“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Federación de Mujeres Cubanas contra la trata de personas

trata-personas.x56023

Tomado de Diario Rotativo

La Federación de Mujeres Cubanas (FMC), agrupación que reúne a más de cuatro millones de mujeres, presentó el 20 de julio, en la capital cubana, su Plan de Acción para dar respuesta a la Prevención y Enfrentamiento a la trata de personas y la protección a las víctimas hasta 2020.

Ante representantes de diversas instituciones y de la cooperación internacional, la prensa, activistas, especialistas y personas vinculadas al tema, Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la FMC, dijo que la mayor fortaleza de esa organización está en las comunidades, donde las activistas trabajan, junto a especialistas y otras organizaciones, en la prevención de este y otros fenómenos asociados, como la prostitución, el proxenetismo y las brechas de desigualdad.

Resaltó, “además, que las acciones de la organización reiteran la voluntad política del gobierno cubano de cero tolerancia ante la trata de personas”.

Al referirse a los fundamentos del plan, la periodista Isabel Moya, directora de la Editorial, consideró la trata de personas como una expresión de violencia de género y dijo que, más allá de medidas específicas, el plan de la FMC se propone enfrentar las causas profundas que generan la desigualdad de género.

“La persona explotada es el centro de nuestro trabajo”, precisó Moya y explicó que en Cuba los casos de trata reportados se relacionan con la explotación sexual y el proxenetismo, por lo que la FMC y sus acciones brindan especial atención a las mujeres en riesgo de prostitución o que se prostituyen.

El objetivo general del plan es articular la estrategia de prevención y atención a la trata de personas que realiza la FMC con el Plan de Acción Nacional para la prevención y enfrentamiento a la trata de personas y protección a las víctimas.

Entre sus acciones contemplan socializar protocolos para la detección de posibles víctimas, promover y apoyar investigaciones con enfoque de género sobre la incidencia en Cuba de la trata de personas, la capacitación de las directivas de la FMC en todos los niveles y el perfeccionamiento de las estadísticas que acopian las Casas de orientación a la Mujer y la Familia de esa organización femenina y distribuidas por todo el país.

La también directora de la revista Mujeres habló de la necesidad de articulando acciones con otras entidades afines al tema y explicó que una de las propuestas es coordinar con los tribunales la designación de una trabajadora social para acompañar a cada mujer declarada víctima de la trata de personas, así como llevar el tema a las escuelas de educación familiar y mejorar el acompañamiento a las familias y las víctimas.

Participantes en el encuentro celebraron y enriquecieron con debates y propuestas la iniciativa de la FMC.

Yamila Gonzáles Ferrer, coordinadora del Programa Género y Derecho de la Unión de Juristas de Cuba, insistió en la necesidad de integrar este y otros planes y lograr la ruta crítica necesaria en el camino de atención a personas víctimas de trata y otras formas de violencia.

“La experta reiteró la necesidad de seguir trabajando en la capacitación sobre estos temas con las y os juristas, así como elevar la cultura jurídica de la población”.

Para Marisol Alfonso, oficial nacional de programa del Fondo de Población de Naciones Unidas en Cuba, se trata de un plan de medidas que demuestra no solo la voluntad política, sino también la voluntad de acción. Abogó, además, por elaborar desde el inicio indicadores de monitoreo que permitan medir avances y desafíos en ese camino.

La realizadora Lizette Vila, en tanto, fue partidaria de continuar abriendo espacios a realizadores con una propuesta diferente en la radio y la televisión, como ámbitos de bien público, en contraste a la representación sexista y discriminatoria que abunda en muchos de los productos comunicativos actuales.

La trata de personas es un fenómeno relativamente nuevo para Cuba, señaló Idael Fumero, de la Dirección General de la Policía Revolucionaria, e insistió en la necesidad de elevar la percepción de riesgo y el rechazo social a este fenómeno, que adopta formas muy sutiles, no siempre ligadas a la prostitución.

En abril pasado la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la Trata de Personas, Maria Grazia Giammarinaro, visitó la isla y reconoció la voluntad política de Cuba frente a la trata, aunque hizo sugerencias, como mejorar el marco jurídico de manera que puedan definirse y distinguirse fenómenos delictivos diferentes como son el proxenetismo y la trata.

La relatora señaló además la necesidad de contar con protocolos e indicadores que ayuden a definir más claramente lo que se podría calificar como una situación de trata o como víctima, por ejemplo, y con un protocolo para la protección y asistencia a las víctimas, con un paquete de medidas que se puedan aplicar de manera frecuente cuando se identifiquen situaciones de trata. (Sara Más)

 
 

2 thoughts on “Federación de Mujeres Cubanas contra la trata de personas

  1. Es una verdad de Perogrullo que para evitar cierto tipo de trata y/o de maltrato lo que hay que hacer es lograr que el cubano tenga un nivel de vida aceptable. La miseria ambiente y la falta de una expectativa positiva empuja a las mujeres –y a algunos hombres también- a una prostitución descarnada o más o menos velada y puede hacerlas víctimas de proxenetismo, maltratos y otras presiones por alcanzar o conservar alguna ventaja o estabilidad material.
    No creo que estén de más esas iniciativas de la FMC, pero son sólo un paño tibio para ciertos casos.
    En todos lados hay prostitución, pero lo que he visto por ahí en La Habana llega a veces a ser francamente denigrante.

  2. Aquí es donde entramos los centristas, y le ponemos los pelos de punta a Ubieta y a Iroel… Y no no me voy a concentrar en ese número tan alto de miembros de la FMC, que dice muchas cosas, sino que voy primero a reconocer y elogiar la labor que hacen estas personas pertenecientes a la organización femenina, sin caer en una crítica despiadada por su complicidad con el gobierno, para no caer en la misma tendencia de Ubieta e Iroel en sus ataques al centrismo, pero sí quiero apuntar que, después de 25 años de la desaparición de la Unión Soviética, el gobierno de Cuba ha hecho muy poco por elevar la calidad de vida de los cubanos y su poder adquisitivo, prefiriendo poner siempre el énfasis en la cultura de la cueva, parte de la cual son los ataques que recibimos por parte de los Ubietas y los Iroeles los centristas, a quienes no se nos permite ni siquiera aclarar ciertos puntos sobre salarios y precios que parten de lo más nuevo en teoría económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *