“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Democracia, medios de comunicación y realidades

prensa-social-cubaSíntesis de Cuba Periodista

Los medios de comunicación que son propiedad social constituyen una inversión de la sociedad cubana, de nuestros ciudadanos, no son propiedad de nadie en particular, no son propiedad exclusiva del Estado, del Partido o de sus directivos, sino de toda la sociedad.

Al no ser propiedad de nadie en particular, nadie tiene derecho individual a decidir lo que se convertirá masivamente en materia de atención social. El criterio principal tiene que serlo el que dicta la agenda pública. De ahí la responsabilidad de los medios de conciliar con esta última su agenda y la agenda política. De ahí también la importancia de la responsabilidad compartida, de la mirada colectiva y especialmente de la existencia de normas consensuadas, legalmente aprobadas y constitucionalmente respaldadas, que aseguren, más allá de los criterios individuales de personas sean o no militantes revolucionarios, desempeñen o no responsabilidades administrativas o políticas, el derecho de la ciudadanía a estar debidamente informada sobre cualquier asunto de interés social, que aseguren que no haya temas tabú, que no se oculte información para evadir responsabilidades, que no se desinforme, que no se confunda, que haya veracidad en lo que se publica, que exista transparencia, siempre dentro de las normas legales y de la ética profesional.

Ellas son las que regularán no solo la actuación de los medios de comunicación social tradicionales o digitales, sino también la propia actuación de los organismos del Estado y la actuación del Partido, evitando el secretismo, la corrupción informativa, la subestimación del público y de los comunicadores, el abuso de poder, el vicio de censurar todo lo que sea de difícil comprensión o exprese un conflicto real de la sociedad, como si con su ocultación ello quedara resuelto o simplemente no existiese.

Considerar al Estado y al Gobierno revolucionario entes de los cual hay que diferenciarse por definición, es una actitud que lejos de cohesionar, divide. La relación de la sociedad civil con el Estado, si se considera algo que debe ser “alternativo”, implica que unas veces el asunto es “del Estado”, otras “de la Sociedad Civil”, nunca de ambos. Lo anterior en modo alguno implica, ni puede implicar, que hay que ver las cosas del mismo modo, actuar del mismo modo, pensar del mismo modo, la diferencia y la disidencia son naturales en cualquier sociedad humana, sino que significa simplemente no desunirse a priori.

La tarea de conquistar toda la democracia posible exige de todos un cambio de mentalidad. No todos los ciudadanos, militantes o no, dirigentes políticos o no, cuadros administrativos o trabajadores en general, han desarrollado las cualidades de tolerancia, reconocimiento de la opinión diferente o contraria, reconocimiento de los derechos. Se necesita aún mucha crítica y autocrítica en nuestra sociedad. Las ideas continúan jugando su papel junto con los acontecimientos, la batalla por una economía mejor para un país mejor marcha a la par de la batalla ideológica.

 
 

10 thoughts on “Democracia, medios de comunicación y realidades

  1. Dario, para conocedores del tema, como usted y todos los que vivimos en democracia, ellos pusieron como ley y penado por esta para quien no la cumpla, que el partido, es el inmortal, quedando nulo todo lo expuesto por usted y como funciona el mundo real.

  2. Dada la importancia y complejidad del tema es recomendable leer el original, la sintesis se queda “coja” en aspectos de la realidad cubana que hay que tener en cuenta a la hora de analizar este fenomeno, se puede hasta cometer el error de sacar conclusiones erroneas del articulo.

  3. Este tema de la propiedad de los medios de comunicación y de la mayoria de propiedades que se dice propiedad social o estatal en Cuba es una falacia como tantas otras, ya que el núcleo duro de los que “Comandan” la nación son los verdaderos propietarios,y es por tanto una ficción hablar de propiedad de todos cuando son unos pocos los que deciden todo lo que haya que decidir, para el resto solo queda aborregarse, resignarse o escapar. ¿Alguien que no sea de los mandamases puede escribir un artículo en la prensa propiedad de todos?, Solo pueden decir lo que se les ocurra a los que siempre dicen.¡ Entonces son ellos los verdaderos propietarios y no otros!

  4. A mi modo de ver es un análisis muy objetivo y acertado de lo que debe ser nuestros medios y estoy seguro de que por el esfuerzo y perseverancia de nuestros profesionales sinceros, esto se logrará más temprano que tarde

  5. Sr. Fernando Ravsberg
    Acabo de leer en su página que usted, bajo el título de un reciente texto de mi autoría publicado en Cubadebate y en Cubaperiodistas, transcribe en calidad de “síntesis” 5 párrafos entresacados de un trabajo que tiene más de 30, con lo que coloca fuera de contexto lo que esos párrafos significan en el conjunto del artículo que escribí. Es algo elemental suponer que una “síntesis” es eso, una síntesis y no una selección arbitraria de partes, práctica que suele dar lugar a interpretaciones equivocadas.
    Nada hay mejor que el intercambio de ideas, pero hay reglas que deben ser respetadas.
    Quedo de Ud.
    Darío Machado

  6. Estimado Darío, yo recurro a la síntesis cuando el artículo me parece interesante pero tiene una extensión inapropiada para la prensa digital. Me guío por los parámetros de la BBC, donde trabajé 22 años, y donde nunca pasamos de las 800 palabras. Su artículo tenía 2350 palabras pero creí que valía la pena de todas formas poner una síntesis para que la gente interesada acudiera a leerlo completo. Cuando hago una síntesis extraigo lo que me parece medular, pero eso es totalmente subjetivo, puedo equivocarme o no tener los mismos criterios que el autor o que algunos de los lectores. Justamente por eso les pongo el link, dando la oportunidad de ir directamente al original y poder leerlo todo para evitarnos interpretaciones equivocadas. De todas formas le pido mil disculpas si lo importuné y mi compromiso de no volver a publicar nada más de su autoría. Un abrazo.

  7. Dario, gracias a que Fernando publicó una síntesis de su trabajo que me parece muy interesante y oportuno, yo decidí acceder a la fuente original. De otra forma yo nunca hubiera accedido a esa fuente que generalmente no es tan conocida por los cubanos como cartas desde Cuba donde se debaten los problemas reales de Cuba sin la sensura de los medios cubanos ni la de los medios internacionales que responden a otros intereses. Quizas Fernando pueda poner de forma explícita: Leer artículo completo en….

  8. Fernando(6) : usted se ha metido en un lio por gusto,a mi parecer.No vale la pena dedicar mucho tiempo a tartar de desentranar a estos intelectiales que,por querer decir y no decir…no saben lo que dicen.Pregiero a iroel,axia,Randy…por lo menos dicen algo,aunque sean barbaridades y disparates.Si se quiere tener lbertad de expression,de reunion,sociedad civil,etc…todos sabemos hay que desmintar el actual Estado,prisionero de un Partido con un Programa que impide el goce de estas libertades.Y punto,lo otro es simple poesia…….decia el papa: no tengan miedo,abran su Corazon a Cristo !!!

  9. Ojalá ese comentario de Dario(5) sea realmente honesto, y no lleno de envidia y resentimiento como los de Iroel, pues Darío su artículo me parecio, aunque extenso y repetitivo, muy interesante en general.

  10. Hola Fernando
    Atraído por la discusión me leí tu síntesis y el articulo completo de Dario (Misión cumplida con relación a darle visibilidad). Creo que tu síntesis es bastante buena y va al pollo del arroz con pollo. Lo que me parece es que te falto un poco de sensibilidad con partes en las que el autor reconoce el papel dirigente del Partido y su rol como propiciador del debate, etcétera. Como bien sabes un periodista cubano, que ejerce su profesión en Cuba es una suerte de equilibrista que se la juega todos los días en la cuerda floja. Este asunto es un tema muy delicado en el que el periodista se esta jugando su trabajo si algún jefe todopoderoso se lee tu resumen y le parece atrevido y provocador. Me parece natural la reacción de Dario, aunque no estoy de acuerdo para nada con su acusación de que produjiste un refrito que altera la esencia de lo que el articulista intenta transmitir. En general, con temas tan sensibles y con periodistas cubanos que se juegan el trabajo, lo mejor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *