“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La Reina de Cuba

ana-belen-montes-cubana-espia-cia-eeuuTomado de El País

Hace dos años las relaciones entre EE UU y Cuba entraron en proceso de deshielo, pero la espía Ana Belén Montes sigue en el congelador. El pasado 28 de febrero cumplió 60 años de edad encerrada en una celda de máxima seguridad de una prisión en Fort Worth (Texas) reservada a las criminales más peligrosas y con enfermedades mentales. Americana de padres puertorriqueños, Montes llegó trabajando como agente doble para Cuba a lo más alto de la inteligencia del Pentágono. Era la gran experta en secretos militares cubanos. En las catacumbas del espionaje la conocían como La Reina de Cuba. Pero tras 17 años filtrando información a La Habana la descubrieron, fue detenida en 2001 y hoy, una vez devueltos a Cuba en 2014 los últimos tres espías isleños presos en EE UU, ella es la última y solitaria agente cubana que purga los pecados de la Guerra Fría.

En 2016 trascendió por medio de una familiar de Montes que a la presa se le había detectado cáncer de mama y había sido operada, aunque no ha habido confirmación oficial. Condenada a 25 años de cárcel después de declararse culpable en un juicio en 2002 en el que afirmó que se había sentido “moralmente obligada” a defender a Cuba de la política “cruel” de EE UU, su puesta en libertad está fechada para 2026, cuando cumpliría 69 años. Sus apoyos se reducen a pequeños grupos de solidaridad que piden su liberación.

A diferencia de los espías que salieron de prisión en 2014, el Gobierno cubano no ha hecho una campaña por su excarcelación. En junio de 2016, informó El Nuevo Herald, funcionarios cubanos se interesaron por ella en una reunión con EE UU. Un par de meses antes el cantante Silvio Rodríguez había pedido en un concierto en España que la dejasen libre. Hace unos días, el cantante más famoso de Cuba dio un concierto en Puerto Rico en el que el maestro de ceremonias reivindicó su causa, y Mariela Castro, hija de Raúl Castro, posteó en Facebook una nota de la Agencia Bolivariana de Prensa que refería con vaguedad que desde Cuba “comenzó la campaña por su liberación”, si bien no se ha conocido iniciativa alguna del gobierno isleño. Ana Belén Montes sigue siendo un fantasma del que se oyen ecos de vez en cuando pero más débiles, si cabe, en Cuba que en cualquier otro sitio. En el blog La joven Cuba, el día del cumpleaños de la presa el periodista Harold Cárdenas escribió: “La discreción que debe tener el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano es comprensible. En cambio, el silencio en los medios nacionales es vergonzoso”. Montes es la heroína olvidada.

Se ha llegado a especular con la posibilidad de que EE UU y Cuba la intercambiasen por Assata Shakur, una activista del Partido de los Panteras Negras acusada de asesinar a un policía que se escabulló a Cuba en 1984 y vive desde entonces en la isla como refugiada política. Pero en un documento interno de 2016 del Departamento de Estado de EE UU se rechazaba esa opción.

Montes es considera la agente cubana que más a fondo se adentró en la inteligencia de EE UU. Cuba la reclutó en 1984, la adiestró y mantuvo con ella una conexión ultrasecreta en la que Montes era de día la perfecta analista del Pentágono y de noche reportaba a la isla por onda corta sin tocar un papel en su oficina, releyendo y grabando información en su prodigiosa memoria. Al tiempo que ascendía desde un puesto inicial de mecanógrafa la escalera de los organismos de inteligencia y recibía condecoraciones, hasta una entregada en persona por un director de la CIA, Montes, nacida en una base militar de EE UU en Alemania, hija de un psiquiatra del Ejército, con dos hermanos en el FBI y un exnovio en el Pentágono, revelaba en la oscuridad a La Habana los secretos del enemigo, como la identidad de cuatro espías americanos que se habían infiltrado en Cuba o puntos operativos de EE UU en Centroamérica. Todo ello sin recibir dinero y, confesaría ante el juez, por “amor al vecino”.

El exanalista de la CIA Brian Latell, que llegó a trabajar con ella, la recuerda como una persona de carácter “agrio” y “dispuesta a jugarse la vida por amor a Fidel Castro y su revolución”. El experto en política exterior de EE UU Piero Gleijeses fue su profesor en los años ochenta cuando Montes hizo un máster en estudios internacionales en la Universidad Johns Hopkins. La recuerda como una estudiante “brillante” y con fama en el aula de ser “muy conservadora”. Gleijeses volvió a tener noticia de ella en los noventa cuando ya trabajaba para el Pentágono. La agente doble lo visitó con el pretexto de charlar sobre un estudio del académico sobre Cuba y Argelia, pero al presentarse en su despacho le reconoció que lo que le interesaba era conocer su opinión sobre la realidad cubana en aquel momento. “Yo le contesté que si tuviera alguna información confidencial no se la diría, porque sabía donde trabajaba y yo no era partidario de las política exterior de EE UU. Así que le dije cuatro babosadas de manera superficial”, cuenta el antiguo profesor de Ana Belén Montes.

Hace un año, en una carta a una familiar, la Reina de Cuba escribió desde su depresivo encierro: “Hay ciertas cosas en la vida por las que merece la pena ir a la cárcel. O por las que merece la pena suicidarse después de hacerlas”.

 
 

18 thoughts on “La Reina de Cuba

  1. Si la cosa hubiera sido al revés y esta señora nacida en Alemania Occidental de padres puertorriqueños nacionalizada norteamericana y espía a favor de Cuba hubiera nacido en Cuba de padres cubanos y hubiera espiado para Estados Unidos le pasaría esto.
    Ley 62 Codigo Penal de Cuba.
    SECCIÓN SEXTA
    Espionaje
    ARTÍCULO 97.1. El que, en detrimento de la seguridad del Estado, participe, colabore o mantenga relaciones con los servicios de información de un Estado extranjero, o les proporcione informes, o los obtenga o los procure con el fin de comunicárselos, incurre en sanción de privación de libertad de diez a veinte años o muerte.
    Los norteamericanos no la mataron, la condenaron a 25 años de cárcerl y 5 de libertad vigilada. Ha cumplido 15 años, aún le quedan 10 Que pasará? Nadie sabe.
    Por qué Cuba la ha dejado abandonada o al menos eso parece?
    Ella era mucho más importante que los “5 Héroes” Sin embargo ella sigue presa. Cosas de la politica!

  2. Vuelven a la carga con esta señora…..primeramente no me queda claro las condiciones de su estancia en prisión y después ver que los espías salidos en 2014 gozaban de gimnasios, Internet, pintaban cuadros, compraban implementos deportivos y los enviaban aquí para los diferentes equipos de pelota, además de haber sus “aspectos deplorables”, es decir uno con cerca o pasadas las 250 libras y los demás igual, vaya con mejor aspectos de muchos que estábamos aquí “libres en las calles.”
    Por otro lado es reconocido lo que hizo, ESTOY DE ACUERDO en que si le quieren conmutar la pena que lo hagan, pero hasta ahí, que no me la pinten como una mansa paloma pues para nada lo es o fue mejor dicho.
    Hizo lo que no debía y por ser tan lista debió saber las consecuencias, por lo tanto debe enfrentarlas y lo hace, no le leído que ruegue por su libertad, cosa que le reconozco.

  3. Este es un caso muy diferente al de los 5, aunque fuera ‘más importante’. Ninguno de los 5 estaba trabajando para el gobierno de USA, y menos en el Pentágono. Sólo se infiltraron en el medio de efectivos o potenciales terroristas contra Cuba.
    Y el silencio de los medios cubanos en esto no es particularmente más vergonzozo que su usual tratamiento de temas que puedan resultar incómodos para el gobierno cubano, cuando los eluden o los “versionan”. Y Reina de Cuba no la llamó el bloguero sino los que estaban “En las catacumbas del espionaje…”
    Y la verdad es que resulta muy difícil hacer una campaña internacional para la liberación de una espía situada en un sitio tan sensible de la inteligencia USA y convicta y confesa. Aunque ojalá la puedan cambiar por alguien preso acá, que conmutar la pena no lo creo.

  4. Por cierto, Ravsberg, una sugerencia: publicar
    #90RazonesPorFidel: Esa niñez permanente (Capítulo 94)
    “La pureza del alma de Fidel, esa que tiene un niño, la conservó hasta nuestros días (…) porque los niños no mienten, y Fidel nunca ha mentido”. Bárbara Betancourt, Periodista.

  5. Tete eso mismo pense yo cuando los 5 iban llegando a Cuba, cebados, rubicundos, en contraposicion con el desdentado y canijo Alan Gross

  6. Bueno , parece que algunos desconocen que hay una cubana de Marianao que sí es REINA como Dios manda y se trata de Maria Teresa Mestre Batista , La Gran Duquesa de Luxemburgo en la actualidad .
    En cuanto a Ana Belén tiene doble mérito porque no era exáctamente cubana y sin embargo se la jugó por nosostros . Hace poco muchos de los que la admiramos y le agradecemos pudimos enviarle saludos y buenos deseos por su cumpleanos y ahora los expreso de nuevo para que El Gobierno haga cuanto pueda para que sea intercambiada y una vez en Cuba ayudarla con su salud que gracias a Dios eso lo hacemos bien. Saludos .

  7. A los traidores se le manda a la carcel de por vida. El daño que hizo esta señora a su país y a su empleador, el gobierno de EEUU, fue enorme. No le iban a dar 2 palmaditas en la espalda y a casa. Y que bueno que la atraparon
    Que hace Cuba con sus traidores del MININT? Ya se les olvido este nombre: Coronel Rolando Sarraff

  8. Bueno esta claro que hay muchos a los que les gusta criticar por criticar. Ella es ina ciudadana estadounidense y al espiar oara Cuba cometio traicion (de acuerdo al pto de vista americano). Es mas facil hacer campanha por los 5 que por alguien a quien pintela como la pinten, era una traidora a su pais. La presion popular ahi no va a caminar. La unica alternativa real es el canje, y Cuba no tiene preso a ningun americano que sea lo suficientemente importante para forzar un intercambio de prisioneros.

  9. Alberto, esa es la unica verdad, lo demas es fantasia, Celia Cruz si es pura cubania, contribuyo al pueblo cubano, nunca fue una pieza de ajedrez de la dictadura de los Castros.Con su grito unico de AZUCAAARRR puso a bailar al mundo.

  10. Fernando. De muy mala leche este artículo publicado por El País sobre Ana Belén. Te adjunto por el correo la respuesta que al mismo dio Miriam Montes Mok, su prima hermana. Te ruego lo adjuntes.
    Abrazos
    Vicente

  11. ¿Olvidada Ana Belén Montes?
    Por Miriam Montes Mock
    Portavoz Mesa de trabajo por Ana Belén Montes en Puerto Rico

    Acabo de leer el escrito “Sin perdón para la espía de Cuba”, por Pablo del Llano, publicado en El País el 7 de marzo de 2017. La información divulgada y las posibles especulaciones que acarrea me obligan a aclarar algunas de sus premisas.
    Ana Belén Montes no está olvidada. Nunca lo ha estado. Durante dieciséis años ha recibido y contestado correspondencia del puñado de familiares y amigos que la conocieron antes de su arresto y que fueron pre-aprobados por el Buró de Prisiones. Así lo estipulan sus rigurosas condiciones de confinamiento, las cuales cumple en una unidad de seguridad máxima bajo “Medidas Administrativas Especiales”. Esas mismas medidas especiales impiden su comunicación con cualquier otro e impone a ese puñado de personas una prohibición de citar las palabras de Ana Belén a terceros, so pena de perder el privilegio de comunicarse con ella. A la misma vez, se le prohíbe cualquier contacto directo con la prensa, o terceros.
    Aún así, su caso ha resonado desde antes del 17 de diciembre de 2014, cuando el ex presidente Obama declaró su determinación de iniciar un proceso de normalización en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. Al presente se han constituido comités de solidaridad alrededor del mundo en países como Puerto Rico, Cuba, Estados Unidos, Irlanda, Francia, España, Gran Canaria, Inglaterra, Brasil, Chile, Venezuela, Argentina, República Dominicana, para mencionar algunos. Ana Belén ha sido objeto de reconocimientos y distinciones por sus principios humanitarios en varios países. Recientemente fue galardonada en Gran Canaria por sus aportaciones a la paz.
    Ahora mismo Ana Belén se recupera de una mastectomía del seno derecho y de un tratamiento de radioterapia. Está enfocada en su restablecimiento físico y para ello ha contado con el apoyo continuo de su familia y de muchas personas que le desean bien. Continúa alerta y firme en los principios que la inspiraron.
    La Mesa de trabajo por Ana Belén Montes en Puerto Rico realiza una campaña educativa para divulgar su caso y recabar solidaridad ciudadana. Igual hacen una variedad de comités organizados en Cuba.
    Ana Belén sabe que no está sola. Sus carceleros lo saben también.

  12. La verdad es que no logro identificar la “mala leche” del post, de la que habla el amigo Vicente F.
    El autor simplemente dice, entre otras cosas, que los medios de Cuba y sus autoridades no hacen público su reconocimiento a la existencia de esta ex espía al servicio de Cuba. Y creo que tiene razón, porque yo mismo, que estoy medianamente informado, sabía poco de ella. Y nunca por los medios cubanos. Cualquier campaña internacional a su favor debe ser muy discreta, porque no conocía de ello.
    Me solidarizo con Ana Belén porque arriesgó su integridad personal y hasta su vida por defender a Cuba, y quisiera que la liberaran, por supuesto. Pero sin duda un infiltrado en la inteligencia del Pentágono no es cualquier cosa para ese gobierno, ni para nadie con dos dedos de frente. Y el gobierno cubano creo que hace bien en no abrir esa gaveta… Entonces ¿qué van a hacer los medios que son, de plantilla, su vocero?

  13. Coincido con Diogenes 17….
    Por “mala leche” entiendo le dicen los gallegos a aquellos que tienen mal carácter, mal trato y demás, es decir “ese tío tiene una mala leche que te cagas”…vaya que el hombre es un tipo acido, caractudo, peleón, etc.
    Y nada de eso veo en el artículo de Pablo Del Llano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *