“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Guantánamo, el costo de la ilegalidad

Base-naval-guantánamoTomado de El Espectador

¿Recuerda la serie de los años setenta “El hombre de los seis millones de dólares”, también conocida como “El hombre nuclear”? Actualmente, Estados Unidos tiene 61 de ellos, todos en la prisión militar de la Bahía de Guantánamo que el presidente Barack Obama quiere cerrar.

Mientras Estados Unidos reduce la población carcelaria al transferir reclusos a naciones amigas, el costo de alojamiento de sospechosos de terrorismo en el centro de detención en Cuba ascendió a cerca de US$6 millones por persona, según un análisis de cifras del Departamento de Defensa. Esto generó un subproducto políticamente conveniente para una administración decidida a cerrar el lugar: una desagradable sorpresa ante tan alto costo.

El gasto por recluso solo aumentará si Obama sigue transfiriendo prisioneros, como lo hizo la semana pasada al enviar a 15 detenidos a los Emiratos Árabes Unidos.

“El abultado derroche de dólares de los contribuyentes para encarcelar a personas sin acusaciones ni juicio es una de las muchas razones por las que Guantánamo debiera cerrarse”, dijo Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, que destacó el costo de la prisión.

Precio en aumento

Un funcionario de la administración Obama, no autorizado para hablar públicamente, insinuó en un correo electrónico que el creciente precio ayuda a destacar lo “absurdo” de hospedar a sospechosos de terrorismo en Guantánamo. Un segundo funcionario, que tampoco estaba autorizado a hablar públicamente, indicó, en un correo electrónico, que el costo por recluso de la prisión es un elemento del argumento de la administración para cerrarla.

Sin embargo, los opositores al cierre de la instalación penitenciaria, hasta ahora, se han mantenido indiferentes por ese y cualquier otro argumento, mientras Obama probablemente dejará el cargo con su promesa de cierre sin cumplir. Entre otros obstáculos se encuentra la naturaleza de los detenidos que siguen ahí, como Khalid Sheikh Mohammed, la mente maestra de los ataques del 11 de septiembre, junto con otros prisioneros considerados demasiado peligrosos para ser transferidos a otros países o que nunca han sido enjuiciados debido a la manera en que fueron capturados e interrogados.

Comparación con las cárceles Supermax

Guantánamo es costosa en comparación con el gasto promedio de encarcelamiento para un interno de una cárcel federal de alta seguridad, que llegaba a US$33.007 en el 2015, según la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos. El costo anual de mantener a un recluso en una penitenciaría “Supermax” llega a US$86.374, según un artículo del 2015 de la senadora estadounidense Dianne Feinstein, miembro del Partido Demócrata por California.

El costo de la prisión de Cuba es uno de los reclamos predilecto de Obama y otros partidarios del cierre de Guantánamo. Obama dijo en una conferencia de prensa del 2010 que los costos de Guantánamo eran “excesivamente superiores” a los de una instalación Supermax y, en una entrevista del 2014 con CNN, indicó que el gobierno estaba “gastando millones por cada individuo”.

Feinstein y el senador Richard Durbin, miembro del Partido Demócrata por Illinois, destacaron el costo por detenido en artículos que promueven el cierre de Guantánamo. El senador Joe Manchin de Virginia Occidental ha citado en reiteradas ocasiones los “costos por terrorista” de la prisión como una razón para clausurarla.

Los republicanos que se oponen al cierre de la prisión o a la transferencia de sus detenidos a tierra firme rechazan tal argumento.

 
 

5 thoughts on “Guantánamo, el costo de la ilegalidad

  1. Lamentable, para el contribuyente, para los reclusos,y como un ejemplo negativo para las administraciones de uSA.Y .. los DDHH què? Quieren cuestionar los DDHH en Cuba?

  2. Si baracoa, yo como cubano y como contribuyente de usa también, quiero cuestionar los DDHH en los dos paises, porque no?
    Alguna objeción de su parte?

  3. En el país de los ciegos el tuerto es rey, pero me asombre el azeheimer de algunos cubanos, ya muchos no recuerdan la autovoladura del Maine, la del gordo de Tonkin, el minado de la bahía de Hanoi, invasión en Panamá, etc, etc. Y no hablo de las actuales que poco les importa si las mujeres llevan burka, yihab, o si van en pelotas, SOLO TODO EL MUNDO SABE QUE ES POR EL PETRÓLEO.

  4. EE.UU es un país que lo mueve el dinero, en el que las personas no importan sino los bienes materiales. Un ejemplo lamentable de lo que quieren algunos para Cuba, por eso a mi se me enciende la vida cuando algunos quieren ponerme de ejemplo de capitalismo a EE.UU porque es uno de los peores que se pueden dar, existen muchos otros que sí funcionan mejor. Ambos sistemas tienen cosas buenas, y cosas por mejorar, pero eso señores, es un tema complicadísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *