La dualidad monetaria, lastre de la economía | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La dualidad monetaria, lastre de la economía

Tomado de Granma

¿Cuánto ha cambiado Cuba desde que emprendió el proceso de actualización del modelo económico y social hace casi diez años? ¿Mucho? ¿Poco? La respuesta puede ser tan difícil como las vallas por saltar aún en ese camino. En el escenario abundan las transformaciones, tanto como la multiplicación de actores de la economía, aunque las cooperativas maniobran experimentalmente todavía, y no sin tropiezos, y los trabajadores por cuenta propia, incluidos los más afines a formas empresariales privadas, miran cada mañana con incertidumbre por la ventana de sus negocios.

Las reglas del juego han variado con la expansión gradual de alternativas de mercado y otros pasos. Hasta en el ámbito más tradicional de las empresas estatales ensayan, entre tropiezos también, opciones de autonomía desconocidas antes. Los cambios están a la vista, pero no con fortuna similar para todos.

La lista de medidas, innovaciones y ajustes no es pequeña. Pero persiste una interrogante de cuya respuesta depende la materialización y percepción de muchos cambios: ¿cuándo despegará la economía?

El crecimiento de 1,6 % conseguido este año es apenas un avance mínimo, “discreto”, como lo calificó el ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. Pero es una buena señal, después de la contracción de 0,9 % del año anterior, y de la cadena de tensiones financieras y costosos accidentes climáticos del 2017.

El consenso entre entendidos, en que participa el gobierno, establece un rango de incremento del Producto Interno Bruto (PIB) entre 5 y 6 % para hablar de desarrollo. O para empezar a hablar; porque para entrar en las aguas profundas del desarrollo hace falta sostener ese paso durante años, en plural.

Economistas de escuelas no siempre coincidentes concuerdan al distinguir la dualidad monetaria y cambiaria como el obstáculo determinante hoy para que la economía cubana expanda sus alas. Su oreja peluda asoma lo mismo en los mercados agropecuarios, en la contabilidad de las empresas, en los planes de los gobiernos territoriales, en las gestiones de la banca, en los negocios hoteleros, en las inversiones y en el más reciente análisis del jefe de la Comisión de Desarrollo e Implementación, Marino Murillo.

Después de reconocer ante los diputados que las transformaciones económicas han superado en complejidad a lo que previeron en un inicio, Murillo comentó que «la dualidad monetaria y cambiaria tiene un efecto en toda la sociedad y en la economía”. Sobre el ordenamiento o unificación monetaria explicó: “No es solo quitar una moneda y poner un tipo de cambio: tiene que ver con la formación de los precios, tiene que ver con el ingreso de las personas, tiene que ver con la capacidad de compra que tiene el salario, de lo que tanto se ha hablado en estos días».

Mientras el sistema monetario y cambiario, y por extensión la contabilidad de todas las entidades económicas, continúe infectado con dos monedas –CUP y CUC, y otras alternativas sucesoras como los CL– y múltiples tasas de cambio, carentes además de fundamento económico, será imposible medir en su justa dimensión los beneficios y riesgos de cualquier negocio o inversión.

La dualidad monetaria y cambiaria auxilió a la economía en los momentos de crisis inflacionaria de los años 90, pero con el tiempo ha creado distorsiones que impiden apreciar con claridad la evolución de la economía a cualquier escala. Tales deformaciones favorecen hoy a las formas de gestión no estatales, en detrimento de las empresas estatales.

Aunque los actores recién nacidos en la economía lamentan no disponer de un mercado mayorista y otras alternativas en igualdad con las empresas, lo cierto es que gozan de ventajas para emprender pagos, incluidos los del personal que contratan. Como consecuencia, trabajadores de alta calificación emigran desde puestos empresariales hacia plazas menos exigentes, pero mejor pagadas.

La presión de esa competencia y la pérdida de personal la sienten, incluso, sectores tecnológicamente avanzados, cardinales para el desarrollo, como la industria biotecnológica. También lo sufren las universidades, sobre cuyo capital descansa no el futuro, sino un presente que reconoce en la llamada economía del conocimiento el modelo de desarrollo.

La unificación monetaria y cambiaria ha demorado demasiado, como alertó el General de Ejército Raúl Castro ante la Asamblea Nacional. La tardanza puede explicarse por la complejidad del paso, que confirma la cautela de los economistas más sesudos para expresar fórmulas o soluciones al problema y la falta de acuerdo entre ellos cuando se arriesgan a elucubrarlas.

El freno del ordenamiento monetario –que ya implementó algunos pasos menores–, parece ponerlo también el convencimiento de que puede tener costos delicados para una parte de las empresas y de la población. ¿Cómo evitarlos? Otra respuesta difícil.

Pero habrá que buscarla más temprano que tarde porque la dilación del problema tiene igualmente costos económicos para las empresas y la sociedad, visibles ya, que ponen en riesgo, además, la culminación exitosa de los cambios emprendidos en nuestro modelo económico de socialismo.

 
 

17 thoughts on “La dualidad monetaria, lastre de la economía

  1. Lo más increible es que el pueblo (polisémica palabra) cree que sus problemas es la dualidad: cobra 800 pesos (y es un privilegiado) y el aceite el cuesta 2 CUC (50 pesos). Pero eso es falso porque el problema es que el salario es bajo, irrisoriamente bajo, insultantemente bajo…
    La doble moneda es más un problema para la economía de las empresas. Y ellos (los que cortan el bacalao de como debe ser “la gran empresa socialista”) se pusieron el lazo en el cuello.
    Pero quitarlo es difícil porque si no como explicar que importar para un residente sea 25 veces más barato que para un no residente, que los sellos para X papeles sean 25 veces más barato si estás (y eres residente) a que si no. Y sigue, y sigue…
    EL castigo a los cubanos que decidieron vivir allende en los mares debe acabar. Sobre todo, porque hoy son ellos una de las columnas (o andamios) que sostiene la economía cubana.

  2. Llevamos tanto tempo en estas lucubraciones que ya pocos son los ingenuos que aun tienen credibilidad en el futuro porque a fuera de realidades se perdio la fe y tantas cosas…El sistema se sujeta “como el pintor de la brocha”,y la gente existe,pero se les va la vida buscando el sustento.Los de arriba quieren cambiar sin cambiar y hablan,hablan y hablan este mismo language del Gramma y la sociedad se descompone y descompone. Un dia El Globo estallara.

  3. El problema radica en eso “nuestro modelo económico de socialismo” sumando un régimen dictatorial, hay países muy exitosos con gobiernos democráticos con rasgos socialistas no lo aplican en lo económico, Canadá, Alemania,países bajos,en fin no es nuevo, pero en Cuba no hay solución sana si la fórmula dictadura-economía socialista( que en Cuba por la corrupción inducida,es sociolismo) es la misma por 6 décadas continúas con poder absoluto, el pueblo está a la deriva, sin voz ni voto,a despensa de experimentos soviéticos, chinos o vietnamitas, es más de lo mismo,es opinar al viento, hay que hacer borrón y cuenta nueva para tener esperanzas creíbles y eso con los Castros con los hilos del poder en sus dedos, no es factible, seguiremos los cubanos buscando esa esperanza en otras tierras,lamentable realidad.

  4. Me resulta en extremo insultante q una persona como Murillo, al q Ud le puede encontrar todos los defectos q quiera, pero q Sabe y SABE de economía, diga a estas alturas del juego q la unificación monetaria y cambiaria (parte de las transformaciones necesarias) ha resultado más compleja de lo previsto. Las dificultades surjen cuando Ud ideologiza por encima de la realidad, cuando de la manera más antidialéctica posible se pone trabas infantiles y sin argumento económico, cuando obvia leyes q son y serán objetivas.

  5. Soy economista y sin considerarme una autoridad en la materia, respeto mis conocimientos sobre la economía cubana como la internacional. Nunca, a pesar de que lo intenté con toda mi capacidad y fervor revolucionario, logré entender esta burbuja. La había visto anteriormente en Vietnam y quizás funcionó pero eran otras condiciones objetivas y subjetivas, muy distintas a las nuestras.
    Fue un error de quienes la inventaron y una ignorancia de quienes la aprobaron. Hasta me pregunto si aparte del error, hubo una oculta garra peluda, la de siempre!
    La lección es muy clara: la economía tiene sus propias leyes. No obedece a caprichos.

  6. Me he preguntado muchas veces, en q diablos piensa un estadista cuando ante una realidad tan compleja como la q presenta el panorama monetario y cambiario dice q al final el q se queda es el CUP, es decir, la moneda q vale 24 o 25 veces menos en el mercado real. Otra cosa, yo nose q crean otros pero el CL (tercera moneda para el sector empresas) es una muestra infalible de la pérdida drástica de valor del CUC frente a la canasta de divisas, o de otra manera la existencia de CUCs sin respaldo en divisas libremente convertibles. Y queremos pasar al CUP…

  7. el único y exclusivo freno que tiene esto es que una vez unificada la moneda, será evidente y directa la miseria de salario que paga el gobierno. ahí lo dijo un comentarista, un litro de aceite 50 pesos.

  8. Hay dos islas con problemas parecidos una es Cuba y otra Taiwan o Formosa como mejor se prefiera, hce 60 años Cuba estaba mejor que aquella nacion, despues de 60 años cuanto ha cambiado todo, en Taiwan y su camino capitalista , es un pais desarrollado con un enemigo gigante como es la China y sobre ese enemigo se supero, hoy Cuba aun en el Tercer Mundo con su “socialismo” y con un enemigo como USA al que le echa la culpa de todos los males hay alguna duda de quien emprendio el camino correcto?

  9. De qué formación de precios y de qué capacidad de compra está hablando Murillo si eso no le ha interesado a ellos pues ver que por ejemplo un refrigerador vale entre 19000 y 25000 CUP ( y más) y donde no existe el concepto de salario mínimo me dice a mi que no han hecho análisis serio alguno con relación al tema.

  10. La doble moneda la entronizó FC con Francisco Soberón en un momento en que todo era más fácil, figúrate ahora.

    Decir al pueblo a esta altura del partido que la complejidad de las transformaciones económicas no fueron previstas desde un inicio, es una aceptación tácita de incompetencia y falta de respeto.

  11. ¿Cuál es dificultad para reunificar las monedas? La dualidad fue creada a santos antojos la unificación debe ser similar. ¿Cuándo las leyes económicas han regido la economía cubana?

  12. j. Bermúdez su ejemplo es interesante. Ambas islas tienen muchas similitudes pero también hay importantes diferencias. Taiwan tiene el apoyo militar y económico de los EEUU y China no tiene un embargo similar al cubano. A pesar de ser “enemigos”, negocios van y vienen entre las dos naciones.

  13. Señores: yo me conformaría por ahora, humildemente, con que el gobierno baje de sus olímpicas alturas hasta el pueblo al que debe servir y explique -con pelos y señales, no con un elusivo “es complejo”- PORQUÉ no ha realizado la tan cacareada (y ordenada y reordenada y reclamada) unificación monetaria y QUÉ EXCEPCIONALES ACONTECIMIENTOS o condiciones está esperando para hacerlo de una vez. ¿Será mucho pedir? Aunque creo que en el fondo está un asunto de índole “política”: no querer admitir abiertamente la desmesurada insuficiencia de los salarios ante los precios. Pero seguir corriendo la arruga ad infinitum es fácil y cómodo para quienes están abroquelados y enquistados en el poder, a salvo de la voluntad popular, y hasta pueden eventualmente beneficiarse de ello.

  14. Alejandro de la Fuente (13) esa es la situacion actual pero cuando Taiwan despego los chinos tenian algo similar a nuestro embargo, la sola amenaza de invadir la isla era mas que suficiente para alejar a inversionistas, no es curioso ? Ese pais escogio a EEUU para potenciar su desarrollo, nosotros a la URSS quien fue el que acerto?

  15. De verdad seguiremos pensando q el problema es económico?? Podría decirse que si, pero es que hay un problema aún más grande y que mientras se mantenga todo seguirá igual o peor, el problema es POLITICO y de GOBIERNO!!! Esta más q demostrado q los gobernantes de Cuba (dos) en los últimos 60 años, han sido un total fracaso económico en aras de mantenerse en el poder bajo viento y marea. Mira q a Fidel le gustaba hablar de las “mieles del poder”, pero coño ellos sí que se tomaron el pote de miel completico.

  16. Una respuesta a los q preguntan por que quedarnos con el CUP, la causa es que el valor del CUC es artificial y si se va a esa moneda inmediatamente despues del dia 0 la misma se devaluaria e iria a un pto “desconocido”. El otro aspecto es que hoy existe un mercado en CUP (agro, comidas callejeras, etc) que de irse a CUC se afectaria pues nadie que hoy vende un mani en $5 CUP lo vendera en ctvos luego del cambio, y ese mercado es el mas accesible para las personas de bajos ingresos. Aunque pueda parecer lo contrario ir al CUP es la decision mas acertada. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *