“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Es el sector privado el eterno marginado en Cuba?

Tomado de Progreso Semanal

En las sesiones de la Asamblea Nacional de diciembre de 2017 se anunció la aprobación de una nueva política para el sector no estatal, cuyos detalles no se han hecho públicos, y tampoco ha sido discutida con las partes interesadas. Ya han transcurrido seis meses desde que se detuvo la aprobación de nuevas licencias en las categorías más demandadas, y ni siquiera se pudo decir cuándo se volverán a emitir.

Estas son algunas de las transformaciones anunciadas. En relación a las cooperativas se establece que estas solo podrán vender bienes o servicios en la provincia donde tienen el domicilio fiscal; habrá un límite máximo a la relación de ingresos entre el que más gana y el que menos, en este caso fijado en tres veces. Respecto al “cuentapropismo” se anunció que habrá transformaciones en el alcance de algunas categorías, otras que son afines se integrarán en una sola, mientras que se autorizará una sola licencia por persona natural.

Tomados en su conjunto, los cambios divulgados sin mayores detalles introducen restricciones adicionales al sector no estatal. La afectación llega tanto a los que ya tienen recursos invertidos, como a los que estaban considerando una decisión de ese tipo.

Una vez más (ya ocurrió a inicios de los 2000) se propone cambiar las reglas de juego a mitad del partido. Esto eleva notablemente el riesgo asociado —que ya era muy alto— y desalienta la inversión y la contratación de nuevos empleados. La incertidumbre alimenta la maximización de beneficios a corto plazo, la evasión fiscal y la informalidad. La contratación formal de fuerza de trabajo es ahora más costosa. Cuba es posiblemente el único país en el mundo donde la creación de empleo – en el sector no estatal- está gravada con un impuesto progresivo. Este ciclo aumenta el interés por las actividades de alto y rápido retorno, y deja muchos proyectos viables sin recursos. Todo esto en un país que invierte menos de la mitad de lo que necesita, es decir, que requiere más inversión, no menos.

Que las cooperativas no agropecuarias solo puedan operar en la provincia de su domicilio legal implica que se achica el mercado potencial. Tampoco parece una buena idea que el Estado imponga un criterio para distribuir los ingresos. El límite sugerido no toma en cuenta la diferencia en exposición al riesgo entre socios y empleados, que recae desproporcionadamente en los primeros. Por cierto, la proporción establecida (diferencia máxima de tres veces) es menor que la diferenciación salarial de los trabajadores estatales en la década de los ochenta.

Esta decisión amerita un análisis más profundo porque traslada una noción de equidad errónea y alejada de la realidad socioeconómica cubana. Primeramente, se discute mucho sobre desigualdad y distribución de ingresos, pero no se conocen datos fidedignos al respecto. Esto impide conocer a ciencia cierta dónde estamos ahora, cuál ha sido la trayectoria reciente y dónde nos ubicamos respecto a otros países comparables. Seamos honestos, un debate de este tipo sin cifras no tiene ningún sentido.

En segundo lugar, pareciera que hay una preferencia a hablar de desigualdad de ingresos y tomar los salarios del sector público como referencia. Las conclusiones más comunes giran en torno a que la desigualdad ha crecido desde los noventa, debido a la crisis económica y también la emergencia del sector no estatal, siendo este último el candidato predilecto.

Pues bien, ¿qué tal si se considera la desigualdad en la posesión de activos (tierra, casas, autos), que no se originó en los noventa, sino que tiene un largo recorrido que no pudo ser torcido completamente entre 1959 y 1989? Antes de 1990 esos activos no producían una renta (dado que no existía un entorno de mercado que lo hiciera posible), por lo tanto, no hacían una contribución significativa a las diferencias de ingresos, aunque probablemente sí a la de riqueza y bienestar. Eso cambió.

Desde 2010, cuando se comenzó a flexibilizar el ejercicio del cuentapropismo y luego en 2013, cuando se empiezan a crear las cooperativas no agropecuarias, el sector no estatal ha enfrentado un marco regulatorio inadecuado y siempre cambiante, con escaso acceso al crédito, a suministros con precios competitivos, al mercado, y enormes restricciones en relación al tipo de actividad que se puede ejercer.

En el caso de las cooperativas, su aprobación requiere un acuerdo del Consejo de Ministros, un exceso (si es posible en nuestro caso) de discrecionalidad. No obstante, en categorías claves como creación de puestos de trabajo e ingresos al Presupuesto del Estado a través de impuestos, su desarrollo puede calificarse como excepcional.

En el gráfico siguiente se aprecia claramente que la única forma de propiedad que tiene una contribución neta positiva a la creación de empleos es el sector privado, siendo el “cuentapropismo” el responsable del 72% de este resultado. Si bien el empleo en las cooperativas no agropecuarias ha crecido, el saldo es negativo para el sector cooperativo debido a la pérdida de empleo en las agropecuarias. Uno de los aportes esperados era que se constituyera en una alternativa de empleo. Teniendo en cuenta las circunstancias en que tuvo lugar, el encargo ha sido cumplido con creces.

Puestos de trabajo creados por forma de propiedad en Cuba (2009-2016)

Otro aspecto. Si se analizan las partidas de ingresos al presupuesto, se observa que la que corresponde a los impuestos sobre ingresos personales, en la que figura prominentemente los que paga el sector no estatal, es la que más rápido ha crecido desde 2009 hasta 2016, unas 4,9 veces el valor de aquel año. Aunque un análisis detallado requeriría un mayor nivel de desagregación de datos, porque el sector no estatal paga otros tributos como impuestos sobre ventas, contratación de fuerza de trabajo, y contribución a la seguridad social, entre otros.

No obstante, es razonable pensar que estas contribuciones han aumentado más rápidamente que el número de trabajadores, por lo que en promedio estos pagan más impuestos que hace diez años. Estos números dicen claramente que el sector privado y cooperativo está en condiciones de hacer un aporte significativo al desarrollo nacional, que la sociedad ya ha reconocido este papel, y que su potencial está lejos de agotarse. Más allá de los datos, el sector no estatal también ha ofrecido una alternativa para que muchos cubanos decidan apostar por un proyecto personal en Cuba, que traiga realización profesional y mejores ingresos.

Uno de los argumentos utilizados para justificar los cambios fue que se habían observado comportamientos negativos y desviaciones del propósito original. Seguramente hay ilegalidades y otros males vinculados al sector no estatal. Lo que habría que conocer es qué proporción de esas son inducidas por las falencias del marco regulatorio, sobre todo un tipo específico de normas que parecen redactadas desde un desconocimiento asombroso de la realidad o de leyes objetivas que gobiernan la actividad productiva. ¿Acaso no existen también muchos problemas en el sector público?

En lugar de limitar el desarrollo del sector no estatal, Cuba necesita pensar cómo va a aprovechar al máximo sus recursos humanos. La proporción de la población en edad laboral que no tiene un empleo formal es hoy del 35%, unas 2,3 millones de personas, un incremento de 1,2 millones desde 2009 (se han descontado los estudiantes universitarios). Con el fin del bono demográfico, la emigración y el envejecimiento de la población, se va reduciendo una de las fuentes fundamentales de crecimiento económico, el factor trabajo. Crear empleos y aumentar la productividad requieren inversión, y esta, un marco seguro y predecible. No parece que estos cambios apunten en esa dirección.

Existe hoy un gran entusiasmo respecto a la inversión extranjera. Deberíamos recordar que en ninguna experiencia exitosa de desarrollo, el capital extranjero y el ahorro externo han sustituido al capital doméstico. Todo lo contrario, el desarrollo es y sigue siendo a pesar de la globalización, un proceso de transformación esencialmente endógeno, que requiere movilizar recursos y talentos propios. El esquema actual favorece sobremanera al capital extranjero (sin que tampoco para este sea un camino de rosas), por encima de la contribución que pueden hacer los propios cubanos que fundan nuevos emprendimientos. Limitar el desarrollo del sector no estatal no traerá la prosperidad necesaria, la que según la “Conceptualización”, es una condición necesaria para la sostenibilidad de nuestro modelo. Otra oportunidad perdida.

 
 

24 thoughts on “¿Es el sector privado el eterno marginado en Cuba?

  1. “el desarrollo es y sigue siendo a pesar de la globalización, un proceso de transformación esencialmente endógeno” Jajaja por favor… Y dicen eso con toda las fugas de capitales de países pobres a paises ricos? de endeudamiento de la población? De venta de empresas nacionales a transnacionales… Si como no…. endógeno…

  2. Malos tiempos corren cuando es necesario demostrar lo evidente. (decenas por no decir cientos de artículos y opiniones opinando lo mismo)

    Difícil hablar con sordos sino quieren aprender el lenguaje de señas.

  3. Demasiado largo el articulo, con muy buenas intenciones del autor, pero algo ingenuo. En un par lineas voy a resumir toda la situacion actual GOBIERNO VS CUENTAPROPISTAS. Ni el gobierno, ni el PCC quieren actidividad comercial privada, por eso ponen zancadillas, entorpecen y cancelan la concesion de licencias. Entre los altos impuestos , las visitas y el acoso de los inspectores, los cuentapropistas estan subsistiendo, ganando el minimo, pero sufriendo y sudando la gota gorda para no quedar en el camino.

  4. la solucion a estos problemas son muy sencillas, de hecho, todos los que comentan aqui la conocen y muchos coinciden y saben lo que se debe hacer. no dudo que cuando otro gobierno con una mejor gestion desee poner primero a su pueblo y no intereses egoistas todo se solucionara y no habra que esperar medio siglo mas. quien sabe y en menos de un año se logren muchas cosas.

  5. Bueno y qué me dicen de la poca representación de este sector en el nuevo parlamento y eso que la CNE no se ha cansado de decir que la asamblea se parece a su pueblo.

  6. Cuba necesita una buena ley de sociedades mercantiles con una división clara de inversores y trabajadores donde ambas partes salgan beneficiadas.

    No se hace por motivos ideológicos, con el resultado de que en Cuba persiste en la pobreza.

  7. Penosa nuestra situación, con tal de conservar el poder los políticos se meten en todo y lo quieren regular todo, ya no hay un liderazgo genuino sino impuesto por aquellos que no quieren ver que quienes subsisten a su alrededor tengan iniciativa propia a la hora de emprender un negocio para su sostenimiento. Por eso es que solo pueden hacer socialismo desde el poder con el respaldo de la fuerza y no el respeto a la libertad que cada cual tiene para decidir la mejor manera de vivir. Que Dios nos ayude

  8. En cualquier pais del mundo, la empresa privada se organiza sin fines politicos. Es lo que en espaÑol se llama “la patronal”. En EE>UU se llama Chamber of Comerce y en Cuba, Camara de Comercio, solo que la “patronal cubana” no pertenece a los empresarios, sino al gobierno. Vaya modismo el cubano.

    Con la creacion de una patronal, sin la injerencia o el control del gobierno, los pequeÑos empresarios cubanos pueden ir buscando espacios en la sociedad cubana. Y pueden ser un interlocutor valido y con peso para dialogar con el gobierno para mejorar el clima, hacer nuevas leyes que respeten el espacio de los cuentapropistas, sin contar que todavia falta crear los mercados mayoristas. Va siendo hora de que los empresarios cubanos se organicen sin temor a represalias, porque esto es un asunto de comercio,no de politica.

  9. Entre los altos impuestos , las visitas y el acoso de los inspectores, los cuentapropistas estan subsistiendo, ganando el minimo, pero sufriendo y sudando la gota gorda para no quedar en el camino…. jose no estoy de acuerdo, los cuentapropistas de alquiler privado a extranjeros viven mucho mejor que los ingenieros y los economistas que trabajan horas y horas por 400 cup, de que se quejan tanto?

  10. #10 MARIO
    No todos los cuentapropistas tiene cuartos para rentar, ni restaurantes. hay algunos que se estan comiendo un cable, porque venden en moneda nacional y dirijido a sectores donde no hay turistas. Conozco Cerrajeros, Artesanos, Albaniles, Soldadores y Plomeros que no tiene trabajo abundante y que a veces , despues de pagar los impuestos, les queda muy poco. De todas formas, ni es inmoral ni ilegal crear riqueza y poder darse ciertos lujos y caprichos. TRISTE Y MALO ES SER POBRE Y DE ESTOS HAY MILLONES EN CUBA.

  11. magdiel, le llamas fugas de capitales al comercio? que las compañias inviertan para que no se lleven ganancias? y si no invierten, pues no se generan puestos de trabajos, y por tanto, no se aumenta el consumo interno, es mejor entonces, retroceder a la comunidad primitiva antes de que inventaran el comercio? wao, sus ideas de prosperidad me han dejado anonadado, pr favor, siga ilustrandonos el camino con su sabiduria

  12. Mario 10.
    Si los ingenieros y economistas, trabajando hora y horas ganan 400 cup, ¿Cuál es la culpa de los cuentapropistas? ¿Son acaso los cuentapropistas los que le pagan esos salarios míseros? A veces da la impresión que a los cuentapropistas, por trabajar fuerte y ganar un poco más les tienen mucha envidia y lo que desean para ellos es la misma miseria que los estatales. El disparo por el bajo salarios estatal, tiene que enfocarse en la dirección correcta y no culpar a quienes no la deben.

  13. LUIS #13.
    Todo este pataleo de Magdiel y Mario no es otra cosa que ENVIDIA. Tengan el valor de culpar al verdadero responsable que un Ingeniero gane 400 pesos cubanos, el equivalente a $20 al mes. Si eso no es explotacion y semi-esclavismo, que baje Dios y me repita. Pero prefieren echarle porqueria encima a los cuentapropistas, que atreverse a culpar al estado por la miseria de salarios que paga a sus esclavos.

  14. Mire LUIS R , los economistas e ingenieros desarrollan el Pais crean y trabajan en proyectos de inversiones, los que alquilan no producen nada solo sus propios dineros por tanto la piramide esta invertida y no debian de quejarse pues muchos se han hecho de mucho dinero sin mucho esfuerzo, solo atendiendo turistas y mejorando sus casas, o sea aqui vale el concepto de la acumulacion de la riqueza

  15. Mario 15, vuelvo y le pregunto, si los economistas e ingeniero desarrollan el país (que en verdad yo lo veo cada vez más atrasado) y trabajan en proyectos de inversiones, ¿Qué tienen que ver aquí los cuentapropistas en que la pirámide esté invertida y con que el salario de ellos sea mísero? Los que alquilan, para su conocimiento, arriesgan sus dineros invirtiéndolo en su negocio, cosa que no hacen ni los ingenieros ni los economistas, para luego como debe ser tener determinados beneficios, deje la economía o la ingeniería y dedíquese al negocio a ver si es tan fácil como cree usted o reclámele al estado mejor salario.

  16. Luis R 16,los prefesionales y tecnicos que trabajan en proyectos de desarrollo del PAIS se quejan poco, los que alquilan sus casas a extranjeros como Ud no desarrollan el Pais y son los que se estan quejando, no deberian porque ganan mucho mas que los profesionales del sector estatal , no veo que riesgos se enfrentan en los alquileres ? las ganancias son fabulosas

  17. Y digo, no considero razonable hacer negocios, porque no hay un marco legal concreto y explícito con todas las reglas y sin vaivén, que hoy sí se puede y mañana no, así que sus palabras de que los que alquilan o hacen negocios no desarrollan el país está dado por su total desconocimiento (o desinformación) de qué hace el gobierno cubano con los impuestos que cobra a los cuentapropistas, que por cierto no es poco, pero eso usted puede preguntárselo a su gobierno a ver si le da respuesta convincente.

  18. Se perdió un comentario, antes del 18 debía ir más o menos:
    Mario 17: Si ustedes se quejan poco o no se quejan es su problema o están acostumbrados a que los maltraten. Por otra parte, los que alquilan casas (al igual que todos los cuantapropistas) pagan impuestos y esos impuesto ayudan, si el estado lo utiliza como debe ser, a desarrollar el país (sin mayúsculas, porque, gritar no es signo de más razón) al igual que los proyectos de que usted habla. Si usted no ve riesgos en hacer negocios particulares, es porque usted no tiene ni la más mínima idea de lo que es hacer un negocio, sino, ¿por qué no se decide y así tendría ganancias muy fabulosas y sin muchos esfuerzos, como dice usted?. Como cierre, para su arrogancia de juzgar sin bases y sin conocerme, le digo que no vivo en Cuba, no alquilo casas, no hago ningún tipo de negocio en Cuba (ni el más mínimo) y ni siquiera me pasa por la mente, porque considero no razonable hacer negocios en (o con) Cuba en las condiciones actuales.

  19. Luis R , a lo mejor Ud patrocina a alguien en Cuba para alquileres
    Los impuestos no desarrollan el Pais , aun en Francia donde Ud vive el estado usa los impuestos para construir viales y carreteras(o es como entonces que llegan los turistas?)
    ademas no hay tanto alquiler en casas en el mundo las gentes prefieren como yo los hoteles,

  20. Último comentario, para Mario. Si usted es economista, creo que no la estudió bien, así que los impuestos no desarrollan al país y viene y pone de ejemplo la construcción de viales y carreteras con los impuestos, ¿si eso a su juicio no es desarrollar el país, tiene usted grandes problemas con la interpretación de lo que es desarrollo? Sigue usted tirando piedras, tratando de adivinar donde vivo y ni siquiera puede interpretar bien lo que significa no hacer ningún tipo de negocio (ni el más mínimo), entre a Airnb y verás si hay o no alquiler de casas en el mundo.

  21. Ultimo comentario para Luis R, estoy seguro que vives en Cuba y tu defensa es porque eres cuentapropista y alquilas , bueno confieso que no me gustan los alquileres de casas porque carecen de privacidad y el desarrollo del pais no se alcanza con pequenos impuestos de alquileres sino con grandes inversiones extranjeras de capital extranjero para desarrollar industrias

  22. hoy salio un articulo en Cubadebate en que muchos de los que se quejan deberian mirarse…entre finales del año 2015 y el 2017 se llevaron a cabo 23 procedimientos confiscatorios al amparo del Decreto-Ley 149 de 1994 por un patrimonio total de 135 millones de pesos, en las provincias de Pinar del Río, Mayabeque, La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Las Tunas, Granma y Santiago de Cuba, donde resultaron expedientadas 25 personas, de ellas varios funcionarios, y otras 126 como terceros beneficiados (algunos que actuaron como testaferros o prestanombres).Entre las principales ilegalidades en las que intervinieron los expedientados y sus terceros beneficiados, se encuentran la falsificación de documentos notariales para evadir las obligaciones tributarias (fundamentalmente en la adquisición de vehículos y viviendas); sustracción de electricidad para negocios particulares, otorgamiento de dádivas a inspectores y otros funcionarios públicos, etc

  23. mario royero (23): leímos dicho artículo, del inefable Lázaro Barredo quien, por supuesto -y por su conocido prestigio como paladín defensor del pueblo entre la gente que sabe de él- se quedó corto describiendo la corrupción imperante; sólo se refirió a algunos funcionarios de segunda (sin dar nombres, claro) y a los “execrables” cuentapropistas que fueron encausados y condenados. Todo el mundo sabe acá que hay muuuuchos más corruptos en todas las esferas, incluidos los “legales” o consuetudinarios, usufructuarios abusivos e impenitentes del erario, a quienes… ni con el pétalo de una rosa.
    La verdad sufre cierta depreciación de origen cuando no es TODA LA VERDAD.
    Por otra parte me parece que Ud. acusa sin tener elementos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *