“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

El empresariado español quiere aumentar su presencia en Cuba

espana-cuba-fihav2016Tomado de Bez

Las empresas españolas han incrementado un 44% sus exportaciones a Cuba durante la última década hasta alcanzar los 664 millones en los nueve primeros meses del ejercicio. Son 203 millones más que en 2006, cogiendo como referencia el mismo periodo de tiempo.

Así se desprende de las estadísticas que ofrece ICEX, una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad que promueve la internacionalización de las empresas.

El volumen de facturación alcanzado hasta septiembre se sitúa ligeramente por debajo de 2015 -ha caído un 1,2%-, ejercicio en el que las compañías españolas lograron el récord de 960 millones en exportaciones. Esa es la cifra más alta de la serie y un montante similar al que se podría llegar este ejercicio.

Las reformas aperturistas en materia económica que ha introducido Cuba durante los últimos años -por ejemplo, la Ley de la Inversión Extranjera de 2014 que facilita parcialmente la inversión extranjera en la isla-, el inicio del deshielo comercial con Estados Unidos y la mejora de sus relaciones con España en los últimos meses son algunos de los principales factores que explican el incremento de estas transacciones comerciales.

Sin embargo, la situación ha dado un vuelco en las últimas semanas. Se ha inaugurado así un periodo de cierta inquietud. Hay dos asuntos clave: la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos podría enfriar, de nuevo, las relaciones con Cuba; y, en segundo lugar, la muerte de Fidel Castro abre un periodo de incertidumbre en torno al futuro político del país.

Apuesta comercial por Cuba

España y su tejido empresarial llevan meses volcados en estrechar sus lazos comerciales con este archipiélago. Así lo reconoce el vicepresidente de CEOE y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Confederación, Joaquín Gay de Montellà, quien tiene claro cuáles son las oportunidades comerciales y de inversión que tienen las empresas españolas en Cuba, tal y como expuso en un reciente acto del ICEX en Madrid.

A su juicio, hay tres: el turismo y las infraestructuras alrededor de este sector; el desarrollo energético en renovables, fotovoltaicas y biomasa; y las iniciativas en materia logística e industrial, vinculadas al puerto de Mariel. “Para conseguir que los proyectos lleguen a buen puerto son necesarias, como mínimo, cuatro visitas a Cuba, para presentar, escuchar, proponer y firmar el proyecto”, indicó Gay de Montellà, consciente de las particularidades de establecer relaciones comerciales en un país como este.

España y su tejido empresarial llevan meses volcados en estrechar sus lazos comerciales con este archipiélago

La Cámara de Comercio de España también camina en la misma dirección. Su presidente, José Luis Bonet, aseguró recientemente que van a “ayudar a las empresas a aprovechar todas las oportunidades allí donde se presenten”. En este sentido, significó que “hay que ir a por todas en países [como Cuba] que están abriendo ahora sus economías después de décadas aislamiento”.

La apuesta de la entidad cameral por Cuba es clara. De hecho, acaban de aprobar un plan de internacionalización por importe de 17,04 millones para apoyar a las pymes exportadoras, de los que el 8% corresponde a Centroamérica, siendo Cuba el país que absorberá el 59% del total de esas acciones en esta zona del mundo.

21915_ventascuba

Cómo son las exportaciones a Cuba

Un total de 2.713 empresas españolas han formalizado operaciones de comercio exterior en Cuba durante los nueve primeros meses, según los datos que ofrece ICEX. Apenas un tercio de ellas (887) son exportadores regulares. Es decir, son compañías que cumplen al menos cuatro años seguidos de transacciones comerciales.

El 79,7% de las exportaciones formalizadas por las empresas españolas, unos 529,3 millones, corresponden a productos industriales y tecnología. El 10% a bienes de consumo (66,8 millones), el 8,7% a productos agroalimentarios (58 millones) y el restante porcentaje a bebidas (9,7 millones).

Solo un tercio del total, 887 empresas, son exportadores regulares. Es decir, son compañías que cumplen al menos cuatro años seguidos de transacciones comerciales

“Existen oportunidades para exportar a Cuba en casi todos los sectores, aunque hay que tener en cuenta la financiación y valorar los riesgos de cobro”, apuntan fuentes de CEOE. “La exportación española a Cuba está bastante diversificada, siendo los productos más demandados maquinaria y recambios, equipos eléctricos, suministros para la agricultura, productos para la hostelería, materiales de construcción, repuestos de automoción y productos alimentarios”.

España tiene un superávit comercial con Cuba de 574 millones
Carlos C. Ungría

Los datos de los nueve primeros meses de 2016 revelan que España tiene un superávit comercial con Cuba por valor de 574 millones. Así se desprende de las estadísticas que ofrece el ICEX. Este indicador pone de manifiesto hasta qué punto las exportaciones que han realizado las empresas españolas (por valor de 663,9 millones) superan con creces a las importaciones formalizadas (89,9 millones). Este balance comercial positivo ha crecido un 57% en comparación con hace una década, cuando se situó a estas alturas del año en 365 millones.

 
 

6 thoughts on “El empresariado español quiere aumentar su presencia en Cuba

  1. es posible que D.T. con su política heche a bajo todo lo logrado por Ob. y RC. y eso cree insertidumbre. Ahora ¿incertidumbre política por la muerte de Fidel?.no creo que eso sea así!!

  2. Aqui el problema no es lo que España exporta a Cuba,,,,el problema es como puede Cuba incrementar sus exportaciones a España y a otros mercados????

    Cuba no produce mucho para exportar,,,el freno a quienes tienen la capacidad de crear productos para el consumo interno y externo es inmenso,,,,empezando por el MINREX y la aduana cubana.

  3. Para poner las cosas en perspectiva, los 660 millones de dólares de exportación de España a Cuba suponen más o menos el 0,23% de las exportaciones totales españolas, que supusieron en el 2015, 255.441 millones de euros.

  4. Sr. Lennon. La Aduana solo hace cumplir lo que Finanzas y Precios regula.Eso para su conocimiento.MINREX no tiene que ver con comercio. Es el MINCEX(y colaboración extranjera).Para aclarar. Con su permiso, y no tiene que responder. Ud. vive en Cuba? Tambièn es conveniente conocer cuanto se exporta a España,(estoy de acuerdo con Ud) porque todo camina bien si se equipara, o si la balanza es favorable a Cuba. Y en productos, Cuba no tiene mucho que exportar salvo sus servicios y una pequeña cantidad de bienes, y por servicios entra una buena cantidad de dinero.El dilema es en què se utiliza el dinero. Si se utiliza para palear necesidades, se gasta y ya, hay que pagarlo. Pero si se invierte en algo que asegure ganancias, empleos y bienestar, entonces si vale esa ganancia. La reproducción del Capital es lo que cuenta.Mis respetos.

  5. 5. Baracoa,

    Existe una fijación entre los economistas para lograr equilibrio en la balanza de pagos entre cualquier par de países. Eso no tiene sentido económico.

    Yo personalmente tengo un déficit comercial enorme y perpetuo con el supermercado de la esquina, que lo compenso de sobra con un superávit magnífico con la empresa para la que trabajo. La situación no me produce la mínima preocupación.

    Lo que sí sería preocupante es que tuviese un déficit global, es decir que perdiese dinero día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *