“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La Iglesia Católica protesta contra el sincretismo religioso

índice

Tomado de Palabra Nueva

De toda mi consideración:

A la presentación de “Afrodita, ¡oh, espejo!”, obra danzaria en la cual, utilizando entes deificados por la santería, para desencadenar entre ellos pasiones afrodisíacas, se han referido en más de una ocasión los medios, que para la difusión de la propaganda de la obra, asumen al orisha ochún identificándolo con “nuestra Patrona”, la Patrona de Cuba, nada menos que en el contexto de una teomaquia, digna de los mitos griegos, en la que changó y ochún se enfrentan por celos.

En la sincretización que la santería en Cuba ha hecho del orisha ochún con la Virgen de la Caridad hay una crasa confusión como pasa siempre, cuando los pueblos sometidos de África que traían sus mitos propios, ven sólo una imagen nueva que no reconocen, pero les recuerda algún fetiche propio, en este caso de una diosa de la sensualidad y de pasiones amorosas, que ellos llamaban ochún, y aplicaron ese nombre a la representación artística de la Virgen María de la Caridad.

Que los pobres esclavos hayan sincretizado así su orisha es comprensible. Todo se comprende cuando la violencia de la opresión pone al ser humano en condiciones inhumanas de destierro y esclavitud. Que después estas creencias ancestrales, sincretizadas aquí, se hayan difundido al pueblo cubano en general, sobre todo en la segunda mitad del siglo pasado y hasta nuestros días, es poco afortunado y a menudo penoso. En esto ha intervenido progresivamente, y de modo lamentable, un marcado folclorismo de “lo cubano”, que abarca también otros ámbitos de la vida nacional, y en el cual se le ha dado a la santería un papel protagónico, teniendo al turismo como espectador y consumidor privilegiado. A esto se añaden intereses económicos espurios de quienes son capaces de crear modas a partir de la droga, del tatuaje, del uso de objetos metálicos incrustados en el cuerpo humano, de collares, de pulsos. Todo puede ser utilizado como negocio, desde la cría de chivos para sacrificios rituales, hasta la venta de paraguas blancos. Hasta aquí la realidad sociológica con sus muchas sombras.

Pero resulta inadmisible que la autora, coreógrafa, y directora de la obra teatral “Afrodita, ¡oh, espejo!”, diga ante las cámaras de televisión que la danza presenta las pasiones desatadas entre changó y nuestra Patrona por cuestiones de celos. ¿Hasta dónde vamos a llegar en la legitimación del absurdo, en este camino emprendido hacia el primitivismo?

La Virgen María de la Caridad, cuya imagen, que está en la Basílica de El Cobre, es la misma imagen que flotaba sobre las aguas de la Bahía de Nipe hace más de 400 años, la que fue encontrada por aquellos tres buscadores de sal de origen mestizo indocubano. Ya ellos estaban catequizados y reconocieron que se trataba de una imagen de la Virgen María que concibió por obra del Espíritu Santo a Jesús, el Hijo de Dios, a quien traía en brazos. Y en la tabla a la que estaba unida la imagen de María, se leía “Yo soy la Virgen de la Caridad”. Enseguida le rezaron con la oración del avemaría que ya habían aprendido y trataron de levantarle cuanto antes una capilla.

Así comenzó la veneración de la Virgen de la Caridad desde los inicios de nuestra historia, cuando Cuba no era aún más que un esbozo como nación. Así la veneraron los esclavos de El Cobre, que, al rebelarse, alentados por el Padre Alejandro Ascanio obtuvieron su libertad del Rey de España, por cédula Real de 1801, es decir, mucho antes de la Guerra del 68. Ella es la Virgen mambisa que acompañó a nuestros libertadores en la manigua. A los pies de la Virgen de la Caridad fue el Ejército Libertador y a su frente el General Agustín Cebreco, enviado por el Mayor General Calixto García, a celebrar la independencia de Cuba con una misa, cuando el alto mando norteamericano no permitió que las tropas cubanas desfilaran junto al Ejército norteamericano al caer la Plaza de Santiago de Cuba al final de la guerra. Esos mismos veteranos pidieron después, en carta escrita al Papa Benedicto XV, que declarara a la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, y así lo hizo el Santo Padre.

Luego, ni por razones propias de la fe cristiana, ni por razones de similitudes teológicas inexistentes, ni por razones históricas, la advocación de la Virgen de la Caridad, que hace presente a la Virgen María, modelo de amor puro, de Virgen y de Madre, puede ser comparada con el orisha ochún, que es diosa de pasiones sexuales. Comprensible la confusión, repito, en aquellos pobres africanos esclavizados, pero no es admisible en un cubano culto del siglo XXI, aún menos para difundirlo de ese modo, con el título con que nuestro pueblo y el Papa Benedicto XV la han honrado: Patrona de Cuba.

Si se quiere homenajear por simpatía religiosa, por gustos artísticos o por entrar en la corriente folclorista a la moda, al orisha ochún, eso depende de la decisión y el gusto de un autor, pero no se identifique a este ente mágico con la Patrona de Cuba, lo cual constituye, además de un absurdo histórico, un pecado patriótico.

 
 

17 thoughts on “La Iglesia Católica protesta contra el sincretismo religioso

  1. Jajajajajajajaja. Interesante como es posible divagar sobre cuentos de ficción. Es como protestar porque a jesús lo representen de negro, o dios sea solo un alien de esos grises cabezones 🙂
    ¿Por qué la virginidad es virtud?¿Acaso el amor no implica sentimientos de pasión?¿En qué pensaba jesús cuando defecaba?¿Tenían los apóstoles bíblicos sueños húmedos? Jajajajajajaja, al menos las deidades africanas son más cálidas y representan a sus súbditos mucho mejor 🙂

  2. Eso es culpa de la intolerancia de la iglesia católica española, que quiso catequizar a la fuerza a los esclavos, quienes tuvieron que apelar al mencionado sincretismo para poder adorar a sus orishas, que tienen esas características humanas nada sagradas. Así que ahora no protesten ni vengan a surfear en la ola del patriotismo asido por los pelos buscando aquiescencia oficial.
    Es cierto que la santería se ha constituido en algunos casos como un negocio, pero ello NO es privativo de esa religión; otras religiones hacen el suyo. Las riquezas que han acumulado -incomparables con las recaudadas por la santería en todos los tiempos- lo atestiguan. Aunque el espectáculo-divertimento no es su fuerte, pues choca con su carácter místico-moral. Pero tienen otros medios, que incluyen las finanzas.
    En Brasil las religiones de origen africano se mantienen ajenas a los santos católicos, porque el catolicismo portugués parece que no era tan ortodoxo, cañonero y arrogante como el español.

  3. Por un lado estoy de acuerdo con El Cardenal de lo innecesario del sincretismo a estas alturas , tanto el culto a La Patrona La Santísima Caridad del Cobre como a la deidad u Orisha del Panteón Yoruba Ochún son fuertes independientemente uno de otro y no necesitan complementarse ni estar relacionados .
    Con lo que no estoy de acuerdo es con el tratamiento que le da El Cardenal a Ochún , Orisha adorada por la inmensa mayoría del pueblo cubano cuando se refiere a Ella con el apelativo de ¨ Ente mágico ¨ y en el texto todas las veces está escrito el nombre con ofensiva minúscula al igual que el de Changó , no creo que sea una falta de ortografía de semejante Eminencia sino un trato absolutamente despectivo e irrespetuoso . Que defienda su fé con el espíritu de un cruzado si lo desea pero sin ofender las creencias de los cubanos con tamana arrogancia . Saludos .

  4. La iglesia católica tiene mucho que evolucionar todavía. Primero, la falta de respeto de escribir Oshun y Changó con minúscula, como se fueran dioses menores al lado de los santos que ellos adoran. Segundo, la falta de reconocimiento (estoy seguro que ignorancia no es) de que los ritos católicos están muy influenciados por creencias paganas. Qué pasa? Lo pagano europeo es aceptable como influencia pero lo africano no? Tercero, los artistas, especialmente en un país laico como es Cuba, tienen total derecho de tomarse la licencia artística de mezclar lo que les de la gana. La religión, como todo lo vivo, evoluciona. Es una falta de respeto esa carta, una pieza de colonialismo mental que debería ser repudiada como portadora de intolerancia. Y no quiero hablar de como la iglesia católica es la que más ha lucrado con la fe. Qué cara tienen para venir con ese discursito?

  5. Cenicienta acusando a Caperucita Roja que no es una persona real. ¿Serán los mitos griegos o africanos muy diferentes a los hebreos?

    “¿Hasta dónde vamos a llegar en la legitimación del absurdo, en este camino emprendido hacia el primitivismo?” Esta oración es la definición de comedia e ironía.

    Si nuestro cardenal nos regala otro artículo veremos que la virgen de la caridad se alzó en la Sierra Maestra terminando la tiranía batistiana.

    “…además de un absurdo histórico, un pecado patriótico” Perdónalo padre que no sabe lo que hace. Hacía rato que no leía algo tan humorístico.

  6. Yo coincido con el Cardenal, es cuestion de conceptos, de historia y de intervenir antes de certificar un mito. Cuba vive un momento de crisis de valores generalizado a lo politico, social, economico y hasta en lo religioso, que no escapa de este torbellino de confusiones. Considero es muy oportuno dejar claro esas cosas independientemente de la religion que cada quien profese.
    Tampoco considero admisible que un niño tenga que ir vestido con prendas y ropa blanca a su escuela, donde hay uniforme, como tampoco haria un militar…es pisotear la institucionalidad, es burlar la homogeneidad que pretende igualdad de derechos y oportuniddes, ya sea en una compañia o empresa, escuela o academia, etc…Nadie y nada por encima de la ley -que no se si exista- pero bueno, es mucho pedir en un pais donde la doble moral y el mimetismo campean a sus anchas…ahi tienen los Comunistas retrogrados al “hombre nuevo”, deformado y equivoco equivocado….ojala la patrona nos salve de toda esa…

  7. excelente analisis del cardenal, basta ya de atraso espiritual, de hechicerías. ya no se puede caminar por un parque en donde no haya un sacrificio animal, con la respectiva peste. los charcos de agua de jicotea en las aceras, las cabezas de cerdo en las esquinas, las ceibas y palmas rodeadas de gallos muertos. la violencia de los practicantes. es deber de los lideres de estas practicas ordenar los rituales e imponer respeto, solo asi ganarán el aprecio y consideración de la sociedad. y la ignorancia acabará.

  8. @Antonio… “atraso espiritual” jajajaja. ¿Quiere usted decir que sus creencias religiosas son superiores a otras? ¡Eso si debe ser atraso!

  9. No me gustó.
    Irrespeta mucho el texto.
    La iglesia catolica es la responsable principal de nuestro sincretismo. Podia haber aprovechado el cardenal y pedido disculpas cuando se refirio a la esclavitud.

  10. como es habitual, los racistas acusando a los demás de atrasados, despreciando y discriminando las creencias ajenas. el mayor ignorante es el que así se comporte.

  11. Me parece quieren sentirse ofendidas personas sin razón, es mi opinión que el Cardenal alude a la “confusión y mezcla” de Dioses y lo hace de forma clara y con base, sean los unos o los otros. Los q´ alzan sus voces contra su escrito, lo banalizan y lo critican aludiendo a su religión acaso no deberían igualmente sentirse “ofendidos” por el intercambio de nombres?, o no?, o si te llamas Pedro y eres carpintero no importa q´ te digan Julián y de oficio vendedor de pieles?, creo que increíblemente la mayoría se va por las ramas. Por favor, pensemos un poco antes de criticar a mansalva y utilizar un escrito sobre un tema para hablar de la Inquisición y de la Esclavitud, q´ creo EN ESTE CASO no se ajustan. Sl2.

  12. Ah!, Victor J sería genial leer tus razones acerca de como la Iglesia Católica es la principal culpable de tu sincretismo no nuestro. Ah!, y además del porq´ debe pedir disculpas por la esclavitud. Apretaste!.

  13. @Diógenes, en Brasil, el sicretismo se dio en las mismas proporciones y a veces conjugando las mismas ‘entidades’ católicas con los orisa yoruba.

    La diferencia se dio a partir de 1983 cuando las principales mães de santo renegaron públicamente de él, cosa que en la escolarizada Cuba persiste, bajo miles de pretextos y muchas veces estimados por la misma Iglesia (¿o es casual que le pongan girasoles y vistan de amarillo a la Caridad? ¡vamos! María es la Rosa Mística, su flor es el lirio ¿AZUCENAS… GIRASOLES?)

    Refrendo lo dicho sobre la ‘minúscula’ reiterada y despectiva del jerarca eclesiástico. Siguiendo su ejemplo podríamos poner maría, maría, maría, jesús, etc. También lo que dijo Pepe, Alejandro y otros.

    ‘Poco afortunado y SIEMPRE penoso’ es que sean los santeros quienes les llenen las iglesias a los que escriben estas diatribas y después hagan méritos ante el ‘Santo padro’ con su ‘muy católico pueblo’.

    Yo mismo me indigné las veces que Eva Maura Díaz lo…

  14. (cont.)Yo mismo me indigné las veces que Eva Maura Díaz lo repitió en la TV. No por ‘Cachita’. Sino por Yalode y por el error fáctico. Ella no es patrona de Cuba. Ni falta que hace.

    PS. @Elpidio Valdés: la Iglesia Católica ES la responsable directa del sincretismo, pues en su ‘misericordia’, a ‘modo de aliviar sus penas’, obligó a cristianizar a los africanos, para que post-mórtem pudieran alcanzar la ‘gloria’. Astuto, el colonialista español enfatizó en la existencia de cabildos de nación. Divide y vencerás. El obispo Espada forzó que cada uno se pusiera bajo la advocación de un santo o una virgen (si bien la práctica existía, menos acentuada antes de eso con otro género de cofradías). A principios del S. XX, la Constitución de Cuba reconocía la libertad de credo, PERO… prescribía que dichas religiones cumplieran con los principios de la moral CRISTIANA, recalcando más la necesidad de afianzar las falsas equivalencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *