucho más holística, mucho más acoplada a la realidad del país. Este es un excelente ejemplo de cómo aprovechar lo que ya tenemos; de esa forma los médicos cubanos podrán hacer sus aportes al desarrollo desde su país, sin tener que salir a ejerces sus profesiones, sin tener que dejar atrás a sus familias. Hay muchos ejemplos más, pero hacen falta oídos receptivos. A mi gustaría leer lo que considera algún responsable del Ministerio de Turismo sobre esta propuesta de FR. SALUDOS!

  12. Yo perdí la esperanza de una prosperidad económica en cuba. En el fondo quisiera poder poner una empresa y regresarme pero realmente estos señores desmotivan a cualquiera.
    Si trabajaran en Wall Street hubieran tenido que cerrar por el desplome tan grande.
    En cuba los jóvenes todos están desmotivados, con deseo de mucho y sin esperanza de nada.
    No creo que logren concebir un tipo de turismo de ese tipo, pero realmente me gustaría estar equivocado.

  13. Excelente idea. Por mi parte, les recomendaría venir a parir en Cuba. Con todos los inconvenientes de nuestro sistema, puedo dar fe de q los protocolos aquí son inmejorables. Solo se necesita trabajar en las condiciones materiales.
    Ayy, si algunos ministerios les hicieran más caso a Ravsberg!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *