“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La libertad de mercado en Cuba

economia-cuba-cubanos-mercado-transporteTomado de Granma

Las calles de La Habana se «calentaron» hace unos días, cuando el gobierno provincial dictó nuevas regulaciones de precios para los taxis privados. Algunos boteros recogieron velas y autos, en un intento de prolongar el forcejeo con las autoridades y la clientela, iniciado en el verano del 2016. El rostro de los habaneros se tensó.

No me sorprendería, sin embargo, si el conflicto pierde intensidad pronto. Al efecto previsible de las regulaciones se sumaría el hecho de constituir este un negocio de dimensiones reducidas y ganancias altas, por el déficit del transporte en la capital.

Pero de la caja de Pandora del mercado no solo salió esta vez gente en competencia cruenta por algún almendrón de carcasa antediluviana y motor de marca indescifrable. También asomaron distorsiones del modelo económico y social cubano que amenazan con retardar las transformaciones planeadas.

La diversificación de formas de propiedad y gestión abrió las puertas en la economía a las pequeñas y medianas empresas privadas cubanas, junto a compañías extranjeras y mixtas, estatales y cooperativas. No es la presencia de todas esas alternativas empresariales lo que alejaría a Cuba del socialismo; ni la aceptación del mercado, reconocido en la Conceptualización del modelo económico y social como espacio necesario para que se interrelacionen actores de naturaleza tan heterogénea.

Experiencias de socialismo fracasadas y más de una crisis económica en países capitalistas indican que el peligro se incuba realmente en la desregulación de las relaciones mercantiles. Es el comercio sin restricciones a que apela el discurso neoliberal, o la ilusión de precios fijados libremente por una ley de oferta y demanda cuya fiabilidad o validez han puesto en duda no solo las escuelas de economía afines al marxismo.

«La oferta y la demanda no regulan más que las oscilaciones pasajeras de los precios en el mercado», razonó Carlos Marx, al proponer una teoría ­revolucionaria de la relación entre precios, valor y las ganancias perseguidas por el capital.

Pese a constituir un botón de muestra pequeño, el conflicto en torno a los precios de los taxis privados en La Habana confirma los desequilibrios y rollos que crea un mercado sin control del Estado. Si el gobierno provincial tiene responsabilidad en la crisis no es por intervenir para poner orden, sino por demorarse en hacerlo.

En el mundo, es común la regulación gubernamental del transporte público, para proteger a los consumidores. Pero en Cuba muchos de esos precios los ha puesto el mercado libremente durante años. Las autoridades reaccionaron en la capital en julio del 2016 cuando los boteros, sin razón legítima, encarecieron más los viajes. Al responder los choferes con el fraccionamiento de rutas para cobrar de todas maneras el doble, las autoridades tardaron medio año para replicar con las tarifas más recientes.

Las alternativas regulatorias de precios —directas e indirectas— son múltiples en el mundo. Se haría más integral y sólido el paso reciente mediante la negociación y construcción de consensos con ese grupo de taxistas. De intentarlo, estaría más en línea con la tradición de diálogo de la Revolución —ejemplos abundan en el pasado con los productores campesinos y los trabajadores de otros sectores—.
La historia de los almendrones es también consecuencia de la demora para reformar el sistema de precios de Cuba, prevista en los Lineamientos desde el 2011.

Estructurado —o desestructurado— mediante políticas y normas legales diferentes en cada uno de los múltiples segmentos del mercado, mal articulado y desactualizado, este sistema ha perdido capacidad para cumplir una de sus funciones: servir de brújula al resto de la economía. En contraste, el mercado ha ganado capacidad para colocar ­precios por encima de los que fijaría en un ambiente de competencia real.

Un estudioso de la planificación, Oscar Fernández Estrada, observa que en Cuba la escasez y concentración de la oferta pone a los vendedores en posición dominante en el mercado. En lugar de competir los productores por vender, compiten los consumidores por comprar. «El papel de la demanda se distorsiona porque ella no es la que orienta la producción», dijo este economista.

Pretender, bajo tales condiciones, que sea la relación entre oferta y demanda la que fije libremente los precios conduce a deformaciones que inhiben la ­ampliación de producciones y servicios. La desregulación y la ausencia de un sistema de precios actualizado han desatado distorsiones de precios no solo en los taxis. Similar raíz tienen la resistencia de los mercados agropecuarios a rebajar un producto cuando pierde calidad y los altos precios que suelen cobrar las cooperativas de constructores.

Las tensiones, evidentemente, trascienden al bolsillo del consumidor común.

 
 

26 thoughts on “La libertad de mercado en Cuba

  1. Que dificil debe ser explicar por un camino preconcebido, lo que tiene una explicacion mucho mas sencilla reconociendo la realidad(que preconcebidamente) no puede ser;
    1 “Un estudioso de la planificación, Oscar Fernández Estrada, observa que en Cuba la escasez y concentración de la oferta pone a los vendedores en posición dominante en el mercado”.
    Eso no significa sencillamente que la demanda supera ampliamente a la oferta?
    2 “Las calles de La Habana se «calentaron» hace unos días, cuando el gobierno provincial dictó nuevas regulaciones de precios para los taxis privados. Algunos boteros recogieron velas y autos, en un intento de prolongar el forcejeo con las autoridades y la clientela, iniciado en el verano del 2016. El rostro de los habaneros se tensó”
    El detonante no fue sencillamente que los organismos del estado recortaron drasticamente, la asignacion de combustibles que llegaban a los boteros a precios mucho mas baratos, a traves de la corrupta estructura de los…

  2. organismos estatales?
    3 “Pretender, bajo tales condiciones, que sea la relación entre oferta y demanda la que fije libremente los precios conduce a deformaciones que inhiben la ­ampliación de producciones y servicios. La desregulación y la ausencia de un sistema de precios actualizado han desatado distorsiones de precios no solo en los taxis. Similar raíz tienen la resistencia de los mercados agropecuarios a rebajar un producto cuando pierde calidad y los altos precios que suelen cobrar las cooperativas de constructores”.
    Si un sistema no tiene la capacidad de generar la suficiente riqueza, puesto que los productores no estan estimulados, no queda mas remedio que tomar medidas cohercitivas, eso ya la humanidad lo vio se llamaba esclavismo y no sirvio, o feudalismo pero tampoco sirvio, ah y la ultima version, el socialismo, que ya muchos entendieron tambien que es un fracaso, un abrazo

  3. El Estado sigue siendo el dueño de casi todo; los sectores cuentapropista y cooperativo juntos no son ni el 5% de la economía cubana. El Estado sigue siendo un dueño incapáz de hacer que su patrimonio genera ganancias, que sus empresas(con honrosas excepciones) satisfagan las necesidades de la población, incapáz de controlar el manejo de los recursos que pone en manos de sus burócratas ejecutivos de pacotilla, que solo le trabajan para ver de qué se pueden apropiar. Esa es la verdad, y no va a cambiar con reuniones, llamados de conciencia o amenazas de sanciones o sanciones de dirigentes partidistas, lamentablemente.

  4. El Estado paga salarios miserables, no propicia el crecimiento económico de los empresarios y los pocos que logran organizarse y encontrar un filito, pues solo compiten con la empresas estatales que son o muy ineficientes e inoperantes o ponen los productos y servicios a un precio impagable para la mayoría (con un incremento del 240% por encima de lo que cuestan para la mayoría de los productos que se importan(casi todos porque en Cuba apenas se produce), y quién con un salario de los que paga el Estado a lso nacionales puede cubrir sus necesidades más perentorias, las básicas: NADIE. Losproductos y servicios de los trabajadores por cuenta propia y cooperativos serán más accesible para los cubanos cuando las empresas estatales con quienes compiten bajes suu precios, los insumos, las materias primas, cree un mercado mayorista, de créditos y un largo etc. que me ahorro porque no vale la pena emborronar cuartillas y eso lo sabe el economista más mediocre.

  5. “La diversificación de formas de propiedad y gestión abrió las puertas en la economía a las pequeñas y medianas empresas privadas cubanas, junto a compañías extranjeras y mixtas, estatales y cooperativas.”
    Es posible que el problema radique justamente en que el sector privado cubano no cohabita junto con las otras formas de propiedad sino al mismo tiempo. Para que realmente fuera junto debería beneficiarse de las posibilidades impositivas, de importación-exportación y otras, lo cual no sucede. Sin embargo, en este sentido no se pronuncia nadie en los medios oficiales. Sólo ponen el acento en que la regulación de los precios llegó tarde. Por cierto, igual deberían preocuparse porque regulen los precios en la venta de autos por parte de los concesionarios estatales, sobretodo teniendo en cuenta que los dineros derivados de esta actividad será? utilizado en el mejoramiento del transporte público.

  6. Estamos ante un dominó cerrado. No hay solución para el transporte en la Vana en las circunstancias actuales, ni siquiera con sistema privado totalmente de guaguas, sin dos carros en cada casa, para tanta gente y con calles tan malas. O se arregla lo anterior o se construye un metro, que tengo entendido fue una opción en un tiempo pero se escogió construir una planta termoeléctrica fantasma.
    Hubo en la República un magnífico sistema de trenes eléctricos que fue eliminado por manejos politiqueros para introducir el ómnibus, según cuenta en su libro Cochero mi querido amigo Luis Adrián Betancourt.

  7. Y siguen a juro las tonterias de un vago que nunca trabajo en su vida como Marx,esplotador de su mujer, mas regulada e intervenida por el Estado no puede ser,es mas de lo mismo sinceramente si no nos desembarazamos de tanta supercheria “socialista2 estaremos en las mismas por los siglos de los siglos-

  8. 2-Alejandro
    Espero veas mi comentario:
    ¿Cuál es la motivación, qué estímulo tiene el trabajador por cuenta ajena -entiéndase proletario- en el capitalismo?

  9. Alejandro, la motivación es que si no trabaja se muere, no solo él, se muere también su familia y si trabaja puede pagar los servicios y productos básicos. El obrero vive de vender su fuerza de trabajo, que como no es calificada no vale tanto como la del profesional. Tampoco la sociedad lo retribuye como a los empresarios que son los dueños de los medios y del capital y los que asumen los riesgos de la empresa y tienen que organizar los factores productivos y un montón de asuntos más, es así.
    Eli, no es necesario otro Estado, lo que hace falta es una mejor economía, la economía de mercado supervisada por el Estado puede generar muchos dividendos y estos son la base de los impuestos y a través de los impuestos un Estado Socialista (entiéndase por este uno democrático, participativo, de todos y para el bien de todos, no una dictadura del proletariado) puede redistribuir la riqueza de forma equitativa, que no significa igualitaria.

  10. O.O 10- Te pondre un ejemplo, en Cuba yo era maestro, acudia a mi trabajo, y el salario no me alcanzaba ni para dar de comer regularmente a mi familia, mucho menos vestirse u otras nesecidades, tenia que “inventar”(lease estar fuera de la ley),aqui soy maestro, y desde luego que no tengo todo lo que quisiera, pero si todo lo que nesecito, incluso cosas que en Cuba me parecian imposibles o no conocia, las tengo, t mencionare algunas un carro del ano, casa y trabajo climatizado, agua con mucha presion y regulable la temperatura en todas partes, mercados atiborrados con todo tipo d precios, internet d mucha mas capacidad de la que nesecito, miles de canales d television, acceso a todos los sitios informativos desde granma al Miami Herald, y lo mas importante discuto con cualquiera mi opinion politica, t pongo un ejemplo, yo vote por la Clinton, y como sabes no salio, salio el loco egolatra ese, y sabes que, donde quiera digo lo que pienso de el, e hice todo lo que estuvo en mi poder…

  11. Por cierto, querer ser empresario no es lo mismo que serlo, cuando se quiere ser y se falla porque no se está calificado o por el azar, lejos de obtener riquezas, quiebran o se endeudan, vuelven a vivir de vender su fuerza de trabajo, con suerte, y quince generaciones de descendientes pagarán las deudas que se heredan junto con el patrimonio ya que no se pueden renunciar ;). Cuando un empresario falla en hacer exitosa su empresa, no solo se fastidia él, también se fastidian todos los que viven de su empresa, que son todos a los que él les compra su fuerza de trabajo, los obreros(Y también el Estado que deja de percibir ingresos como impuestos y todos nosotros, puesto que disminuye lo que redistribuye el Estado). Es unidad y lucha de contrarios 😉 Y no podemos pensar que vamos a eliminar la clase obrera para eliminar al capitalista; eso sería deseable, pero imposible al menos en los próximos 10 siglos 😉

  12. para evitar que fuera electo, y seguire haciendo lo que pueda por evitar que lleve al mundo a una hecatombe, es decir yo no decido, pero mi voz se oye, tengo derecho a ser escuchado, creo que esas son motivaciones importantes al menos para mi lo son no c para ti, un abrazo
    se volvio z cortar el comentario

  13. Alejandro, en un Estado Socialista, un obrero en paro no se moriría de hambre, disfrutaría de seguridad social para cubrir sus gastos de primerísima necesidad(nada de darse la dulce vida), esa seguridad social la paga toda la sociedad, los empresarios incluidos pero también el resto de los tarbajadores, por ello no debe ser vitalicia sino por un tiempo y en determinadas circunstancias, tampoco se trata de mantener vagos, por muy socialistas que se crean.

  14. Alejandro, me disculpas, tú puedes decir lo que te dé la gana porque no tienes ningún poder contra tu presidente y dudo que tengas tertulias de política, conozco muy bien tu realidad y es tan banal que asfixia, tus amigos estarán demasiado entretenidos en estudiar los descuentos y los pagos de los creditos que no les queda mucho tiempo para meterse en politica bananera, que es la que no decide nada, poder politico y libertades politicas tienen los ricos, querido, que son a quienes los politicos del pais donde resides, le hacen caso. Los demás, los trabajadores o los duennos de chinchales pueden quedarse afónicos protestando que no pasará anda

  15. Vamos de que hablan? Al paso que vamos en el capitalismo los obreros seran una especie en extincion, asi que estan mas desfasados con su vision del mundo desde el obscurantismo “socialista” abrazado cuando nos colocamos a la sombra de la extinta URSS.

  16. 11 juan, la economia capitalista o de mercado como prefieras llamarla, es decir que los medios de produccion son privados, funciona en todas partes supervisada por el estado en unos mas en otros menos, pero basicamente, funcionan como tu dices generando, impuestos, para la mantencion del estado, que se ocupa ademas de la direccion del pais, del ejercito, el orden interno etc, ademas de la seguridad social, lo que si me parece importante es que no haya dictadura, es decir quien quiera que gobierne sea elegido por el pueblo directamente, y tenga oposicion que lo critique, si a eso quieres llamarle socialismo pues estoy contigo, que viva ese socialismo! un abrazo

  17. Alejandro, otro abrazo para tí y que viva el Socialismo, el de verdura 😉 que es el que podemos hacer en Cuba, estamos a tiempo, podemos tomar lo mejor de lo hecho en el mundo, per hace falta tener las nociones claras y que los extremistas de derecha no griten cuando hablamos de gasto publico, medicina, salud, cultura, deporte y seguridad social al alcance de todos y que los extremistas de izquierda no colapsen cuando hablamos de propiedad privada, mercado, oferta y demanda, ganancias y ánimo de lucro, para que exista lo primero, necesitamos de lo segundo

  18. O que griten, da igual, pero que sigamos
    pa´lante, haciendo las cosas bien, con los
    pies en la tierra, lo que pasa que enderezar este país no es fácil, entre lo inventos que no sirvieron de na´ y la gente que se creyó una pila de cuentos, enmendar las cosas y las nociones no está siendo nada fácil, por eso muchos no entienden el tema de los boteros, y las consecuencias de las medidas mal tomadas, los decisores siguen con la mentalidad de los ´70.

  19. Alejandro, es cierto lo que dices, sin embargo no es lo que te había preguntado, aunque ya Juan Ramírez lo respondió por ti.
    Sobre el nivel de consumo en EEUU hay mucho que decir, pero creo que debes saber que una de las muchas razones es la explotación de los países del subdesarrollados por los desarrollados, y cualquier país que se revele ante este orden le esperan muchos bloqueos y dificultades, ¿no crees que ese(además de las ineficiencias internas)era uno de los motivos por los cuales tu salario era insuficiente?
    Aunque algo que no acabo de entender es el por qué continúan las relaciones salariales en Cuba cuando esta es una de las características principales del capitalismo, si es lugar de pagar salarios el pago fuera la distribución equitativa de las utilidades de la empresa, el desarrollo de las fuerzas productivas sería increíble, este es un tema que creo debería estarse debatiendo y sin embargo no veo que pase, puede ser la solución a la ineficiencia económica actual.

  20. Mientras la economia se subordine a intereses politicos no habra avanze economico, lo demas es pura palabreria barata…Economia primero, politica despues…

  21. Juan 16, asi que conoces de mi vida y de mi pais mas que yo, asi que aqui no hay actos politicos, yo no asisto a tertulias politicas, y que mas?, vamos hermano…, aqui si se hacen elecciones, y la gente vota directamente por el presidente, y es cierto que los ricos hacen lo que pueden por que gane un candidato que les sea beneficioso, pero no siempre ganan, ahi tienes a Obama por ejemplo que emitio gran cantidad de medidas aumentando los impuestos a los ricos,

  22. Juan15, (lei el comentario 16 antes que el 15, problemas tecnicos no se), cada vez que me dices Estado socialista a que t refieres?, los medios de produccion son sociales o no?, yo creo que en paro o no, las nesecidades del hombre actual no se aseguran en ninguna economia q yo conozca que tenga esas caracteristicas un abrazo

  23. O.o usted dice: “por qué continúan las relaciones salariales en Cuba cuando esta es una de las características principales del capitalismo, si es lugar de pagar salarios el pago fuera la distribución equitativa de las utilidades de la empresa, el desarrollo de las fuerzas productivas sería increíble” Por favor, eso es un absurdo! Ud. no sabe nada de marxismo, ni de economía ni de nada, por favor!

  24. 25
    Juan Ramírez, ¿entonces me lo puede explicar?
    Sólo me ha dicho que la idea es absurda pero no el motivo de lo absurdo en ella.
    No soy yo el inventor de esa idea, sino socialistas clásicos. Existen empresas que funcionan más o menos así, pienso que es una buena forma de acabar con la alienación capitalista, ¿o me va a decir que en Cuba y el resto del campo socialista se eliminó la alienación?
    Y si, todavía me falta mucho que aprender, pero en eso estoy, ese es precisamente el objetivo de este tipo de debates, ¿así que sería tan amable de dirigir su opinión hacia mi argumento y no mi persona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *