“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Es necesario seguir acopiando paciencia con Acopio?

57427-fotografia-g

Tomado de Trabajadores

La principal arista que salió a relucir ante el Parlamento: la situación de las empresas con pérdidas al cierre del pasado año, y las actuales dificultades en el acopio y procesamiento de frutales en algunas provincias orientales.

Aunque estos son asuntos de vieja data, quizás ahora con menos peso relativo en cuanto a frecuencia, todavía sus manifestaciones evidencian una regularidad o reiteración que apuntan hacia deficiencias estructurales, y no de una simple coyuntura.

No es una coincidencia que el sistema empresarial de la Agricultura concentre el 67 % de las entidades que terminaron con pérdida el año anterior; ni que, con su derecho, una diputada santiaguera exigiera al ministro del ramo respuesta sobre este asunto.

La constante revisión de estructuras que desde hace bastantes años acomete la Agricultura, incluyendo la extinción y fusión de empresas irrentables, aún no consigue solucionar todos los problemas de fondo en ese sector estratégico, el cual fue, sin embargo, uno de los que impactó de forma positiva en el modesto 1,1 % de crecimiento del producto interno bruto durante el primer semestre del 2017.

No obstante, allí hay deficiencias de muy diversa índole que podrían requerir mucho más que la búsqueda de posibles soluciones financieras a las que hizo referencia el titular de la Agricultura, para intentar reactivar aquellas empresas con pérdidas reiteradas cuyas producciones son vitales para la población.

En cuanto a la actual situación de la pérdida de frutas como el mango en algunos territorios orientales, fue alentador conocer sobre el crecimiento de la siembra de frutales en el país, con más de 200 cooperativas especializadas en estas producciones, a las cuales se dedican ya más de 14 mil hectáreas. Pero la evidencia de que ese ritmo de crecimiento en la producción no se corresponde con la capacidad industrial para su procesamiento, apunta hacia otra incongruencia que requiere planificación e inversiones.

Porque tampoco son nuevos en Cuba estos picos de cosecha de frutas, ni la situación de tensión en las fábricas procesadoras a que hizo mención la ministra de la Industria Alimentaria, en particular por la falta de envases cuya entrega por la rama metalúrgica solo alcanzó esta vez el 54 % de la demanda planificada.

Es evidente entonces que la alternativa de emplear bidones y cubetas para almacenar las pulpas frutales, como explicó el ministro de Industrias, no consigue satisfacer una demanda de envases y embalajes que se triplicó desde el 2014 hasta la fecha.

Hacen falta proyecciones más integrales que nos protejan de tales “sorpresas” anuales durante las breves e intensas “zafras” frutícolas, las cuales pagan los productores con la pérdida de sus cosechas; y la población, con menos comida, formatos de envases grandes a mayor precio, o distribución a granel de menor calidad.

(Síntesis)

 
 

5 thoughts on “¿Es necesario seguir acopiando paciencia con Acopio?

  1. Este articulo no dice NADA, típico de la prensa que tenemos, solo mueve la “paja”, no va a la esencia de este problema que es crónico y reiterativo en nuestro País, ni da solución alguna, la “muela bizca”
    “Hacen falta proyecciones más integrales que nos protejan de tales “sorpresas” anuales…..”
    Que proyecciones integrales?
    Por supuesto sin faltar el “triunfalismo” como cuando escribe:
    “fue alentador conocer sobre el crecimiento de la siembra de frutales en el país, con más de 200 cooperativas especializadas en estas producciones, a las cuales se dedican ya más de 14 mil hectáreas.”

  2. Iroel para Ministro de la Agricultura, junto a su equipo de “Anticentristas”!!!

    Esos son los cuadros que pueden arreglar ese asunto y le pueden dar otra vuelta de tuerca al asunto.

    saludos
    Descentrado Pirolo

  3. Tanto este artículo como el de Pepe Alejandro en JR, publicado antes en este blog, llegan hasta donde pueden. Seguramente esos autores saben más que nosotros de los entresijos de la ineficiencia y la desidia y la corrupción y la impunidad reinantes en el país. Pero sus tímidas (y censuradas) críticas las agradezco y encomio: al menos sirven para informar algo de lo que pasa, y despertar interrogantes, criterios y opiniones en la gran masa que no tiene acceso a internet y que todavía lee la prensa nacional.

  4. En Cuba se reparte mucha responsabilidad pero se acapara toda la autoridad en los estratos superiores del estado. Desde los cuadros administrativos provinciales hacia abajo y un poquito mas para arriba, nadie puede decidir ni disponer de nada. Acopio no tiene carros para transporta las cosechas pero ningún Director provincial de acopio pude hacer nada, a no ser rezar para que le asignen un triste carro para su provincia. ciertamente no son magos, lo único que pueden hacer es mantener lleno el tanque se combustible de su carro para que no le disminuyan el presupuesto el próximo año.

  5. Si en Cuba hubiera un política seria y comprometida de verdad con una solución a la agricultura, no existieran los problemas que hoy pululan.
    Un crédito internacional que puedan inyectarse a la agricultura cubana, podría generar un incremento productivo que inmediatamente haría disminuir la inflación y hacer valer la moneda nacional, lo que representaría un aumento salarial por efecto de una moneda revalorizada, ademas de los ahorros en importaciones. Son principios suficientes para arriesgarse a un crédito internacional para la agricultura. Pero es que el dinero que le dan al Minagri lo gasta en aire acondicionado. Y nadie le controla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *