“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

La crítica que necesita Cuba

debate-en-la-calle

Foto: Raquel Pérez Díaz

Tomado de JR

“Muchos reclaman la necesidad de una crítica constructiva. Yo preferiría adscribirme a la modelación de una crítica participativa, involucrada en la búsqueda de la verdad, enraizada en los conflictos de la realidad, proyectada hacia un horizonte transformador, atenta a los obstáculos que se interponen en el camino en el plano tangible de los hechos objetivos y en lo referente a la zona sutil y soterrada de los valores y las mentalidades. Considerada así, puede ofrecer señales tempranas de alerta ante peligros latentes, contribuye al desarrollo de una cultura revolucionaria atemperada a las exigencias de la contemporaneidad. Despojada de autoritarismo, con plena conciencia de que todo análisis entraña un margen de error, puede establecerse un diálogo reflexivo con los variados sectores que integran el entramado social”.

(Síntesis)

 
 

10 thoughts on “La crítica que necesita Cuba

  1. La dra Pogolotti es de los que ven sin necesidad de mirar. Ya lo demostro en los años 60 con su interpretacion del arte de Antonia Eiriz, censurada en el momento. Critica participativa..humm…perfecto!

  2. Todo muy bonito. Si te pones a ver los presupuestos teóricos de la Revolución todo funcionaría. Pero… ni esta señora ni quienes están en esa onda tocan el fondo que hay que tocar. Así que como “muela” pasa. La cosa está en la concreta. El gobierno no asimila críticas; ni siquiera las responde, como es de esperar. Y así seguimos en lo mismo ¿para siempre?

  3. Respeto mucho, muchísimno a la doctora Pogolotti, y el camino que muestra fuera el camino, si el gobierno estuviera dispuesto a aceptar esa crítica pero, desgraciadamente, esta vez tengo que estar absolutamente de acuerdo con Diógenes (4)

  4. Muy bonito eufemismo para referirse a la absoluta falta de libertad de expresión, que habita solapada incluso dentro de las filas revolucionarias.

  5. Los propios gobernantes reconocen la existencia de la simulacion y la doble moral; la falsa unanimidad pero no les interesa cambiar el panorama. No estan dispuestos a aceptar criticas y menos a reconocer errores de los maximos dirigentes. Cuando les conviene repiten las palabras del maximo lider o de su sucesor dinastico o se escudan en el generico de los intereses de la Revolucion. Sin embargo, Revolucion y dirigencia son la misma cosa, los demas no importan, solamente les vale acatar. Saludos.

  6. Pero como crítica…nuestro comandante nos dejó una obra impoluta…y la gestión de su hermano es perfecta…como crítica…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *