“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La libertad nació sin dueño

revolucion-cubanaTomado de LJC

La historia de Cuba, nuestra Patria, está repleta de la pérdida de esos héroes, que resultaban presumiblemente imprescindibles para lograr, en un momento la independencia del país, su soberanía, la construcción de una nación, y finalmente su colocación en el centro del protagonismo mundial.

Se nos fueron Céspedes, Agramonte, Martí, Maceo, Rubén, José Antonio, Frank, Camilo, Che, Fidel. Sin embargo un factor común entre todos estos hombres, sin pecar de la ingenuidad que nos haga pensar que es fácil llegar a ser como ellos, o ser ellos, es que todos vieron a Cuba, a la Lucha, a la Causa y a la Revolución como algo más grande que ellos mismos.

Superaron rencillas personales, suspendieron duelos a muerte, se alejaron de la comodidad de la familia, del calor de una mujer en la cama; olvidaron sus propias vidas y al final las ofrecieron, por una causa que no parecía tener muchas posibilidades de triunfar, pero que era, y es, estoy seguro, la única vía para lograr tener, al menos la esperanza, de un lugar y un tiempo mejores para vivir.

Fueron, todos, más que enormes seres humanos: fueron algo extraordinario que nos pasó, como personas, como país y como nación.

Nuestro país nunca estuvo más comprometido con su historia que ahora mismo.

No necesitamos eruditos que se crean dueños de toda la verdad.

Ni alternativas para otras alternativas, que ni proponen nada concreto, y mucho menos resuelven nada.

Necesitamos un país interesado en construirse, no en entregarse para que lo construyan. Jóvenes valientes, que decidan lo que quieren hacer, y lo hagan, desde la verdad y el compromiso con ellos mismos. Estoy seguro que los ideales de todos los hombres que antes mencioné coincidirán, en algún punto, con los de ellos.

Necesitamos más que salud gratuita, más que educación, más que deporte y medallas olímpicas. Necesitamos una esperanza de mejoramiento colectivo, un proyecto que nos haga trabajar en pos de un mañana superior para nuestros hijos.

Es muy fácil adherirse a alguna corriente, con magnitud, dirección y sentido definidos, y luego crear nuestro propio apartheid voluntario. No seré yo quien me censure: que me censuren todos los demás.

No creo que haya que mirarse en el espejo de los que cayeron en desgracia, y aún con razón reclaman una disculpa. Después de ella solo quedará un vacío insondable.

Que se levanten todas las manos, y todas las voces.

Que escriba todo el que quiera escribir.

Que piense todo el que quiera pensar.

Al final lo que no es genuino, bueno y útil; lo que no proviene del verdadero amor a los demás, está destinado a fracasar como proyecto, incluso, como imposición.

Que los ministros abran sus cuentas en Twitter y que la gente tenga Twitter para seguirlos.

Eso propongo yo… habría que esperar a que vengan después los que ven sospechas por todas partes, a tratar de dividir, de buscar quintas patas, de repetir el grito de conquista de quien no quiere soltar.

Lo imprescindible es la revolución: la verdadera. Esa que cada cual entiende y hace suya, desde el compromiso y la virtud; o desde el otro compromiso y la otra virtud.

Que la libertad nació sin dueño… y quién soy yo para colmarte cada sueño.

 
 

29 thoughts on “La libertad nació sin dueño

  1. ahora no tenemos revolucion,sino capitalismo monopolista de estado,donde los decisores pueden meter la para X cantidad de años y despues se aparecen con un programa de rectificacion de errores y actualizaciones,el resultado es la cuba envejecida,pobre y cansada que tenemos hoy,violada por la corrupcion,la desidia y la hemorragia de jovenes calificados que prefiern apartarse de ella que ver como dia a dia se cae a pedazos

  2. Que desean algunos? Que no se rectifiquen los errores? Errores se cometen a diario por todos nosotros, pero si es de humano errar, es de sabios rectificar. Y lo que dice el artículo en forma “extraña” lo referente a salud y educación, debiera ser mas preciso y no es el problema de esperanzas.Te puedes morir lleno de esperanzas. Lo que hay que hacer es trabajar y no llenar mas papeles con opiniones en pro o en contra de esto o aquello, y los que están fuera y dentro de Cuba, luchar por lograr una unidad que sea constructiva, no unidad para convocar a los cubanos a destruir lo hecho hasta ahora, que es lo que algunos, veladamente o no, desean. Hay mucho que hacer pero todo no se puede hacer al mismo tiempo, ningun país lo hace, tampoco ningun pueblo o gobierno. Buenos días.

  3. “No necesitamos eruditos que se crean dueños de toda la verdad”. Eso fué tirado duramente contra el Sabio Difunto.Cosas muy bien dichas, otras a medias y muchas sin decir, pero pudiera ser el inicio de buenos cambios, solo el inicio pero que es muy dificil la lucha contra lo establecido que muchos dicen que es lo bueno, si no no estuviera ya establecido, no se si estamos locos o que la locura es así para siempre, inamovible,imperecedera, por suerte para los mios Yo miro desde la barrera, hace tiempo que salí del ruedo.

  4. Típico artículo cantinflesco y camaleónico de LJC, en el que los últimos párrafos contradicen buena parte de los primeros. Escrito en el que siempre comienzan poniendo bien claro que no están desafiando al poder, equiparando figuras recientes de muy turbio legado con los verdaderos próceres fundadores de nuestra nacionalidad. La realidad, para los que realmente pueden y quieren verla, demuestra que la Cuba actual está muy lejos y avanza aceleradamente, pese a los discursos camufladores, en dirección opuesta a lo que querían Martí, Céspedes y Agramonte.

  5. Hermano, muy bonito todo. Pero eso de que “Nuestro país nunca estuvo más comprometido con su historia que ahora mismo” creo que es algo al menos sospechoso de incompatible y hasta contradictorio con tus buenos deseos y justificados reclamos. Más que compromiso con la historia lo que se necesita es compromiso con la gente común, que por lo regular no viene a este mundo a cumplir con un destino “histórico-mesiánico” trazado por unos excelsos próceres -devenidos casi mitos por obra y gracia de los medios masivos más o menos manipulados-, sino a realizarse como persona, intelectual y materialmente. Para ello no necesita un marco épico salpicado de sentencias heroicas y pretendidamente humanistas, sino sólo respeto irrestricto a su libertad personal y a su inteligencia. Cualquier gobierno-estado tiene la obligación de proporcionarle al individuo un ambiente legal y social que posibilite el desarrollo de sus potencialidades para la realización personal mencionada, mediante ese respeto.

  6. De todas formas le auguro un nutrido y florido grupo de comentarios de orientación diversa a este post, tan provocador –en el mejor sentido- como el de Ravsberg con la isla de corcho.

  7. La primera parte del artículo afirma que todos esos grandes hombres ya muertos tenían una misma visión de país e hicieron los mismos sacrificios en aras de ella. Al final piden tiviamente que haya libertad de pensamiento y de expresión, transparencia y democracia, en lugar de un pingüe puñado de “conquistas” que para mantenerse necesitan amordazar y atar de manos y pies a un pueblo entero. Estoy seguro de que bajo un gobierno de Martí nadie hubiese estado escribiendo esos últimos párrafos.

  8. “Ni alternativas para otras alternativas, que ni proponen nada concreto, y mucho menos resuelven nada.” Esta “genial” frase deja en entredicho cualquier buena intención del comentario. Es el clásico conmigo o contra pero muy, muy solapado.

  9. Todos los días miles de HEROES en Cuba salen a trabajar sabiendo que lo que le van a pagar solo les alcanza para a duras penas seguir intentando sus sueños, amanecen y salen a andar en un país y una sociedad que sigue posponiendo el futuro por el apego a utopías y disidías que no terminamos de dejar de prestarles atención y ponernos para la concreta. No hablemos más de héroes que por lo regular implica deshumanizar a los individuaos que así nombramos, es por ello la opinión de Noam Chomsky sobre los paradigmas de la vida que dice “No deberíamos estar buscando héroes, deberíamos estar buscando buenas ideas” me parece más aceptada y real en la Cuba de hoy, comparto la idea final sobre revolución como “Esa que cada cual entiende y hace suya, desde el compromiso y la virtud; o desde el otro compromiso y la otra virtud.”, no aceptar la urgente necesidad de liberar los sueños de todos los cubanos con debates y respeto condenara eso que va quedando de la revolución humanista que un día fue.

  10. Que todo el que este en el grupo de los que aman y construyen sea bienvenido, lo que la Patria necesita ahora son mentes frescas y brazos fuertes, llevamos mas de 50 anios preparando a los jovenes, dejemoslos gobernar y hacer su propia historia, es lo unico sensato que podemos hace como generacion

  11. y no de los que piensan de determinada manera, que la bandera es de todos , que la Patria no es el gobierno , que el gobierno es temporal y la Patria es infinita, hagasmole saber al mundo esta barbarie al estilo de los peores gobiernos fascistas.

  12. Y es verdad, Baracoa, que errores se cometen a diario. Pero cuando éstos se producen y se repiten a lo largo de casi 60 años y sin que afecten directamente a quienes los cometen (que meten la pata y otros son los que pierden la pierna) la cosa es distinta. Rectificar, en ese caso, no es precisamente de sabios sino de caras de guante obligados por las circunstancias y, para colmo, tomándose todo el tiempo que les parece y tratando de hacer recaer la responsabilidad de lo ocurrido en una entidad misteriosa y desconocida. Y el tiempo cuenta; es casi el único recurso no renovable. Y la justicia y el sentido común importan, para no insultar la inteligencia de los dolientes.

  13. Lindo, sí. Uno lo lee y se le encoge el corazón. Pero con toda honradez, parece un discurso de barricada. Sólo que una barricada distinta: utopica, vaya, un poco heurística. Se queda en líneas generales. Demasiado generales, que le sirven a cualquier país, en cualquier circunstancia. Y me parece que Cuba lo que necesita con urgencia es concreciones. La historia nos demuestra que esta aseveración: “Al final lo que no es genuino, bueno y útil; lo que no proviene del verdadero amor a los demás, está destinado a fracasar como proyecto, incluso, como imposición”, es sumamente ingenua. Tan ingenuo como aquellos “marxistas” que pensaron que el comunismo llegaría en el año 2000. Ningun proyecto fracasa en si mismo por su mala condición ética, si no se hace fracasar en aras de uno mejor. Sino, pregúntenle a Los Aliados en la 2GM qué hubiera pasado si, atenidos a ese precepto, hubiran dejado que el fascismo se enñeroreara en el mundo. Y que conste, lo del facismo es solo un ejemplo.

  14. “Nuestro país nunca estuvo más comprometido con su historia que ahora mismo.”

    ¿Cual historia, la q nos han querido contar. Tomado del blog sisifo de cuba, aunque no coincida con todo lo que escribe en esto lo clava.

    “…los nombres que han perdurado fueron y son manipulados a conveniencia por los que hacen la historia pretendiendo esculpir en bronce sus propios capítulos, …su voluntad de no permitir que le rindan culto a su persona. … contiene el colmo de su tiranía mordaz: sólo quien se ha canonizado en vida, puede darse el lujo de anunciar pos mortem que no le rindan culto, ergo, pensó que lo merecería. Estamos equivocados al creer que el culto a la personalidad reside únicamente en la erección de monumentos ecuestres y que sólo el paso de los años permite cortarle la cabeza a las estatuas si no nos la cortan antes a nosotros. El culto también habita en la repetición de un nombre al que se le atribuya hasta la invención de las lágrimas. No las inventó, pero sí las…

  15. Fernando: Este artículo sí que es un “Corcho”…. jajajajajaj. Empezó muy mal y terminó mejor, pero igual no me convence… Claro que corcho al fin.. ha de flotar… Más de lo mismo!!!! Lo mejor de todo: la lírica de Silvio… “la libertad nació sin dueño….”

  16. “la historia la escriben los vencedores” lei en alguna parte.
    Como dice Livio Delgado (no. 11) y dejemos avanzar a esos heroes anonimos y cotidianos.

  17. Volví a releer el post , pues lo vi en plena madrugada , pensando encontrar todas esas peluzas y contrapeluzas que ven los demás y francamente me volvió a gustar .
    Desde mi pto de vista hay un héroe que pocas veces se menciona , que hasta hoy no tiene estatuas ni plazas y no por su propia decición aunque las merece por su nobleza , por sus anos de lucha , su sacrificio diario , por su capacidad de reinventarse cada día y porque hoy por hoy SOBREVIVIR es casi tan duro como estar en la manigua , en las luchas estudiantiles o en pleno fragor del combate . Para mi ese héroe es El Pueblo Cubano y ya es hora , es la hora de que tengamos una buena vida ( ojo que no hablo de diamantes Cartié ni óleos de Servando en la sala ) Vivir sin consumismo pero que lo que consumimos salga honradamente del salario , sólo así la gente se verá verdaderamente comprometida con lo que le toca hacer por uno y por los demás , sobrevivir cansa mucho y hoy sólo se logra desangrando al Estado. Saludos .

  18. Cuando se utilizan tantas ideas abstractas(quiza sea que no tengo mucha imaginacion) m quedo ‘botao’, muchas frases bonitas q practicamente pueden “pegar” con todo, no dejo d reconocer la belleza del lenguaje, pero yo personalmente prefiero la claridad( m perdonan los d alma poetica), para mi tal vez “hombre de ciencia”, cuando se expresa una idea debe todo d ponerse al servicio d la claridad, y no dejar lugares a las dudas y malos entendidos, x eso (pobre d mi) no me parecio bueno el articulo, saludos

  19. “Necesitamos una esperanza de mejoramiento colectivo, un proyecto que nos haga trabajar en pos de un mañana superior para nuestros hijos”. Pero, ¿Acaso no nos dicen diariamente de mil formas diferentes que ese “proyecto único” ya existe y que es el socialismo “criollo”?

  20. La Revolucion fue un instante y la vida de todos se consumio en ese instante. La realidad es que hay una elite acomodada que no quiere soltar el poder y esta preocupada solamente porque todo permanezca igual para poder permanecer. No somos mas que un pais en ruinas y completamente globalizado, tenemos los mismos problemas que cualquier pais, solo que la brecha entre el pueblo y el poder es mucho mayor, teniendo en cuenta que quienes nos representan no fueron elegidos por nosotros, y por tanto no hicieron ningun compromiso con la gente. No nos representan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *