“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Esperando el huracán

mateo

¨Giordan, hay una calma extraña, como aquella vez que esperábamos un ataque de los sudafricanos cerca de Cuito Cuanavale, y radio bemba rumoraba que nos iban a tirar bombas nucleares¨ Me dice mi vecino Narciso, quien fuera chofer de una caravana militar en Angola, a mediados de la década del ochenta.

La ciudad parece adormecida, a pesar de que es sábado en la tarde. Puede verse los vehículos oficiales transitar por la calle Maceo, seguramente llevan y traen a los encargados de la defensa civil y de la vitalidad de la ciudad en tiempos de desastres. Narciso y yo los escuchamos desde el balcón de mi casa. Me cuenta el excombatiente que quedó excedente en la fábrica de galletas ¨La Demajagua¨ de Manzanillo, y ahora hace todo tipo de remiendos en el barrio para sobrevivir.

¨No me quejo. No tengo mucho que perder¨, me dice mientras señala los restos de lo que, alguna vez, fuera su casa, y que ahora es una especie de cobertizo casi sin muebles. Le he comentado que hubiera querido pintar mi sala este fin de semana, y me responde que ¨Mejor después del ciclón, porque si ese bicho pasa cerca con vientos de más de 250 kilómetros por hora, te digo como que me llamo Narciso Gelasio, que tendremos que ponerte el techo de tu sala nuevamente, y hacer de nuevo hasta toda tu casa, porque esa niña –indica con el pico de la botella de Pinilla la torre de televisión-, esa niña no se sabe adónde va a ir a caer¨, y se empina un trago.

¨Pero yo te ayudo, ayudo a todos los vecinos, porque ayudarnos será lo único que nos podrá salvar¨, me dice este hombre, que alguna vez estuvo a meced de las balas, las metrallas y las bombas, que ahora ni siquiera tiene empleo estable o una cama confortable para dormir. Llega El Viejo. Se queja de que en los mercados estatales han subido de precio las velas, de cuatro a cinco pesos, y no aparecen baterías AA ni en las tiendas recaudadoras de divisas. En la radio local se ha enfatizado toda la mañana en que se ha activado el consejo de defensa municipal, y que hay que tomar medidas para la seguridad de las personas y el resguardo de los recursos, pero aun no se detallan las acciones concretas en pos de paliar los efectos del posible paso del huracán por la ciudad, ni se explican cuáles serán las posibles zonas a evacuar.

En el Noticiero Nacional de Televisión, el primer titular es el encuentro de Fidel con el jefe de estado de Guinea Bissau, el segundo titular se refiere al recibimiento por parte del presidente cubano al presidente de Guinea Bissau y el tercero reitera acerca de una visita de Diaz-Canel, vice-presidente cubano, a la provincia de Artemisa, noticia que ya se dio en el noticiero matutino. Pienso que si aplican el principio periodístico de la pirámide invertida, la amenaza del huracán Matheu sólo constituye la cuarta prioridad de la prensa televisiva, a pesar de que la Defensa Civil ha decretado la fase informativa para media isla.

De lo primero que habla el parte meteorológico es de la lluvias y las tormentas eléctricas de ayer en el occidente del país, como si lo que sucede en el occidente, a pesar de todo, siempre fuera lo más importante. Luego se refiere al huracán que bate a 250 kilómetros por hora, se mueve a razón de 9 kilómetros por hora y, en un parte posterior, a las dos tarde, precisan que está a 800 kilómetros de
Santiago de Cuba.

Narciso, La Caro, El Viejo y yo terminamos de ver el parte, conscientes de lo que nos espera en esta ciudad con un fondo habitacional tan deteriorado y sin un sistema de alcantarillado eficiente: ¨Los efectos de ese bicho, Giordan, los efectos de ese bicho námá son comparables con el mierdero que deja una batalla¨, me dice mi vecino, y mira hacia el horizonte, hacia algo que sólo está en su mente de combatiente en Angola.

Bajo hasta el telepunto de ETECSA. En La Cava aún hay basura, como siempre, todavía no han terminado de recoger los escombros del parquecito El Rincón ni bultos de tierra frente al edificio donde se restaura Golfovisión… Esperemos el próximo parte.

 
 

13 thoughts on “Esperando el huracán

  1. Qué se puede decir ante una crónica que viene, como debe ser, salida del alma, con referencias que la enriquecen en sus quejidos, porque eso, y no el bicho, es lo que se siente al imaginarse una a Narciso dormir en su camastro. Esto es literatura garciamarquiana, que antepone los sempiternos sentimientos a las catástrofes: siempre hay algo peor. Ante el pelotón de fusilamiento Aureliano Buendia recordó el día que su padre lo llevó a conocer la nieve. Ante Matthew recuerdo el día que me cai de una mata de mangos, ya pasará la tormenta. No es conformidad, no señor, es el alma que no se ve ante los acontecimientos.

  2. por que no se habla de la ayuda desinteresada que da el gobierno de los EEUU que se gasta muchos recursos vigilando el tempo, adiestrando personal(como Rubiera) y compartiendolo con todos ?? o esos que se montan en un caza huracanes no son arriesgados combatientes internacionalistas ????O esos partes detallados no cuetan dinero ?? por que no los venden ?? Vamos…piensen !!

  3. Hola Fernando. ¿Me sobrepasé en algo con mi comentario? Es que veo que no se publicó. De ser así, pido disculpas.

  4. Pablo, si no se publicó es porque violaba las normas del blog. Decir a otro cubano “el día que escribas en inglés tus comentarios ya serás coherente total.” es una ofensa innecesaria. Un abrazo.

  5. Normalmente luego del paso de un huracán, parten las brigadas de todo el país a apoyar en la recuperación. Esta vez es diferente.
    Hoy la autopista nacional estaba llena de vehículos de la empresa eléctrica, de la construcción, militares, con materiales, que iban en largas caravanas para oriente. Esta anticipación puede deberse a:
    1-Realmente el huracán es muy grande y están previendo fuertes daños
    2-La experiencia del gobierno cubano ante tantos ciclones y tormentas, hace que cada vez más se anticipe y prepare mejor. Antes si se acuerdan, era todo mucho más rústico, con el tiempo es menos aparatosa y más eficaz la respuesta del país ante estos fenómenos.
    Pienso que lo anterior tiene que ver con el orden de las noticias en el NTV. Transmitir calma, tranquilidad, es algo normal para países caribeños, etc. O, por el contrario, ven el corto “Brainstorm”, allí se explica como se establecen las prioridades informativas.

  6. Pesismista?
    Muy realista lo veo, si aun hay damnificados de ciclones de hace 20 anios esperando ayuda.
    y la ayuda brilla por su ausencia…

  7. Como Dania, siento la desesperanza aduenada de la gente, es como cuando en Macondo llovio por 4 anos 11 meses y 2 dias, o cuando el gitano Melquiades tuvo que curar a todos en el pueblo de la perdida de la memoria

  8. vAYA NO APRENDEN, PRIMERO VA EL CULTO A LOS q mandan, a los dioses del Olimpo, despues las noticias que preocupa a los simples mortales

  9. Un golpe duro para nuestra Cuba bella,no quiero hacer comentarios politicos pero la realidad es dura,ya mucho tiempo dicen ellos de revolución y la realidad es q ese sistema no funciona es una realidad,suerte hermanos cubanos tenemos halgo q nadie tiene en este mundo en q vivimos somos naturales ayudense entre todos,soy cubano vivo en miAMI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *