“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Intelectuales denuncian censura de prensa

ARTISTA

El poeta y novelista Arístides Vega Chapú hizo circular este fin de semana por correo electrónico una carta en la que acusa de censura al periódicoVanguardia, órgano del Comité Provincial del Partido Comunista en Villa Clara, y considera que existe un vínculo entre la reciente reprobación de un artículo de opinión cultural suyo y la denominada “Carta de los periodistas de Santa Clara”, en la cual un grupo de jóvenes reporteros defendió su derecho a colaborar con medios no oficiales.

En el documento, dirigido “a la Dirección del periódico Vanguardia“ y que ha recibido el respaldo de varios intelectuales, Vega Chapú expone las paradojas y las singularidades de un episodio en el que se censuró, afirma, “un artículo solicitado por ellos mismos”.

“Ha sido una censura a mi persona —opina Vega Chapú— por haber escrito una pequeña nota solidarizándome con los periodistas de ese medio que escribieron una carta reflexiva e inteligente en que justamente denunciaban la censura constante de ese medio”.

“Aprovecho ahora para ratificar mi adhesión a todo lo que valientemente expusieron esos periodistas jóvenes”, añade.

La nota que, a juicio de Vega Chapú, suscitó su exclusión de las páginas de Vanguardia está fechada el 3 de julio.

También circuló por correo electrónico y mereció entonces el respaldo de otros intelectuales de Santa Clara, miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

“Tenemos que oponernos a todos los que intentan validar su mentira a costa de silenciar nuestras opiniones”, decía Arístides a los autores del documento publicado con el título de “Por qué colaboramos”.

Después de denunciar la prohibición de colaborar con publicaciones digitales no oficiales como On Cuba y El Toque, los autores de “Carta de los periodistas de Santa Clara” analizaron las últimas estrategias de la censura en los medios oficiales.

“Para censurarnos —explicaban los reporteros de Vanguardia— los jefes de los medios de prensa arguyen que las ideas expresadas en nuestros trabajos ‘no convienen a los intereses del país en los momentos actuales’, o que nuestros reportajes y comentarios resultan ‘demasiado críticos’, o que late en alguna parte de nuestros textos el doble sentido. […] En estos casos, editores y directivos conminan a ‘suavizar’ las ideas, en bien de ‘los pobres receptores’ incapaces de comprender los fenómenos sociales”.

Al final de la misiva, leída en el pleno provincial de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), los periodistas aludían a “una cacería de brujas preventiva” que “nuestra labor ha desatado”.

El acoso denunciado en junio regresa en forma de censura de autores, ya no solo de textos —sigue la “cacería”—, ejercida por “quienes tienen muy poca o ninguna visión política o solo están preocupados en no perder puestos y prebendas”, manifiesta Vega Chapú en su carta abierta a la dirección del periódico Vanguardia.

Fuentes próximas al debate afirman que la aparición de la carta abierta coincidió con el aumento de las presiones contra los firmantes de “Por qué colaboramos”, por parte de los mismos responsables deVanguardia a los que emplaza el poeta.

Mientras tanto, la declaración ha recibido el respaldo de numerosos intelectuales en varias ciudades de la isla.

“Acallar a un cubano de a pie solo porque tenga una opinión diferente sobre algo, es un acto de prepotencia de quienes dirigen los medios”, manifiesta en una declaración de adhesión el poeta y traductor holguinero Manuel García Verdecia.

Yamil Díaz Gómez, de Santa Clara, recuerda a su turno la censura del villaclareño Alexis Castañeda Pérez de Alejo por parte del mismo periódico Vanguardia: “Me parece inconcebible que cinco años después tengamos que enfrentarnos a algo muy parecido”.

El teatrólogo Omar Valiño, vicepresidente de la UNEAC, comparte el juicio de Vega Chapú acerca del contraste entre la exclusión de escritores y la promoción de contenidos “seudoculturales” en la prensa cubana: “Cómo gastan espacio Juventud Rebelde y casi todos los periódicos provinciales en esas páginas frívolas e inoperantes por completo”.

“Tengo la plena certeza —escribe el poeta y editor Ricardo Riverón— de que esa prensa donde no estamos, cada día va a ser menos creíble, y hará menos creíbles a quienes la regentean desde los espacios políticos”.

A la carta abierta de Arístides Vega Chapú dirigida al periódico Vanguardia también se adhirieron con sendas notas el historiador Félix Julio Alfonso, la pianista Annia Castillo, los poetas Israel Domínguez y Alexis Castañeda, entre otros escritores y artistas.

 
 

16 thoughts on “Intelectuales denuncian censura de prensa

  1. Desde que tengo memoria, el papel periodico en Cuba se usaba solo para picarlos en pedazos y ponerlos en el baño de quienes viviamos en la Isla en los años 70 ,80 y 90,,,,no se si eso hoy continua !

  2. Veamos que nos trae al final esta puja.Los innamobibles se escudan en que ” dentro de la Revolucion todo, contra la revolucion nada”y la Prensa Oficial esta como esta; pero la tecnogolia les pasa por encima.Esta guerra no es contra los jovenes, es contra los nuevos tiempos de hacer noticia y periodismo.Internet llego para ellos como una maldicion, por eso estan como estan de nerviosos.

  3. Y cuando no ha sido asi? Valiente respuesta pero inutil, todo lleva a una conclusion, se tienen que abrir espacios alternativos q rompan el monopolio de ese pequeño grupo de abusadores q se apropian de la verdad y de lo que se debe o no decir, escribir y aun hasta pensar en este pais.

  4. Veo una verdadera tormenta sobre algo arto conocido, NO HAY NADA NUEVO en lo que les sucede a todos, creo lo único nuevo seria que seriamente “se plantaran” y dijeran aquí no escribimos más, y listo, lo siguieran haciendo el internet o para prensa extrajera.
    Pero esta película data de siempre, y seguirá con seguridad, intervendrán quienes tengan que hacerlo, les darán la vuelta, podrán al enemigo enmascarado de fondo y al final todo seguirá igual, ha sido cíclico.
    Cambiaran las políticas editoriales?, lo dudo; dejaran de censurar y publicar lo que les venga en ganas?, también lo dudo; en fin es difícil creer que algo cambiara al respecto.
    Después hay que “comprar la píldora” de que el problema de no hacer llegar la Internet masivamente se debe a problemas y limitaciones tecnológicas…por favor que persona ingenua se lo creería?, es pánico, fobia, no tienen control, no pueden bloquear todo lo que no les venga bien. No pueden acallar la realidad y diferentes puntos de vista.

  5. “Nosotros tenemos un país libre. No tenemos censura y el pueblo puede reunirse libremente. Nunca vamos a usar la fuerza y el día que el pueblo no me quiera, me iré.” Fidel Castro La Habana, 9 de Enero de 1959.

  6. El tiempo cambia las cosas, en el 94 (35 anos despues) declaro si la mayoria del pueblo no quiere la revolucion(lease yo mismo) seguiria manteniendo la revolucion, aun si me dijeran que el 99% no la quiere, o si todo el mundo yo seguiria manteniendola…, se puede observar el respeto por la opinion ajena del megalomano

  7. No he leído el texto censurado, creo que lo más lógico hubiera sido publicarlo aquí mismo para hacernos un mejor juicio del asunto. Es decir que ahora mismo pudiera creer que Cartas desde Cuba ha hecho lo mismo que Vanguardia. De todas formas si Arístides o alguien encuentra algún escritor o algún periodista que no haya sido censurado nunca en algún lugar, por favor, me gustaría concerlo. Desde las Santas Escrituras hasta la edición de ayer, todo pasa por filtros en todas partes, lo mismo en Vanguardia, que en la Editorial Capiro, que en el NYT. No comprendo la alharaca. Si no fuera así, los mismos escritores y los mismos periodistas se editarían sus textos sin necesidad de terceros. De todas formas, no juzgo lo que no conozco. Saludos…

  8. Es momento de parar la afrenta de la Burocracia administrativa y política que viola permanentemente el derecho a la libre expresión de los periodistas. Dejen de publicar de facto en los órganos oficiales para que tengan que buscar a los maestros emergentes para que hagan periodismo.

  9. Panchito (8), estoy 100% de acuerdo contigo, las cosas no se publican si no se ajustan a los intereses de los de arriba en el periodico (u otro medio). La diferencia, con el NYT, por ejemplo, es q el NYT esta en el negocio del dinero y les interesa q el periodico este bueno para q la gente lo compre, si no, quiebran. Si un periodista no gusta de ser censurado ahi, pues tiene 20M mas de periodicos para los q trabajar. Si el NYT esta mal, se le iran los periodistas buenos, el publico perdera interes, y quebrara. En Cuba, 1) no hay alternativas (incluso con este tipo de censura buscan cerrar los blogs personales) 2) los periodicos no temen q nadie los lea porq no hay mas nada q leer e, igual, son costeados por el pueblo.

  10. panchito (8) (cont). Para resumir un poco el comentario anterior: a pesar de q los medios (como tu ejemplo del NYT) puedan estar siempre un poco parcializados, su principal interes es publicar lo que la gente esta interesada en leer, pues solo asi pueden mantenerse vivos. La diferencia con Cuba es q como no hay amenaza de extincion, los medios pueden darse el lujo de poner, no lo q la gente querria leer, sino lo q el gobierno quiere q la gente lea. A fin de cuentas, es el gobierno el q los mantiene, con el dinero de la gente…

  11. “Yo no estoy interesado en el poder, no lo ambiciono… Restableceremos todos los derechos y libertades, incluyendo la absoluta libertad de prensa”.Fidel Castro. Santiago de Cuba, 3 de Enero de 1959.

  12. Si pudiera leer el artículo tuviera la posibilidad de dar un juicio justo, pero como están las cosas son solo especulaciones, lo que sucede es que a veces hacemos una tormenta en un vaso de agua, ¿quién dijo que algún medio está obligado a publicar cuanto se le ocurra a un colaborador?, eso ocurre hasta con los propios profesionales del medio, para algo existe la política informativa, el perfil de cada medio, y sobre todo los directivos del medio, que, gústele o no a alguien, tienen el deber, el derecho y la obligación de velar por la correcta implementación de la política iformativa.
    Bien estaríamos ahora si se publicara lo que a cualquiera se le ocurriera.

  13. Descubrieron el agua tibia, después de 55 años de censura y propaganda pq de perio dismo no tiene nada. Sólo práctica stalinista. Indudablemente q le tienen miedo al verdadero periodismo, por ello no dan oportunidad a Internet.

  14. a muchos intelectuales no se les puede creer todo, piensan que siempre tienen la razon y que su palabra es bendita… a algunos de ellos se los come la arrogancia iy la autosuficiencia y cuando alguien les rechaza un trabajo, enseguida apelan a la manida “censura”… quisiera lleer el trabajo, si no lo que esta haciendo “Cartas desde Cuba”, es dando tambien la informacion a media… quiero leer, pensar y sacar mis propias conslusiones, no adherirme solo al criterio de este muchachon…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *