“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Grandes deudas y poco petróleo

petroleoooooooo

Informó el exministro de economía José Luis Rodríguez que “el pasado año se planificó pagar alrededor de 5 299 millones de dólares, cifra que -según la información brindada en la ANPP- se cumplió, aunque no se pudieron pagar en tiempo una parte de los créditos comerciales de corto plazo”.

Realmente se trata de un desembolso tremendo para una economía como la cubana pero imprescindible de cara al futuro. El pago de la deuda externa implica la apertura de créditos con intereses normales y el poder saltarse a las empresas “intermediarias” que recargan el valor de las importaciones con comisiones que van desde el 30% hasta el 50%.

Para rematar la faena se redujeron las entregas de petróleo venezolano más de lo previsto. “Al cierre del primer semestre (2016) se había calculado un descenso de alrededor del 20%, con una entrega de 80 000 barriles de petróleo por día. Pero durante el segundo semestre los estimados disponibles revelan una reducción en los suministros hasta alcanzar únicamente 55 000 barriles diarios”.

Sin lugar a dudas, Cuba debe apostar decididamente por las energías renovables, acelerando el proceso de inversión extranjera en ese sector. Seguir dependiendo del petróleo importado deja a la nación a expensas de las posibilidades o de la voluntad de otros gobiernos, como ocurrió en 1959, en 1990 y ahora en 2016.

Sumemos a eso las “pérdidas” de decenas de millones en las empresas estatales, denunciadas por la Contraloría General de la República y el paso de tortuga que lleva la aprobación de inversiones. Así tenemos el cuadro general de causas objetivas y subjetivas que llevaron al desastre económico del 2016.

About Fernando Ravsberg

Nacido en Uruguay, corresponsal de Público en Cuba y profesor del post grado de “Información internacional y países del Sur” de la Universidad Complutense de Madrid. Fue periodista de BBC Mundo, Telemundo de EEUU, Radio Nacional de Suecia y TV Azteca de México. Autor de 3 libros, El Rompecabezas Cubano, Reportajes de Guerra y Retratos.

 
 

13 thoughts on “Grandes deudas y poco petróleo

  1. Buen resumen de lo que hicimos mal en el 2016 para no meter la pata de nuevo en el 2017, ojalá y estos artículos tuvieran mayori difusión en nuestro país.

  2. Sí que se ve claro que es esencial que Cuba desarrolle las energías renovables. Pienso siempre sobre todo en la solar, la oceánica y la eólica. También el desarrollo de técnicas del tratamiento de residuos.

  3. Y mi papá sigue soñando con que algun dia tendremos un país normal…sin libreta de racionamiento, sin baches en la calle, sin los problemas actuales de vivienda…no creo que lo lograra ver…

  4. Todos los muertos tienen que tener un diagnostico, llevamos muchos anos dando el diagnostico de la causa por la que murio, habra forma de dar el diagnostico del vivo para tratar de curarlo y no tener que dar otro diagnostico de defunsion?

  5. 8 Adriano confia que si podra, las intituciones del gobierno cubano ya estan gastadas, es cuestion de resistencia. lo sabemos aunq digan lo contrario, ya no es lo mismo que antes y la gente esta cansada, quiere ver cambios y una economia saludable.

  6. No depender de otro pais o potencia para resolver nuestros problemas es utopico, en el caso energetico la logica indica que debemos de sustituir la dependencia del petroleo, pero cualquier metodo que se adopte nos dejara dependientes de quien no los suministre via repuestos, tecnologia y financiacion, la independencia total la logran solo las grandes potencias, los demas siempre dependeremos de alguna u otra forma de esas grandes potencias economicas y tecnologicas.

  7. El tema del uso de las energías renovables es complejo y para lo que se plantea (reducir deuda) realmente no resuelven mucho. tienen un costo inicial muy elevado y las inversiones que se hacen es gracias a créditos y financiamientos a largo plazo (pero que en algún momento se tendrán que pagar) por lo que sencillamente estamos haciendo igual que hace 10 años, hipotecando el futuro.

  8. la cosa cambia un poco con la inversion 100% extranjera, el país paga de poco en poco según lo generado pero tiene casi toda la potencia de un solo golpe. por lo que este seria el camino más recomendable

  9. Pero Fernando, si el petróleo es la energía más barata. En los países desarrollados se encarece su precio artificialmente con impuestos para mermar su consumo. Si se eliminasen las distorsiones de mercado, las energías alternativas no tendrían ninguna posibilidad.

  10. Cuba como pais solamente dos o tres problemas economicos de facil solucion:

    Es un pais en ruinas y que no produce casi nada.

    Sus reservas monetarias tienden a cero.

    Por reiterados incumplimientos en el pago de su deuda externa inmensa no dispone de creditos importantes a largo plazo.

    Venezuela esta en caida libre y no puede seguir calzando con petroleo la economia cubana.

    La “facil solucion” se las dejo de tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *