“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
El sector turístico se levanta tras el huracán
 

El sector turístico se levanta tras el huracán

1-varadero-cuba

Tomato de Hosteltur

Del 8 al 11 de septiembre Cuba fue golpeada por el huracán Irma. En 14 de las 15 provincias del país se registraron daños de diversa importancia. La tempestad fue más fuerte en zonas del litoral norte de la región central, aunque en zonas bajas de las costas al norte y al sur del país el mar también penetró. Sin embargo, todos los polos turísticos se encuentran preparados a fecha de hoy para recibir turistas y el 1 de noviembre todos los hoteles funcionarán a plena normalidad.

Gracias a la eficiencia de su sistema de protección, Cuba avanza rápidamente hacia la normalidad. El Sistema Nacional de Defensa Civil, creado en 1962, ha logrado encauzar las potencialidades del país para imponerse a los frecuentes embates de la naturaleza.

Al acercarse un meteoro a las aguas de Cuba, todos conocen lo que hay que hacer en cada momento. También el Ministerio de Turismo y las empresas internacionales asociadas para la administración de los mejores hoteles han mantenido informada a la opinión pública con la mayor transparencia sobre los avances de la recuperación de sus instalaciones y del entorno de todos los enclaves dedicados a la industria del ocio en la nación, incluyendo los cayos del norte de Villa Clara y Ciego de Ávila, donde se espera concluir los trabajos de restablecimiento en los primeros días de noviembre.

Irma no perjudicó las instalaciones de los territorios de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Cienfuegos, Mayabeque, Artemisa, Pinar del Río e Isla de la Juventud, que han continuado funcionando sin dificultades y que el polo de Holguín enfrentó el meteoro con 3.935 turistas alojados en sus instalaciones y se recuperó inmediatamente de ligeras afectaciones. También se ha divulgado la gradual recuperación del balneario de Santa Lucía, al norte de Camagüey, y de la vitalidad de los hoteles de ciudad de esa provincia.

En declaraciones a la televisión cubana el pasado miércoles, el ministro de Turismo, Manuel Marrero, denunció la campaña que pretende perjudicar los flujos de viajeros a Cuba. Informó además de que la isla ya recibe turistas de varios mercados y que van bien las operaciones que aun se realizan para alcanzar la total reinserción de todos los destinos cubanos a la explotación turística.

Un huracán de trabajo

Trabajadores especializados y fuerzas auxiliares de todo el país avanzan en la recuperación de los cayos del norte mientras las industrias cubanas ejecutan los pedidos de cada hotel para reponer los muebles y estructuras.

El trabajo comenzó reabriendo en tiempo récord los pasos sobre el mar somero, los “pedraplenes”, a Cayo Santa María y a Cayo Coco, por donde constantemente fluye lo necesario para restaurar lo que el meteoro destruyó y por donde llega a los islotes la energía, el agua y las comunicaciones —tres elementos esenciales disponibles de inmediato en todos los polos tras el paso de Irma.

Cayo Coco está más avanzado porque se pudo acceder a él de inmediato. En el “pedraplén” de Jardines del Rey ya se está concluyendo la reparación de una de las vías donde aún falta el asfalto, operación que debe concluir a mediados de octubre.

Hoteles de los cayos, como el Pullman Cayo Coco, que estuvieron entre los más perjudicados por el huracán, ya han concluido la desobstrucción de sus lobbies y áreas exteriores, así como una rigurosa higienización y han sido invadidos por equipos de trabajadores que se ocupan de la reposición de la jardinería, las instalaciones tecnológicas exteriores, las estructuras ligeras y la cristalería dañada. Hay instalaciones donde trabajan intensamente más de cien operarios.

Efectos positivos de Irma sobre las playas

También se avanza en los cuidados a las áreas verdes para favorecer la recuperación natural de la vegetación. Anima saber que la inspección a las costas ha evidenciado que en general el huracán les dejó mejores playas, mucha más arena y mejores dunas.

Pese a que los cayos reportaron el mayor número de afectaciones y se ha contemplado un plazo mayor para ejecutar los trabajos, todo indica que algunas instalaciones menos afectadas podrían comenzar a recibir vacacionistas tan pronto se concluya la más complicada de las obras previstas: la reparación del área pública de la terminal aérea internacional Jardines del Rey, donde hoy se afanan varias fuerzas especializadas.

Para el 15 de noviembre todo estará recuperado. El aeropuerto y 14 de los 18 hoteles de Jardines del Rey estarán abiertos y prestando servicios 15 días antes de esa fecha.

Cayo Santa María también estará totalmente listo para la los primeros días de noviembre. Su camino sobre el mar se habilitó de manera provisional para el acarreo de insumos y se trabaja en su total restablecimiento, planificado para el 1 de noviembre.

Antes, el 15 de octubre, estará operativo el pequeño aeropuerto de Cayo Las Dunas. Para esa fecha, también estarán totalmente recuperados cinco hoteles con más de 4.200 habitaciones funcionales, además de tener listos dos de los tres pueblos, el delfinario y la Marina.

Todos los hoteles listos para el 1 de noviembre

Más de 300 kilómetros más al oeste, el balneario de Varadero fue mucho menos golpeado por Irma y ha logrado restablecer la normalidad en un plazo muy breve. Allí ya están operativos 47 de sus 52 hoteles y varias brigadas concluirán antes de la última fecha de los corrientes las reposiciones de marquetería, cristalería y otras estructuras ligeras en algunas habitaciones pendientes. Los otros cinco hoteles: Puntarena, Playa Caleta, Paradisus Varadero, Ocean Patriarca y Meliá Península estarán listos el 1 de noviembre.

Otros 100 kilómetros al oeste, en La Habana, también avanzan las obras con rapidez.

Pese a la magnitud de los trabajos necesarios para devolver su belleza al más famoso atractivo de la capital de Cuba, el paseo junto al mar o Malecón; esta vitrina de La Habana va a recuperar su aspecto habitual. Ya se ha restablecido el tráfico por los túneles que conectan con la periferia de la ciudad al este y al oeste y se continúa la reparación de los paseos y avenidas y de las facilidades destruidas por las olas que inundaron el área, lo que incluye algunas operaciones de envergadura que se concluirán por etapas.

Salvo algunos detalles, la planta hotelera de La Habana ha vuelto a la normalidad. En los 18 hoteles ubicados junto al mar que fueron evacuados por el temporal los daños fueron leves y fáciles de restaurar. Quince de ellos ya están prestando servicios y de un momento a otro se concluirá también todas las operaciones de restauración en los hoteles Tropicoco y Chateau Miramar.

Vale decir que entre los miles de techos ligeros arrancados por la fuerza de los vientos y que ya casi están a punto, estuvo el de la recientemente ampliada terminal aérea de Santa Clara, en el centro de la isla, aeropuerto que sirve, entre otros, a los turistas que viajan a Cayo Santa María y que este lunes iniciará sus operaciones.

 
 

2 thoughts on “El sector turístico se levanta tras el huracán

  1. Lo que depende de las inversiones capitalistas se recupera en meses.

    Lo que depende del gobierno “socialista” no se recupera en anos.

  2. Rey el gobierno socialista alimenta, educa y ofrece servicios de salud gratuita a todos los cubanos por igual

    Los inversores capitalistas llenan sus bolsillos mientras hay 825 millones de hambrientos, 750 millones de analfabetos y 1 mil millones de seres humanos sin acceso a servicios básicos de salud en el mundo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *