“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba y la empresas de los EEUU

eeuu-cuba-feria-empresas

Durante un tiempo Saúl Berenthal y Horace Clemmons fueron el rostro del deshielo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Los empresarios de software retirados captaron encabezados noticiosos en todo el mundo al ganar el permiso del gobierno de Barack Obama de construir la primera fábrica estadounidense en Cuba desde 1959. Las autoridades cubanas elogiaron sus planes de armar tractores pequeños en la Zona Especial de Desarrollo Mariel al oeste de La Habana.

Pero después de más de un año de cortejo, el gobierno cubano le dijo a Berenthal y a Clemmons que abandonaran sus planes de construir tractores en Cuba, sin darles ninguna explicación, dijo Berenthal el lunes.

Hace mes y medio, los primeros tractores comenzaron a salir de la línea de ensamblado… pero en el poblado de Fyffe, en Alabama, que tiene unos 1.000 habitantes.

“La producción de los tractores en Mariel no iba a ocurrir”, dijo Berenthal.

Tras dos años de la campaña de Obama para normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba, su iniciativa encaminada a ampliar los vínculos económicos está dando pocos resultados. Salvo por algunos acuerdos llamativos para grandes marcas estadounidenses, el comercio formal entre los dos países sigue siendo mínimo.

El ánimo estaba apagado entre las compañías estadounidenses que exponían sus productos y servicios en la Feria Internacional de La Habana, la mayor feria comercial de interés general de la isla. Mientras Cuba anunciaba con fanfarrias los nuevos acuerdos alcanzados con Rusia y Japón, los representantes corporativos estadounidenses a cargo de puestos de exhibición en un pabellón compartido con Puerto Rico dijeron que veían pocas perspectivas a corto plazo para hacer negocios con Cuba.

“Sabemos que tenemos que estar aquí, mostrar nuestra disposición de estar aquí”, dijo Diego Aldunate, director para Latinoamérica de las pinturas Rust-Oleum, con sede en Illinois.

Él y un colega, Óscar Rubio, indicaron que estaban aguardando que posibles clientes del pequeño sector de cooperativas propiedad de los trabajadores de Cuba se detuvieran en su puesto de exhibición, pero para media tarde no había llegado nadie.

El gobierno cubano mantiene un monopolio en las importaciones y exportaciones y en prácticamente todas las ventas de productos dentro del país, lo que convierte a la burocracia estatal en el árbitro final de los negocios que se concretan.

“Lo complicado es que el distribuidor es el gobierno y no sabemos cómo va a funcionar”, dijo Rubio.

Obama ha implementado seis rondas de regulaciones que hacen perforaciones en el embargo comercial que Estados Unidos le impuso a Cuba hace medio siglo, las cuales ya permiten importaciones y exportaciones, ventas al gobierno socialista e inversión estadounidense limitada en la isla. Cuba ha autorizado que operen en su territorio los hoteles Starwood, el servicio de reserva de viviendas Airbnb y 10 aerolíneas de Estados Unidos.

Las autoridades cubanas culpan a las cláusulas restantes del embargo como el verdadero obstáculo a un mayor comercio con el país norteamericano, y constantemente critican lo que llaman “el bloqueo”.

“El bloqueo permanece vigente debido al absurdo bloqueo comercial y financiero”, afirmó Rodrigo Malmierca, secretario de Comercio, en la ceremonia inaugural de la feria el lunes. “Este provoca grandes daños al pueblo cubano y es el principal obstáculo en el proceso hacia la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos”.

Los observadores hacen notar que el pequeño pero creciente sector privado de Cuba ha podido florecer y producir decenas de miles de empleos nuevos a pesar de las constricciones del embargo. Una cantidad incalculable de millones de dólares ha fluido a Cuba en los últimos dos años, la cual ha financiado miles de nuevos hostales pequeños con desayuno incluido y decenas de nuevos restaurantes en la capital a medida que el deshielo con Estados Unidos desata un auge en el turismo hacia la isla.

Algunos ven el estancamiento del comercio oficial con los estadounidenses como una decisión consciente del gobierno cubano para limitar el comercio a algunos mordiscos de alto perfil a la manzana mientras canaliza la mayoría de los negocios hacia compañías europeas y asiáticas, con el fin de mantener a la comunidad empresarial norteamericana hambrienta de obtener más y presionar al Congreso para que ponga fin al embargo.

“El gobierno cubano está utilizando el interés que tienen las empresas estadounidenses como el cebo para atraer el interés de las compañías de otros países”, dijo John Kavulich del Consejo Económico y Comercial entre Estados Unidos y Cuba, un grupo privado que produce análisis —escépticos, en su mayor parte— de las perspectivas de comercio entre ambos países.

“El gobierno cubano está diciendo: ‘No le demos nada más de lo absolutamente necesario a las compañías estadounidenses’, de forma que las empresas sigan salivando a la espera de oportunidades potenciales ilusorias. Hay más inspiración y aspiración que realidad”, agregó.

 
 

10 thoughts on “Cuba y la empresas de los EEUU

  1. Ayer el artículo: “Se agrava la situación de la economía cubana” nos hablaba del endurecimiento del bloqueo, de lo malo que se han vuelto los eternos malos americanos y hoy resulta que el gobierno de Cuba dice NO a la inversion de USA.
    Una muestra de dónde está el problema, una muestra más de la poca credibilidad del gobierno cubano.
    Una muestra de que el gobierno cubano NO está interesado en resolver el problema, pues vve del problema.

  2. El único error del sector empresarial Americano y muchísimos otros aventureros que miran oportunidades, es intentar jugar como ellos acostumbran en este amplio mundo cada día más interconectado y de oportunidades, en el caso de Cuba. Para sus cabezas se están enfrentando a una economía abierta, en busca de oportunidades de negocios y cada día ese error los seguirá conduciendo al fracaso o al menos a la posposición de sus intenciones porque la realidad con los potentes negociadores Cubanos es otra. Cuba sigue siendo una economía cautiva por un grupo en el poder político, que mantiene un rígido monopolio en todo y cuanto se mueve hacia y dentro del país por un sector militar empoderado como un empresariado camalionico que sigue el mismo modo de actuar que el general presidente, todos los días se viste de general y a ratos se transmuta a “el demócrata del saco y corbata” para otras actividades públicas. Perdónenme los exaltados y comprometidos pero mientras ese monopolio exista y retenga el poder total sobre Cuba como es hoy, hacer negocios o intentar comerciar con la isla es llenar la barriga del grupo de poder que poco les importa la real situación del país, su único objetivo es la permanencia en el poder a toda costa. Obama puede que hable bonito, pero los HISTORICOS en el poder sin siquiera hablar, lo que si saben requeté bien es cómo lograr seguir en el poder y de esa línea no los moverá nadie.

  3. Algunos hasta pensaron que el “pragmatismo economico” del gobierno de Raul iba a establecerse despues que tomara el poder…

  4. No me parece la mejor táctica hacer salivar a las empresas norteamericanas para q la arremetan contra el bloqueo. Puede provocar el efecto contrario. Lo ideal sería, hacer los negocios con las empresas q mejores condiciones propongan. Después de tanto escándalo q formaron algunos periodistas aqui por el hecho que la administración Obama se demoraba en permitir el trato de los tractores oggún, sorprende ahora su silencio por el hecho q algun dirigente cubano decidió q esto de los tractores oggún no es el tipo de inversiones q queremos atraer en el Mariel.
    Pues nada la producción agrícola en Cuba un desastre con una maquinaria obsoleta de hace 30 años y nosotros diciendo q no queremos producir tractores nuevos aqui en el Mariel.

  5. Del lado de ‘aca’ cualquiera tiene 2-3 tarjetas de credito. Yo tambien las tengo, cual uso? La que menos intereses me cobra y mas facilidades me da y la que menos multa me pone cuando me atraso. Las otras, cuando no me queda mas remedio…’That’s it…!’

  6. Esta noticia me ha dejado… estupefacta. Después de tanta propaganda y elogios… y tanto tiempo, ¿ahora les dicen que NO? De hecho, yo pensaba que ya había sido aprobado por Cuba, que estaban en la etapa de establecerse.
    Es que al menos por “guardar la forma”, por “el paripé”, debió haber sido aprobado. Al final era más bien como algo simbólico de la buena voluntad del gobierno cubano de ampliar las relaciones con los empresarios del norte. Increíble pero cierto!

  7. ” a los americanos ni un tantito así” che
    El monopolio tiene k seguir, la revolución (a mi criterio estatismo) tiene que mantenerse, en cuba con bueyes hay k hacer producir la tierra, así dijo Raúl . Claro con bueyes se puede producir pa los de la cúpula,e incluso producciones orgánicas y ecológicas el resto del pueblo pues que se muera de hambre, y a eso le llaman socialismo….

  8. Esta decisión de no aprobar ese proyecto implicará pérdida de confianza de los empresarios, no sólo Norteamericanos sino de todo el mundo, en la “buena voluntad” y coherencia entre lo dicho y lo hecho del gobierno Cubano.

    Ellos solos se ponen la soga al cuello. Y como son los dueños y señores no dan explicaciones a los implicados y menos al pueblo Cubano.

    Dios nos salve!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *