“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Inversión extranjera, la misma autocrítica de cada año

Tomado de Granma

Dinamizar los procesos inversionistas, en especial los vinculados al capital extranjero, y despojarlos de atrasos que contradicen hasta el más elemental sentido común, han sido temas de análisis a todos los niveles.

El propio General de Ejército Raúl Castro Ruz, durante la sesión plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, de diciembre del 2016, llamó la atención sobre “las dilaciones excesivas del proceso negociador” y la necesidad de «superar la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea».

Y quedó registrado entonces el mandato que hiciera la Asamblea de volver más expeditos estos procesos, cuestión sobre la cual rindió cuenta a los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos Déborah Rivas Saavedra, directora general de Inversión Extranjera, del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex).

Transcurrido casi un año ya, el Mincex, como organismo rector de la política en esta rama, ha trabajado en nuevas normas jurídicas que deberán suscribirse próximamente, en aras de simplificar los trámites de las empresas para presentar a aprobación los proyectos con capital foráneo, y acortar, sobre todo, los plazos de las negociaciones.

Entre las tareas emprendidas mencionó, además, la determinación del valor mínimo del suelo para los negocios con capital extranjero por sectores y zonas. “Ya se concluyó el estudio para la actividad turística y se labora en las áreas de energía y minas”.

En su intervención, Rivas Saavedra reconoció el impacto negativo del bloqueo, la dualidad monetaria y cambiaria, así como las restricciones de liquidez. Y a ello se suma el peso insostenible de las dilaciones que persisten, tanto como los atrasos en la elaboración de los estudios, demoras en el cumplimiento de los trámites y falta de preparación de las entidades cubanas.

No obstante, durante el 2017, subrayó, se logran “modestos avances”. En este periodo, los negocios muestran un monto de capital comprometido que supera los 2 000 millones de dólares.

Resaltó la existencia de 80 proyectos con posibilidades reales de concreción y otros 15, con un volumen de inversión superior a los 900 millones de dólares, que andan en fase avanzada de las negociaciones.

Déborah Rivas también puso énfasis en los retos que aún pesan sobre la inversión extranjera, la cual constituye parte esencial de la estrategia de desarrollo del país. Es preciso, dijo, lograr el apoyo efectivo de todos los patrocinadores —incluyendo los órganos del Poder Popular a todos los niveles— en la identificación de proyectos incluidos en la Cartera de Oportunidades, de alcance nacional, que se encuentran en sus territorios. Incluso, participar en la supervisión de los cronogramas de negociación previstos.

En su opinión, atraer los flujos de inversión es un proceso paulatino, en el cual queda mucho trabajo por hacer. De ahí la necesidad de profundizar en la capacitación de los empresarios y los grupos negociadores, incrementar la agilidad y proactividad de las empresas y diversificar los vínculos con potenciales socios para no depender de un solo mercado.

(Síntesis)

 
 

8 thoughts on “Inversión extranjera, la misma autocrítica de cada año

  1. Esto se parece a huir hacia delante, viniendo de Granma. Lo que me intriga es qué pensarán del asunto los que aún confían en el gobierno (que serán pocos, digo yo) y su actuación demorada u omisa ante los cruciales problemas que el post enumera –y los que se derivan o forman parte de ellos.
    ¿No comprenderán, o no quieren entender, que hay una mano peluda tras esas demoras y omisiones? y que el Presidente al parecer no puede o no quiere hacer nada desde su ¿poder? al frente del Estado y el Partido contra el monstruo burocrático que han instaurado con intereses creados y fundados temores al “truene”.

  2. Una inversión extranjera en Cuba se tiene que aprobar en Consejo de Ministros.

    Una inversión en cualquier país europeo solo exige visitar a un notario y depositar el capital en una cuenta bancaria.

    Si un cubano quiere invertir en España lo arregla en una tarde, literalmente. Si un español quiere invertir en Cuba las gestiones pueden durar años.

  3. Habia una vez un gato que tenia los ojos de trapo y las patas al revés.
    ?Quieres que te lo cuente otra vez?
    Habia una vez un gato que tenia los ojos de trapo y las patas al revés.
    ?Quieres que te lo cuente otra vez?
    Habia una vez un gato que tenia los ojos de trapo y las patas al revés.
    ?Quieres que te lo cuente otra vez?
    Repetir 58 veces.

  4. Pedro, si lo decimos de esta forma: había una vez un gato con las patas al revés y ojos de trapo, dar por seguro que muchos dirán que “ahora si vamos por el camino correcto” ,repetir esa conclusión hasta que la dictadura este en el poder.

  5. habia una vez un Lada,con gasolina asegurada, que despues de trabajar servia para resolver y resolvia todos los problemas de cualquier dirigente.Esto hay que defenderlo a capa y espada.
    Repetirlo si quieren, y si no, aruñen.

  6. estimado diogenes de que pelicula de terror salio esa mano peluda. me gustaria saber si eres economico, esas demoras u omisiones no venefician ni al pueblo ni al gobierno. esas inversiones tardias o que no se realizan es dinero o capital que deja de entrar a nuestro pais y si no hay dinero quien se beneficia, nadie verdad, es de sentido comun, entonces porque el gobierno no se preocuparia por sacar adelante esa inversion.

  7. rafael una inversion extranjera no la aprueba el consejo de estado y de ministros. si tienes dudas consulta la resolucion 327 y 118 de la inversion extranjera. estudia estos materiales para que hables con vase y no digas cosas que no son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *