“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

El negocio del agua y el hielo en Cuba

yassiel-pure-ice-yvg_12

Foto: Yariel Valdés

Tomado de El Toque

El verdadero hombre del hielo no era Ötzi en su glaciar de los Alpes italianos; ni Bobby Drake, el inestable mutante de los X-Men. El verdadero hombre de hielo es este jovencito delgado y sonriente que vende hielo y agua refinada en Pure Ice, un floreciente negocio situado en el número 58 de la calle Prolongación de Colón, en la ciudad cubana de Santa Clara.

El verdadero hombre del hielo no es, como uno pudiera pensar, un sujeto frío, calculador y traicionero, sino un modesto vendedor que combate con frialdad el agobiante clima de los trópicos.

Se llama Yasiel Hernández. No es alto, no es fuerte, no tiene una voz ni una cara llamativa. No es una persona que uno recordaría demasiado, a no ser por la hermosa transparencia de su hielo.

Cuando la gente camina por ahí y lo ven afanándose en Pure Ice, comentan: “Ya se vende cualquier cosa, hasta el agua y el hielo”.

En una época a Yasiel tampoco le entraba en la cabeza que alguien pudiera tener un negocio para vender hielo, pero ahora está seguro de que no hay mejor negocio que este.

La idea surgió el día en que el empresario cubanoamericano Pável Gil visitó un bar estatal y, al solicitar un poco de hielo para su trago, el bartender tuvo que poner a congelar agua de Ciego Montero en una tartarita, un molde casero.

“Entonces me di cuenta de que esa podía ser una buena inversión, porque aquí es difícil encontrar hielo de alta calidad”, se explica ahora este ex entrenador de judo, de origen santaclareño, que viviendo fuera de Cuba obtuvo un doctorado en Ciencias de la Comunicación y una visión muy particular de cómo hacer negocios en su Isla.

yassiel-pure-ice-yvg_2

Foto: Yariel Valdés

El hielo purificado es su producto estrella y también la causa por la que Pure Ice esté clasificado como un “centro procesador de alimentos ligeros”. Ese, hay que aclararlo, es el nombre del permiso bajo el cual operan las cafeterías en Cuba. Según Pável Gil en un inicio ellos intentaron inscribirse como “aguadores”, otra de las categorías existentes, pero les dijeron que no:

—Para ser aguadores deben distribuir el agua en pomos —afirmó el funcionario que los estaba atendiendo.

—El agua existe en tres formas naturales, sólida, gaseosa, líquida —ripostó Pável—, yo quiero distribuirla en forma sólida, ¿cuál es el problema?

—No, no se puede —fue la respuesta que recibió—, porque deja de ser agua.

Al verdadero hombre de hielo le gusta pasar tiempo con su familia, conocer personas interesantes y emprendedoras, y beber agua purificada.

El hielo que vende este hombre posee cualidades que rondan lo maravilloso: es transparente, fuerte, compacto y cada cubito pesa como promedio unos 10 gramos. “Además, no puede ser quebradizo ni tener cavidades”, aclara con el tono de quien está explicando lo obvio a un alumno de kindergarten.

En un principio tuvo pocos clientes, pero se han ido incrementando exponencialmente, no solo porque vende hielo, sino porque el precio de su agua hiperfiltrada es entre un 30 y un 50 % inferior al de la disponible en la red estatal de tiendas.

¿Y de dónde obtienen el agua?, es la duda razonable del lector que conozca Santa Clara, una ciudad azotada por una persistente sequía y por las roturas de sus líneas de abastecimiento.

jefe-pure-ice-yvg

Pavel Gil, el dueño de Pure Ice. Foto: Yariel Valdés

La intención original del creador de Pure Ice fue cavar un pozo tan profundo que se pudiera obtener líquido de cierta calidad, libre de la contaminación que generalmente afecta los reservorios hídricos bajo los centros urbanos. Pero no, una de las condicionantes para poder abrir su negocio fue que tenía que trabajar con el agua del acueducto que abastece Santa Clara.

—Comenzamos con cinco filtros, pero actualmente estamos utilizando 26 —explica Pável—, un sistema de punta que importamos a un costo cercano a los 180 mil dólares (USD).

—Las ventas de Pure Ice, ¿amortizarán esa inversión?

—Nuestros clientes son en su mayoría los dueños de otros negocios privados (restaurantes, casas de hospedaje), también personas que están enfermas o que tienen familiares hospitalizados, o sea, que por ahora no paga la inversión. Pero…

El Dr. Pável Gil se rasca la cabeza:

—Los negocios tienen tres pasos: fijación, crecimiento y desarrollo. Nosotros aún estamos en el primer paso, dando a conocer Pure Ice y demostrando que se puede hacer hielo de alta calidad a partir del agua de Santa Clara.

—¿No tienen clientes estatales?

—Tenemos uno, el Instituto Nacional de Deportes y Recreación (Inder), que compra todo su hielo aquí. Hay otras empresas estatales interesadas, pero existen trabas que no les permiten acceder a nuestros servicios. Trabas que, en mi opinión, van a desaparecer pronto.

Cuando el hombre del hielo explica a sus amigos en qué trabaja, los amigos le responden: “Eres un bicho, seguro que ahí te pasas el tiempo sin hacer nada”.

Pero nuestro hombre del hielo siempre está tremendamente ocupado: él mismo hace de dependiente, atiende la puerta, responde llamadas y, por supuesto, fabrica el hielo. El suyo es un oficio limpio, no tiene que alternar con borrachos, ni comida, ni ensuciarse con nada, a no ser con un poco de agua. Pero solo un poco, porque cuando manipula el producto, usa gorro, bata de nylon y guantes quirúrgicos.

Antes trabajaba en una empresa estatal que fabrica sacos, pero lo dejó porque no soportaba pasar malas noches.

Cuando uno le pregunta cómo le gustaría que fuera su futuro, sonríe de medio lado y contesta que ojalá pueda seguir ahí. Contrario a Ötzi y Bobby Drake y Richard Kuklinski, el verdadero hombre de hielo no ha hecho Historia, está fuera de ella. Quizá le teme un poco al frío extremo y, como a la mayoría de las personas, le gusta la comida caliente.

yassiel-pure-ice-yvg_8

Foto: Yariel Valdés

 
 

20 thoughts on “El negocio del agua y el hielo en Cuba

  1. En 1999 mi esposa era sesora por el PCC de la fabrica de cerveza La Tropical, y en una fiesta a la que nos invitaron,escuche como se rompian la cabeza los directivos para buscar finaciamiento para echar a andar la produccion que seguramente tendria un enorme demanda.Como era un invitado mas,le susurre al oido de mi esposa que por que no echaban a andar la planta de hielo, que las cafeteria y tiendas en divisas vendia el producto a 1 cuc la bolsa, y estaban en falta.Ella lo propuso pero hasta el sol de hoy no hubo respuesta ni accion alguna al respecto.La Tropical detuvo su desarrollo por falta de dinero.Curiosamnet, los refrigeradores de los establecimientos tambien tenian el anuncio PURE ICE.Luego los recogieron.Si seguiamos asi, probablemente importaramos hielo del extranjero.

  2. 180 000 USD???!!! No sobrará un cero?
    La explicación de que el hielo no es agua está fuera de liga. Solo falto añadir que el hielo es un alimento, por lo menos eso era lo que yo tenía en los ’90 en mi congelador

  3. Hace 5 dècadas las fábricas de cerveza en la Habana vendían hielo, y por què no lo hacen ahora? Falta de iniciativa e indolencia de los que tienen que actuar. Y es provechosa la actividad. Buenos días.

  4. Como hacer una inversion de esta magnitud?

    Dada la realidad cubana, solo es posible con dinero robado o con capital proveniente de emigrantes.

  5. Hector, hay otras formas de obtener capital, hay gente vendiendo sus casas en U$D 700 mil, 500 mil, 200 mil, en fin con vender la casa bastaría. Hay otras vías la gente que alquila, los hay de U$D 30 la noche pero también de U$D 400 y hasta de U$D 1000 la noche, esto es público. Haz números y verás que podrían enfrentar una inversión así. Otros son dueños de empresas extranjeras, donde nominalmente figura un alemán o un polaco e importan contenedores enteros. Otros tienen un sistema de importación por encargo y traen cada mes uno o dos contenedores. Nada de esto es delito, no hay robo, solo la búsqueda de resquicios legales, como diría Juan de los Muertos, encontraron un filito. Es verdad que no son muchos pero los hay. Un abrazo

  6. Tienes razon Fernando…fue simplista mi comentario.
    Creo que hay dos opciones mas como tu planteas: Dinero proveniente de una venta o proveniente de una inversion previa…

  7. Demasiado riesgo por un filito. Ahi el tema en ser tan pocos los arriesgados. Apartando que ese es su deseo.
    Nosotros abrimos, ellos son los que no quieren. Ejemplo la venta de los carros a precio de aviones.

  8. Fernan (6), a partir de ahora sí va a ser delito, porque uno de los “regaños” que les hicieron a los dueños de paladares es que no pueden utilizar para una actividad comercial, mercancía importada que se importó y declaró sin carácter comercial.

    Aquí ningún privado, a excepción de las cooperativas que son 3 o 4, puede importar nada con carácter comercial.

    Es decir, que ese esquema tuyo se viene abajo cuando llegue el inspector y le pregunte que quién le trajo el filtro. Cuando él diga que lo encargó en el extranjero y se lo trajeron, le van a pedir qué diga quién lo importó y dónde está el papel de la importación. Ahí van a ver que es sin carácter comercial, y adiós filtro…

    ¡Acuérdate que buscando “resquicios” a esta gente no hay quién les gane! Aunque el tipo tenga el dinero legalmente tiene que comprar el filtro aquí, que no se vende. No es la pelea del león contra el mono amarra´o, sino amarra´o, amordaza´o, con los ojos tapa´os y un sedante en vena.

    Claro, también le queda un “resquicio” al “ice man”: puede decir que el filtro se lo regaló un socio, pero después de publicarse el precio creo que nadie se lo va a creer.

    ¡Saludos!

  9. Ciniquito, te repito lo que dijo Juan de los Muertos: a mi lo único que me hace falta es que me den un filito. Con todas las restricciones se pasó de 400 a 3000 paladares en todo el país en unos pocos años. Una pequeña cafetería como la Chuchería, se expandió en pocos años y hoy tiene dos sucursales, una de ellas en un caserón junto al mar en pleno Miramar. Un abrazo/.

  10. —Tenemos uno, el Instituto Nacional de Deportes y Recreación (Inder), que compra todo su hielo aquí. Hay otras empresas estatales interesadas, pero existen “trabas” que no les permiten acceder a nuestros servicios. “Trabas” que, en mi opinión, van a desaparecer pronto.

    ===============================================Este si es el “embargo” q de verdad esta haciendo daño en cUBA

  11. Si, Fernan yo lo se. Y estaría muy feliz con que no solo se mantuviera así, sino que de además se incrementara.

    Pero no me niegues que hay una guerra sin cuartel, y es muy jodido que tú construyas un negocio desde cero y venga algún retrógrado y te lo clausure o te ponga trabas estúpidas, simplemente para no puedas operar y lo tengas que cerrar tú mismo.

    Sin legislación actualizada es un suicidio que alguien ponga todos sus ahorros y energía en construir un sueño en Cuba. No es la primera vez que pasa y no será la última.

    Ese salto del que hablas e hizo en un momento de esperanzas, donde el discurso oficial hablaba maravillas del “cuentapropismo”, que por cierto, es un término peyorativo. Ahora habrá que esperar a ver qué pasa.

    Es una falta de respeto el argumento de que no puedes utilizar mercancía importada en tu negocio, si aquí no hay ni un alfiler y no extienden licencias comerciales a particulares.

    En fin, el tiempo dirá, y nunca he deseado tanto equivocarmme.

    Un abrazo a ti también.

  12. Bermudez, cuando dices que este es el ““embargo” q de verdad esta haciendo daño en cUBA” estás diciendo indirectamente que el embargo que aplica EEUU no hace daño. No entiendo por que unos solo miran el embargo exterior y otros el del interior cuando los dos afectan al cubano de a pie. Sin duda la politiquería no nos deja mirar las cosas de frente y en toda su dimensión. Un abrazo.

  13. Fernando ambos embargos hacen daño,,,,pero miremoslo desde otro angulo.

    Cuando a un vecino lo mata un carro, se le llama accidente

    Cuando se ahorca ese vecino,se le llama suicidio

    Podemos decir que Cuba lleva desde 1959 cometiendo un suicidio.

  14. Lennon, todo tu ejemplo busca justificar el Embargo de EEUU, al que comparas con un accidente, mientras el bloqueo interno lo calificas de suicidio. En realidad yo creo que el pueblo de Cuba está siendo apuñalado desde dentro y desde fuera y me parece verdaderamente estúpido tratar de definir cual de los dos asesinos hace mas daño. Mira, repito lo que dije hace unos días, si apoyas el Embargo se honrado y dilo francamente pero no me hagas cuentos de que se trata de un “accidente”. Cuando un auto te está atropellando una y otra vez durante 50 años eso no es accidental. Un abrazo.

  15. Pues el emprendedor se puede considerar cerrado, mañana tiene a los inspectores en la puerta, de donde saco el permiso para importar los filtros que utiliza en su negocio privado, es clarisimo que los cuentapropistas no tiene autorización para hacer importaciones

  16. Estimado Fernando (13) no pierdo el tiempo criticando el de afuera ese no depende de mi, pero si critico el de adentro pues es impuesto por cubanos contra cubanos, en ese si podemos influir,para mi mientras los “almendrones” del Politburo tengan el poder Cuba siempre estara “embargada” internamente, un abrazo para ti tambien.

  17. Podemos ver claramente que el permiso a los “cuentprontistas” no fue porque era la salida a la situacion economica, fue utilizada para aliviar la situacion que se vive y para mitigar el despido al estilo neoliberal de miles de trabajadores, un simple colchon para no echarse el pueblo en contra, para ellos son simples peones en sus juegos de poder, los dedicados a esta actividad les toca sobrevivir a pesar de que no los quieren y a los mejores situados a ganar dinero que para eso existen.

  18. La escasez de hielo en la isla viene desde muchos años atrás. Eran las fábricas de cerveza que tenian adjuntas las fabricas de hielo, que fueron abandonadas.
    El Noticiero Icaic, en sus reportajes críticos de la época, en 1989, ya trataba el tema de la escasez de hielo y abogaba por “no darle hielo al hielo”.
    Aquí pueden ver el reportaje:

  19. Hola Fernando, te agradeceria si pudieras pasarle mi direccion de correos al Sr. Pavel Gil, ya que estudie Proteccion del Medio Ambiente en 1986 y siempre el agua ocupo mi atencion. He visto la necesidad de este servicio en mis multiples visita a Cuba, de ahi mi interes en intercambiar experiencias. Mil Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *