“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Es la estrategia, estúpido

UJC, cuba, jóvenes, LJC, Tomado de LJC

Mucha polémica ha generado el post de Harold Cárdenas ayer sobre su desactivación de la UJC y para entender mejor lo que escribiré ahora, sugiero ir LJC y leer los comentarios realizados. Harold es mi amigo, empecemos por el principio. Lo conozco desde hace varios años, desde que un día lo tuve en mi aula como alumno. Estuve en la discusión de su tesis, luego me acompañó en el Comité de la UJC de la universidad cuando fui cuadro profesional y finalmente juntos –con Roberto Peralo- empezamos el proyecto de LJC. Es justo decir esto para que no existan malas interpretaciones.

La desactivación de Harold pone sobre la mesa una deficiencia nuestra para llevar adelante esa batalla de ideas que hace tiempo nos propusimos. Para no adoptar una posición de francotirador me voy a imaginar que soy uno de los responsables de tomar la decisión de desactivar a Harold y a partir de ahí hago el análisis. Regreso entonces a mis tiempos de cuadro de la UJC…

Lo primero que haría sería sentarme con el militante y hablar con él, pero francamente, sin emplear subterfugios para tomar decisiones. Varias veces he hablado con Harold sobre mi desacuerdo con su participación en El Toque. Se lo he dicho, y lo he escuchado ¿Lo han hecho otros? No soy adivino, pero los comentarios realizados en el post de ayer en LJC parecen basados en algo que escucharon en una reunión -dicho por alguien que es un “experto” en la materia- y no por criterios propios a partir de una conversación con Harold o por un análisis sistémico de la situación.

No es mi intención discutir si a partir del reglamento era válida o no la desactivación, ahí es donde muchos se equivocan. Ese no es el punto. Suponiendo que las sospechas sobre Harold sean ciertas ¿No sería más inteligente tenerlo “del lado de acá” y trabajar con él? ¿Es una decisión sabia dejarlo libre para que otro lo atraiga a sus filas? ¿Al desactivarlo nos deshacemos de un problema o creamos las circunstancias para que se cree uno mayor? ¿Alguien se hizo esas preguntas?

Cerrar los ojos y embestir nunca será una decisión inteligente. Alguien escribía ayer en los comentarios en LJC: “De qué solución hablar, a cuál referirse nunca he visto propuestas claras en la LJC, bueno al principio eran serios y objetivos, ahora solo critican para ganar dinero y el beneplácito de medios extranjeros que por cierto pagan muy bien a quienes son acérrimos críticos de la Revolución cubana…” si le preguntara de dónde sacó la información de que a nosotros nos pagan por escribir en LJC le será imposible responder. Lo más seguro es que lo escuchó en una reunión, dicho por alguien que lo escuchó en otro lugar y así hasta que se diluye en el aire la fuente de la información.

Si una de las acusaciones que le hacen a Harold es precisamente lo que escribe en LJC, entonces ¿por qué no escriben ellos y dan su opinión? Si los que leen LJC todas las mañanas con una lupa y una pinza, nos enviaran sus criterios sin dudas los publicaríamos y así se enriquecería a mucho el debate. Siempre será eso más efectivo que decir las cosas -entre ellos mismos- en una reunión a puertas cerradas.

La UJC no puede darse el lujo de perder gente valiosa y sin dudas Harold lo es. El que no lo quiera ver desde el punto de vista de lo que pueda aportar que piense entonces en el daño que pudiera hacer si realmente fuera malo y no tuviéramos la oportunidad de trabajar con él. Esto pudiera sonar maquiavélico de mi parte, pero estamos “jugando al duro” y las improvisaciones pueden costar caro. Mucha gente buena hemos perdido por decisiones como estas y no hablo de que se hayan pasado a la contrarrevolución, sino que dejaron de aportar cuando más se necesitaba. Ejemplos sobran.

El párrafo anterior era el final del post, pero hago un último “pase” por Facebook y LJC y veo comentarios que me preocupan porque no se acaban de dar cuenta. Que si las críticas son en el lugar correcto, que si el camino que elegiste, que si el reglamento es claro…en fin que, parafraseando a James Carville, asesor de Clinton –y sin que se me ofendan- les diría: Es la estrategia estúpidos…

 
 

28 thoughts on “Es la estrategia, estúpido

  1. LJC esta en caída libre. Sus fundadores creyeron que por decirse revolucionarios tenían derecho a criticar a los que nunca han admitido criticas. Inicialmente los de su nivel los pasaron por la aplanadora como a todos los que sé salen del guión y de mas arriba los salvaron para que siguieran con su proyecto de “criticar lo malo” defendiendo a los culpables.

    Después fueron conociendo mundo y comparando realidades y pretendieron hacer “cosas prohibidas”, eso les ha costado la militancia de la UJC.

    Después de los 2 o 3 últimos post “atreviendose” a criticar los métodos de la UJC y del “sagrado” PCC les han tirado con todo desde arriba y sus posibilidades de super vivencia como blog son bien pocas a no ser que “entren por el aro” de la obediencia partidista.

  2. Harold es uno más de los que piensan que con insistir en la lealtad revolucionaria uno tiene garantizada la libertad de expresión.

    Que no, que no llega con eso, en Cuba no hay libertad de expresión para nadie. La libertad de expresión es un invento del enemigo.

  3. “Balas” para acá y “balas” para allá, lástima que la única víctima de esta balacera será la unidad entre los cubanos.

    PD: no critico a nadie (sobre todo por alguien que solo persigue dejar clara la posición de otros coterráneo que está en la cómoda mira de otro francotirador) solo digo que percibo.
    Saludos

  4. Corrección anterior:
    PD: no critico a nadie (sobre todo a alguien que solo persigue dejar clara la posición de otro coterráneo suyo que está bajo la cómoda mira de otro francotirador)… solo digo que percibo esta triste realidad.

    Saludos

  5. Cuando pasen los años estoy seguro de la decepción total que tendrá Harold,la misma de muchos honestos intelectuales que creyeron en La Revolucion. Hoy lo miro hasta con cierta admiración por ser el de los últimos sinceros en extincion,más es triste la testarudez de decir que la tierra se mueve cuando está no es más que un plato llano apoyado en cuatro colunmas,y cuando al final corrija su cegera la vida se la habrá cobrado.

  6. Para ser ” revolucionarios” no hay que ser de la UJC o el PCC. Ambas organizaciones han Travestido a entidades contrarrevolucionarias. Dogmáticas, oportunistas y llenas de cobardes intrigantes que están ahí para usufructuario los mejores recursos materiales y tener la patente de corso de ser ” militantes”, lo único que hacen es reunirse a hablar tonterías y a conspirar contra la sociedad y su desarrollo.

  7. El clavo que sobresale siempre recibe el martillazo. No hay proverbio chino que se ajuste mejor a esta situación. Está prohibido ser líder, para eso hay que ser aceptado por una comisión del PCC, y que conste que no estoy en contra del PCC. Lo triste es que restamos cuando hay que sumar. La culpa de que existan Eliecers Ávilas no es de nadie más que de nosotros mismos. Harold se ha dado cuenta a las malas de que en Cuba no existen las vacas sagradas.

  8. Que pasó? Lo expulsaron, lo snacionaron o se desactivó. Pidió ser desactivado? Hay cosas quew no se entienden.

  9. Luego de la frase “sobre mi desacuerdo con su participación en El Toque” no pude seguir leyendo.
    ¿divulgaba alguna información que atentara la seguridad nacional? ¿afectaba la economía del país? O dicho en concreto: ¿cometía algún delito recogido en el código penal?
    Sino es así, entonces solo toca decir “sobre que no me gustaba…” porque lo otro es LA RAÍZ DE TODOS LOS PROBLEMAS.

  10. Hola,

    Estrategia, estupido? Ni entiendo lo que significa, super enredado.

    Es la falta de libertad y democracia, que tambien afecta a los comunistas y sus organizaciones.

    Asi de sencillo.

    Saludos

  11. Tres cualidades distinguen a los “revolucionarios”de Cuba: INTOLERANCIA, HIPOCRESÍA, Y OPORTUNISMO. Realmente no sé cual es el (mal) concepto que tienen ellos de lo que significa ser revolucionario, y no hablando ya del que escribió Castro de forma utópica.

  12. Julio (14)

    No creo, yo creo que el concepto que hay que cumplir es del de DEMOCRACIA. Que incluye a todos los cubanos, revolucionarios, cumunistas y no. Todos.

    Saludos

  13. julio cesar 14: 100% contigo, el lio es que para cumplirlo se necesitan personas con ideas del siglo XXI dirigiendo, y eso amigo es muy difícil, ya que los jóvenes preparados dedican su tiempo a cubrir necesidades materiales, recuerda que tenemos muchas políticas sociales de la era CAMEL pero a la vez nos aplican me duras medidas capitalistas (hasta impuesto tenemos que pagar ahora los que trabajamos para el estado, mire usted que contradicción).
    Saludos

  14. CITO:”!Bienvenido a la Unión Soviética señor Hitler, no se apure, que ya hemos hecho el trabajo por usted!Hemos eliminado a los mejores cuadro del Ejército Rojo con nuestras purgas.”Konstantín Símonov:Nadie es soldado al nacer, segunda novela de la trilogía que empieza con Días y Noches y termina con De los Vivos y los Muertos.Todas publicadas en Cuba.

  15. Mercedes 100% contigo, Cuba es de todos, no solo de los revolucionarios, que ultimamente parece ser un sinonimo de persona que jamas estaria en contra del gobierno cubano independientemente de cierto concepto Fideliano.

  16. Alberto Junior Hernandez Morales (18): El proyecto revolucionario es un proyecto para todos los cubanos, en los que todos (pensemos como pensemos) debemos tenemos tener nuestros derechos y nuestros deberes. Por desgracia este es un concepto que nunca hemos podido hacer realidad (esto debido en parte a las campañas difamatorias contra Cuba y por otro lado la incapacidad de correctas políticas nacionales que respondan de manera dinámica al necesidades de todos los cubanos). Tener un partido único es muy útil pero si este no cubre todas las demandas de las diferentes líneas de pensamientos nacionales seguirán existiendo estos problemas de distorsión, cosa normal ya que al ser único esto es sumamente difícil de evitar… es como pedirle a ETECSA que satisfaga las expectativas de la mayoría de sus clientes.
    Saludos

  17. …esa costumbre de censurar, prohibir o recomendar sin dar pie a la libertad: “Varias veces he hablado con Harold sobre mi desacuerdo con su participación en El Toque”. Este teque me suena ya tan repetido, parece sacado del jucio de Ochoa.

  18. Michel, en su comentario me esta obligando a que me tiene que gustar su esposa o viceversa?
    Un poco de rienda suelta a la imaginación señor y menos teque… vera la rueda moverse.

  19. Uno más q cree en el sistema y ya sabemos a dónde irá a parar lo siento pero ese es el camino del q disiente en Cuba .

  20. Chucho (21) yo soy de los que cuando ve un rottweiler en mi camino y puede evitarlo cambio de ruta, así que sea feliz con ejemplar de su especie… Igual, como creo en el mejoramiento humano aquí estaré, cuando evolucione de Canidae a Homo sapiens y me vuelva a dirigir la palabra.
    Saludos

  21. Lo que más me gustó en el artículo fue la frase del asesor de Clinton: “Es la estrategia estúpido”. Pues sigan jugando al gato y al ratón….

  22. Michel(23),
    Es una pena que por el simple hecho de estar en su contra política, me considere un Canidae.
    Su reacción es un simple reflejo del poder absoluto al que pertenece, donde a vivido toda su vida y quienes no concuerden no caben.
    Algún día todos en Cuba, tendremos voz y usted NO perderá la suya, para su tranquilidad.

  23. Si Harold es revolucionario de verdad, la desactivación no pasará de un episodio personal triste para él y vergonzoso para otros.
    Eso si es revolucionario y fidelista de verdad.
    He conocido a muchos cubanos, revolucionarios, sancionados justa o insjutamente, y al final final, siguieron en la pelea y vencieron. Lo demás es cáscara de platano y armas para nuestros enemigos. Al carajo. Y lo dice uno al que sancionaron en el PCC. Y sigo allí.

  24. Chucho(25). Como veo que volvió a referirse con respeto a mi le respondo: chucho para nada me conoce usted…igual le resumo que aunque yo soy de otra linea política comparto que hay seguir actualizando políticas que hagan posible que todos los cubanos se sientan que son parte de un proyecto que no ttiene otro fin que lograr tener un pueblo mas unido.
    Saludos

  25. Miren. Hablemos claro. El gran problema de Harold es que colabora con un programa subversivo que se llama el Toque, el cual recibe dinero de las mismas entidades que le regalan los fondos a Coco Fariñas y Berta Soler. Ustedes me perdonan. Pero si Harold sabe eso y no deja el Toque no puede militar en las filas de mi organización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *