“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Irma y Donald afectan las ganancias de Meliá

Tomado de M2

Meliá cerró el tercer trimestre con un crecimiento del beneficio del 23%. Sin embargo, la división de Cuba impactó de forma negativa en las cuentas. La temporada de huracanes y las restricciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, provocaron una caída de más del 10% en la ocupación y en la rentabilidad por habitación (RevPar). A ello cabe sumar una ralentización de los ingresos en la región que supone el 15% de las habitaciones del grupo.

Meliá ganó más de 113 millones de euros hasta septiembre, un 23% más que el año anterior. Sin embargo, la división de Cuba tuvo un impacto negativo en las cuentas. La rentabilidad por habitación cayó un 10%. Eso se debe a un descenso del 11% en la ocupación. Este comportamiento a la baja también ha lastrado el avance de la empresa. En las cuentas del primer semestre del año el RevPar era de 77 euros. En sólo tres meses ha caído hasta los 64 euros. Es decir, un 17%.

Irma devastó Meliá

Irma fue el huracán que más afectó a Cuba. Provocó una caída del 8% de los ingresos en los hoteles de la isla. De esta forma, si en los nueve primeros meses de 2016 ingresó casi 18 millones, en 2017 ingresó -según cálculos a partir de los resultados de 2016- alrededor de 16 millones de euros.

De los 28 hoteles que el grupo tiene en Cuba, 11 sufrieron daños muy graves. Tanto que les llevó a cesar temporalmente las operaciones en algunos de ellos. Algunos incluso permanecerán cerrados los próximos meses.

Trump contra Cuba

Las restricciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también contribuyeron a ese impacto negativo. La administración estadounidense anunció nuevas medidas que pusieron en peligro su relación con el gobierno cubano. Y es que –además de prohibir a los estadounidenses hacer negocios en la isla- les recomendó no viajar allí.

Meliá ha sabido superar las asperezas gracias al buen comportamiento que tuvo en otros mercados. La división de Cuba supone el 15% de las habitaciones del grupo. Aun así, el daño es considerable, tanto que la compañía espera una desaceleración de los resultados en la isla de cara al cuarto trimestre del año.

(Síntesis)

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *