“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La industria minera en Cuba

Tomado de Juventud Rebelde

Al cierre de 2017 el Servicio Geológico de Cuba tenía identificados 9 084 lugares donde se ha estudiado la existencia de minerales: 5 686 puntos de mineralización (lugares donde se encontró algo, pero aún no hay estudios que lo demuestren), 2 307 manifestaciones (lugares donde un estudio de reconocimiento geológico demostró la existencia del recurso mineral), 719 prospectos (lugares bastante próximos a convertirse en yacimientos minerales) y 372 yacimientos, informó a la prensa el Doctor en Ciencias Enrique Castellanos Abella, director de Geología, del Ministerio de Energía y Minas (Minem).

Todo esto permitió que 2018 comenzara con 89 proyectos en ejecución: 42 nuevos, 11 de continuación y diez que ya entregan recursos minerales al Estado. Entre estos, el directivo explicó que se encuentran cinco de exploración: de calizas en la Isla de la Juventud, de arena sílice en Pinar del Río, de arcillas en Villa Clara, y de oro en Camagüey y en Las Tunas; tres de prospección: de feldespato en Mayabeque, de níquel en Holguín y de mármol en Santiago de Cuba; y dos de reconocimiento: uno de arena de mar en Las Tunas y otro en Holguín.

Y es que, agregó, en nuestra geografía destaca la presencia de minerales no metálicos como la arcilla, arena, arena sílice, arenisca, barita, bentonita, caliza para la producción de carbonato de calcio y cal, canto rodado, caolín, fosforita, gravilla, magnesita, mármol, talco, yeso y zeolita. Así como, entre los metálicos, el níquel, cobalto, cromita, hierro, dore de oro (aleación que contiene como elementos de valor oro y plata), cobre, manganeso, wolframio, plomo y zinc.

Desde que el 1ro. de marzo de 2014 el Consejo de Ministros aprobara la Política para el perfeccionamiento de la actividad de investigación geológica y la implementación del Servicio Geológico de Cuba, mucho se ha avanzado en renovar este sector, uno de los más afectados por el período especial en la década de 1990 del pasado siglo.

Durante un intercambio con la prensa, Castellanos Abella explicó que entre las tareas incluidas en el plan de implementación de la Política, y cumplidas casi en su totalidad, se destaca un notable crecimiento en el número de investigaciones geológicas financiadas por el Presupuesto del Estado, que este 2018 destinó 10,4 millones de pesos a su desarrollo, así como el logro de una mayor integración con las universidades y los centros de investigación dedicados al estudio de esta especialidad.

La Universidad de Pinar del Río, el Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa y la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae) han sido beneficiadas con una inyección de recursos tecnológicos y humanos puestos a disposición de impulsar el estudio de la Tierra, su origen, su formación, especialmente de los materiales que la componen, así como el carácter químico de estos, su distribución en el espacio y en el tiempo y los procesos de transformación que experimentan.

 

¿Te gusta este artículo? Ayúdanos a mantener Cartas desde Cuba y seguir llevándote estos contenidos. Conocer más en: https://www.kukumiku.com/proyectos/cartas-desde-cuba/

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *