“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La película de Padura y Perugorría

1475060883461

El más popular de los detectives cubanos, Mario Conde, protagoniza el reciente estreno del cine español Vientos de La Habana, que tuvo su premier en España en el Festival de San Sebastián y ahora mismo se está viendo en ese país con notable aplauso de la prensa y el público.

Se trata de otro coproducción hispano-cubana, dirigida por el español Félix Viscarret, pero con amplia participación de talento criollo, como ocurre con el guión del propio Leonardo Padura  y Lucía López Coll. El popular personaje de Mario Conde fue creado 25 atrás por el escritor cubano y ahora el personaje se actualiza para protagonizar esta película que será, también, el primer capítulo de una miniserie a estrenarse a partir en enero del año próximo en la televisión de varios países. Lo cuatro capítulos de la miniserie corresponden a las cuatro novelas que conforman la serie de La cuatro estaciones, es decir, Pasado Perfecto, Vientos de Cuaresma, Máscaras y Paisaje de otoño.

Además de ser una película con tema cubano, inspirada en originales literarios escritos desde y sobre la realidad cubana, Jorge Perugorría encarna a Mario Conde, y según asegura IPS el actor “ha logrado transmitir la calidez humana y la íntima fragilidad del personaje, tan eficaz como investigador policial como capaz de descubrir los misterios del alma humana”.

Acompañan a Perugorría, otros notables actores cubanos, Luis Alberto García , en el papel de Carlos “el Flaco”; Mario Guerra, que interpreta a Candito “el Rojo” (que representa temas como la amistad y la conciencia); Vladimir Cruz, que da vida al eterno rival de Conde, el teniente Fabricio; Alberto Molina, convertido en el Mayor Rangel, y Carlos Enrique Almirante, como el joven sargento Manolo Palacios, que encarna el compañerismo y la lealtad.

Según palabras del director Félix Viscarret, se reforzaron los elementos policiacos de los relatos, en una propuesta de “noir caribeño”, con una estética muy cercana al thriller, pero con referencias directas a la Cuba contemporánea, y a la erosionada belleza de la capital, el lugar  donde viven sus historias los personajes de Padura, y de Viscarret.

El sitio www.ecartelera.com aseguró en una crítica que “El mismo Conde confiesa en un brote de sinceridad su nostalgia por los años dorados habaneros, en los que la pobreza, las drogas, las agresiones sexuales y los asesinatos no marcaban el día a día de su profesión. Si lo que buscan es una película policiaca de misterio, pasión, añoranzas y vientos de cambio en una Habana realista y cercana, esta es su película. Lo mejor: Jorge Perugorría, nacido para ser Mario Conde. Lo peor: El ritmo, que a veces pierde su rumbo”.

Vientos de La Habana se suma a una larga serie de coproducciones hispano-cubanas ambientadas en la Isla y con director español como Cosas que dejé en La Habana y Rosa de Francia, de Manuel Gutiérrez Aragón; Hormigas en la boca, de Mariano Barroso; Habana Blues, de Benito Zambrano, y la reciente El rey en La Habana, de Agusti Villaronga, quien no consiguió permisos para rodar en la Isla.

 
 

2 thoughts on “La película de Padura y Perugorría

  1. Estoy empezando a comprender al trasnochado de El Estornudo que sueña con secuestrar a Padura, autor tan inclinado al faranduleo que ha terminado por convertirse en una imagen de sí mismo. Y sigo pensando que la fórmula cine cubano/Perugorría es un estereotipo que empieza a enquistarse en el imaginario mundial.

  2. El mejor personaje en esta película es Candito , actuado por Mario Guerra, y el cual considero debía haber sido Mario Conde.
    La profundidad de este actor(Mario Guerra) hubiera representado mejor el conflicto humano tan complejo del Conde de los libros de Padura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *