“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

El estrecho límite del trabajo por cuenta propia

cuenta propia-cubanos-trabajadores-socialTomado de Progreso Semanal

Mairim Rodríguez[*] se dedicaba a revisar Revolico y otros sitios web de clasificados, mirando “qué había por ahí de trabajo que una pueda hacer”. A poco se dio cuenta de que muchos estaban como ella, busca que te busca, y otros tantos, queriendo encontrar empleados para sus negocios particulares.

Entonces Mairim tuvo una idea: “en el cuentapropismo no hay una bolsa de empleo, que enlace a los dueños y a los contratados. Se me ocurrió poner un anuncio de gestión laboral, para conectar a las dos partes. Y un día me llamaron”.

Al principio todo fue empírico, hasta que consiguió armarse un sistema de empleomanía. Propietarios de restaurantes, peluquerías, casas de renta… la contactan cuando les hace falta personal con tales y más cuales requisitos. Por otro lado, quienes buscan opciones fuera del sector estatal también la llaman o le escriben por correo electrónico.

Ella elabora una ficha de cliente, donde recoge los datos fundamentales; luego cruza la información y se pacta una entrevista. Si empleado y empleador están de acuerdo, y en definitiva se logra la contratación, Mairim cobra cinco CUC a cada uno. Dado el ahorro de tiempo y energía que supone, el precio parece bastante justo.

“Empecé por una necesidad que detecté en el mercado. A mi casa llaman más de 20 personas por día, y mientras estoy hablando me dejan varios recados en la contestadora”, cuenta, y confirma el éxito de su iniciativa.

Mairim es técnica química, y después de comenzar con su agencia de empleo ha estudiado sobre temas jurídicos y económicos, para superarse. “De hecho, ahora estoy pasando un curso de gestión de la pequeña empresa”.

A pesar de su interés y de la probada utilidad de su emprendimiento, lo que ella hace no está permitido. Como una especie de salvavidas legal, sacó un permiso de Cobrador-pagador, y quiere presentar un “proyecto de nueva actividad” al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, “a ver si lo aceptan”.

¿Hasta aquí nada más?

Cuando se habla de sector privado en Cuba, algunos funcionarios se ufanan de que en 2010 había  178 actividades aprobadas, y hoy suman más de doscientas. Doscientas una, para ser precisos. Varios economistas han advertido que aunque crezca el número, las licencias siguen siendo restringidas, porque se está regulando al revés.

O sea, lo que debería limitarse es justamente lo prohibido; una lista negra que defina: usted puede hacer todo, excepto esto, aquello y lo otro. “Menos marihuana y cajas de muerto, todo lo demás”, dice un vendedor del mercado negro, para establecer el rango de sus mercancías.

“Trabajar por cuenta propia en ocasiones despierta la imaginación de mucha gente, cansada de pasar más tiempo viajando para llegar al trabajo que en compañía de sus familiares”, comenta la investigadora Librada Taylor en su libro ¿Yo? ¡Cuentapropista!, publicado en 2013.

Y esa imaginación, la creatividad proverbial de los cubanos, desborda cualquier lista, no importa si tiene 201 o 500 oficios autorizados. “La norma no puede llegar a un punto tan específico, tú no puedes legislar lo que después la riqueza de la vida va a superar”, explica el abogado Ernán García[*].

Luego, veamos las licencias. Hay actividades decimonónicas, como Desmochador de palmas, Leñador, Trasquilador y Limpiabotas. Otras parecen salidas de una feria vernácula: Productor-vendedor de figuras de yeso, Productor-vendedor de piñatas, Dandy, Habanera, Vendedor de flores artificiales… Sería interesante que el Ministerio de Trabajo publicara la estadística de cuántas personas ejercen como Forrador de botones.

Sin desdorar a quienes realizan esas labores, estamos hablando de un país que gasta en educación alrededor del 25 por ciento del presupuesto estatal.

“El tipo de actividades aprobadas para el sector no estatal no se corresponde con el perfil descrito para la fuerza laboral cubana. La inmensa mayoría de las actividades incluida en la lista de autorizaciones se puede clasificar como de bajo valor agregado, donde el requerimiento de habilidades complejas es reducido”, resume el economista Ricardo Torres.

Sin embargo, se mueve… solo que tras bambalinas. Si existe demanda, va a aparecer la oferta. Por ejemplo: Cynthia Rodríguez[*] montó una “agencia de viajes” para los cubanos que vayan a otras provincias. Ella se encarga de comprar los pasajes, según la fecha ideal para el cliente, y si lo desean, también puede gestionar hospedaje y otros servicios en el destino. ¿Lo que ella hace es malo, acaso va contra los principios de la sociedad socialista? ¿Entonces por qué es ilegal, o, cuando menos, alegal?

En octubre pasado varios restaurantes habaneros recibieron inspecciones “especiales”. Las autoridades esgrimieron varios motivos, entre ellos, el funcionamiento como clubes o discotecas. Cuánto problema se hubiera evitado sencillamente con permitir los bares privados. ¿Que eso trae riesgos? De acuerdo: discutámoslo, pongamos las reglas, que se cobren impuestos… Pero insistir con las prohibiciones significa volver a botar el sofá.

“Pensemos en un caso absurdo —aduce el abogado—: si yo quiero ganarme la vida bailando con un solo pie encima de un árbol, y de pronto tengo un gran público que va a pagar por verme, ¿me vas a decir que no puedo hacerlo?”.

La categoría freelance, tan común en el mundo, no está reconocida en Cuba. Damián Fleites[*] es arquitecto y trabaja de forma individual, como él dice: “freelanceando”. “Claro, me gustaría que esto fuera oficial, ahí está la tranquilidad de uno, el poder ejercer la profesión sin miedo. Como yo, hay mucha gente que quiere formalizarse, tener un logo, un local, anunciarse, pagar impuestos…”.

Los beneficios de ensanchar las posibilidades de empleo resultan harto evidentes: transparencia, seguridad, mayores ingresos fiscales… De paso, se aprovecharía el principal activo con que cuenta el país: el nivel educacional de los cubanos.

Un 68 por ciento de las personas que se desempeñan en negocios privados no tenían vínculo laboral anterior. Entiéndase, estaban desempleados en su casa, o en la calle, “inventando”, “luchando”, hasta que vieron la oportunidad de trabajar por su cuenta. Otros tantos continúan “detrás del telón”, esperando el día cuando por fin los legalicen.

[*] Los nombres han sido cambiados a solicitud de los entrevistados

About Eileen Sosin Martínez

Periodista cubana. Bicho nocturno, cafetera y buena amiga. Muy teatral (que no trágica), despistada y trabajadora, con malos pensamientos pero buenas intenciones.

 
 

20 thoughts on “El estrecho límite del trabajo por cuenta propia

  1. ….y hacia allá vamos; hacia un socialismo sostenible ,fructifero,prospero,altamente productivo y eficiente,pero todo a su tiempo: sin prisa,pero sin pausa llegaremos.Los chinos en su momento quedarán rezagados y que decir del anacrónico capitalismo.Se cumplirán las palabras de Marx,Engels y Lennin,haremos realidad lo prometido,pero a su tiempo,no hay que cometer errores.Estos criticones no sade mas que eso,criticar.He dicho.

  2. Excelente artículo, me parece un análisis aceptado y un reflejo de la administración Castro-Castro: prohibiciones y más prohibiciones. Como decía un amigo: “En Cuba todo lo que no está prohibido es ilegal”. Ese pensamiento de que todo es permitido excepto “esto” y “esto”, rompe con la logica de la administración mencionada; en Cuba se trata de: todo está prohibido excepto “esto” y “esto”.

  3. Nada por descubrir,,,,,todo eso que se pide en esta nota existe en todos los paises del Mundo,,,,entonces por que en Cuba no ???

    La respuesta es simple,,,,,El jefe,tiene que aprobarlo …………..

  4. El gobierno aprobó varios trabajos por cuenta propia porque quería dar la ilusión de cambio y tener a la gente esperanzada de que se iba a mejorar la situación. Pero el gobierno no soporta a los cuentapropistas pues son la prueba fehaciente de la ineficiencia del sistema socialista y del pésimo trabajo de los funcionarios. Además de considerarlos como la semilla del capitalismo y disidentes en potencia, o como llamaba un amigo: cuentapropistas=disidentes de terciopelo

  5. Evidentemente los que legislan en todo lo relacionado con el trabajo por cuenta propia deberían tener en cuenta que la vida es mucho más rica y dinámica que lo que se pueda pensar desde una oficina ¿Por qué no se instituye un mecanismo o fórmula que permita actualizar periódicamente el listado de actividades permitidas, dígase anualemte? los ejemplos aquí citados muestran que estas decisiones deben hacerse consultando periódicamente a la gente, al pueblo y no desde espacios formales sinó reales

  6. La enfermiza necesidad de control por parte del Estado muchas veces llega al colmo del ridículo y la irracionalidad. ¿Qué daño puede hacer que alguien ofrezca un servicio cualquiera –que no implique un delito- y que otro lo use porque lo necesita, y hasta agradeciéndolo? ¿Qué tiene que ver el Estado de un país serio con eso? En este caso concreto la emprendedora pudiera seguir dando ese servicio indefinidamente sin contar con nadie: el teléfono es suyo, el considerable tiempo y el esfuerzo que emplea en eso los pone ella, y tiene derecho y puede hacer con esos elementos lo que le dé la gana, que en este caso es “conectar” a unas personas con otras. Si en el organismo competente hubiera una pizca de sentido común lo que harían sería investigar qué está haciendo la gente “fuera de las actividades legalizadas” y apresurarse a legalizarlas inmediatamente, poniéndole incluso el genérico nombre de MISCELÁNEA, para que las neuronas no les sufran mucho buscando nombre adecuado a muchas actividades, y entonces… ¡a cobrar impuestos! Tan sencillo. Se beneficia el Estado y el emprendedor vive más relajado y puede ampliar su negocio con publicidad y otros elementos, que va y otros emprendedores le proporcionan: así se mueven los productos y servicios y se mueve el dinero, lo que es el fundamento más elemental de la economía. Que algún sesudo me diga lo que eso tiene de malo.

  7. A estas alturas Mairim está descubriendo a las agencias de selección de personal, cuando en otros países son multinacionales con miles de empleados.

    ¡Cuanto tiempo perdido en Cuba!¡Y cuanto retraso económico!

  8. (ELP) Eso ellos lo saben perfectamente. El problema es que ya tienen la experiencia de lo que le paso a Gorbachov por abrir la “Caja de Pandora” . Fíjate todas las excusas que ponen para no poner internet en las casas.

  9. Este listado de trabajos permitidos por cuenta propia, primero te da risa pero luego te dan ganas de llorar. Porque se hace evidente que el estado cubano no quiere que el cubano se desarrolle, no cuba y sus negocios, sino los cubanos de a pie. Y a esto le sumas la ley que prohibe la acumulacion de riquezas, aprobada el año pasado. Lo que queda para el pueblo es seguir de esclavo. salarios miserables si trabajas para el estado e ingresos y desarrollo mental limitados si trabajas por cuenta propia. Porque los trabajos profesionales por cuenta propia no existen. La pregunta es POR QUE el gobierno nos impone todas estas limitaciones?? Yo pienso que como dice la frase “El hombre piensa como vive”, el día en que todos los cubanos puedan tener una vida normal (con internet) empezaran a cuestionarse al país políticamente y a exigir derechos. Y esto es lo que no quieren. Hemos devenido en unos ciudadanos muy primarios y cuando tienes la posibilidad de viajar, de vivir en otros lugares, es que te das cuenta de eso.

  10. (5) ELP … Lo que se debe regular, como se hace en todo el mundo e indica la lógica, son las actividades que NO están permitidas, y actualizar esa “lista” de acuerdo a como se comporta la sociedad.

    Pero en Cuba, el sentido común no es tan común … O acaso será miedo a que la gente adquiera poder económico?

  11. Para el gobierno cubano el principal objetivo es el control. Por eso lo mismo hace una lista de lo que le permite al cubano, que parece burla, mientras al extranjero le hace una ley de inversion a como debe de ser. Porque si los cubanos en Cuba pueden hacerse de un capital se le pueden salir de las manos.

    Y asi a los cubanos en el exterior nos hace pagar un pasaporte absurdo de caro. Y por supuesto esa aberracion de la repatriacin.

    Para que sintamos el peso del control. Que aun afuera y con pasaporte de otro pais tienen cierto control sobre nuestras vidas. Y si queremos ir a ver a la abuela en sus ultimos dias, tenemos que morder el redil y pagar y entrar en sus terminos. Sin que exista una corte independiente a quien denunciar el abuso y el disparate.

    Saludos

  12. Mercedes(15) coincido contigo y se ha repetido muchas veces en este blog, cada pueblo tiene el gobierno que merece [que elige?] el único culpable de los problemas de Cuba es su PUEBLO. El gobierno es un simple servidor publico elegido por aquel.

  13. rosa: La verdad es que no conocía de
    la “ley que prohibe la acumulacion de riquezas, aprobada el año pasado”. Pero eso será como en el viejo chiste aquel del “de aquí en adelante” aludiendo a la masa congregada en la Plaza, porque los que ya se enriquecieron o están cerca de hacerlo seguro que no son afectados -quizá porque convenientemente la ley no tenga carácter retroactivo. Así que, como se dice por ahí, la lista de los ricos está completa.
    Y, Mariel, por favor, no nos desmerezcas tanto. Un conocimiento somero de la historia reciente de Cuba te revelaría la enorme complejidad un poco maquiavélica y otro poco kafkiana y otro poco más orweliana del laboriosísimo proceso que nos trajo hasta aquí, instrumentado por un verdadero genio, no uno cualquiera. Así serías algo más [email protected] para afirmar eso de la culpa del cubano.

  14. En Cuba antes de emigrar fui programador freelance (siempre teniendo un trabajo “oficial” adicional). Como he mencionado aca otras veces, el hecho de no poder legalizar mi situacion fue la causa que mas pesó en mi decision de irme, porque economicamente no me iba mal. A cada rato leo de que si los emigrantes cubanos son economicos o politicos… es muy dificil separar las cosas, porque la economica esta encadenada, maniatada y regularmente apaleada por las (malas) decisiones políticas.

  15. La Comisión del Obstáculo desde ayer está reunida/ inventando un recipiente / que contenga la medida / donde no encaja la vida / y un asunto trascendente se convierte, simplemente/ en una causa perdida / por no escuchar a la gente.

  16. Hola, yo soy la primera entrevistada de este articulo, aun sigo buscando por donde le entra el agua al coco para que mi negocio después de 4 años, sea legal.
    El proyecto de nueva actividad, pasó a la historia, a nadie le interesa la contrataciuon del personal en el sector privado, he seguido adelante con muchos ¨problemas¨ pero ahí vamos.
    Son muchos los que a lo largo de estos años han resuelto trabajo o empleados en los negocios particulares a través de mis gestiones y esfuerzos, y espero seguir haciendolo, muy pronto tendré online mi web, saludos Mairim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *