“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

El extremismo o a quien le sirva el sayo

inquisicion3Tomado de Paquito el de Cuba

Esta mañana trasmitieron en el segmento Palabra con Filo de la revista informativa Haciendo Radio, en la emisora nacional Radio Rebelde, un comentario mío con el título El extremismo. Por la importancia de curarnos en salud de esta peligrosa enfermedad social, y como respuesta específica a debates que hoy ocurren en la blogosfera cubana, lo reproduzco en esta bitácora. A quien le sirva el sayo, pongámoselo.

Haciendo radio. Martes 24 de enero

Tema: El extremismo

En tiempos donde hace falta la creación de consensos, la participación ciudadana y una unidad sólida en medio de la diversidad de opiniones, las posturas extremistas son quizás uno de los peores males que debemos evitar.

Las personas extremistas son aquellas a quienes les resulta más fácil sospechar que confiar, por causas injustificadas, e incluso sin ningún motivo. Muchas veces atribuyen a quienes son blanco de sus posturas insidiosas sus propias debilidades, dudas y vacilaciones, porque en el fondo lo que reflejan esas visiones en blanco y negro de la vida es, en la inmensa mayoría de los casos, poca calidad humana.

No hay nada menos constructivo, e incluso menos revolucionario que el extremismo en cualquiera de sus variantes. No pocas veces esta tendencia suele disfrazar sus propósitos malsanos en una supuesta exigencia que no es tal.

Porque quien exige con decencia suele hacerlo desde el ejemplo personal, y siempre trata de analizar todos los puntos de vista e incluso las posibles causas de cualquier error humano, cuando este de verdad ocurre.

Adoptar posiciones extremistas en cualquier campo de la cotidianidad provoca en muchas ocasiones graves y duraderos perjuicios, tanto para la persona que las asume como para quienes las sufren, pero sobre todo para estas últimas.

Le pasa a quien es intransigente e inflexible al resolver un conflicto en el seno de una familia, o en un colectivo laboral, o en cualquier esfera de la vida social, porque eso menoscaba su prestigio y autoridad, y la consideración de las demás personas.

Por supuesto, afecta más a quienes son víctimas del tal individuo extremista, sobre todo si este ostenta alguna jerarquía, ascendencia o poder formal que hace difícil desenmascararle o, sencillamente, contrarrestar con efectividad los efectos de sus acciones injustas y prejuiciadas.

Dice el viejo refrán que detrás de una persona extremista, casi siempre hay una oportunista, y eso también es cierto. Pero en lo que emerge —si es que alguna vez sucede— la falsedad de esas dobleces éticas y morales, a veces difíciles de reconocer, resulta muy grande el riesgo de que el extremismo perjudique y hasta destruya la existencia ajena.

Por lo general, el extremismo no es un mal que podamos enfrentar y desenmascarar con acciones individuales o en enfrentamientos bilaterales. El antídoto contra este flagelo es la inteligencia, el análisis y la acción colectiva. La utilización de los mecanismos y espacios de participación para poner en evidencia cualquier indicio de que estamos frente a un exceso, de uno o más sujetos. La solidaridad y el compañerismo ante las intrigas y los alardes de infalibilidad de cualquier extremista.

Pero no por difícil, es imposible detectar y ponerle freno al extremismo. Es además una cuestión elemental de justicia, esa que queremos nos caracterice como sociedad. No dudemos un segundo en oponernos a extremos y extremistas, en cualquier contexto donde este fenómeno aparezca. Nos puede ir la vida y el futuro en ello. La exigencia y el cumplimiento del deber, tan necesarios, poco o nada tienen que ver con el extremismo.

 
 

19 thoughts on “El extremismo o a quien le sirva el sayo

  1. “No dudemos un segundo en oponernos a extremos y extremistas, en cualquier contexto donde este fenómeno aparezca”.
    Mejor tenga cuidado, fíjense por donde va la foto de una jicotea.

  2. Alguien queria nombre del que llamo a capitulo a Fernando por la tortuga; ahi lo tiene Torquemada, jajaja

  3. team Extremista VS team Todos Dispersos. Hace muy bien Paquito en fomentar el análisis y la acción colectiva. Y ojala esto no ocurra solo en el plano de la prensa ni de los cineastas solamente

  4. Casualmente, le escucho cada dia en Haciendo Radio de Reblede. muy acertados sus comentarios. recuerdo en Secundaria cuando yo, con excelentes notas y ejemplar actitud, no podia formar parte de la ‘avanzada”,m pro escuchar musica en norteamericana. Tiempo despues cuando visitaba mi terruno y preguntaba por esos que se oponian a que me propusieran, la respuesta siempre era: ese? aquella? Nah, esos se fueron para Estados Unidos.

  5. Interesante. Pero, hay mucho por donde cortar. Puede una persona ser extremista por ignorancia u oportunismo, pero, además, puede ser una acusación demoledora ante quien defiende una posición con ardor.Siempre será un epíteto harto utilizado, porque si a mi no me conviene una posición de un contrario, lo acuso de extremista. Quièn es el extemista? El y yo.Esto puede ser muy debatido en dependencia del punto de vista.El opuesto a la Revolución puede ser un extremista y optar por criticar todo o utilizar todo para criticar a la Revolución (principalmente desde fuera de Cuba) y el que critica a un disidente o supuesto liberal argumentando posiciones revolucionarias, tambièn puede ser un extremista, O no? Saludos.

  6. cuba siempre ha sido un pais de extremistas,por eso es que tiene las dificultades que presenta,ideologicamente son muy pocos con lo que llaman revolucion cubana,a la mayoria no les queda otro remedio que aplaudir como focas porque el que no lo haga sabe que eso tiene concecuencias.

  7. la mayoria de los extremistas q padeci en los 80s hoy soy igualmente extremistas, solo q de la nueva derecha excomunista. Basta con leer la prensa de Mayami pa reconocer viejos “periodistas” de Granma, JR etc

  8. 100 % de acuerdo , a mi juicio los extremistas son los que lo ven todo en blanco y negro , los que no consiguen ver bondad , razón o acierto en los que piensan diferente aun cuando estén en el mismo bando , los radicales a toda costa , una especie de ” Tea party ” pero de acá . Saludos .

  9. Liborio, me gusta mucho tu comentario,tu definicion: “los extremistas son los que lo ven todo en blanco y negro, los que no consiguen ver bondad, razón o acierto en los que piensan diferente aun cuando estén en el mismo bando, los radicales a toda costa , una especie de ”Tea party” pero de acá”

  10. No me molesta que haya extremistas “ideológicos” de cualquier tendencia. Al fin y al cabo la diversidad es normal: cualquier característica humana se distribuye en una curva normal. Lo pernicioso y peligroso reside en lo que pueda lograr objetiva y concretamente el extremista en contra del adversario, apoyándose en el poder y la fuerza, ejerciendo violencia de cualquier tipo. Eso se ha producido de sobra en el país con unas consecuencias desastrosas, así que ¡está bueno ya!
    No me preocupa que exista un “Guarapo party” acá -aludo a lo que dice x (12)-, mientras se manifieste sólo en el plano del debate de ideas y criterios, aunque eluda algunas verdades e interprete la realidad como le dé la gana. Lo tóxico para el país es el uso de la fuerza arbitraria contra el otro.

  11. Para publicar comentarios, opiniones o cualquier dato, lo primero es tener una buena fuente de información. Es la primera vez que escribo mi opinión en este medio, lo de la tortuga se puede calificar de desafortunado y creo que el autor pidió disculpas y por mi parte sería suficiente. Referente a los extremistas, no es una especie solo de Cuba o de la izquierda, es algo innato en el ser humano, como ser un corrupto o como utilizar la política en beneficio propio o colectivo, ¿Quién no ha sufrido, los desmanes de los extremistas? Creo que esto no tiene debate, lo que verdaderamente si tiene debate, es faltar a la verdad o utilizar las dificultades de manera destructiva, cuando conoces el mundo, te das cuenta que nada es perfecto, que todo está lleno de matices y sobre todo de medias verdades y medias mentiras, en Cuba hay extremistas en la misma proporción que en el resto del mundo. Señor Fernando Ravsberg, quizás sea de los pocos que escriban en su blog, teniendo una opinión contraria de lo que usted escribe y tal vez sea por la educación, respeto y buenas maneras de sus seguidores, lo más importante desde mi punto de vista, que he aprendido a lo largo de estos treinta y cuatro años de vida en Madrid, es la tolerancia, el respeto al que piensa diferente y sobre todo el derecho a discrepar, pero eso sí, teniendo la información para no errar. Referente a Iroel Sánchez ya que se comenta su nombre, sepa usted, que todos los viajes que ha dado a este país, han sido sufragados, por todas las organizaciones de solidaridad con nuestra patria, por lo tanto, al gobierno cubano nada le ha costado, el resto forma parte del punto de vista de cada uno.

  12. es cierto iroel sanchez es un vividor como muchos que via antes que el,bastante que le gusta viajar y tener prebendas por encima de la mayoria del pueblo que dice defender,esos a la larga se les cae su castillo de naipes

  13. He leido y oido cosas como esta decenas de veces, pero nadie se atreve a señalar a los extremistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *