“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Especialistas de Cuba debaten sobre el futuro inmediato

CCC26-Conferencia-News-rk

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos vistas desde la perspectiva de las iglesias e instituciones cubanas fue tema central de uno de los paneles que se presentaron en Más allá del antagonismo perpetuo: reimaginar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, la undécima conferencia de estudios cubanos y cubanoamericanos que concluyó el sábado en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). El evento estuvo organizado por el Instituto de Investigaciones Cubanas (CRI) del alto centro de estudios.

El panel Relaciones entre Cuba y Estados Unidos: retos y oportunidades estuvo dirigido por el economista Omar Everleny Pérez Villanueva, quien al igual que Lenier González Mederos, Janette María García Cobas y Roberto Veiga González, los restantes miembros de la mesa, reside en la isla.

Pérez Villanueva expresó que, independientemente de las ventajas que pudiera tener la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, su país está abocado a continuar las reformas que emprendió el gobernante Raúl Castro, a partir del 2008.

“Existen tareas pendientes y queda poco tiempo para ejecutarlas bajo el mandato de Raúl Castro. Una de ellas es la eliminación de la dualidad monetaria y otra podría ser la de ampliar los oficios aprobados para ejercer el trabajo en el sector privado”, dijo el economista, tras señalar que es un buen momento para legalizar las microempresas existentes y acelerar la aprobación de las diferentes propuestas de inversión extranjera.

El papel de las iglesias cristianas y el discurso sobre la reconciliación bajo el gobierno de Castro, fue otro de los tópicos a discutir. Al respecto, el comunicador Lenier González Mederos, subdirector del portal Cuba Posible, expresó que cuando se hablaba de reconciliación en Cuba, en la década de 1990, se hacía en términos “enunciativos”, ya que era un discurso que se articulaba en las iglesias cristianas de la isla y en los centros académicos de Estados Unidos. Pero en la práctica, el proceso de normalización de las relaciones ha propiciado dinámicas distintas y más amplias.“Ha sido un proceso hermoso, no exento de desgarraduras, en el cual se han tenido que vencer infinidad de barreras, aunque quedan muchas más”, dijo.

Por su parte, la psicóloga Janette María García Cobas, del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, ubicado en Matanzas, se refirió al apoyo que han recibido las empresas familiares por parte de la iglesia en el municipio cubano de Cárdenas. En su ponencia, destacó que la estrategia del centro ha favorecido el desarrollo de más 500 microempresarios a través de la capacitación profesional y el aporte de pequeños capitales que recibe de instituciones internacionales. De paso, aclaró que el centro puede desarrollar sus actividades sin la injerencia estatal por tratarse de “una institución reconocida que trabaja en un programa para el desarrollo local”.

En su intervención, el abogado Roberto Veiga González, director de Cuba Posible, subrayó que Cuba tiene el reto de redefinir su institucionalidad, que debería responder a un modelo de país que fuera la expresión del consenso al que tendría que llegar la sociedad. “Primero habría que ampliar los espacios para que todos los cubanos pudieran participar en la construcción de la sociedad mediante un diálogo que pudiera conducir al diseño de un modelo de país con el que todos pudieran identificarse”, dijo el abogado, que al referirse a las expectativas que existen en Cuba con respecto a la administración del presidente Donald Trump, señaló que ambos países no deberían detener el curso de sus relaciones, “aún cuando no exista una estrategia de Trump con respecto a Cuba”.

Más allá del antagonismo perpetuo: reimaginar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba contó con la asistencia de más de 250 participantes. Durante tres días se examinaron los lazos históricos de la diáspora cubana con la isla desde finales del siglo XIX, el desarrollo de la sociedad civil y la desigualdad racial, entre los temas.

“El objetivo principal de la conferencia se ha cumplido, ya que se ha podido conversar sobre el pasado, el presente y el futuro de Cuba”, expresó, Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas (CRI).

 
 

11 thoughts on “Especialistas de Cuba debaten sobre el futuro inmediato

  1. Da gusto ver a cubanos de ambas partes, conversar y discutir de manera civilizada. Da fe en que algún día nuestro país volverá a la normalidad. Es verdad que hay muchas limitaciones, pero al menos se van dando algunos pasos. De esta forma empezamos a entendernos a crecer cívicamente y empiezan a aparecer poco a poco avances concretos.

  2. fijate fernando si los cubanos somos lo ultimo para el regimen de la habana que la papa se esta vendiendo racionada por libreta en el occidente del pais porque de camaguey a guantanamo no se vende,dicen que por falta de transporte.la mayor produccion fue destinada al turismo.fernando si el estado cubano no le interesa su pueblo es hora de que den un paso al costado y den paso a una democracia,no lo que hay en cuba que es una sociedad en franco deterioro,nada funciona bien y todo es a precios inflacionarios contra un salario que no lo cubre.

  3. Y qué tiene que ver la distribución de la papa con el tema de Reimaginar el futuro de las relaciones entre Cuba y EEUU ? No sé ,pero yo creo que eso no iba ahí . Saludos .

  4. Ya lo dijo un seguidor del Gatopardo: si quieres no resolver un asunto ponlo en manos de una comisión. En este caso una Conferencia, cuyas conclusiones son totalmente “desvinculantes” y sólo cubren cosméticamente el asunto, para crear expectativas de que el gobierno “está en eso”, cuando realmente está en la fase extática del gerundio: estudiando, considerando, exhortando…

  5. Algo importante, trabajar en la Cuba que todos queremos la inclusiva, la democratica, la prospera, la que este acorde con las actuales circuntancias en nuestro planeta, en la que debemos “todos” insistir en reconstruir, un abrazo

  6. Todos estos eventos contriuyen a ir conformando lo que será una Cuba democrática en un futuro no muy lejano, toda vez que es evidente la aceleración del deteriores del modelo estatalista asalariado de economia y partido único. el modelo está demostrando que se autodestruye por su propias contradicciones internas, no secaera por elembargo-bloqueo, ni porque la oposición logre derribarlo. El PCC, a pesar de sus limitaciones fue capaz de establecer lineas que hubiera podido conducir a una evolucion progresiva del modelo, pero si desarrollan la economia privada, el cooperativismo y la inversion extranjera, el estatalismo asalariado se queda sin fuerza de trabajo y la burocracia no tendría a quien explotar directamente. Es la naturaleza del sistema.

  7. (5) Eso es comun aquí, no cojas lucha. Si se habla de aguacate empiezan a opinar de chancletas. Saludos.

  8. A Trump hay que ignorarlo pues dice una cosa y hace otra. No vale la pena. Lo que si hay que estar consciente es de que si mejoran las relaciones Cuba-USA ambas ganan. Hay que seguir haciendo entre nosotros los cubanos, que en definitiva somos los que podemos resolver los problemas que pudièramos tener de todo tipo. Y si el Trumpismo ataca, no importa, otros perros han ladrado y se les ha puesto bozal.

  9. 10, mencione alguno de los “avances” desde las relaciones Dec14, en que estemos incluidos los cubanos. Ayúdenos por favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *