“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

El mercado de aerolíneas hacia Cuba se reacomoda

Foto: Rodolfo Blanco Cué.

Tomado de El Nuevo Herald

Ha comenzado a dificultarse conseguir vuelos a Cuba, en momentos que varias aerolíneas estadounidenses abandonan el mercado y baja la demanda, pero el Aeropuerto Internacional de Miami se mantiene como la principal fuente de vuelos a la isla.

A pesar del entusiasmo inicial de que comenzaba una nueva era en los viajes entre Estados Unidos y Cuba cuando comenzaron los primeros vuelos comerciales a la isla en 55 años en agosto del 2016, la demanda ha resultado más débil de lo que se pensaba, en especial a los mercados provinciales.

Sin embargo, la cantidad de vuelos desde el Aeropuerto Internacional de Miami se mantienen por encima del año pasado. Entre el 1ro. de enero y el 31 de octubre de este año, un total de 5,021 vuelos con destino a Cuba, con 547,188 pasajeros, salieron del MIA, en comparación con 4,864 vuelos y 466,497 pasajeros durante los primeros 10 meses del 2016. La cantidad de pasajeros en vuelos entre los dos países hasta octubre alcanzó 1.13 millones.

Hasta septiembre, cuando el huracán Irma pasó por Cuba y obligó al cierre de aeropuertos, el tráfico había aumentado 20%. En octubre hubo una baja después que el Departamento de Estado emitió el 29 de septiembre una advertencia de viajes a Cuba, a raíz de los misteriosos incidentes acústicos que han afectado la salud de 24 diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Pero no todas las aerolíneas están sacando provecho a sus vuelos a Cuba.

Alaska Airlines es la aerolínea más reciente que interrumpe el servicio a la isla. Su último vuelo entre Los Ángeles y La Habana será el 22 de enero, poco más de un año después de inaugurar la ruta.

“Los viajes son para establecer vínculos, y nos sentimos honrados de haber jugado un papel en ayudar a la gente a establecer vínculos con los viajes entre Estados Unidos y Cuba”, dijo Andrew Harrison, jefe comercial de la aerolínea. “Seguimos evaluando continuamente cada ruta para asegurar que tenemos la cantidad adecuada de asientos para la cantidad de personas que quieren viajar a ese destino”.

Los aviones que se usaban en los viajes a Cuba se enviarán a prestar servicio en mercados de mayor demanda. Alaska dijo que a las personas que han reservado vuelos para después del 22 de enero se les reservarán asientos en otras aerolíneas sin costo alguno o se les devolverá su dinero.

Alaska fue la primera aerolínea en ajustar sus vuelos después que las nuevas reglas del gobierno del presidente Donald Trump sobre los viajes a la isla entraron en vigor el 9 de noviembre. Entre ellas: la eliminación de los viajes pueblo a pueblo. Alaska dijo que aproximadamente 80% de sus viajeros a Cuba estaban en esa categoría, que se creó para promover intercambios sustanciales entre estadounidenses y cubanos.

Los estadounidenses todavía pueden hacer visitas en la categoría pueblo a pueblo, pero deben viajar con un representante del grupo que organiza el viaje. Hay 12 categorías autorizadas de viajes, como familiares y por motivos humanitarios, bajo las cuales los estadounidenses todavía pueden viajar legalmente a la isla.

Sun Country Airlines, que recibió autorización para volar de Minneapolis/St. Paul a Varadero y a Santa Clara en el 2016, anunció recientemente que no planea usar esas rutas. La aerolínea nunca inauguró su servicio a la isla.

American Airlines también ha decidido eliminar su vuelo diario de Miami a Cienfuegos el 8 de enero. Cienfuegos, en la costa sur de la isla, fue la primera ciudad cubana a la que American voló cuando inauguró su servicio comercial regular a la isla el 7 de septiembre del 2016.

La aerolínea mantendrá 63 vuelos semanales a otras cinco ciudades cubanas: Holguín, Camagüey, Santa Clara, Varadero y La Habana.

Varias aerolíneas que hace poco más de un año pedían autorización para viajar a a Cuba también han abandonado el mercado, y algunos que siguen volando a la isla han reducido la frecuencia de los viajes o están usando aviones más pequeños.

Spirit Airlines, aerolínea de muy bajo costo, eliminó sus vuelos a La Habana desde el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood en junio, alegando que los costos de volar a La Habana eran mayores que la demanda.

Por su parte, Southwest Airlines dejó de volar a Varadero y Santa Clara desde Fort Lauderdale-Hollywood en septiembre, pero ha continuado sus dos vuelos diarios de ese aeropuerto a La Habana y su ruta Tampa-La Habana.

Silver Airways, que tenía autorización para volar a nueve destinos en Cuba con aviones pequeños, abandonó el mercado en abril, y Frontier Airlines eliminó su ruta Miami-La Habana el 4 de junio.

Pero otras aerolíneas siguen viendo oportunidades en Cuba y han solicitado al Departamento de Transporte de Estados Unidos los cuatro vuelos Miami-La Habana que ahora quedan disponibles. Algunas aerolíneas también han solicitado permiso para volar desde otros aeropuertos estadounidenses o aumentar la frecuencia de sus vuelos.

JetBlue, por ejemplo, quiere seis vuelos semanales adicionales de Fort Lauderdale a La Habana y también quiere ofrecer servicio sin escalas entre Boston y La Habana los sábados. JetBlue ya tiene un servicio diario sin escalas entre Nueva York y La Habana, entre Orlando y La Habana y opera 13 vuelos diarios de Fort Lauderdale a La Habana.

Southwest también ha solicitado un tercer vuelo diario directo entre Fort Lauderdale y La Habana.

Al solicitar frecuencias adicionales, American dice que su servicio Miami-La Habana “crea el mayor beneficio público de todos los servicios entre Miami y la capital cubana”. La demanda está “en el Condado Miami-Dade y específicamente en el servicio de American desde el Aeropuerto Internacional de Miami”, expresó la aerolínea en su solicitud al Departamento de Transporte.

American alega que competidores como JetBlue y Southwest, que han solicitado vuelos adicionales desde Fort Lauderdale, “no pueden escapar a la realidad de que la comunidad cubanoamericana de Miami-Dade favorece el servicio Miami-La Habana de American” y que esa ruta ha “probado tener mucho más éxito”. La aerolínea dice que entre diciembre del 2016 y julio del 2017, el 36% de todos pasajeros que volaron de Estados Unidos a La Habana viajaron desde Miami, en comparación con 27% desde Fort Lauderdale.

American ha solicitado 10 vuelos semanales adicionales de Miami a La Habana.

Delta también ha pedido volar con frecuencia diaria de Miami a La Habana, y United y Mesa Airlines proponen seis vuelos semanales de Houston a La Habana, con aviones de cualquiera de las dos aerolíneas.

Pero como la cuarta ruta entre Miami y La Habana quedó abierta recientemente cuando Alaska Air eliminó sus vuelos, el Departamento de Transporte ha permitido a las aerolíneas presentar nuevas solicitudes. La fecha tope de las solicitudes es el 28 de noviembre.

 
 

One thought on “El mercado de aerolíneas hacia Cuba se reacomoda

  1. No se si tendrá que ver con el tema, Fernando, pero los precios de los vuelos en AA Hav-Mia-Hav se han disparado. Hace un par de meses mi esposa viajó por 193 CUC. Hoy están en unos 990 usd y hasta mas de 1,200 según la pagina de reservaciones de AA. No he visto en las otras compañias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *