“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Director del CPI: “Por fin (Ravsberg) encontró alguien que le diera un palo”

Angelito, mi camarógrafo filmó la golpiza pero el director del CPI nunca tuvo interés de ver las imágenes. Foto: Raquel Pérez Díaz

Angelito, mi camarógrafo filmó la golpiza pero el director del CPI nunca tuvo interés de ver las imágenes. Foto: Raquel Pérez Díaz

Tras el conflicto con el Departamento Ideológico por el documental “Fuera de Liga” ocurre un hecho sin precedentes, el 9 de septiembre de 2004 soy agredido por un grupo de agentes de seguridad privada (SEPSA), quienes me dan una golpiza.

Estaba haciendo un reportaje sobre los preparativos de la gente a la espera de la llegada del huracán Iván, cuando salieron del centro comercial de Carlos III una docena de guardias repartiendo golpes con sus porras, uno de los cuales me hace perder el conocimiento.

Se produce entonces una confusión que hace saltar las alarmas. Un miembro de mi equipo de filmación llama diciendo que me dieron un “palazo” en la cabeza y que estoy tirado en el suelo del centro comercial. Entienden que fue “balazo” y así llega la noticia al Centro de Prensa.

El director del CPI en persona acude al lugar pensando que el asunto se había ido de las manos. Cuando me vio vivo y esposado en los sótanos se tranquiliza y me acusa de haber creado este problema. Le propongo mirar el video de seguridad pero me dice que no funciona.

El director del CPI me prohibió trabajar con TeleMundo, así que me centré en mi trabajo para BBC. Foto: Raquel Pérez Díaz

El director del CPI me prohibió trabajar con TeleMundo, así que me centré en mi trabajo para BBC. Foto: Raquel Pérez Díaz

En el libro “Por qué no me enseñaste a vivir sin ti?”, de Juan Manuel Martín Medem, corresponsal de TV española, se recoge una frase del director de CPI sobre la golpiza: “Por fin encontró alguien que le diera un palo…los guardias estaban cumpliendo con su deber”.

Martín Medem recuerda que, en aquellos momentos, los funcionarios del “CPI hablaban de Fernando con una agresividad en candela”. Estaban muy irritados porque no acepté guardar silencio sobre la agresión, tal y como me propuso el Director del CPI.

Como consecuencia de mi denuncia, la BBC de Londres envió esta carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba:

 

“Londres, 12 de septiembre de 2004

Excelentísimo Señor Felipe Pérez Roque

Canciller de la República de Cuba

Con profunda preocupación me dirijo a Ud. tras haberme enterado de un incidente ocurrido el pasado viernes 9 de septiembre, en el que nuestro corresponsal en Cuba para programación en español, Fernando Ravsberg, fue víctima de una golpiza mientras trataba de realizar sus labores periodísticas. El Sr. Ravsberg buscaba testimonios sobre los preparativos para la llegada del huracán Iván, cuando fue agredido por varios individuos a quienes identificó como guardias de SEPSA, uno de los cuales le dio un fuerte golpe en la cabeza.

La BBC solicita su intervención para que se le garantice al Sr. Ravsberg su seguridad personal, así como las condiciones adecuadas para el desempeño de sus tareas como representante de la prensa extranjera.

Se despide de Ud., atentamente,

Lucio Mesquita, Director de la Región de las Américas

 

Sabían que prohibiéndome hacer tv reducían drásticamente mi presupuesto. Foto: Raquel Pérez Díaz

Sabían que prohibiéndome hacer tv reducían drásticamente mi presupuesto. Foto: Raquel Pérez Díaz

El CPI me comunicó que consideraban la carta de la BBC como una nueva provocación de mi parte y por lo tanto debía dejar de trabajar con la cadena Telemundo, de los EEUU. En un primer momento no entendí por qué se castigaba a la televisión si la que protestó fue la BBC.

El objetivo era el mismo que persiguen hoy, recortarme el presupuesto, el trabajo en la cadena televisiva me reportaba un salario muchísimo mayor que el de BBC. Así que ajusté gastos, viví más modestamente y me dediqué de lleno a mi trabajo con el consorcio británico.

La calidad de mis reportajes mejoró sin el constante desvío de atención de la TV. Unos años antes había surgido BBC Mundo, la página web que sustituyó a la radio en español, así que me centré en aprender la técnica del trabajo periodístico en el ciberespacio.

Sin la premura de la TV, tuve más tiempo para estudiar, leer y analizar, lo que me permitió hacer reportajes de mayor calado en BBC Mundo, convertirme en un mejor periodista. Mi vida adoptó un ritmo más pausado y desaparecieron mis subidas constantes de presión arterial.

Mi esposa, que es una estudiosa de las filosofías orientales, dice que debo dar gracias a los que intentaron hacerme daño porque sus acciones me permitieron un mayor desarrollo profesional y una vida mucho más saludable. Termino entonces agradeciendo los favores recibidos.

Una trabajadora del centro comercial confirmó que el director del CPI felicitó a los guardias que me golpearon. Foto: Raquel Pérez Díaz

Una trabajadora del centro comercial confirmó que el director del CPI felicitó a los guardias que me golpearon.

About Fernando Ravsberg

Nacido en Uruguay, corresponsal de Público en Cuba y profesor del post grado de “Información internacional y países del Sur” de la Universidad Complutense de Madrid. Fue periodista de BBC Mundo, Telemundo de EEUU, Radio Nacional de Suecia y TV Azteca de México. Autor de 3 libros, El Rompecabezas Cubano, Reportajes de Guerra y Retratos.