“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La improvisación y los emergentes de las provincias

Tomado de Juventud Rebelde

El anunciado arribo de un contingente de otras provincias para paliar el éxodo de choferes en el transporte por ómnibus de la capital, nos lleva, una vez más, a meditar sobre si los asuntos públicos en nuestra sociedad se pueden resolver con curitas y calmantes efímeros, o con sanaciones definitivas.

No dudo de las buenas intenciones de la medida, e incluso de que esta pueda ser efectiva en lo inmediato. Lo que se pretende es llenar un vacío de fuerza de trabajo, ante la crisis que padece el agónico transporte por ómnibus de La Habana, tanto de equipos y demás recursos como en lo subjetivo —dígase indisciplinas y excesos, tanto de quienes prestan el servicio como de quienes lo reciben—. Pero, ¿se resolverán, o al menos se atenuarán así, los problemas de la transportación por ómnibus en la gran ciudad?

No es la primera vez que las soluciones emergentes se imponen ante el déficit de recursos humanos, y se buscan paliativos «importando» de otras provincias sustitutos para labores que pierden adeptos en la capital: una ciudad —¡que La Habana no aguanta más!— con una sostenida inmigración del resto del país por años, con un crítico déficit habitacional. Una ciudad que hasta con normativas y decretos ha intentado infructuosamente atenuar esas olas migratorias.

Durante años nos acostumbramos al «ejército de reserva» de lo que denominan «el interior del país», como si La Habana fuera el «exterior» de Cuba. Si los habaneros no quieren ser policías, maestros o constructores, los traemos de otras provincias, y en ciertos casos los preparamos con urgencia, contrarreloj. Lo súbito y emergente ha calado hondo. Y en no pocos casos a la larga se ha resentido el resultado de esas «promociones», en cuanto a calidad y eficacia. Los oficios y las profesiones requieren años y sedimento, no se improvisan.

No quiero estar en el pellejo de las autoridades públicas cubanas, que se enfrentan a diario a tantos problemas, en medio de circunstancias muy difíciles y tensionantes, entre lo que debía ser y lo que es. Pero preocupa que sigamos administrando crisis apelando a las emergencias del momento, y no obremos prospectivamente, desaprovechando las ventajas del socialismo de prever y planificar con eficacia más allá de lo inmediato.

En este episodio del éxodo de choferes de los ómnibus urbanos de la capital, y en muchos otros de la vida cotidiana, necesitamos abandonar la política de «remiendos», e ir a la raíz martianamente hablando. Investigar antes y a fondo los porqués, las razones esenciales de los problemas, que no se resuelven reciclando constantemente a trabajadores. Y buscarles soluciones viables y duraderas, no paliativos que se corroen con crisis cíclicas.

La Cuba de hoy, tan compleja y diversa, no puede enrumbarse con medidas súbitas. La dirección de los asuntos públicos requiere cientificidad y permanente investigación por un lado, que alejen la improvisación y el voluntarismo. Debemos transitar ya de la administración de las crisis al feliz emprendimiento de los buenos empeños.

Y al mismo tiempo, la administración pública hoy en este país no puede soslayar la importancia de la concertación y los consensos inteligentes con las bases de la sociedad, tanto en el sector estatal como en el no estatal. Sería muy saludable un proceso de análisis con los choferes de ómnibus de la capital, para confrontar criterios y conocer sus estados de opinión: si se sienten verdaderamente estimulados, cuáles son sus principales problemas, qué debía ser y qué no debía ser. Y revisar constantemente si los métodos de dirección estimulan el trabajo exitoso y la disciplina y le cierran el camino a lo peor y más mediocre.

Con ese estilo democrático y cara a cara, no con imposiciones, fue que este país llevó adelante años atrás los Parlamentos Obreros, o más acá la discusión masiva de los Lineamientos Económicos y Sociales de la Revolución y el Partido. Si fuimos capaces de hacerlo en lo estratégico, ¿por qué no llevar ese espíritu a los procesos más cotidianos, con la participación de la gente? Con ese talante permanente, podríamos saber por qué emigran de sus puestos muchos choferes de ómnibus y constructores, o por qué muchos jóvenes no quieren estudiar carreras pedagógicas ni ser policías. No darlo todo por sentado, ni controlado, a base de remiendos.

¿Te gusta este artículo? Ayúdanos a mantener Cartas desde Cuba y seguir llevándote estos contenidos. Conocer más en: https://www.kukumiku.com/proyectos/cartas-desde-cuba/

 
 

20 thoughts on “La improvisación y los emergentes de las provincias

  1. ja,ja,ja…este autor vive en otro planeta?…o en la Cuba idealizada? Esa que le pone la intervencion de un embajador exaltado y rayando en la guaperia de barrio marginal..al que luego presentan en un noticiero y para colmo le ponen de fondo una “grabacion de aplausos que no hubieron”..eso ..ESO MENTIR y manipular burdamente la informacion y desvirtuar el orden, creyendo que la forma en que lo hizo es la aprobada por todos los paises presentes….la prensa en Cuba como siempre..mas atras que los cordales!me pregunto si con la internet en casa el que hizo esa grabacion quedara con plaza en el ICRT?…o en el consejo de estado?

  2. El remiendo eventual o emergente ha estado en la base de la economía -y de otras esferas- del país desde hace mucho. Con aquello de construir “nuestro” socialismo se ha obviado sistemáticamente la necesidad de un proyecto bien estructurado que machée con el sentido común y las necesidades y aspiraciones de la gente. Eso ha sido posible por la distancia que hay desde el ciiudadano al poder real, que no rinde cuentas ni admite cuestionamientos; porque creó algo así como una teocracia, con sus dogmas, iconos, mecanismos y valores absolutos e intocables por el vulgo (que los mantiene ahí).
    Da gracia la mención de Pepe Alejandro a no aprovechar “las ventajas del socialismo de prever y planificar con eficacia más allá de lo inmediato”, cuando la experiencia nos ha demostrado por más de medio siglo que eso sólo es muela, pura teoría. Los mandantes NO NECESITAN hacer algo racional, porque saben que no hay forma de presionarlos. Y así seguirán inventando y errando.

  3. Sigue la importación, siempre han tratado de usar esa solución , en vez de ir a la raíz del problema , a las causas que originan esas situaciones que abarcan maestros , constructores , policías etc
    También con los choferes , ahorita si la cosa sigue así veremos choferes hindúes y maestros hindúes ( aunque estos últimos sobre todo en matemática , física y computación son de primera)

  4. Tiene razón el autor al decir que hay que ir a la raíz de las cosas y no al síntoma, al igual que en las enfermedades El primer paso para solucionar un problema de esta índole es conocer lo que lo causa; pero ojo, que aunque es importante conocer la opinión de los trabajadores en cuanto a los temas que se mencionan, hay que tener cuidado con lo que en investigaciones sociales se conoce como “respuesta de cortesía”. Es decir, que en ciertos entornos hay personas que dicen lo que consideran que los que preguntan quieren oír. Para saber en realidad las razones del éxodo de los choferes (y para otros problemas del país) existen las investigaciones sociales. Aprovechemos el talento que existe e investíguese más. Luego se pondrán tomar medidas con mayor conciencia del problema.

  5. youtube..para mayor referencia..En una cita sale Froilan Arencibia como se dio la noticia en Cuba con un video y playback de aplausos al final y cara sonriente del locutor cubano..en otros (varios), lo que sucedio en realidad cuando en embajador pierde los estribos y le dice eso…una persona (de la delegacion cubana supongo) aplaude y al ver que nadie le segunda pierde el animo y calla..se siente murmullo..solo eso. No quiero comentar eso.Solo resaltar que la prensa cubana miente, omite y no parece conocer la realidad de dentro ni fuera.Miguel(5) tu no eres editor del blog.

  6. David (6), esos aplausos transmitidos por la TV fueron tan falsos como una cadena que me compré una vez. Si tienes internet busca. Un saludo

  7. Contraten choferes de la india. O esperen al proximo hotel a construir y hagan un combo para que les salga mas barato.

  8. Busquen en la internet y verán que el volumen de aplausos no fue el que trasmitió la tv cubana
    Parecía un guapo de barrio, sin modales , incapaz de callarlos con una réplica llena de inteligencia
    Eso pasa cdo escasean los argumentos

  9. En cuanto a la mencionada participación de la gente (las “consultas al pueblo”) en las decisiones estratégicas… eso sólo forma parte de una puesta en escena de “sociedad democrática” -como las propias elecciones, el “parlamento” y la propaganda oficial. Eso queda evidenciado, precisamente, en que esas “consultas” (sin publicación de resultados además de no ser para nada vinculantes) no tienen repercusión ni “seguimiento” en la concreta, que es lo que importa.
    Dudo que un periodista bien informado y sagaz como éste no se haya percatado de algo tan evidente.

  10. Lo doloroso es que nunca ha existido un plan de desarrollo bien definido. Por otro lado cabria hacerse la pregunta por qué los habaneros no quieren trabajar en esas labores, y por qué los del interior siempre están dispuestos; porque siempre estos últimos terminan siendo “habaneros” residentes que al final asumen la misma actitud de desidia con el tiempo. Será que en el interior aun se cree en el romanticismo ideológico de los tiempos de la URSS? Y que cuando llegan a la capital sus ojos son abiertos a una realidad desconocida? Son solos algunas preguntas para pensar; por supuesto hay un millón de ellas mas…

  11. Ah, y la fuerza de la razón espetada por el “embajador” cubano, no es ni fuerza, ni razón; la guapería no significa ninguna de las dos cosas, mas bien impotencia y descrédito, algo muy común de nuestros representantes.

  12. hay si por favor…podrían explicarnos claramente y en contexto de que se trata lo de el embajador cubano!!!!!!no9 entiendo nada de lo que dicen!!!!!

  13. No va con este post pero muchos preguntan. Resulta que durante una reunión celebrada en Lima, Perú, un diplomático cubano interrumpió al Ejecutivo de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, quien mencionó el Premio “Oswaldo Payá” y el diplomático cubano le interrumpió dicendo con voz temblorosa y casi que leyendo una declaración: “No quiero oír mencionar la palabra que acaba de decir. Te pido que con Cuba no te metas, payasadas en Cuba no habrá, no vas a ir en ese talante. Basta, cesen las provocaciones y ajústate a lo que tengas que decir, por favor” Algo muy normal en las discusiones sin argumentos, lo que llamó la atención es que en el video original no se oyen aplausos y en la TV Cubana le metieron una cantidad de aplausos como si fuera Fidel Castro en la plaza o como si fuera un programa de comedias al que se le ponen risas y aplausos grabados. Esto es un hecho que nadie puede negar: se manipula descaradamente la prensa cubana.

  14. Me encanta esta frase: “desaprovechando las ventajas del socialismo de prever y planificar con eficacia más allá de lo inmediato”. El autor no puede ser más creativo.

    También me encanta cómo parece señalar la llaga sin llegar a tocarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *