“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La isla del “pollo por pescado”

Tomado de Progreso Semanal

Los científicos suelen ser gente pragmática. Por eso, Amílcar Mitjans Sánchez, biólogo del Centro de Investigaciones Pesqueras (CIP), resume la situación sin medias tintas. “No tenemos recursos para mantener a las personas comiendo pescado todo el año; ni con el de mar, ni con el de tierra. Sencillamente no hay”.

Cualquiera pensaría que a una isla del Caribe le corresponde estar nadando en peces. Pero, de hecho, sucede todo lo contrario. En la naturaleza “tienes abundancia o tienes diversidad, eso sí es incambiable —precisa el experto—. Nosotros lo que tenemos es diversidad”.

Como en el reparto universal nos dieron arrecifes multicolores, pues no nos tocan grandes cardúmenes. Ante la incógnita de la escasez de pescado en Cuba, esta parece la respuesta. Pero ahí no termina.

Alrededor del 60 por ciento de las pesquerías están en condiciones de sobreexplotación, debido a la pesca en sí misma y a factores ambientales. Técnicas muy agresivas como los tranques y las redes de arrastre, se prohibieron entre los 90 y comienzos de los 2000, y aunque el efecto ha sido positivo, la recuperación de las especies y la pesca continuada son, en principio, opuestas.

“Una pesquería, básicamente, lo que hace es quitar de la población a los individuos más aptos, explica Mitjans. Cuando pasa un período relativamente largo, quedan los genotipos más ‘raros’: los menos adaptables, más débiles, los que se han reproducido menos… Todo eso atenta contra el tamaño de la población al año siguiente”.

Las especies que habitan cerca de las desembocaduras tampoco lo pasan bien, porque los insecticidas usados en la agricultura atraviesan el manto freático y acaban en los ríos. Donde hay represas el volumen de agua que llega al final es menor, y esto afecta a especies que dependen de que la salinidad baje o varíe.

Varios estudios muestran que han ocurrido cambios de temperatura, sobre todo en áreas someras como el Golfo de Batabanó, una de las zonas más productivas, señala el especialista. “Cuando la temperatura cambia ahí, evidentemente los peces tienen una conducta con respecto a eso: el que puede irse, se va; y el que no puede irse, se muere”.

Nueva Ley de Pesca

Si no hay otras eventualidades, cuando la nueva Asamblea Nacional se reúna a mediados de año recibirá el anteproyecto de Ley de Pesca, el cual seguramente se convertirá en Ley, sin grandes contratiempos.

La futura norma es una especie de resultado de la Política para la Actividad Pesquera, que comenzó a elaborarse en 2013 y finalmente fue aprobada por el Consejo de Ministros en 2017. Aquí se sigue el mismo procedimiento legislativo ad hoc que con la Ley de Inversión Extranjera, por ejemplo. Primero la política, que establece definiciones, objetivos; y luego la regulación.

En este caso, ambos documentos reconocen oficialmente la existencia de los pescadores comerciales privados, como trabajadores por cuenta propia, pues el Reglamento de Pesca vigente hasta ahora (Decreto-Ley 164, de 1996) no contempla esta figura.

Raidel Borroto Vejerano, director de Regulaciones Pesqueras y Ciencia del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL), anota que una de las principales conclusiones de la política es que las pesquerías en aguas cubanas no deben crecer, sino se mantendrán en una cifra tope similar a la de los últimos cinco años, sobre todo en cuanto a las especies de peces, que son la mayoría.

Los límites de captura se dirigen hacia el sector estatal, dadas sus capacidades superiores. Más de 3 000 embarcaciones privadas generan entre 1 500 y 2 000 toneladas de escama, mientras los pescadores de empresas estatales registran unas 13 000 toneladas, con alrededor de 700 embarcaciones, destaca el funcionario. El porte de los barcos y las artes empleadas marcan la diferencia.

Con la nueva ley, existen posibilidades de crear cooperativas pesqueras, tomando en cuenta las regulaciones de las cooperativas no agropecuarias en general. Sin embargo, en las circunstancias actuales, cuando más que fundar se han cerrado cooperativas, esa podría convertirse en una puerta abierta por donde no pase nadie, o casi nadie.

¿Chao pesca’o?

La esperanza está en el agua dulce. Para conservar las especies de la plataforma cubana, no queda más remedio que desarrollar la acuicultura. Se trata de una tendencia internacional: de ahí proviene la mitad de todo el pescado dirigido al consumo humano, según El estado mundial de la pesca y la acuicultura que publica la FAO.

No obstante, el pescado de agua dulce no parece, ni de lejos, el favorito de mucha gente. “Esa percepción yo también la tengo —confiesa Borroto—. Pero cualquier especie, la tenca, que es la más mala, tú la pones en el mercado y no se echa a perder. La demanda está muy por encima de lo que se produce”.

El investigador del CIP apunta que detrás de esas preferencias pudiera esconderse una cuestión cultural: probablemente a las personas fuera de La Habana, que vivan cerca de ríos o presas, les resulte más común —incluso apetitoso— comer estos tipos de pescado.

Y si hablamos de personas, hay que pensar en las comunidades pesqueras alrededor de toda la isla. Aunque los límites de captura no les afectan, los pescadores privados sí deben respetar los períodos de vedas y otras prohibiciones. Porque esa idea de “mejor pez en mano que ciento nadando”, resulta insostenible.

“El pescador es un depredador natural —comenta Borroto—, es muy difícil convencerlo de que no puede seguir con lo que está haciendo. Porque él lo va a poder hacer quizás toda su vida, pero no su hijo que viene detrás”.

Geori López, pescador de Cojímar, coincide en este punto. “Si nos dan la posibilidad, vamos a acabar con todo; las regulaciones para los peces de plataforma deberían ser más fuertes. Fíjate, te estoy diciendo una cosa que va en contra de lo que yo hago”.

El director de Regulaciones Pesqueras y Ciencias del MINAL adelanta que la ley por venir, en efecto, será más dura con quienes dañen recursos limitados o en peligro de extinción, como los corales negros y las tortugas marinas. Inclusive se ha valorado que los perjuicios a ciertas especies se incluyan como delito en el Código Penal.

“En Alamar, por ejemplo, en cualquier zona donde te tires, nadas hacia atrás y encuentras redes ilegales, a 20 o 30 metros de profundidad —cuenta Borroto—. Ahora haces una redada, las quitas todas, usando embarcaciones, buzos y demás; y a la semana están de nuevo, porque el dinero que deja una tortuga da para comprar cuatro redes. La cantidad de recursos que se emplea para eliminarlas, no compensa los que ellos tienen para volverlo a hacer”.

Luego de cualquier análisis, hay un hecho cierto como el día hoy: la producción de pescado no alcanza. “El crecimiento de las paladares fue de hoy para mañana, y así no se comporta una producción pesquera —reconoce el funcionario—. Y por supuesto eso está incidiendo significativamente en el mercado ilegal”.

Enderezar esa situación todavía va a costar: tiempo, dinero, manejo eficiente. Nunca mejor dicho aquello de que para comer pescado, hay que mojarse los pies.

About Eileen Sosin Martínez

Periodista cubana. Bicho nocturno, cafetera y buena amiga. Muy teatral (que no trágica), despistada y trabajadora, con malos pensamientos pero buenas intenciones.

 
 

19 thoughts on “La isla del “pollo por pescado”

  1. Es muy cierto “No nos tocaron grandes cardúmenes En la geografía de la pesca mundial pero Cuba dirigida por un visionario creó una de las mejores y más completas flotas de pesca del mundo pero desgraciadamente todo terminó y chatarra, escombros y recuerdos de glorias pasadas que no regresarán, como con las ESBEC, los IPUEC, La Lennin y sus sucursales provinciales, los planes cañeros, cafetaleros, ganaderos, avícolas y un larguísimo etc de fracasos monumentales. Habría que preguntarse seriamente ¿Por que todo en Cuba fracasa? Es como si nosotros mismos fuéramos nuestro propio enemigo!

  2. Este articulo me ha permitido obtener información fundamentada y objetiva sobre el tema.Pienso que es un articulo periodístico que nos da un grupo importante de elementos para comprender porque, aunque vivimos en una isla, no resulta factible el nivel de acceso a esta fuente de alimentos que muchos desearíamos.Esperemos que la futura Ley de Pesca y las acciones basadas en ella ayuden en alguna medida.

  3. “visionario creó una de las mejores y más completas flotas de pesca del mundo”.
    Se ve que hemos estado de espaldas al mundo durante mucho tiempo.

  4. El asunto del pescado para las masas es tan complejo como el del azúcar para las masas. Entonces, desiste!
    Si somos un país de diversidad, pues diversifica.
    Produce pescado para quien desee y pueda pagarlo y consumirlo, permite opciones de calidad certificada y precios. A quien no le gusta el pescado de agua dulce en filete, que lo pruebe en croqueta.
    Que se trace el proyecto, se presente al banco, se financie, genere empleos, productos y valores, se fiscalicen y supervisen sus operaciones y así prospere el privado y el estado de la mano.
    Si se pudre una papa, sácala del saco, no quemes la plantación de papas!
    Se aprende a capar capando, quita el freno y dale pa’lante, caballero, hasta cuándo?!

  5. Otro de los motivos por los que desparecen los peces es la contaminación, prácticas cómo lavar los autos en los ríos, echar latas de bebidas y plástico etc deberían estar prohibidas, no entiendo cómo personas que van de vacaciones no cuidan más a su país y hacen cosas que donde viven no harían, tampoco hay cubos para echar la basura en muchas playas y es vergonzoso como se llenan de basura.

  6. Excelente artículo, y muy de acuerdo con los comentarios. Ahora seria bueno que alguien explique por que no hay SAL, creo que en eso no influya la diversidad!!!

  7. La reduccion de pescado disponible no es solamente un problema de Cuba. Paises tan grandes como Australia han visto decrecer sustancialmente en las ultimas decadas los volumenes de peces en sus aguas. Por esto han tomado medidas estrictas con las tallas minimas, las epocas de pesca y las cantidades. Por otro lado, han tomado acciones para fomentar las granjas de salmon, atun, etc.Con esto quiero decir que el pescado se esta convirtiendo en un lujo, incluso en un pais con una extension costera miles de veces mas grande que Cuba. Claro que existen opciones mas economicas como los enlatados, las minutas y demas procesados.Y tambien existe la posibilidad, si el bolsillo se lo permite de pagar USD 30-35/ kg de filete limpio de pargo.

  8. Muchas veces he escuchado que en las aguas de Cuba hay pocos peces. En este caso parece ser una voz autorizada quien lo dice. Coincido en la parte que dice “…no queda más remedio que desarrollar la acuicultura…” (una afirmación cierta, pero que parece que hay a quien no le intereza o vive en otro mundo) La producción de alimentos en Cuba es materia pendiente, se ha invertido muchísimo en producción científica para desarrollar vacunas e investigaciones médicas por ejemplo, pero en cuanto a producir alimento nos falta mucho. He visto en el mundo, por poner un ejemplo, el camaron, casi todo el que se vende es cultivado en piscinas, muy poco directo del mar. Pero no solo es el pescado, todo lo referente a producción de alimentos es un desastre (leche, pollo, viandas, legumbres, cafe, chocolate ….) y no hablemos de los derivados, de los alimentos procesados. Veremos si nestle va y produce al menos pastillas de pollo, de esas que son pura sal.

  9. y si la onda es desarrollar la acuicultura, por que no se ponen de lleno pa la cria de camarones que se da tan bien de esa forma y le gusta a la mayoria? digo yo, en vez de tencas que crien camarones

  10. En mis años de trabajo en el CIP, salia por el surgidero en un ferro durante 10 dias esa tripulacion, se dedicaba a los “pesqueros” o “arrecifes artificiales” en su mayoria onstruidos con neumaticos viejos (contaminantes) lo que me dolia era, que despues de seleccionar las especies por su talla comercial (pargos, cuberas, cuberetas, rabirrubias…) el resto, lo dejaban morir en cubierta y luego lo botaban al mar en una ocasion les pregunte por que no se dedicaban a hacer minutas de por ejemplo los roncos…..la respuesta no nos pagan por eso….al combinado no les interesa….en fin el mar.

  11. Luis nr 10 a mediados de los 80 se construyo un criadero de camarones en Tunas De Zasa con muy buenos resultados, los camarones alcanzaban buen tamaño pero…no se vendian en el mercado nacional todo era para exportar. Recuerdo cuando se quiso adaptar la tilapia al agua salada…..o el criadero de cobos en la peninsula de Icacos…o hacer comestible la carne del cangrejo de tierra (el rojo) ese que nadie captura en la Cienaga de Zapata….

  12. Como se dedica en este país tiempo, espacio informativo y recursos a justificar las ineficiencias de un sistema que sólo es bueno en los libros de los “teóricos.” Aquellos “grandes pensadores” soslayaron convenientemente la naturaleza intrínsecamente egoísta del ser humano para poder propagar sus ideas, a sabiendas de que en la práctica siempre fracasarán todas sus impelmentaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *