“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Granma justifica detención de periodistas en Guantánamo

periodismo,cuba,guantanamo,matthew,huracán

Foto: Daniel Ross Diéguez

Tomado de Granma

«Cuando el viento y el mar amenazan con hacer estragos y el peligro es inminente, las torres de control meteorológico disparan sus indicadores y todos buscan estar a buen resguardo, entonces el ser humano busca —por instinto— la comunicación», así comienza un reportaje del periódico Venceremos, de Guan­tánamo, que bajo el título A mal tiempo buen periodismo, describe cómo los colegas de Baracoa, del telecentro Primada Visión y de la emisora la Voz del Toa, mantuvieron informado a su municipio, provincia y a toda Cuba del paso por esa urbe del poderoso y destructor huracán Matthew, que también se ensañó con Maisí, Imías y San Antonio del Sur.

Como mismo lo hizo la población, si­guiendo las instrucciones de los Consejos de Defensa, la prensa cubana y en especial, los colegas que en esa zona laboran, se anticiparon y en los preparativos le ganaron la batalla al meteoro. Jóvenes profesionales que vivieron su primera experiencia ante una situación como esa y otros experimentados informadores, garantizaron el trabajo a tiempo completo en situaciones de contingencia para mantener las transmisiones bajo cualquier circunstancia.

Y lo hicieron desde el borde delantero del combate, por todas las vías posibles: televisión, radio, redes sociales, sitios oficiales en Inter­net, teléfonos, cualquier medio al alcance fue preciso para hacer periodismo, sin importar los daños y el tiempo. «Esa noche fue como vi­vir la guerra. Las horas del paso del huracán fueron aterradoras, pero nosotros nos mantuvimos unidos cumpliendo con nuestro trabajo, convencidos de que aquello pasaría e íbamos a salir adelante», dijo a Venceremos el camarógrafo Rolvis Yasser Machado.

Cuando se escriba la historia del 4 de octubre del 2016, habría que otorgarle un lugar especial a estos profesionales de la información. Noa Faez, de la Voz del Toa; Lisandra Savó Vega, Mavel Toirac, Leandris Noa —a quien vimos en disímiles reportes desde Ba­racoa—, Karel David Ruenes, del telecentro Primada Visión o Maricel Reyes Pérez, de Ra­dio Baracoa y al resto de los equipos, como los fotorreporteros Roberto Esquivel y José Ma­nuel Sánchez, quienes aun cuando ya sabían que se habían quedado sin casas, no dejaron de hacer y transmitir las imágenes de lo ocurrido.

Párrafo aparte para la reportera de la Voz del Toa, Arelis Alba Cobas, @labaracoesa, twitter incansable e imprescindible en la hora cero, mediante el cual el mundo conoció las primeras noticias del paso del meteoro e igual las primeras imágenes.

Habría que poner muchos nombres más, como los que dieron la amplia cobertura en los servicios informativos de la Televisión Cuba­na, que encontraron en Solvisión, la televisora guantanamera, su punto de enlace con los territorios afectados; a los que en el sitio web Cubadebate, rompieron récord de visitas para un día, con más de 190 000 por la agilidad y buen periodismo sobre ese soporte; a las emisoras de radio de todo el país, al resto de los periódicos, al equipo de nuestro diario que se adelantó y partió cuatro días antes con dos periodistas e igual cantidad de fotorreporteros. Como tampoco podría quedar fuera el meteorólogo José Rubiera y el Estado Mayor de la Defensa Civil, por lo previsor de sus gestiones.

Pero los periodistas cubanos no trabajaron solos, no fuimos los únicos que dieron a conocer lo que sucedió con Matthew y la hazaña de un pueblo. La prensa extranjera acreditada en el país y otros que pidieron visas y solicitudes de permiso para trabajar en una zona de desastre, como se exige en cualquier lugar del mundo, se movió también al epicentro de la noticia.

Un total de 31 corresponsales salieron de La Habana hacia la región oriental. Un equipo de la Associated Press (AP), con camarógrafo y fo­torreportero, y otro de la Agencia Española de Noticias (EFE), con las mismas funciones, más un redactor, vivieron en tiempo real el huracán en la ciudad de Baracoa. Pasaron allí los embates del fenómeno atmosférico.

Se basificaron en el hostal Habanera, por recomendación de las autoridades del go­bierno y del Partido en el municipio y por las autoridades del Ministerio de Turismo cubano, pues donde estaban, en Porto Santo, la cercanía de dos ríos y el peligro de crecidas de estos, podría jugarles una mala pasada. Al dañarse seriamente el alojamiento alternativo, se le crearon luego todas las facilidades en el hotel El Castillo, con tres habitaciones. Reportaron cómo se preparó el pueblo, la manera en que se tomaron las previsiones ne­cesarias para cuidar lo más sagrado, la vi­da humana.

Otro grupo, de Reuters y AFP intentó tres veces por distintas vías llegar hasta la ciudad primada, hasta que lo lograron y compartieron espacios con la AP y EFE para hacer sus labores. Una parte de ellos, además, recibieron el apoyo de los colegas cubanos en Primada Visión, lugar al que vieron, además, convertido en centro de evacuación para proteger a la población. También la CNN reportó el vendaval, con sus informadores, desde Santiago de Cuba.

Otros ocho cronistas, de NBC, tres de ellos llegados desde Estados Unidos, incluyendo un periodista especializado en la temática para Weather Channel (canal del clima), lo hicieron desde la playa santiaguera de Si­bo­ney y también se trasladaron a Guan­tánamo, junto a equipos de El Nuevo Día, de Puerto Rico; Resumen Lati­noamericano, de Ar­gen­tina; de ABC Miami y de CCTV, de China. Lle­garon hasta San Antonio del Sur y a la zona de Bate Bate, donde pudieron apreciar el impacto del mar en la carretera y cómo se protegió a los pobladores y así lo reflejaron en sus reportes. Lo mismo hicieron en la comunidad de La Cecilia y en la Universidad de Guant­á­namo, que fungió en calidad de centro de eva­cua­ción, informaron sobre las medidas tomadas y las facilidades que se dispusieron en el orden de salud, alimentación y avituallamiento para los que allí se resguardaron.

A todos se les garantizó protección y se les propiciaron las condiciones que permitía la si­tuación climatológica para realizar su trabajo.
Pero en esta Cuba, de obra por excelencia humanista, nada estaría completo si se habla de prensa, sin la consabida manipulación y en este caso provocación de sitios privados o abiertamente al servicio de la contrarrevolución, que intentaron dar una imagen, no ya diferente, sino distorsionada de la realidad que se vivió y que aún en plena fase recuperativa se sigue viviendo. Además, actuaron sin autorización previa, como lo exige un momento de contingencia y en el cual el país tomó todas las medidas como corresponde a una situación emergente igual que lo hacen todas las naciones del mundo.

Realizaron actividades, en las cercanías de la ilegal Base Naval que Estados Unidos mantiene en la provincia de Guan­tánamo, en contra de la voluntad de su pueblo, y que nada tenía que ver con las zonas más dañadas por el huracán.

No es exagerado el calificativo de provocación. Cuando Matthew ya salía, incluso de las costas estadounidenses, fue que se presentaron en la geografía guantanamera estos otros «informadores». Es sintomático que esto ocurra justo, cuando mañana se celebra una ronda de conversaciones sobre derechos humanos entre Cuba y Estados Unidos. Ac­tividades de esta índole contrastan con la profesionalidad mostrada por periodistas de medios territoriales, nacionales y extranjeros ante la tragedia que vivieron los territorios más golpeados. En otras palabras, estaban fuera del epicentro de la noticia y se perdieron, porque no les interesaba, la épica del suceso.

 
 

24 thoughts on “Granma justifica detención de periodistas en Guantánamo

  1. “Realizaron actividades, en las cercanías de la ilegal Base Naval que Estados Unidos mantiene en la provincia de Guan­tánamo, en contra de la voluntad de su pueblo, y que nada tenía que ver con las zonas más dañadas por el huracán”, “En otras palabras, estaban fuera del epicentro de la noticia y se perdieron, porque no les interesaba, la épica del suceso” o sea se sugiere espionaje, infringer leyes “igual que lo hacen todas las naciones del mundo”, por que no se dicen explicitamente las leyes infrigidas?, cuando sera el juicio? que cargos enfrentaran?, lo mismo de siempre la manipulacion y la Cortina de humo, el secretismo, la conspiracion, en fin una verguenza

  2. No hace falta explicar mas

    En otras palabras, estaban fuera del epicentro de la noticia y se perdieron, porque no les interesaba, la épica del suceso.

    Segun el gobierno de Cuba,solo las autoridades pueden decir como,cuando y donde.

    En toda esta verborrea de explicacion la unica logica es que a la cupula del PCC no le dio la gana otorgar el permiso a estos periodistas.

    Todo lo demas es blah blah blah.

  3. Bueno quien no dijo q no se debe de politizar el reciente hecho heroico de evitar victimas por el paso del huracan, aqui tienen su respuesta, me pregunto si en el paso del proximo huracan hay Dios no lo quiera muertos a quien le hecharan la culpa? Al EmbaRgo? a la CIA? COMO VEN LO QUE EL REGIMEN HACE CON LAS MANOS LO DESBARATA CON LOS PIES, TRISTE EDITORIAL, ADEMAS LOS EXTRANJEROS QUE DEBERIAN DE ESTAR BAJO SOspeccha por ser medios del “enemigo” los dejan llegar libremente Y A LOS CUBANOS QU NO SON BORREGOS DEL PODER SE LES IMPIDE EN SU PROPIA TIERRA TRABAJAR, ademas dejan una estela de duda con lo de la Base, todos tienen q pasar por ahi es inevitable, la mala leche es evidente y para cerrar no muestran ninguna prueba tangible de que son culpables de algo, la dictadura no aguanta un dia de prensa libre, se cae solita.

  4. (2) Quièn le dijo que para ir a Baracoa, Maisí, San Antonio del Sur e Imías hay que pasar por la Base o cerca de ella? Por favor, se ve que nunca ha visitado esos lugares, o no conoce la geografía de Cuba o quiere justificar algo de forma maliciosa.No lies please!

  5. baracoa (4) el Granma es quien lo dice, evidentemente ni ellos lo pueden probar, apelan a este resorte mental para los cubanos, el que hace que inmediatamente se rechace a todo aquel q se relacione con los americanos, sin siquiera cuestionar si es verdad o no lo que se afirma.

  6. Estimados, un apagón desde la mañana nos sacará del aire en poco tiempo. En cuanto retorne la energía eléctrica publicaremos todos vuestros comentarios. un abrazo y ojalá se haga la luz.

  7. que cosa mira que no se cansan de seguir inventado cuentos de hadas, aqui nosotros los cubanos no le tenemos miedos a cubrir ninguna noticias simplemente en estas condiciones tratamos de proteger ante todo la vida humana sea quien sea, además quien le dijo a esos señores que para llegar a los municipios del este de nuestra provincia hay que pasar por la Ilegal Base Naval, señores hasta en estos momentos dificiles se prestan estos personajes para distorcionar el honrado trabajo que han realizado nuestros periodistas alguno de exponiendo su vida , miren respecten

  8. Que triste lo que le están haciendo a esos muchachos, los tienen cercado para que desistan. Lo único que me consuela es que ese hostigamiento no va a durar toda la vida. Es irreversible el acceso masivo a la información de los cubanos, como parte del desarrollo tecnológico pero sobre todo demográficamente, por la extinción de las primeras cohortes de ancianos que dirigen la revolución y por la mediocridad de los monigotes burócratas que la sustentan.

  9. ufff, GRANMA LO JUSTIFICO!!!! ahora seguro la FEU y FEEM, y organismos convocan a actos politicos contra los MUY MALOS PERIODISTAS QUE RESPONDEN A LOS INTERESES DEL IMPERIALISMO y jajajaja
    lastima las organizaciones de masas no han convocado a un llamado GIGANTE PARA HACER DONACIONES a los afectados por el huracan, ah pero para las bekitas de los gringos ahi siiii. la ostia esta islita

  10. de hecho, jajaja, acabo de ver la noticia en granma y aki hay comentarios como estos> ” Nuestro profundo desprecio, indignación y rechazo para los mercenarios q actuaron como peleles, mequetrefes, monigotes, títeres del imperio yanqui. felicitaciones al periodista Oscar Sánchez Serra por su magnífico trabajo.”
    SERIO??? jajajaj,esto es lo que somos por pensar diferente???

  11. Le zumba tildar al equipo de Elaine, ex profesora de periodismo la Universidad de La Habana, que gano una beca para un fellowship in Harvard de «informadores».

    De verdad? Le requetezumba el merequete, señores. No hay limite.

    El prestigio de Elaine es reconocido, se puede estar de acuerdo con ella o no, pero yo creo que los mas concuerdan en su profesionalismo y lo que es aun mas importante, su calidad como ser humano.

  12. Esto es para el forista BARACOA. La periodista informó que fueron al mirador, la prensa oficial fué quien dijo que estuvieron en la base naval,etc, etc.

    Si conociera esa geografia cubana, debia saber que el Mirador “La Gobernadora” queda en la carretera Guantanamo – Baracoa, es un lugar turistico donde la personas que van por esa carretera para por diversas causas.

  13. Ravsberg, con lo tanto que siempre he respetado tu pluma, creo que el que se publicó este trabajo le puso un masl título. Granma no justifica la detención, sino que explica lo que pasó. Que no le haya pasado por alto significa una cosa, cuentas claras, conservan: “muchas cosas”

  14. publicame (13) : eres un lector lineal…solo eso. Claro que esta justificando la detencion, pero de forma indirecta, pues no podria hacerlo de otra forma…ya los tiempos de “lo hice asi y que ?? estan pasando !!!Lo que se le escaoa al autor del relato es que los tiempos de manejarlo todo,estan pasando tambien,por suerte !!!

  15. publicame sus amenazas veladas no tienen nada que envidiaele a Vito Corleone, me parece que ha visto demasiadas peliculas

  16. Que horror hablar en el 2016 de prensa autorizada , la opinión pública y la prensa somos todos los que queramos reportar y opinar. Cualquiera con un teléfono y opinión es un valioso reportero. El mundo cambió hace rato

  17. Elaine pidió autorización oficial para reportar desde Baracoa y no se la dieron.
    Lamentable el periodista Oscar Sánchez Serra que se presta a reprimir a sus propios colegas.
    Y “el momento épico” de la devastación del MATTHEW no lo he visto por ninguna parte.El burdo periodista es un simple represor.

  18. Bueno al final la notivcia de Granma es bastante inconclusa pues mas alla de los loas al periodimo realizado de forma oficial, no menciona ni da detalles de quienes fueron los “informadores” ni que hicieron mal exactamente como para que como diche el refran al que le sirva el sayo que se lo ponga

  19. Evidentemente yo no estaba allí, no se cual es la verdad de lo ocurrido. Ahora bien, yo creo lo que dice el Granma, mucho antes que lo que dicen lo que comentan aquí, que además tienen la misma información que yo. Lo que espero ahora es que se sepan los cargos formales contra esa gente detenida y que si ellos piensan que han sido detenidos ilegalmente denuncien esa arbitrariedad en donde estimen oportuno. Todo lo demás es bla bla bla.

  20. Graciela: el mundo cambió hace rato pero nuestro gobierno ¿revolucionario? sigue, y quiere que los cubanos sigamos, en los años 60 del pasado siglo. Y luego hablan de los que se han dejado seducir por las mieles del poder.

  21. Ciertamente en zonas de desastre, guerra o disturbios, la aplicación de las leyes, acceso de medios, cobertura y otros elementos puede ser y es en todas partes alterada.

    No sé qué pasó en Baracoa. El Granma se caracteriza por justificar todo, todo, todo, hasta lo injustificable. La carta que leí en este mismo sitio, la veo subjetiva y emocional, tampoco brinda ningún argumento, cuando dice “todos nosotros estuvimos un poco presos” no tengo claro quienes son “nosotros”. tampoco conozco a la “afamada” elaine díaz
    y eso que sobre cualquier tema siempre busco varios puntos de vista para contrastar las informaciones.

    Sí sé algo: Ciertamente es un coincidencia muy rara que cuando se va a producir el diálogo sobre DD HH, ocurran una serie de cosas. Es cierto que hay una campaña enorme en los grandes medios, diciendo que … Dios fue quien salvó a los cubanos. También es alienante que para todo reportaje haya que pedir permiso y el PCC controle la política de medios. No tiene la capacidad ni ética para ello. El ejemplo de juventud rebelde en Coppelia es la excepción, no la regla. Pienso que antes de posicionarse a uno u otro extremo, es necesaria más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *