“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Del periodismo al cuentapropismo por la vía de la frustración

yarislayTomado de El Toque

El día después de su decisión, Yarislay no recuerda haber sentido nada.

Le faltaba apenas un mes para completar los tres años de su servicio social; pero en un raptus de desesperación no aguantó más. Pidió vacaciones y no regresó. Ya no soportaba su trabajo de reportera en un medio estatal cubano. Así de simple.

Yarislay García Montero (licenciada en la primera graduación de Periodismo en la Universidad de Matanzas) prefirió vender croquetas y café a continuar siendo cómplice de una manera de decir que le era incómoda.

“El discurso de los medios va por un lado y la realidad por otro. Creo que nuestro periodismo es meramente partidista, hace un trabajo demasiado infantil y carente de conflictos, a pesar de los tantos problemas que hay en la calle.

“Quien le daba sentido a las cosas que yo hacía era la población, cuando me veían en la calle y me agradecían por una denuncia oportuna. Mi compromiso social siempre fue con el pueblo. Resolverle los problemas al necesitado, al que está bien jodido, ese que muchas veces llegaba hasta la emisora buscando un oído receptivo que le escuchara y se hiciera eco de su situación.

“Pero también sufrí la censura, por cosas nimias, como calificar de “insignificante dirigente” al personaje de Facundo Correcto en el programa “Vivir del Cuento”, de la televisión nacional. Por esa frase quitaron el artículo de la página web.

“Me sentí estancada, de reunión en reunión y de asamblea en asamblea. Perdí la esperanza esperando… hasta que ya no esperé nada…

“Pedí mi separación del Sindicato de la Cultura y de la Unión de Jóvenes Comunistas. Me acusaron de seguir los pasos de la disidencia. Sólo respondí diciendo que era el acto más sincero de mi vida, porque no creía en el funcionamiento de ninguna de esas organizaciones.”

yarislay_periodista_por_cuenta_propia_3Yarislay insiste en que no siente sensación de pérdida, pero reconoce que el periodismo le marcó. No quiere dejar de escribir, al menos en su blog personal; pero por ahora las circunstancias no la favorecen.

Para poder seguir viviendo en Cuba, decidió crear su propio negocio. Justo en la misma cafetería que regenta se reunía con sus colegas para debatir de la realidad cubana, del periodismo, en tertulias improvisadas e interminables que hoy recuerda con nostalgia.

“Siempre tuve claro que terminaría vendiendo croquetas o artesanía. La muchacha que arrendaba este espacio iba a cerrar la cafetería y le dije que yo contaba con algún dinero y retomaría el negocio.”

Y aquí sigue Café con Aroma de Mujer, un espacio ubicado en una de las arterias más concurridas la ciudad de Matanzas, en la calle Contreras, a pocos metros del Parque de la Libertad.

“Cuando empecé aquí no sabía ni colar un café. Ya no tengo mucho tiempo para escribir. Adaptándome al nuevo ritmo de trabajo se me hace imposible.

“Los cuentapropistas chocan a diario con muchos problemas: no hay jamón, no hay helado, yo debería hacer un diario del cuentapropista, son muchas las dificultades a las que se enfrentan y tampoco salen publicadas en los medios.

“¡Yo tengo una frustración muy grande! – y por primera vez en la entrevista los ojos se le llenan de lágrimas que logra contener- ya no puedo perder mi tiempo y esperar que todo se resolverá cuando yo tenga 40 años. El periodismo cubano nunca cambiará mientras se mantengan los mismos vicios y tantas mediaciones.

“Lo que hago aquí es muy diferente, debes lidiar con muchos personas, desde el anciano que llega y le falta el dinero para un café, hasta el que te deja una buena propina, a todos debes atenderlos bien. Al final del día ves la recompensa económica, pero lo que me gusta realmente, el periodismo, no lo hago. Nunca supe si me iría bien o mal, pero sí sabía dónde no quería estar.”yarislay_periodista_por_cuenta_propia_2

 

 
 

13 thoughts on “Del periodismo al cuentapropismo por la vía de la frustración

  1. Yo me gradue en 1994 de la Facultad de Periodismo en la Universidad de la Habana. Fernando, usted me dio varias conferencias. Trabaje solo 2 años para el estado ejerciendo mi profesion. Desde 1997 tengo un negocio independiente y semilegal pues para el existe una Licencia de cuentapropismo pero de la cual solo han otorgado alrededor de 10. Nadie sabe las razones por las cuales para vender y comprar antiguedades tengas que residir y tener un local en La Habana Vieja.

  2. Yo me gradue de periodismo en la UCLV en el año 2008..tres años despues guarde mi titulo y me abri una peluqueria..por las mismas razones que esta chica y porque estaba cansada de tener casi el mismo salario que la señora de la limpieza. Dos años despues sali definitivamente de Cuba y peor aun…despues de unas vacaciones alli, no tengo deseos de volver.

  3. Eso es una cubana de a pie, parece algo exepcional pero es la regla, la terrible regla en la que ha derivado la realidad, frustracion y desesperanza

  4. Lo trsite es que no es solo ella, yo al año tomé la decisión, dura de verdad y dolido hasta la médula, xq el periodismo es mi vida, pero así no se puede, ahora estoy sufriendo las consecuencias, hay lugares a los que no puedo entrar porque ya no soy periodista para muchos ignorantes, aunque mi madre conserve como un tesoro mi título de licenciado, es triste descubrir después de graduado que escogiste la profesión equivocada aunque la ames con la vida. Ahora intento rehacer mi vida, no queda de otra

  5. Esa vía de la frustración nos ha llevado a muchísimos a intentarlo en otra cosa ante esa realidad que te muestra el factor tiempo, lo rápido que pasa, y la falta de perspectiva creíble a todos los plazos. Me gradué en la CUJAE en el 85, trabaje para empresas del gobierno hasta el 94, ya desde el 91 el desencanto y los cuestionamientos constante me habían llevado a perder la FE en el sistema, así lo asumía y expresaba ante sin esconder ni disfrazar mis opiniones por lo que se me acabo el camino, aprovecho la oportunidad y saco licencia de reparación de enseres menores creo se llamaba por aquella época para trabajar por mi cuenta, en el 98 un inspector nacional del ministerio del trabajo me la retira, porque como era profesional tenía que trabajar para el gobierno, nunca más fui parte de la nómina estatal, finalmente en el 2002 emigre con toda mi familia. Sabe usted cuantos cubanos y cubanas ante esa realidad que honestamente creo poco ha cambiado, hoy trabajamos y vivimos fuera de Cuba, demasiados diría yo. Pero se imagina CUANTOS MAS lo harán en los próximos años.

  6. Amigos, por que no convertimos el desencanto en energia creadora? Hagamos una pyme! Ernesto, llevo 3 años esperando la licencia de anticuario. Dice la OHC que el Minist del Trabajo no las expide.

  7. Lo peor de todo esto es que al final con ese pensamiento terminan (terminamos) muchos, lo digo en base a las amistades y conocidos que estudiaron conmigo. Ver que se te puede ir la vida sin esperanza de que mejore la situación en un futuro cercano, mirarte en el espejo de tus progenitores y saber que de seguir donde estás al mirar a tus padres estarás viendo una foto de tu futuro el cual no se muestra nada halagüeño.
    Y al final sucede que muchos si se les da la posibilidad levan el ancla y van (vamos) a dar a otras tierras en busca, y con la esperanza, de encontrar un futuro mejor, y otros, engavetan su título y se dedican a hacer algo que les garantice al menos algo más de sustento económico.
    Creo que de lo peor que le puede suceder a la Cuba de hoy es precisamente eso, la falta de confianza en muchos jóvenes (y otros no tanto) de que la situación vaya a cambiar y mejorar. Un saludo.

  8. yo me gradué en la CUJAE, también siento la FRUSTRACIÓN, y en mi centro de trabajo perdemos mas tiempo en reuniones, el salario es una basura, nadie está motivado, es mas importante ir a actos politicos y muchos terminan por irse a una beca o trabajar por cuenta propia. sencillamente no tolero mas tanto maltrato. mi apoyo para con los periodistas.
    invito a todo el que sienta la FRUSTRACION, sea periodista, medico, economico, ingeniero, cualquier profesion, lo ponga sin penas y se haga sentir.

  9. Yo me gradue de ingeniero en 1992 y ni siquiera tuve que esperar a graduarme para saber lo que me esperaba. Asi que me puse a estudiar Ingles, hacer cuanto curso de posgrado pude y tirarle a cuanta beca al extranjero me paso por delante.Un buen dia llego la oportunidad de donde menos la esperaba. Debo decir que el titulo de Ingeniero SI me sirvio fuera de Cuba; la otra parte la puse yo embarcandome en un PhD que me abrio las puertas del mercado laboral con el correspondiente material, profesional y personal. Asi que mi consejo es que le saquen el mejor provecho que puedan a esa calificacion y preparacion que recibieron pero no se queden parados pensando que en el mundo real el titulo por si solo les resolvera la vida.

  10. Otra de las tantas periodistas desencantadas… En la actualidad no lo ejerzo profesionalmente… Tuve que buscar otras vías… o nos moríamos de hambre… es muy triste y… frustrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *