“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Festival de música Primera Línea

festival-primera-línea-cuba-músicaTomado de La Voz de Galicia

En Cuba los tiempos están cambiando a toda velocidad. También en la música. La celebración en marzo del primer concierto de los Rolling Stones en La Habana se revistió del carácter trascendente de los acontecimientos históricos, señalando el camino de un aperturismo que selló la visita de Barack Obama. Ahora la isla se prepara para marcar y asentar esta nueva era que se abre con un gran festival que se celebrará en La Habana entre el 14 y el 17 de septiembre.

Primera Línea está concebido desde la doble perspectiva de la música en vivo y del mercado profesional, para cumplir con otros dos objetivos: mostrar y exportar el talento cubano de Cuba y consolidarse como la cita de referencia para la música en América Latina. Para conseguirlo, cuenta con la participación en su organización del Womex y de la empresa gallega Nordesía, que este año cumple dos décadas con 2.500 conciertos a sus espaldas. A la productora se ha asociado además Antón Martínez, quien desde Alemania se ha especializado en difundir mundialmente los intérpretes latinoamericanos, especialmente los de Cuba, a través de su empresa Endirecto.

A Martínez la situación actual de Cuba le recuerda a la que vivió en 1989 tras la caída de la República Democrática Alemana. Cita dos ejemplos: «Nos últimos dous anos 600.000 persoas, dunha poboación de 11 millóns, fixéronse autónomos. E un taxista que o ano pasado gañaba 30 dólares ao mes agora gaña 300 ou 400. Estase creando moi rápido algo parecido a unha clase media». En este contexto, la música también demanda cambios organizativos. La estructura estatal es insuficiente para canalizar la previsible demanda de música procedente de un país que ha dado nombres como los de Lecuona, Moré o Milanés, y que alberga una talentosa y diversa escena local. Ese es uno de los objetivos de Primera Línea: «Hai oferta, hai demanda, hai que xuntalas», resume Martínez.

En Cuba, además, la música goza de un prestigio que revierte en la valoración de este talento. «Se alguén lle comunica á familia que se quere dedicar á música o que recibe son felicitacións: é un orgullo. E a ninguén discute o prezo dun concerto», describe Antón Martínez. En su experiencia, lo que singulariza la música cubana es su capacidad de fusión: «Teñen unha gran facilidade para asimilar novos impulsos e darlles un colorido que os converte en algo cubano. Agora a redescuberta das raíces africanas e o folclore desempeñan un papel importante nun panorama musical que teñen un gran atractivo en todo o mundo».

Además de esta faceta, hay otra vinculada a lo profesional. Primera Línea pretende ser un escaparate que muestre el talento local, pero también contribuir a asentar una red de infraestructuras y ayudar a dosificar el impacto que tendrá la llegada de golpe de las nuevas tecnologías. Y viceversa: «Hai moita xente, en Galicia e en Europa, que quere vir gravar a Cuba, a colaborar con músicos da illa, pero non sabe como. E nós queremos ser esa ponte que os conecte», explica Martínez. Cuentan con una ventaja, que son los vínculos que unen a Cuba y Galicia, facilitadores del entendimiento necesario. La segunda edición de Primera Línea podría tener en cartel a artistas gallegos. De momento, tendrá como escenario otra referencia para los gallegos: el Gran Teatro de La Habana, construido para ser Centro Gallego y donde sonó el Himno por primera vez.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *