“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
Inspector cubano, la profesión con mayores ingresos
 

Inspector cubano, la profesión con mayores ingresos

banco-cuba-dinero-bandec-cubanos

Tomado de Progreso Semanal

“Olvídate, que yo no me muero de hambre”, es el lema de Yanet. Ni se había preocupado por no tener licencia para cocinar, hasta que un inspector le tocó a la puerta.

Ella disimuló, inventó que cocinaba para ayudar a algunas personas que se lo habían pedido. “Le di cinco dólares y se fue”, cuenta. Al tiempo llegó otro, aunque esta vez bastó con un plato de arroz con chuleta, vianda y ensalada.

Por fin se decidió a sacar el permiso, y ya llevaba como un mes de trámites, cuando congelaron las autorizaciones. “Mira, muchacha, si yo me puse… Fui para allá y les dije: ‘¿hasta cuándo es lo mío?’. Y además de eso…”, y frota el pulgar y el índice de la mano derecha, en un gesto que significa dinero. “Claro –agrega su esposo-, porque te enmarañan los papeles pa’ que tú tengas que ‘soltar’”.

Porque la palabra soborno es fea. Pero si además alguna sinonimia lleva a decir “regalo”, “ayudita” o “búsqueda”, no solo hay cohecho; también cinismo.

En la Cuba reciente, el enfrentamiento a la corrupción se ha concentrado en fugas millonarias, sobre todo en entidades estatales. Sin embargo, también existen “goteras”, peces chicos que se comen a otros peces chicos. El proceder cuestionable de algunos inspectores estatales ha sido detectado antes en la prensa nacional: una vezotra, y otra más. Hasta hoy, parece un fenómeno bastante generalizado.

Agro-dinero David, carretillero

“A nosotros hace rato están poniéndonos multas, porque tienes que moverte de lugar. Me quitaron los papeles después de varias multas, se los quitaron a todo el mundo (en un municipio de Mayabeque), pero seguimos vendiendo ‘por detrás’, porque una pila de gente vive de eso. Es un riesgo, pero qué voy a hacer. Hay que estar escondido, como si uno fuera un delincuente. Y yo no estoy vendiendo marihuana; estoy vendiendo viandas.

“Las multas las están poniendo cada uno o dos meses, son casi programadas. Los inspectores te ven todos los días en el mismo lugar, y tú a veces les regalas algo, otros les daban dinero: 50, 100 pesos, o una jaba con cosas, para ir aplazando la multa.

“No hay manera de defenderse, no tienes apoyo de nadie. Nosotros estuvimos pagando el sindicato, pero eso es por gusto, no pasó nada. Son la policía de los negocios, ellos mandan, y ¿quién contra ellos?”

desigualdad-cuba-bodega-riqueza-pobrezaEsteban, bodeguero

“Tenerlo todo exacto es muy difícil, tienes que vivir esclavo de cuadrar la bodega todos los días, y eso es imposible. En la inspección, según las deficiencias que te cojan, tú conversas con ellos, a ver cómo nos podemos entender como cubanos: se arreglan ellos y me arreglo yo.

“Antes llegaban y se les daba un poquito de aceite, un paquetico de café… Pero ya no quieren productos, quieren dinero. En dependencia de la inspección, unas valen más que otras. Hay dos que nunca fallan: en agosto, para cuando empieza la escuela tener la mochila de los niños; y en diciembre, por fin de año.

“Una vez me señalaron algunos problemas, yo propuse 20 CUC, y me dijeron que no: que eran 30.

“De verdad, esa gente es profesional, por eso ven los detalles que a veces tú ni piensas. Pero como persona… hasta ahora los que me han tocado a mí todos son buenas personas”.

Julia, ex-vendedora de libros

librería-callejera-cuba“Si (los inspectores) estaban cerca de allí las personas se avisaban, y todo el mundo recogía lo que no podían tener en la mesa. Otras veces venían de sorpresa, y era el corre-corre. Iban directo a los vendedores que tenían mercancías prohibidas: el acero quirúrgico, las cosas industriales…

“Una muchacha, me acuerdo, tuvo que dar una cadena que costaba siete dólares, y además dinero, tremendo abuso. Entre todas las mesas que tenían artículos no permitidos les daban algo.

“Eran dos mujeres, siempre las mismas. A ellas no les importa si tú lo vendes o no; no están en el tema de la sociedad, la legalidad en el país… No, no; ellas están resolviendo su problema económico, ¿entiendes? Es una cosa establecida que hay que darles algo, porque al que vende le hace falta seguir vendiendo, aunque sea ilegal”.

Puesto-venta-carne-cerdo-Habana_CYMIMA20151219_0003_16Gonzalo, carnicero

“Cuando vienen yo les doy los papeles de la empresa, y a la vez saco 10 fulas, cinco para cada uno.

“Pero entonces, por ejemplo, te cogen a ti botando escombros y te ponen una multa. Ellos siempre buscan la manera de meter una multica para justificar su trabajo, pero aquí vienen a ‘buscar’ nada más.

“El mes pasado fueron 10 fulas cada uno, y aquí somos 18 carnicerías y 20 y pico de bodegas; en una zona, no el municipio completo. Llevo de carnicero como 15 años, y siempre ha sido así. Yo he dado poco, porque soy hueso duro. Ya van tres inspecciones que me mandan a buscar y yo no voy, ni doy na’. Lo que pasa es que no puedo ser el líder”.

No maten al mensajero… o al inspector

Aunque varias instituciones disponen de inspectores (el Ministerio de Salud Pública, el de Finanzas y Precios, Planificación Física…), los que tienen mayor capacidad operativa pertenecen a la Dirección Integral de Supervisión (DIS), subordinada a los Consejos de Administración municipales y provinciales.

Mientras espero que el vicepresidente de un gobierno local autorice la entrevista con el director de la DIS, una funcionaria me comenta que las personas tienen muy mala opinión de los inspectores. “Mi salario tampoco me alcanza, pero no por eso tengo que ser corrupta”. Finalmente, no sucede la entrevista.

En otro municipio, una jefa de nivel intermedio accede a responder algunas preguntas. Un supervisor gana 385 pesos de sueldo básico, más 125 pesos de estimulación. Si alguien reclama la multa, y tiene razón, al inspector se le descuenta. Una ausencia injustificada les cuesta 62,50 pesos menos.

Antes de empezar a trabajar, un comité de expertos evalúa y filtra a los solicitantes. “Hay una serie de requisitos, porque se trata de un funcionario de gobierno, no puede ser cualquiera”, afirma la supervisora. Quienes cumplan las condiciones, pasan un curso de entre 45 días y seis meses. Luego, firmarán un Código de Ética.

Si bien se cumple la jornada de ocho horas, el trabajo puede durar hasta la noche, si hubiera fiestas populares; o incluir fines de semana, debido a las actividades veraniegas. Cuando hay ferias agropecuarias, los inspectores comienzan desde las 5:30 de la mañana.

Obviamente, nadie reacciona bien ante una multa. “La población es muy indisciplinada. Al cubano le preocupa qué va a comer, y se acabó; no le preocupa el parque, ni la pintura. Usted le pone 100 pesos al que pegó un pie en la pared, y se busca un problema”. El día anterior, un vendedor ilegal golpeó a un supervisor y salió corriendo. La jefa asegura que las agresiones físicas ocurren con frecuencia, incluso entre mujeres.

“Lo mismo te dicen horrores, que te dicen: ‘¿tú no me puedes ayudar?’ Y la respuesta es no, usted está ante un funcionario de gobierno”. Sin embargo, no se puede negar: “Todos los sectores son proclives a la corrupción. Cuando hay un caso, se toman medidas drásticas”.

En 2016 se cobraron 142 mil 500 multas, equivalentes a 22,8 millones de pesos. El antagonismo entre los inspectores y la gente difícilmente se resuelva pronto. Aun sin corromperse, su trabajo puede resultar infame.

Por ejemplo, la supervisora me enseña el acta de una multa por 1500 pesos a una mujer que vendía jabas. Porque el Decreto-Ley No. 315 dice que sin licencia no se puede, y esa es la cantidad correspondiente a tal violación. Ahora pensemos en cuánto tendría que vender para completar esos 1500 pesos. “Parece injusto, pero el Decreto tipifica que está prohibido”.

Por supuesto que debe haber orden, pero la ley no basta para resolver el problema. Una ley que no tiene en cuenta la realidad termina siendo arbitraria, ridícula. Los inspectores atacan las consecuencias. Si se corrompen, también es síntoma de algo. Mientras, las causas permanecen igualitas.

* Los nombres han sido cambiados a solicitud de los entrevistados.

About Eileen Sosin Martínez

Periodista cubana. Bicho nocturno, cafetera y buena amiga. Muy teatral (que no trágica), despistada y trabajadora, con malos pensamientos pero buenas intenciones.

 
 

27 thoughts on “Inspector cubano, la profesión con mayores ingresos

  1. Si no fuera porque todo lo que se relata es la mismísima realidad a la que se enfrenta el cubano de carne y hueso en su día a día, mes a mes, año tras año y que va en ello el desgaste de su propia vida podría ser un relato humorístico pero es tan triste y trágico que avergüenza. Que estas cosas estén a la orden del día y se siga sin ponerles remedio escapa a cualquier calificativo!

  2. Yo creo que cualquiera que “conozca a Cuba por dentro” ha visto a un inspector corrupto en acción. jejeje y con solo entrar un poco más, ha conocido a policías, fiscales y jueces.
    Tengo una amiga que se hizo inspectoras y recuerdo lo orgullosa que decía que ella si no se iba a corromper. Y fue dura. demoró más de 6 meses en aceptar el primer soborno. Pero este artículo dice el salario de ellos y cuando eso lo combinas conque hasta los inspectores se dan cuenta de lo injsta de las leyes, tienes el caldo perfecto para dar todo un potaje de corrupción

  3. Ya saldrán los del grupo de los “superrevolucionarios” . los “jueces” que se creen con el derecho a clasificar a los cubanos a criticar este articulo, que le da “armas” al enemigo.

  4. una de las tantas cara de la corrupción, solo que esa es la diaria la visible o una de las visibles pero las que están en las alturas que no se ven pero que el pueblo siente al no llegar al el el dinero y las condiciones de vida , de todas formas todos siguen ahí inmunes intocables, pues por o general ese dinero que eso inspectores piden llegan a sus jefes para mantener la calma y la inmunidad y los perjudicados como en casi todos los casos sin derecho a reclamar y por tanto seguimos en lo mismo con lo mismo blabla, nuevo modelo economico, nuevas medidas, etcetc sin nada real y efectivo solo la corrupción se hace realidad.

  5. Son tan corruptos que hasta resuelven las licencias de cafeterias y hostales aun cuando estan congeladas en este momento. Por un precio modico de 700 cuc. Segun dicen ahora se encarece porque se debe tocar hasta casi el ministro.

  6. Nada que no se vea en cualquier pais del mundo, la corrupción es universal y no conoce de ideologías, lo que si es un asco es que los sustentadores del regimen apaguen cualquier reclamo o descontento diciendo que al hacerlo eso le da “armas al enemigo”, me pregunto es esta la razón o es que están protegiendo los intereses de esta casta corrupta? están interesados de que todo siga igual? Por algo sera, pero eso de la defensa a ultranza del regimen me parece hipócrita, solo es un medio para sus fines.

  7. Esto que comenta Revolucionario es absolutamente cierto, me consta, se quien ha pagado cientos de dolares por una licencia tras la suspensión. Un abrazo

  8. Fernando, compadre, ¿tú también trayendonos historias de la pseudorepública, la neocolonia, la república mediatizada? Chico, ya sabemos lo malo que era Batista.

  9. Yozime, que dices? que estás fumando? mándame un poco, ja ja ja. Un abrazo y trata de explicarte un poco mejor.

  10. Fernando?, todavia no conoces la brutal ironia del cubano?, venga que estamos recogiendo firmas para darte la ciudadania. No me hagas arrepentirme. Jjajajajaja. (Sobre el comentario de Yozime)

  11. Benef4cto ya te contestó… No puedes imaginarte cuántos cubanos me he encontrado que cuando se ponen a hablar de la tacita de plata me hablan precisamente de lo fácil que resultaba sobornar a un inspector en aquellos tiempos… Al fin y al cabo a un buen número de cubanos les gusta este bonchinche, porque reduce los costos. Si los inspectores fueran honrados mucha gente no podría tener negocios o harían menos dinero… Por cierto, esto pasa en Miami, en Califoria, en Madrid y tal vez hasta en Montevideo. No estoy seguro que la competencia de mercado pudiera remediar este asunto o la necesidad de inspectores. Es muy fácil cubrir las deficiencias ante el cliente y cuando se descubren puede ser muy tarde.

  12. Ahora, profundizando en el artículo, una diferencia entre los inspectores de ahora y los de antes es que los de antes recibían su mordidita a base de protegerte ante el estado corrupto, los de ahora tienen un negocio de extorsión montado.

  13. Por si acaso, para nadie es un secreto que la policía batistiana, concretamente sus jefes, controlaba un amplio negocio de extorsión.

  14. Filmenlo/grabelo y caminen a esos “inspectores”! No jodan que ahora cualquiera tiene una camara/grabadora en el bolsillo.

  15. Y no se menciona en el artículo los que “inspeccionan” a los puntos de ventas en divisa,
    leáse tiendas, cafeterías, restaurantes, etcétera. Los he visto peleándose entre ellos por “inspeccionar” el mismo punto de venta durante el mismo día.

  16. Según como yo lo veo, en un país donde es inevitable violar ciertas reglas (y quien no lo crea así que me demuestre lo contrario), este tipo de comportamiento de cualquier funcionario es bastante normal (en otros comentarios se ha mencionado que pasa en cualquier otro lugar del mundo). Pero sí me llama poderosamente la atención el hecho de que nadie ve en estos individuos que se quejan a unos tremendos “descarados”, pues después que hacen algo prohibido (justamente o no pero lo está), “resuelven” con este inspector (por dinero o lo que sea), pero seguro de mejor forma que si se les aplica la ley, y luego van y los echan pa’lante como un carrito de helado.
    O me van a decir que llevar una bodega o una carnicería es tan complicado que no hay quien mantenga todo en orden??? Será porque tienen demasiado trabajo con todo lo que dan por la libreta.

  17. Filmenlos?
    Grabenlos??
    Caminenlos???
    Pero si son también violadores!!! O como si no estan en esta situación??
    Mis disculpas Nergrón y Fernando, pero en mi barrio eso es tremenda chivatería…!!!

  18. (16) que insinuas que no es cierto?, eso no es asi tan facil, filmar a alguien sin que lo advierta?, x otro lado nadie quiere ser “chiva”, seguro hay represalias, ademas no cualquiera puede ponerlo en internet, d otra forma puede “perderse” x el camino en fin quiza en cualquier momento sale alguno, tal vez este articulo ayude, saludos

  19. Osvaldo, en realidad no es siempre así, por ejemplo la gente de la campaña contra el dengue llega con focos en el bolsillo, dentro de un tubito con agua, y los instala en casas “pudientes” o negocios mientras hace la inspección. Después pide dinero a cambio de no revelar que encontraron un foco de aedes. Me lo intentaron hacer a mi mismo y los saqué volando bajito, me amenazaron con traer a la policía y les dije que perfecto, que si querían los llamaba yo, se fueron sin chistar. Lo mismo me pasó con los inspectores de la luz, a pesar de que yo pago muchísimo dinero siempre venían a hacerme las inspecciones a mi, a poner pegas y pedir dinero, hasta que un día llamé a su jefe y le dije que no les daría ni un centavo y que cualquier problema nos veíamos en la estación de policía. No me volvieron a molestar. Un abrazo

  20. no es por este escrito, llevo tiempo pensando si ponen camaras ,en el bano del aeropuerto # 2 , ahi es donde se hacen las transaciones de dinero con los aduaneros , que alguien pruebe y se siente en los asientos del lado del bano y veran como hay aduaneros que cuadran en las pesas y de ahi al bano a recojer el dinero

  21. Fernando, en esos casos estoy muy de acuerdo contigo, pero los ejemplos del artículo son todas personas que de una forma o otra están haciendo algo mal hecho, o que no está permitido, es completamente diferente. Un abrazo.

  22. Bien por el artículo, aunque el título me parece incompleto o inexacto, o ambas cosas. Debería añadírsele “… en relación con la inversión requerida”, que en el caso de los inspectores es sólo poner la cara de guante y correr el riesgo. Y aún así sería inexacto, porque la profesión “dirigente político de alto nivel” se lleva las palmas en ese terreno.
    Lo que sí queda claro es la desmoralización que produce dicha corrupción, y las nefastas consecuencias que ésta trae para el país, tanto económica como funcionalmente.

  23. Mi querido Fernando, Aplaudo cada vez que traes un tema sobre “lo que pasaba en Cuba antes del 59”, jajajaja. ese tema es en todo el pais, recuerdo que hasta botaron del pcc a esteban morales cdo dijo hasta donde llegaba la corrupción en cuba. solo ver los almendrones circular en la calle, su estado tecnico a priori y todos con somaton ok, ya ni hablar de la empresa electrica, o comercio, los mas corruptos son los integrales que por suerte los filtran antes de empezar a trabajar, entras a cuba en la aduana te encienden el lomo… ni hablar, esa gaveta tiene dientes donde quiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *