“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Experto cubano resta valor a los cambios de Obama

obama-cuba-eeuu-discursoTomado de PL

Seis paquetes de medidas del gobierno de Barack Obama introducen modificaciones al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, pero sin cambiar la esencia de los obstáculos para el comercio exterior de la nación caribeña, sustenta un experto en la materia.

En el ámbito de las relaciones internacionales, hay pleno consenso en que ‘las finanzas son las arterias del comercio’; si partimos de esa premisa, la política de Washington hacia La Habana resulta altamente lesiva, opina el abogado Enrique Valdés Cárdenas, del ministerio cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex).

‘Aún persiste la persecución a empresas e instituciones financieras extranjeras por realizar operaciones con nuestro país, y durante la Administración Obama, en vez de disminuir, aumentaron las sanciones y las multas por esa causa’, responde a Prensa Latina el subdirector de Política Comercial con América del Norte del Mincex.

Una de las medidas, anunciada por el ejecutivo norteamericano el 16 de marzo de 2016, contempla la autorización del uso del dólar en las transacciones internacionales de Cuba; sin embargo, ‘hasta hoy no se ha podido abrir ni una sola cuenta en USD en bancos extranjeros, ni tampoco en estadounidenses o bajo la jurisdicción de los Estados Unidos’, confirma el funcionario.

Continuamente el gobierno de esa potencia norteña ‘hace alusión a un alto número de licencias otorgadas a diversas compañías para comerciar con Cuba, pero ninguna ha venido acompañada de la autorización financiera’, lamenta el jurista.

El texto de la propia licencia, opina, podría incluir el permiso específico para la empresa e incluso al banco o institución financiera con la que trabajará, ‘y esto no sucede, de ahí el temor de los bancos’.

De acuerdo con la reciente Directiva presidencial de política: Normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, emitida por Obama, Washington estableció ‘una nueva política’, que abarca distintos aspectos, entre ellos el comercio.

Sin embargo, ‘no observamos una nueva política. El carril dos de la Ley Torricelli, en su momento trató de subvertir el orden político y social dentro de nuestra sociedad, mediante el intercambio pueblo a pueblo; es decir, con una imagen de flexibilidad, pero los objetivos de política siguen siendo los mismos, provocar el cambio de régimen político y social en Cuba, como han ratificado Obama y otros miembros de su gabinete’, ilustra Valdés Cárdenas.

La Casa Blanca intenta presentar sus más recientes disposiciones ‘como una modificación sustancial a las leyes del bloqueo’; no obstante, hasta aspectos que podrían ser trascendentes, como el uso del dólar, resultan incompletos, pues ‘no ofrecen garantías a los bancos e instituciones financieras para realizar operaciones sin riegos de recibir sanciones’, evalúa.

Como parte de las medidas, las empresas de telecomunicaciones norteamericanas recibieron el permiso de su gobierno para invertir, abrir oficinas de representación y otorgar créditos en Cuba, o sea, todo aquello que les permita posicionarse aquí, reseña el especialista.

Mientras las ventas de surtidos cubanos para el mercado estadounidense tienen como condicionante que deben producirse por el sector privado, en claro desconocimiento de la empresa estatal, cuya participación es preponderante en la economía de la isla, contrasta.

Al excluirse al sector estatal, destaca, fueron omitidos bienes y servicios cubanos de reconocido prestigio internacional como el tabaco, el ron, el níquel, los servicios médicos y educacionales.

Además, los aranceles que serían aplicables a los productos cubanos estarían entre los más elevados de la Lista Arancelaria Armonizada de la Comisión de Comercio Internacional de ese país, pues Cuba está ubicada en el nivel más restrictivo de gravámenes a la importación en los Estados Unidos y carece del trato de nación más favorecida, debido al bloqueo, recuerda.

También resultan inoperantes las modificaciones a las regulaciones del transporte marítimo, a fin de permitir la entrada a puertos norteamericanos antes de los 180 días de los barcos que participen en el ‘comercio humanitario’ con Cuba.

Esta decisión ‘trata de enviar un mensaje de flexibilización o restar visibilidad a la extraterritorialidad del bloqueo, por la repercusión a navieras y buques de transporte de terceros países’, alerta.

La prohibición por espacio de 180 días sigue vigente para el transporte marítimo de equipos de tecnología avanzada o con capacidad para uso militar y civil, indistintamente; lo que representa una larga lista de alrededor de 400 productos, argumenta.

De todas formas, si una compañía quisiera aprovechar la supuesta flexibilidad, cargando mercancías no contempladas en esa relación, corre el riego de que después las autoridades estadounidenses hagan otra interpretación sobre los llamados productos de tecnología avanzada o de uso civil y militar indistintamente, agrega.

La Directiva presidencial de Obama, del pasado 14 de octubre, expone que si bien ambos estados son miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), ‘ninguno de los dos países aplica sus acuerdos respecto al otro a causa del embargo de Estados Unidos a Cuba’.

Sin embargo, tal aseveración resulta inexacta: ‘En la práctica, es Estados Unidos el que no aplica a Cuba el principio fundamental de la Organización: el de no discriminación’, advierte el representante del Mincex.

Por ejemplo, el artículo V.2 del GATT Libertad de Tránsito, actualmente en el Artículo 11 del Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC, también conocido como Libertad de Tránsito, es violado por la Ley Torriceli, explica.

Dicho artículo establece que ‘habrá libertad de tránsito por el territorio de cada parte contratante para el tráfico en tránsito con destino al territorio de otra parte contratante o procedente de él, que utilice las rutas más convenientes para el tránsito internacional’.

También estipula ‘no se hará distinción alguna que se funde en el pabellón de los barcos, en el lugar de origen, en los puntos de partida, de entrada, de salida o de destino, o en consideraciones relativas a la propiedad de mercancías, de los barcos o de otros medios de transporte’, puntualiza el abogado.

El reciente informe sobre el bloqueo presentado en Naciones Unidas estima que las afectaciones a la esfera del comercio exterior cubano entre abril de 2015 e igual mes de 2016, ascendió a cuatro mil 106 millones 878 mil 558 dólares, lo que significó un aumento de 255 millones 962 mil 129 dólares, en comparación con las afectaciones registradas en el período anterior.

Con el voto de 191 de sus 193 estados miembros, y la inédita abstención de Estados Unidos e Israel, el pasado 26 de octubre la Asamblea General de la ONU aprobó, por vigésima quinta ocasión consecutiva desde 1992, la resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo.

Está en pie, afirma Valdés Cárdenas, una interrogante: si la variación en el voto histórico de Estados Unidos será una señal o no de que el presidente Obama utilizará con determinación sus poderes ejecutivos para desmontar el cerco financiero, económico y comercial más prologado de la historia.

 
 

7 thoughts on “Experto cubano resta valor a los cambios de Obama

  1. Le quedan casi 2 meses, pero ya entraron en conversaciones el Trump u Obama para el cambio de poderes.Depende si tocaron el tema Cuba y cómo fue el diálogo. eso no se sabrá.Lo que haga Obama en ese tiempo que le queda dará una idea, pero hará muy poco. Un día futuro quizás vuelva a Cuba con su esposa, Beyonce y su marido y entonces a lo mejor cuenta una historia sobre este aspecto. Vamos a ver.Hasta ahora”el cuartico está igualito”. Saludos.

  2. Opino que Obama ya no hara mucho mas el que si estoy casi seguro que hara es Trump, y si como dice el articulista (lo que ha hecho Obama es casi nada para no decir nada) se vera pues es muy posible que revierta todo lo echo por Obama

  3. Pense q si la Clinton ganaba las elecciones Obama todavia haria algunas cosas beneficiosas para Cuba.
    Pero con nuevo presidente sin experiencia en politica internacional y al que tendria q consultar su decision lo veo muy dificil.
    Alguna vez lei: cuando no sepas una respuesta o las consecuencias q se pueden derivar de ella, Di No.
    Siempre habra tiempo de rectificar…..

  4. Es para que los ciudadanos cubanos emplazaran a los funcionarios y cuadros del gobiernos que no digan mas lo que no se puede hacer sino lo que hay que hacer y lo que se puede hacer y no se hace.
    No permitan mas marcos ni contextos de justificaciones y lo que tienen es que trabajar y trabajar y después si hay tiempo de algo mas pues entonces trabajar

  5. Otro mas, posiblemente desde afuera, dictandoles lo que deben hacer a los de ‘adentro’ , lo que probablemente no hizo cuando no estaba afuera ….

  6. Carlito (Comentario 6): No estoy en Cuba y no estoy diciendole a los de adentro lo que tienen que hacer, sino todos el mundo lo que tiene que hacer. Soy ingeniero y cuando estaba en cuba tenia dos trabajo, uno por el estado y otro particular y no tenia días de descanso, ni sábado ni domingo, es verdad que hice dinero pero me saque la vida trabajando. Ahora no estoy en Cuba trabajo mucho menos, gano mucho mas y con un solo trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *