“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
Cuba y la bolita prohibida
 

Cuba y la bolita prohibida

Tomado de Islalocal

Que el ilegal juego de la bolita sea más popular en Cuba que el béisbol, deporte nacional, pudiera parecer una exageración pero no es así. Todo el año los cubanos están más pendientes de los números que salieron – y que conocen por la radio de Miami, Internet, las emisiones satelitales y hasta aplicaciones Android – que de cuál
equipo marcha al frente de la Serie Nacional o el torneo Sub 23.

Ilegal… pero tolerado

Yasmany quien vive en Santa Clara es apuntador y en su cuadra lo sabe todo el mundo. A cualquier hora llegan a su casa los clientes para darle los numeritos que el lleva al banco. No le preocupa para nada que la bolita sea “ilegal”, lleva años en el negocio y nunca ha tenido problemas.

Aunque el Capítulo 13 del Código Penal de la República de Cuba en su Artículo 219 establece que “el banquero, colector, apuntador o promotor de juegos ilícitos es sancionado con privación de libertad de uno a tres años o multa de trescientas a mil cuotas o ambas”, sabe que es casi imposible que la policía le haga pasar un mal rato en un país donde la palabra “ilegal” se acerca más al término “tolerado” que al
“prohibido”.

Es que en Cuba se ha jugado siempre, “desde el cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí” como decía José Antonio Saco y cuando en 1959 el Gobierno de Fidel Castro se propuso eliminar lo que se consideraba uno de los principales vicios de la sociedad isleña, fracasó rotundamente.

Que el ilegal juego de la bolita sea más popular en Cuba que el béisbol, deporte nacional, pudiera parecer una exageración pero no es así, Por supuesto que los boliteros tuvieron que tomar providencias y organizarse para en los momentos de mayor persecución poder pasar desapercibidos, pero siempre lograron sobrevivir. Banqueros, listeros y apuntadores poseen una estructura tan eficiente que ya la quisieran para sí los cárteles de la droga.

La bolita de arriba abajo

En lo más alto del negocio siempre está el banquero. Él es el capo, el dueño del negocio y a quien le pertenecen la mayor parte de las ganancias.

“Los banqueros solo confían en su familia y en ellos, nadie más cuenta ni toca el dinero. En este negocio cualquiera te puede pasar gato por liebre”, explica Yasmany.

Le siguen los mensajeros que pueden ser uno o varios, en dependencia del alcance territorial del banquero, que es el que se encarga de recoger el dinero de manos de los listeros que son los peces pequeños de la bolita, los que dan la cara, los que más se conocen y los que más riesgos asumen al ir de puerta en puerta recogiendo dinero y distribuyendo premios.

Es que en Cuba se ha jugado siempre, “desde el cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí” como decía José Antonio Saco, los jugadores viejos cuentan que la primera charada que se jugó en Cuba fue la China, que sólo llegaba hasta el número 36, después llegaría la dominicana y por último la cubana que se extendió hasta el 100. Para dar con los números que van a salir sirven desde los sueños, las supersticiones, las “combinaciones” matemáticas, hasta la insistencia; pero, al final, todo es una cuestión de suerte.

 
 

6 thoughts on “Cuba y la bolita prohibida

  1. Fue en Abril de 1975 cuando empezo la bolita en los pueblos de Oriente. No se si en las demas provincias, que entonces eran 6 ( Pinar del Rio, La Habana, Matanzas, Las Villas, Camaguey y Oriente ) , fue dias antes o dias despues, pero si se extendio por toda Cuba. Mi pueblo se lleno de boliteros, aunque banqueros muy pocos, por el capital que habia que tener de respaldo.
    Se escuchaba por onda corta La Voz del Tachira, en Venezuela, que era la que daba los numeros ganadores. Habian numeros muy jugados que practicamente era imposible aceptarle grandes cifras de apuestas, como el 29, el 88, el 8, el 44, el 42.
    Diaz antes de casarme en 1977, mi madre se saco un dineral y con el premio me pago las fotos de la boda y los 2 boletos de avion a La Habana, impensable con mi salario y el de mi novia.

    Cuando era legal la loteria, ,alla por 1958, mi papa se saco un sabado 5000. pesos cubanos, que entonces equivalian a $5000 USD, porque el cambio era a 1 X 1. Y con ese dinero, mis padres pudieron copprar una casa modesta y equiparla con refrigerador Gibson y TV Emerson, que todavia hoy se fabrican, y por supuesto muebles para la sala y el comedor. El # premiado fue el 584.
    Una vez restablecido el juego de forma ilegal en 1975, mi papa siguio jugando el mismo numero y en varias ocasiones se lo saco. Era su numero de suerte.
    Dice el reportaje que es tolerado por las autoridades, aunque ilegal. Peor si recuerdo que desde que comenzo la bolita en 1975 hasta 1980, no pocos banqueros fueron a parar a la carcel, porque en pueblo chiquito, infierno grande: los cubanos somos muy indiscretos. En cada barrio se sabia quien recogia los numeros casa por casa y quien banqueaba.
    La bolita en Cuba acaba de cumplir 43 anos, que no son pocos. Y el gobierno nunca la pudo erradicar: batalla perdida

  2. la bolita y los macetas son artificios de control social creado por el totalitarismo….En una sociedad cerrada y controlada,esas transgresiones a la ley,son evidentes.Pero no basta la “fidelidad revolucionaria” hay que tener “lealtades alternativas”…todos son transgresores,todos son vulnerables…..sistema de “lealtades” mafiosas………

  3. Cuba esta completamente podrida y degenerada, el día que cambie, uno de los grandes problemas que tendría que afrontar el nuevo gobierno, es hacer cambiar la idiosincrasia del país, Cuba esta socialmente podrida y económicamente destruida, pensar en regresar a Cuba seria una estupidez enorme.

  4. e viajado bastante por toda cuba y no e encontrado todavia un pueblo donde no se juegue bolita , la e jugado en punta de maisi,en la sierra maestra,hay lugares que el premio no es en dinero ,se rifa con el numero de la bolita desde un pomo de aceite hasta un puerco,una ves conosi un bolitero en la zona de diez de octubre que se vestia con bata de medico

  5. La bolita o lotería es el impuesto que pagan los que no saben de probabilidades, no es malo jugarlo por diversión de vez en cuando, pero si es tu esperanza para resolver tus problemas financieros más fácil te cae un rayo en el desierto. Si realmente entiendes como funciona el negocio no hace falta ni prohibirlo

  6. Buenas tardes,
    Cuando se prohibió la bolita, no recuerdo en qué año, pero yo aún vivía en Cuba, la gente comenzó a jugar por la lotería de México. Yo creo que lo del juego lo llevamos en los genes, y mientras no sea un vicio que arrastre a la ruina no creo que haya nada malo en probar suerte alguna vez. En casa jugamos semanalmente al bonoloto, una sola apuesta, si sale, bien y si no, pues sólo perdemos los 3 euros.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *