“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La escuela de ballet cubana tiene su primera alumna de EEUU

balletTomado de CubaSí.cu

Los puentes culturales entre Cuba y Estados Unidos cobran hoy nuevos bríos al conocerse que, por primera vez, la escuela cubana de ballet recibirá en calidad de alumna a la bailarina norteamericana Catherine Conley.

El director y bailarín de la Ruth Page School of Dance en Chicago, Víctor Alexander Ramírez, dijo a Prensa Latina vía correo electrónico que la joven de 18 años continuará sus estudios aquí a partir de septiembre próximo bajo la tutela de la maestra Ramona de Saa, directora de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso.

Al respecto, el también coreógrafo cubano añadió que Conley ha bailado por 10 años en esa academia y actuado en producciones conjuntas con la institución cubana como parte de un programa de intercambio histórico iniciado en 2015, en el cual ha participado también el maestro Ismael Albelo.

Según De Saa, la estudiante norteamericana tiene líneas hermosas y gracia al bailar en correspondencia con la refinada técnica por la cual la escuela Ruth Page es conocida en el mundo.

Por su parte, Víctor Alexander -gestor principal de la colaboración entre ambas entidades educacionales- destacó la importancia de proporcionar a los alumnos experiencias internacionales.

Este tipo de interacciones culturales significará mucho para el desarrollo de los estudiantes y creará nuevos caminos para sus vidas como profesionales, aseguró el exbailarín de Danza Contemporánea de Cuba.

El proyecto de colaboración entre la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso y la Ruth Page School of Dance comenzó a tomar forma cuando Víctor Alexander visitó a la maestra de Saá en Cuba y le propuso un hermoso plan para acercar a los estudiantes de ambas instituciones.

Esa reunión sería la cuna de maravillosos encuentros iniciados en junio de 2015 con la llegada a la escuela norteamericana de ocho estudiantes y tres maestros del centro cubano.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *