“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

El enemigo

enemigo-cuba

Tomado de LJC

La época donde el acoso extranjero al socialismo era nuestro mayor problema, ya pasó. El tiempo en que personas adversas al sistema político imperante ponían en crisis la estabilidad nacional, ya no existe. Bienvenidos al mundo donde nuestro enemigo somos nosotros mismos y tan peligroso como el asedio, son los muros construidos para protegernos.

La política de acoso estadounidense a Cuba no funcionó, aprendimos a lidiar con ella. Fue así hasta el acercamiento estilo Obama, necesario y peligroso a la vez. La posible hostilidad de Trump es un escenario en el que se tiene experiencia interna, su antecesor planteaba desafíos mayores. La “normalización” tuvo detractores en ambas orillas: los que lucran con el bloqueo o no lo padecen, y quienes se acostumbraron a vivir con un enemigo al punto de necesitarlo. Mucho antes que el muro de Trump, el norte creó una pared que nos marginó del mundo, pero también a ellos de nosotros. Enemigo a raya.

La disidencia cubana no existe, se hundió por su propio peso. Nunca hubo condiciones para el levantamiento social que deseaban, nunca pudieron sobreponerse a su dependencia de otras naciones, no lograron liderazgo real ni base social. Yoani Sánchez, bandera del movimiento opositor, fue aniquilada como bloguera cuando ocurrió una explosión de blogs en Cuba, debió emigrar al periodismo para no languidecer. El día que nuestra prensa supere sus limitaciones gratuitas, no le quedará ni eso. Enemigo neutralizado.

A juzgar por los acontecimientos de los últimos años, muchos ataques contra el proyecto socialista cubano no se producen fuera, son producto de los anticuerpos creados contra las amenazas mencionadas anteriormente. Nuestra incapacidad de perfeccionar el discurso político y generar consenso, nos pasa factura. El enemigo nos encerró en esta isla, sopló y sopló como el lobo de un cuento infantil, sin mucho resultado. Pero al igual que El señor de las moscas, terminamos por atacarnos entre nosotros mismos, en busca de los enemigos que hay y los que no.

La noción de “el enemigo” cobró vida propia, se utilizó con tanto entusiasmo y frecuencia que tuvo un desgaste inevitable. El enemigo es el hombre del saco, la frase que ridiculizan los humoristas, el adjetivo que permite etiquetar una persona y convertirla en socialmente radiactiva, aunque no lo amerite. Tuvo la misma suerte del “bloqueo”, lo peor es que ambos existen y son reales, pero pierden su capacidad de alerta política en manos de quienes abusan de ellos para justificar incapacidades propias.

No todos son el enemigo, este no está en todas partes, la paranoia es tan mala consejera como la ingenuidad. No todo el que discrepa contigo es tu opuesto tampoco, la dialéctica hegeliana explicó hace siglos cómo sin lucha de contrarios no se genera desarrollo. Lo ideal es no tener enemigos sino adversarios, con estos las diferencias no son irreconciliables, ese debe ser un objetivo de ambas partes. Debemos ver más allá de diferencias ideológicas, ningún país puede ser el enemigo porque en ninguno todos piensan igual o coinciden con todas sus políticas gubernamentales, mucho menos el país de Trump donde la mayoría se opone ya al bloqueo.

El socialismo cubano sí tiene enemigos políticos, pero también tiene adversarios, tiene defensores y tiene otros que ojalá no lo defendieran. Tenemos todo eso, bienvenidos a la Cuba del siglo XXI.

 
 

34 thoughts on “El enemigo

  1. Ya se vió cuando “Cayó por su propio peso el Campo socialista” El mayor enemigo que tiene el Socialismo en todas partes es propio mismo Socialismo.

  2. Ver a Yoani Sanchez como el enemigo es ver el enemmigo en la libertad de prensa y expresion,cosa que Fidel dijo respetaria,el enemigo debiera ser el Granma o Cubadebate.

  3. Hola,

    El enemigo principal y absoluto de la Revolucion siempre ha sido la democracia.

    Siempre. Los demas han sido puramente circunstanciales.

    El capitalismo no es el enemigo. Como las noticias del Melia e Iberoestar que aqui mismo se leen demuestran.

    Ni los americanos, como el caluroso recibimiento a Obama y el mensaje a Trump de “queremos seguir hablando” demuestra.

    El enemigo es la parte del pueblo cubano que discrepa con el gobierno. El enemigo es la parte del pueblo cubano que cree que es necesario democracia y prensa libre.

    El enemigo es no poder perpetuarse en el poder y rendir cuentas y que la prensa los cuestione.

    Y de ese enemigo harán todo, pero absolutamente todo para resguardarse.

    Saludos.

  4. Los disidentes en Cuba son la mayoría del pueblo que para subsistir tienen que robar o involucrarse en hechos de corrupción que al final es lo mismo.

  5. Si esto se hubiera escrito en la época de la “Batalla de Ideas” el escritor hubiera desaparecido del mapa. Pero entendí, hay que cambiar “la onda”. La de ayer y los que la hicieron no me sirven para nada. Ahora tienen que diseñar un nuevo estilo.Bien, haganlo.

  6. +Alexis Mario (2): Interesante… Me gustaría saber por qué dice usted los mercaderes y profesionales son traidores a sistem alguno. Creo que si lee bien a Marx y revisa un poco de historia ha sucedido al revés… La inmensa mayoría de los intentos de socialismo pintan como enemigo a cualquier iniciativa económica “individual”

  7. (2) Alexis Mario Canoba Fabelo, por favor en el caso cubano el mayor peligro es el mismo gobierno, su soberbia, incompetencia, abusos de poder, lucha por aferrarse en el mismo, vamos los modernos Mencheviques.

  8. El enemigo del proceso revolucionario son los corruptos protegidos por el estado cubano, los que no tienen contacto con el pueblo los que en plena resecion económica andan en yate por el mediterráneo o dando entrevistas por Europa o Estados Unidos.

  9. La última vez que chequeé Harold no era profesor universitario. Es más, por eso fue que se quedó sin militancia comunista por falta de vinculación laboral. A confesión de parte relevo de pruebas.

  10. Candela…a Harold se le olvida:
    – Los programas de subversión made in USA expresados en toda esa gente que se dice “pacifista”, “cubaposibles”, etc, etc.
    – los oportunistas disfrazados de revolucionarios
    – y la permanente guerra mediática contra la Revolución y el pueblo, buscando confundir y engañar (que creo que con él lo lograron).
    Y respecto a Mercedes, Sra., el capitalismo y su gran capitán, los EEUU, siguen siendo el enemigo, no solo de Cuba, sino de todos los que intentan salirse de la “normalidad” capitalista…o le lleven la contraria al Imperio..

  11. Sé positivamente que muchos asuntos cambiarán, y por ello –entre otras cosas- quisiera ver a Cuba en 20 o 30 años. Recuerdo una antigua canción de Silvio que dice algo así como que “somos la prehistoria” de lo que seremos. Creo que hoy es casi inverosímil para algunos lo de los mítines de repudio en el 80 y las mil arbitrariedades anteriores y algo posteriores. De aquí a un tiempo la expulsión de la Universidad por motivos “ideológicos”, la golpiza al “abanderado”, la expulsión de profesionales de sus centros por “disentir”, entre otras cosas, serán también inverosímiles para nuestros nietos. Lo malo es que el tiempo es ahora y la gente lo está sufriendo. Sólo me alivia que la historia (así con minúscula) les pasará la cuenta a los responsables de tanto atropello. O al menos a su recuerdo. Sabremos, por fin, quién realmente era el enemigo.

  12. Esto es un ejemplo de disfraz para confundir, claro, para el que quiera ser confundido. A este Sr. le falta objetividad y profundidad en su análisis. Para USA el socialismo no es un enemigo, es Cuba, fuese socialista o nó. No soportan su independencia ni nada que les huela a soberanía. Por eso hay que ser cauteloso con aquellos que con piel de oveja tapan su condición de lobos. Siempre se sabrá quien es el enemigo y quienes de una forma u otra lo apoyan, aunque se disfracen. No es cacería de brujas, pero tampoco es hacer el papel de bobos o incautos ante las agresiones que persisten. (bloqueo, dinero a los “disidentes”. apoyo a los qure taimadamente desean destruir la revolución dentro y fuera de ella) Los hay “tapaditos” tambien con traje de revolucionarios o demócratas, y trayendo distorsiones históricas. Hay de todo, pero no convencen a la mayoría. Buenos días.

  13. Me parece demasiado inocente el primer párrafo. Pretender que ya no acosan a Cuba es un infantilismo, para darle el beneficio de la duda al autor. pretender que no sigue la guerra econímica, la subversión a pulso, es cuanto menos, superficial. es cierto que tenemos enemigos internos, es cierto que hay mucho que arreglar, pero no lo hacemos a temperatura y presión normal. es su criterio, sencillamente, no lo comparto.

  14. Pa su madre, oye como tiene enemigos la gente aquiii y nadie con ganas de hacer que se parezca a si la tempestad.
    Llevan más de medio siglo con lo del enemigo a ambos lados del charco, creo q es hora de empezar a intentar coexistir como lo hicieron Obama y Raúl Castro. Contra q si ellos pueden intentarlo…

  15. Adrian

    “..Sra., el capitalismo y su gran capitán, los EEUU, siguen siendo el enemigo, no solo de Cuba, sino de todos los que intentan salirse de la “normalidad” capitalista…o le lleven la contraria al Imperio…”

    Si? Pues entonces usted debe rapidamente movilizarse y hacérselo saber a los máximos representantes de la Revolución, porque parece que el camino es ese.

    No me parece que la Revolución, vea el capitalismo como su enemigo.

    Solamente ver las noticias aqui de Iberoestar, Melia, negocios por aqui, inversiones por alla, Mariel, petróleo, minas y esperanzas de turistas americanos por allá.

    Y eso, querido Adrian, es capitalismo.

    Lea nada mas las noticias de este sitio y vera que el capitalismo (Extranjero, claro) y la posiblidad de un acercamiento con los americanos no son vistos como enemigos del gobierno.

    Saludos

  16. El hacer negocios con una empresa o país capitalista no quiere decir que el camino sea el capitalismo. Desde hace mas de 20 años se tienen este tipo de relaciones como por ejemplo, en el petróleo, y …nada, no fuimos hacia el capitalismo.Tampoco respecto a las cadenas de hoteles. Ejemplo: Meliá, iberostar, y negocios con españoles en otras esferas. Ese sueño de volver al capitalismo no es tener un gobierno capitalista, hay diferencias y se saben.

  17. Baracoa,

    No son simplemente relaciones.

    Es darle a señores capitalistas el derecho de usar mano de obra cubana, de explotar las playas cubanas y hacer capitalistas ganancias con eso.

    Eso es capitalismo.

    Y el gobierno está muy feliz con eso, no?

    Que es para usted no irse al capitalismo, que el capital que opere en Cuba sea solamente extranjero? Porque en realidad esa es la única diferencia.

    Saludos

  18. Sr,
    usted tiene conocimiento de como se tratan a esas personas que trabajan para el capitalismo, pero viven el “socialismo cubano”?
    Tenga al menos el favor de antes de escribir, conocer.

  19. Muchos paises socialistas no han logrado sobrevivir por falta de una economìa sòlida , muchos paises de economìa capitalistas han logrado introducir logros socialies para mejorar la vida se sus habitantes destinando presupuestos a la salud y la educaciòn publica universal y gratuita…pienso el primer paso para poder Cuba aspirar a ese socialismo sostenible es erradicar el prejuicio sobre la economìa de mercado y las tècnicas econòmicas asociadas al capitalismo tanto por parte de los defensores del gobierno que hacen total rechazo y los criticos del gobierno que acusan al gobierno de ir hacia el capitalismo ..la economia capitalista no es tan”horrible” como nos han hecho creer primeramente porque no todas son iguales y por lo tanto no se puede generalizar , es una economia que da oportunidades a diferencia de la socialista ,hace crecer tanto los ingresos familiares porque las riquezas se reparten desde la base asi como de igual manera hace crecer la del Estado mediante contributos.

  20. baracoa: en otro post rechazabas las críticas que se intercambian los comentaristas. Pero creo que no hay otra forma de polemizar sobre algunas cosas, aunque no hay que ofender. Si una persona desinformada o prejuiciosa plantea algo absurdo, ¿cómo haces para refutarlo?. Otra cosa es alguien que apoye 100% al gobierno y considere una ofensa una crítica a éste o a sus personeros.
    Y es cierto que se puede trabajar con capitalistas siendo socialistas, pero sin que exista discriminación con el nacional. Porque eso sería francamente un contrasentido ofensivo para los nacionales, como si fueran una especie de propiedad privada del Estado al que “no se le permite” hacer negocios como un capitalista; como si ser cubano fuese una férula o una especie de profesión de fe impuesta por la ideología que tiene el gobierno (o dice tener) “selectivamente”.

  21. Uno puede hacer una crítica o dar su opinión como le parezca, pero lo que no es ” de buen gusto” (como diría una Sra. que comenta aquí), es que se forme un tira-tira que no lleva a nada.Tambien hay quien define(a su manera) lo que es socialismo o capitalismo, cuando la raiz de estos sistemas es la forma de distribuir la riqueza, no las relaciones comerciales o diplomáticas entre unos y otros.

  22. Baracoa, considerar que lo que define un sistema el la forma de distribuir las riquezas no es un concepto marxista sino socialdemocrata. Para el marxismo clásico lo que define los sistemas son las relaciones de producción y la propiedad de los medios de producción. A lo mejor me equivoco, corríjame si lo considera así. Un abrazo.

  23. Hola Diógenes , está claro que los trabajadores correctamente formados en el Socialismo pueden , y lo hacen , trabajar con capitalistas pero el Estado hace un esfuerzo sobrehumano para que no les llegue de manera alguna la totalidad del salario , sólo una pequena parte , como pretección para que no se contaminen de ese Capitalismo devorador y horroroso del cual ” algunos ” no quieren ni oir hablar y mucho menos ver llegar . Saludos .

  24. Fernando hasta las ciencias marxistas estan siendo revisadas asi q ya el Marxismo no define las relaciones sociales por la propiedad de los medios de produccion?, ya los capitalistas que contratan obreros socialistas no los explotan y les extraen la plusvalia?, ya algo es “capitalismo aceptable” segun quien sea el propietario de los medios de produccion?, yo creo que todo ese “pragmatismo” no es mas que tratar de justificar lo que sea por mantenerse en el poder; saludos

  25. el socialismo murió hace rato, los cubanos estamos en un limbo que nadie ha podido ponerle nombre porque no se sabe lo que es. pobre de aquellos que quieran reciclar “esto” sin contar con los jovenes o con una visión de siglo 21. no puedo esntonces ser optimista con la propuesta venezolana de socialismo, tampoco les va a funcionar y les costará décadas si no se dan cuenta temprano

  26. (24)Correcto Ravsberg. Aunque en muchos aspectos coinciden los socialdemócratas y los marxistas(puros) que son en realidad poco marxistas.(niegan con sus actos la dialèctica). Y Perdón, no dije que el concepto era marxista. Creo me fuí este viaje con la socialdemocracia(que fue el primer paso de los marxistas)en el siglo XIX y principios del XX.Es un placer “polemizar con Ud.( o estar de acuerdo.). Me clasificó Ud. de marxista al contestarme. gracias. Un cordial saludo.

  27. No creo que el enemigo tenga que ver con socialismo o capitalismo…tiene que ver con riesgos al poder.
    Evaluo cualquier medida que se toma con la pregunta: Puede afectar la tenencia del poder? Si la respuesta es SI, la medida ha sido evitada o dilatada lo mas posible.

  28. Quieren un socialismo, que ha sabido muy bien rentabilizar su status de “plaza sitiada”,como justificante de sellar la boca y marginal al que piense diferente y tenga el decoro de decirles lo que piensa y considera un abuso.
    En fin, quieren un socialismo, que no es SOCIALISMO, es servilismo a un gobierno

  29. Liborio (25): Así mismo. Somos los elegidos. Es como si al cubano le tocara ser “socialista”, marxista-leninista y un asalariado o negociante limitado porque sí, en virtud de alguna una tara “sociogenética” adquirida junto con la ciudadanía cubana (aunque con excepciones que quizá te imagines).

  30. Ya nadie sabe qué cosa es el Socialismo. Estoy seguro de que lo que fue creado en tiempo y circunstancias totalmente diferentes a la actualidad debe ser aplicado como los erizos copulan: con muuucho cuidado.
    Cómo puede pretenderse que las relaciones de producción para hacer un metro de tela son aplicables a la manufactura de un procesador I-7, si hoy se desechan las computadoras porque están desactualizadas y no porque se rompan? La tela en aquellos tiempos sobrevivía al dueño.
    Aquélla lacónica pregunta de la teoría del encuentro, Para qué quiere socialismo un obrero que tiene tv y refrigerador ha probado ser efectiva. El Socialismo sirve para pueblos germánicos o nórdicos, no para uno que ha perdido todo el 235 y casi sólo queda 238.

  31. El enemigo es todo el que quiera y trabaje por “cambiar todo lo que debe ser cambiado”, es decir algo tan general que puede ser interpretado de 1000 formas diferentes, pero que en la practica se concreta en que lo que no “puede” ser cambiado es un sistema economico y politico anacronico, antidemocratico e ineficiente que ha llevado al pais a la ruina.

  32. yo pienso que si para que este socialismo perdure se debe limitar el derecho a la libertad de expresion , el acceso a internet, el derecho del pueblo a votra en elecciones libres ,se debe expulsar de la universidda a los estudiantes a los profesores a ese socialismo le queda menos que un merengue en la puerta del seminternado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *