“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La reforma económica, derechos e inclusión

empleo

Tomado de Cuba Posible

En varios análisis y opiniones vertidas en la esfera pública cubana transnacional muchos defienden la propuesta de una reforma económica más amplia, integral y rápida. Del mismo modo, resaltan que el modelo social cubano no debe renunciar al acceso universal a la educación y a la cultura, a la salud pública, a la seguridad social y al trabajo decente –para lo cual habrá que desarrollar una gran capacidad de generar empleo. ¿Cuáles deben ser las características de una factible reforma económica así considerada? ¿Cómo podría la sociedad cubana asegurar el acceso universal, con calidad, a esos derechos? ¿Cómo colocar en función de ellos los recursos financieros necesarios sin escatimar recursos para el desarrollo de otros ámbitos también medulares? Brindamos las opiniones del educador popular Ariel Dacal.  

Parto de comprender que “reforma económica” no tiene un significado unívoco. En realidad como base, tampoco “la economía” lo tiene.  Por tanto, es bueno aclarar desde qué nociones de economía se parte y con qué potencialidades cuentan para sustentar el acceso universal a los derechos humanos referidos, es decir, las artes, la salud, la educación y el trabajo dignos.

Las estructuras, dinámicas y relaciones económicas en Cuba viven un claro proceso de cambio, con independencia del carácter que estos tengan. Supongamos que si este proceso fuera más “rápido, amplio e integral”, idea defendida por mucho/as, habrá mayor producción, excedentes, acumulación y gastos para responder en positivo al mantenimiento (y mejora) del acceso universal a esos derechos. Todo lo cual es necesario, pero no suficiente.

Por eso habría que preguntar también ¿desde qué lugar social se distribuye la riqueza producida? ¿Esta distribución se asume como mercancía o como derecho? ¿Qué grupos sociales y en qué proporción participan de la generación, gestión y apropiación de la riqueza?

Estas preguntas develan como enfoque la relación entre economía y democracia, el cual está prácticamente ausente en los análisis sobre las reformas en curso. Enfoque imprescindible para abordar la relación entre reforma y acceso universal a los derechos.

Otra arista del mismo análisis sería la relación entre economía y desarrollo. Si esta fuera entendida como crecimiento económico, a toda costa y todo costo, concentración de las riquezas en sectores y grupos más “competitivos” frente a la exclusión de otros, así como la adecuación a las exigencias de instituciones que consagran al “mercado mundial”; entonces el acceso universal al arte, la salud, la educación y el trabajo dignos tendrán un destino incierto. Noción de economía y desarrollo en la que la democracia tendría poco que aportar.

Si por el contrario, el desarrollo se asume en su acepción potenciadora de la creatividad, las capacidades y la vida digna del ser humano, en tanto individuo y comunidad, y su contenido integral refiriera a la centralidad humana como condición del mercado y no a la inversa; si el alcance del desarrollo se verificara en la vida cotidiana de todos y todas, no en el bienestar de unos pocos; entonces el acceso universal a los derechos humanos tendría un curso más prometedor. Desde esta perspectiva, la relación entre economía, desarrollo y democracia estaría contenida en la integralidad demandable al proceso de reforma.

Para un proyecto de justicia social como el cubano, entiéndase acceso universal a los derechos humanos, es condición una reforma económica integral favorable a la inclusión y la distribución, no a la exclusión y la concentración. Reformas a favor de la vida humana y natural, y contrarias a los procesos de mercantilización de todas las relaciones sociales y con la naturaleza.

Para encaminar esta visión se debe definir como estratégico el proceso de democratización económica, al tiempo que potenciarlo, no solo al interior de las unidades productivas (sobre todo estatales, cooperativas, asociativas, familiares y comunitarias), sino en los espacios públicos donde se definan las políticas económicas, a nivel comunitario, municipal, provincial y nacional.

Más concretamente, por ejemplo:

  • potenciar experiencias de presupuestos participativos y comercio justo, facilitadas por los gobiernos locales, que parta del nivel de circunscripción;
  • alcanzar una participación descentralizada en la definición y control de las inversiones de capital extranjero;
  • potenciar el control democrático dentro de las empresas que encamine la responsabilidad social de estas;
  • mejorar las condiciones para conectar las experiencias locales con la cooperación internacional;
  • ensayar propuestas de economía social y solidaria en pequeñas y medianas empresas locales y sectoriales;
  • potenciar formas de propiedad y gestión comunitarias autónomas para la producción de bienes y servicios, que incluyan salud comunitaria, alternativas educativas, cooperativas de consumo y de vivienda, y facilitar el acceso a créditos con intereses mínimos.

No es posible que estos procesos, que en diferentes niveles de desarrollo están presentes en Cuba, progresen por generación espontánea. Es imprescindible su estímulo, acompañamiento y priorización desde las políticas estatales, las que también implicarían procesos democratizadores en la definición de estas y una creciente transparencia en la información económica.

Este pudiera ser un camino más seguro de reformas económicas para lograr la sostenibilidad del acceso universal a las artes, la salud, la educación y el trabajo dignos. Si el control sobre los derechos no es creciente y permanente, en cualquier momento estos pueden quedar relegados por necesidades “económicas”. Ha de apostarse, entonces, por la acumulación de una cultura económica emancipadora, donde no se asuman los derechos humanos ni como costo de producción ni como gasto burocrático.

 
 

30 thoughts on “La reforma económica, derechos e inclusión

  1. Estoy de acuerdo con Dacal, como siempre. Pero quienes nos dirigen se quedaron en el Manual de Marxismo del PCUS, y no saben de economia social y solidaria. Debemos ser francamente didacticos, democratizar las ideas.

  2. No entiendi ni J, esas experiencias donde fueron?, aboga x algun modelo conocido donde?, es una propuesta sin precedentes, o sea un experimento?, a esta altura mas experimentos?, en fin…, saludos

  3. Alejandro, yo si creo que hay que experimentar mientras tengamos un mundo de gente pasando hambre en África, Asia y decenas de millones en América Latina. Mientras haya niños durmiendo en las calles, abusados, prostituidos y con hambre habrá que seguir experimentando hasta que logremos una fórmula que nos permita incluir a todos los seres humanos. Habrá que seguir experimentando hasta que la humanidad, y no una mínima parte de ella, viva en libertad y con prosperidad. No crees tu?. Un abrazo

  4. Fernando, llevamos muchos anos de experimento e improvizacion, y experimentar es bueno es primicia de la ciencia, pero tiene un costo, y si se trata de experimentacion social mucho mas alto tadavia es la felicidad y la misma vida de muchas personas lo que esta en juego, hay cirscunstancias donde se puede, pero las hay en los que no, y es facil advertir en cual nos encontramos ahora, saludos

  5. Dacal me parece un analista serio, que ha pensado y repensado cada idea y ha hecho un magnífico compendio. Lo que falta es “sólo” –mira tú- que el gobierno le haga caso, igual que a otros participantes de este blog, quizá menos sistemáticos pero creo que con buenas sugerencias.
    Por otra parte lo que plantea no es ‘experimentar’ a tontas y a locas, como se ha hecho acá durante tanto tiempo, sino ir creando ‘islas’ o colectivos con esas iniciativas que, en el peor de los casos, darán beneficios a un buen número de personas, aunque no sea a todas de una vez; cosa que es –como se sabe- francamente imposible.
    El espíritu del artículo es, simplemente, DEMOCRATIZAR; dar acceso y oportunidad a la gente a prosperar individual y colectivamente, empoderar a los ciudadanos, cosa que se parece muuuucho a la búsqueda del socialismo próspero y sostenible, que hasta ahora es sólo un sustantivo con dos adjetivos vacíos de contenido y manipuladores, ya que por el camino que vamos…

  6. Diogenes en esta ocacion discrepo, x lo menos yo no tengo informacion, d experiencias similares a ningun rango en ninguna parte, me entusiasma tanto como a ti el “espiritu democratizador” d su propuesta, pero me preocupa mucho la viabilidad, y potencialidad en el siglo XXI d dicha propuesta, como le decia a FR, los experimentos sociales son muy costosos, y desde luego q hay q seguir buscando formulas para seguir mejorando, pero no hay q olvidar lo que hemos avanzado, hace solo 2 siglos(un pestanazo del desarrollo humano), era normal q unos hombres fuera duenos d otros como si fueran animales, y estoy seguro q seguiremos mejorando pero el camino no esta en ensayos, y utopias, esta en utilizar las mejores experiencias d otros y seguirlas mejorando, saludos

  7. Alejandro estoy seguro de que hace 2 siglos había gente como tú que creía que tener lo que hoy tenemos era una utopía. Por suerte hubo otros que siguieron empujando el mundo para que fuera mejor sin creerse que lo que vivían era el fin de la historia por los siglos de los siglos. Un abrazo

  8. Las sugerencias de Dacal no son nada singulares ni inusitadas; cosas así se dan por este ancho mundo en alguna medida y con buenos resultados. Sólo apuntan a DESCENTRALIZAR el poder, permitiendo o estimulando la ejecución de iniciativas de origen local, comunal y de colectivos de trabajo, que –hay que recordar- están integrados por personas más o menos inteligentes, capaces y con necesidades y deseos de mejorar, y no por una masa amorfa de idiotas que necesitan que les dirijan central y casi teocráticamente (por aquello de las supuestas infalibilidad y buenas intenciones de los mandantes), que es lo que ha pasado hasta ahora más o menos en este país, por las razones que sean -hostilidad yanqui incluida como pretexto.
    La CENTRALIZACIÓN casi absoluta de toda la vida socioeconómica del país es lo que ha traído la burocracia oligárquica que padecemos, así que cualquier forma de limitarla es bienvenida para mí.

  9. Fernando, me gusto muchíssimo el artículo. Concuerdo totalmente con tus palabras. Tenemos que continuar acreditando que el socialismo es el camino para el bien estar del todos los pueblos del mundo!!!! Saludos desde Brasil!!!!

  10. Disculpen publiqué el siguiente comentario en otro post. Se me “traspapelaron” las pestañas del navegador. Jajaja! Fernando, pls borra el otro comentario.

    Claro que “experimentar” es bueno, pero estos se hacen con una muestra, no con toda la sociedad y ya llegado el caso creo que lo más importante siempre será preguntar a esa sociedad democráticamente si quieren ser usados como base de estudio para el experimento, de modo que puedan conocer TODAS las alternativas no solo las que quieren los “científicos”, pq estos “experimentos” no son con animales, son con la vida de millones de personas.

  11. Tienez razon Fernando, que habia gente(no creo q como yo) pero q pensaba q todo estaba bien, pero tu como yo sabes de resultados d experimentos sociales tragicos, como el del Facismo en Alemania, el Comunismo Ruso, Pol Pot, Korea del Norte, y un largo etc, y sabes q ; todos se hicieron en nombre del mejoramiento de la humanidad, x lo q me parece q en este caso no basta con examinar lo q declara el q propone, sino en factores mucho mas profundos y complejos saludos, y x cierto no creo que los q animaron a esos experimentos fueran como tu, otra vez saludos

  12. Alejandro, también hubo otros “experimentos”, la luchas por la independencia, la Revolución Francesa, el alzamiento de los esclavos romanos contra el oren establecido, los derechos civiles de las mujeres, la lucha por la igualdad racial en EEUU, etc. Todos esos adelantos fueron experimentos sociales en su momento. No se puede ser tan inmovilista, desconfiar del cambio o de las cosas que nunca se hicieron antes porque esos experimentos son los que hacen avanzar a la humanidad. Un abrazo

  13. 100% d acuerdo, pero del q hablamos quiza no entendi, m parece una utopia, peor c m parece a otras ideas d alguien q quiere como involucionar y volver a tipos d vida primitiva, en fin…, existen experiencias mucho mas esperanzadoras y viables enmarcadas en nuestra epoca, x lo menos estamos d acuerdo en algo, las cosas como estan, estan mal, debemos cambiarlas pero cuidado llevamos algunos miles d anos d experiecia aprovechemoslo, saludos

  14. Yo creo que en estos momentos a nadie se le ocurriría ” Hacer experimentos ” para inventar la Penicilina , ya está y se sabe de su efectividad , igual pudiéramos hacer con las experiencias de otros países que han logrado excelentes índices de progresos sociales ( Dinamarca , Países Bajos etc )y sacar lo que podamos aplicar en Cuba sin importar completamente el Método pero preferimos meter nuestras propias patas , el resultado está a la vista , nada va a cambiar hasta que El Estado pierda el miedo de que haya prosperidad monetaria en la población . Saludos .

  15. Liborio, nadie va a inventar la penicilina pero se crean cada año nuevos antibióticos, los cuales nacen de experimentos. No sé por que se resisten tanto a lo nuevo, ni que el mundo fuera un paraíso. El mundo es un infierno para cientos de millones de seres humanos y por eso hay que experimentar hasta encontrar un mundo que nos incluya a todos. No se cual será su nombre o su color ideológico y realmente me da igual si logra sacar de la miseria y la marginación a los la sufren. Un abrazo

  16. Fernando , yo no me resisto a lo nuevo siempre que éste demuestre mejorar lo anterior . Tampoco estoy , para nada , en contra de experimentar pero es que llevamos casi 60 anos frente al microsscopio y el experimento está estancado , con los mismos logros que en los anos 60s pero con el triple de burocratismo , la libreta de abastecimento anorexica , montones de prohibiciones y restricciones sin otro objetivo que lograr que el pueblo no prospere economicamente , que no acumule riquezas , un país destrozado no sólo por Irma sino por la mala administración , la desidia e indiferencia porque ninguno de los que están en el poder viven en un solar en C Hab , una corrupción que da miedo . Mi nombre ud lo tiene en la dir de correo y creo que la solución está en El Socialismo pero mejor aplicado . No me pida a mi lo que no puede La ONU yo con sobrevivir y sacar de la miseria a mi familia ya tengo demasiado . Un abrazo .

  17. Liborio, yo creo que el problema en Cuba es justamente que no se experimenta, se repite una y otra vez lo mismo esperando un resultado diferente que nunca llega. Ejemplo, la agricultura y Acopio. Un abrazo

  18. Fernando, el cambio, no resultara a ese nivel, el cambio tiene q ser al maximo nivel, repito coincido con Liborio en tomar experiencias de paises con resultados y a partir de ahi pues mejorar, la propuesta de este articulo (para mi solo como propuesta de cambio) tiene merito, pero no me parece acertada.

  19. Estimado Fernando, totalmente de acuerdo que tenemos que seguir buscando vías para erradicar la pobreza y desigualdad aun cuando estas parezcan poco probable. Muchas de las cosas que usamos cotidianamente y libertades que gozamos hoy en día fueron ficción en su momento. Igualmente concuerdo que Cuba debiese “experimentar” más. Repetir incansablemente el mismo experimento nunca dará resultados diferentes.

  20. No obstante el ejemplo de la penicilina y los antibióticos usado por usted y Liborio no es el más apropiado. La penicilina se “reinventa” es por ello que tenemos una gran variedad en esta familia de antibióticos, beta lactamas. Esto se hace para aumentar su eficacia y poder atacar ciertos patógenos con mayor facilidad.

  21. Los antibióticos se siguen produciendo pero no se crean con tanta frecuencia. Lamentablemente hay un estancamiento en la creación de antibióticos de nueva generación. Es una preocupación global el surgimiento de patógenos que resisten todos los antibióticos que disponemos o una gran parte de ellos. Hay varios casos de bacterias que como MRSA, estafilococo áureo que resisten una gran variedad de ellos y ciertas cepas de gonococo que evaden todos los tratamientos. Hay muchas de estas bacterias que logran hidrolizar la familia de la penicilina. Bacterias son capaces de transmitir información genética horizontalmente haciendo el problema más serio porque podrían transferir esta resistencia a otros tipos de bacterias
    He ahí la importancia de no abusar de los antibióticos.

    Quiero hacer énfasis que abusar no quiere decir dejar de usar.

  22. Amigos , aclaro que yo usé el ej de La Penicilina igual que hubiera dicho ” La sopa de ajo ” Era una metáfora . Lo que trataba de decir es que necesitamos respuestas ya mismo , políticas económicas que nos acaben de movilizar y empezar a salir del hueco , que cualquier experimento novedoso que empieza de cero lleva anos para demostrar su eficiencia y ya estamos un poco cansados . No veo nada de malo en ” Experimentar ” en Cuba con métodos que dentro de los parámetros del Socialismo ya estén probados en otros países y hayan demostrado su eficacia , los hay y se pudieran adaptar a nuestra manera de hacer las cosas . Disfruté mucho la conferencia sobre los antibióticos y estoy super de acuerdo que uno de los grandes logros en Cuba está en La Biotecnología y La Medicina . Saludos .

  23. Liborio no tuve duda que usó una metáfora. Sólo que hay ciertos temas donde el fastidioso en mí no me deja pasar por alto la oportunidad de dar una conferencia. Dicho sea de paso no hacía referencia a la medicina y biotecnología cubanas que al igual que usted considero han sido grandes logros dignos de orgullo.

  24. A de la F , lo bueno de estos intercambios es que también aprendes de lo que no sabes , todo el mundo tiene algo que ensenar así que no te cohibas y dale rienda suelta al fastidioso de ti . Saludos .

  25. Fernando: Soy lector asiduo de las Cartas… esta vez estoy totalmente de acuerdo con Alejandro y Liborio. Ya experimentamos demasiado. Son tres generaciones de cubanos sometidos a experimentos sociales que nos han llevado a un país prácticamente arrasado. Creo que hay que dejar de experimentar y dejar que esa fuerza productiva que ha demostrado tener el pueblo de Cuba se libere en la creación de PYMES, cooperativas, etc que no sólo sean de servicios si no también de producción de bienes. Muchas gracias y saludos.

  26. Quizá quienes critican el presunto “experimento” no comprenden que lo que plantea el postero es, sencillamente, instrumentar las PYMES y la iniciativa comunal y grupal, que SÓLO induce a lograr la participación de la gente común en la gestión económica. Lo que es mal visto por el establishment que quiere monopolizar y regir hasta la forma de estornudar de la gente, y que ha logrado estos resultados cagastróficos en el país.
    Quien necesite un monarca, allá él. Yo creo en la gente y en sus ganas de vivir mejor y crear.

  27. Diogenes no hay monarca, los monarca son hasta la muerte o hasta que la salud no les de más, ya en Cuba no es así. Bueno ahora mismo solo hace falta saber aunque sea quienes son los candidatos a la presidencia, a meses de las elecciones y ni se sabe quienes pueda ser el prósimo presidente de Cuba.

  28. El problema no está en experimentar o no, sino en quien eres dentro del experimento. Si eres el científico que, teniendo sus problemas económicos resueltos puede dedicar su vida a hacer un experimento tras otro, pues que bien. Pero si eres el conejillo de indias y tu vida depende del resultado del experimento al que estás obligado por fuerza, pues fatal para ti. Hay un viejo decir que expresa “aprendiz de todo y maestro de nada”. Experimentar, experimentar, experimentar…hasta cuándo. Cuando escucharemos el EUREKAAAAA. De todas maneras, el tema es mucho más profundo y la primera pregunta es ¿De verdad es un experimento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *