“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Granjeros de EEUU quieren aumentar sus ventas a Cuba

granjeros-estadounidensesTomado de CiberCuba

La agencia de prensa Reuters daba a conocer desde la Habana que un grupo de agricultores norteamericanos y de agroindustriales norteamericanos pidieron este jueves al recientemente electo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que no revierta las pautas trazadas por la administración Obama en sus relaciones con Cuba.

Este grupo, estaría no tanto “presionando a Trump” sino “apelando” a su lado más conocido: el de empresario.

En un momento en que “hacer renacer a los Estados Unidos” se convirtió en su principal promesa de campaña, Cuba pudiera representar, según el cálculo de estos empresarios, un fuerte mercado para los productos agrícolas estadounidenses.

Cuba, como país, importa el 80% de sus alimentos, y los va a comprar a mercados tan distantes como China, por ejemplo.

La carta envíada a Trump menciona el detalle que hay alrededor de 17 millones de puestos de trabajos en Estados Unidos relacionados con la agricultura y que “es hora de ponerlos a trabajar”.

“(…) instamos – dice un fragmento de la misiva – a que no tome medidas para revertir los avances en la normalización de las relaciones con Cuba, sino también solicitamos su apoyo para ampliar el negocio agrícola  con Cuba.”

Productores de soya, maíz, arroz, trigo, frijoles, granos, carne bovina y aves de corral, estarían entre los más beneficiados.

No se trataría tampoco de un reducido grupo de un estado. No.

Se trata de un amplio grupo de agricultores asociados a la American Farm Bureau, y curiosamente residentes en estados “del interior de la nación”; esos que precisamente le dieron el triunfo a Trump.

Estamos hablando de “votantes trumpistas” o en todo caso, empleadores de trabajadores que le dieron su voto a Trump, y que viven en Idaho, Alabama, Utah, Nebraska y Georgia, entre otros.

La nota de Reuters, concluye mencionando un dato significativo: la renta agrícola en la nación norteamericana es de apenas un 46%, y “llevan” tres años en picada.

Cuba, pudiera no ser la tan deseada salvación a “sus negocios”, pero sin dudas, sería un fuerte mercado, apenas virgen e inexplorado, donde el boom turístico es evidente cada día. Y los turistas, necesitarán alimentarse en la isla.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *