“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba y EEUU de regreso a la edad del hielo

Tomado de ENDI

Un nuevo incidente dialéctico ha puesto sobre relieve el marcado declive que existe en las relaciones políticas entre Cuba y Estados Unidos, que se han sumido en su peor momento en una década con el cambio de administración en el gobierno estadounidense y en medio de la salida del poder en abril próximo del presidente cubano Raúl Castro Ruz.

El nuevo capítulo se ha desatado tras una serie de expresiones del secretario de Estado, Rex Tillerson, quien dejó claro que la política de línea dura del presidente Donald Trump continuará en los casos de Cuba y Venezuela, aunque la intención del gobierno de Estados Unidos es lograr un marcado acercamiento a la región e, incluso, en la agenda de Washington se considerará el 2018 como el año de las Américas.

Tillerson dijo la semana pasada, poco antes de iniciar su gira latinoamericana por varios países de la zona, que “el resto de nosotros seguiremos instando a los demás actores en la región, como Cuba, que desatiende a su población e ignora este momento democrático que se vive en América Latina, a dar a sus pueblos la libertad que merecen”.

Expresó el jefe de la diplomacia estadounidense que “en el traspaso de poder tras décadas del régimen castrista, Cuba tiene una oportunidad de tomar una nueva senda. En junio, el presidente Trump expuso una nueva visión para nuestro enfoque sobre Cuba; una visión que apoya al pueblo cubano separando la actividad económica de las fuerzas militares, los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad, que no respetan su libertad”.

Recalcó que la nueva política de la administración se sostendrá y que buscará “promover los derechos humanos y fomentar el incipiente sector privado en Cuba”.

“El futuro de nuestra relación depende de Cuba, Estados Unidos seguirá apoyando al pueblo cubano en su lucha por la libertad”, agregó Tillerson, quien también dedicó venenosos ataques del gobierno de Venezuela.

La dialéctica de Tillerson, como era de suponer, no cayó nada bien en La Habana, donde han dejado atrás su conducta usual de no responder a los ataques políticos y han comenzado a dejar saber sus puntos de vista tras alguna referencia directa por parte de los funcionarios estadounidenses.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex) emitió una fuerte declaración en la cual refuta directamente a Tillerson y le augura el fracaso en su gestión latinoamericana.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores alerta sobre la gravedad del mensaje de arrogancia y desprecio con que el Secretario de Estado de los Estados Unidos inició una gira por varios países de América Latina y el Caribe”, sostiene la reacción cubana.

“El secretario de Estado, Rex Tillerson, en una comparecencia en la Universidad de Texas en Austin, realizó declaraciones alarmantes e injerencistas que instigan abiertamente al derrocamiento, por cualquier vía, del Gobierno legítimo de Venezuela y están dirigidas también a socavar el repudio unánime de la región a las medidas de retroceso y endurecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, que tienen como propósito dañar a la economía y al pueblo cubanos para tratar de doblegar al país”, añade el escrito oficial.

“Antes de partir a su gira imperialista, el Secretario de Estado anuncia que el 2018 será el año de las Américas y deja claro que buscará incentivar la división y la sumisión entre los Gobiernos latinoamericanos. Al hacerlo, tropezará con el repudio que inspiran sus anuncios y con la dignidad de los pueblos de la región, quienes cargan con la memoria de los cientos de miles de muertos y desaparecidos por las dictaduras militares auspiciadas por Estados Unidos y que el secretario Tillerson hoy incita a reeditar”, agrega.

La tensión entre Cuba y Estados Unidos se ha ido acentuando desde que Donald Trump llegó al poder el año pasado. Desde entonces, el presidente estadounidense retomó la ofensiva política sobre la isla, dejando atrás el acercamiento que fue impulsado por su predecesor, Barack Obama.

Sus argumentos estriban en la permanencia en el poder de Raúl Castro Ruz, situación que cambiará en abril cuando el hermano de Fidel Castro Ruz deje el poder, como ya anunció al país de manera oficial en diciembre pasado.

Mientras, la guerra dialéctica sigue a todo vapor y los pasos de deshielo dados durante los últimos cuatro años de Obama, se vuelve a congelar lentamente.

 
 

9 thoughts on “Cuba y EEUU de regreso a la edad del hielo

  1. Fernando, usted siempre ha estado en contra de los que tergiversan la información incluso en sus comentario. yo me pregunto. Usted antes de publicar este articulo leyó lo que resonaron los medios de presa ( no digo solo los conservadores, también los que son claramente pro-democrats) ??? Yo lo he leído tanto en Ingles como espanol y no encuentro por ninguna parte donde Tillerson ” deja claro que buscará incentivar la división y la sumisión entre los Gobiernos latinoamericanos” y créame no estoy a favor de las posturas de “linea dura” contra cuba.

  2. Que risible, que regimen es legitimo en el mundo? ninguno, quien toma el poder solo busca asegurar que de sus manos no pase a otras, asi ha sido toda la vida y parece que sera igual hasta el fin del mundo, si el de aqui se abroga arrogantmente ser legitimos, cual es esa prueba de legitimidad? votaciones? elecciones? vamos que es un espectaculo deprimente donde se sabe quien tiene cada puesto al mejor estilo feudal y claro hay quienes creen que esto es democracia y democratico el modelo “elegido” para nuestra patria.

  3. En resumen ni los gringos ni nuestros ilustres dirigentes tienen la razon, ejercicio hipocrita y falaz de diplomacia, solo apuntalado por ejercer los puestos de poder, no porque tengan la razon.

  4. Mas que probado esta el de antemano fracaso de ese nuevo intento.En verdad si Marcos Rubio no existiera la fauna anticastrista y ese sentimiento de odio y revancha no hubiera ya existido,pero se que despues de Trump las cosas cambiaran

  5. 4 Opinando, muy de acuerdo contigo, lo que Dios quiera que despues de Trmp qiede “algo” y el Planeta aun exista tal y como lo conocemos

  6. Sabes Bermudez, leo asiduamente cartas, me he dado cuenta que siempre son contraproducentes tus comentarios, claro estas en tu derecho de expresar tus criterios y yo en mi derecho de obviarlos, garcias por tu franqueza.

  7. Es como para decirle a Tillerson: caballo, deja la m.. tranquila, que las olas nos llegan a los ojos, a ver si se pone dura y podemos salir de ella.
    Conyo que entre mas los cuquean peor es la cosa

  8. La política exterior norteamericana,ahora mismo,es tan ultraderechista como en los tiempos de Reagan,veamos en retrospectiva,cdo al frente del gobierno USA han estado políticos de carrera,Cárter,Clinton,Obama…la política exterior ha sido más lógica y sensata,respecto a Reagan,Bush (ambos), y Trump,ahora, no es difícil darse cta a que obedece esto.solo vean sus carreras y el partido al que pertenecen..no es de extrañar que ahora busquen un repuntar del neoliberalismo,cdo los gobiernos de izq han perdido espacio en el continente,lo interesante es que sea este o cualquier otro, el secretario de estado norteamericano es un exponente de la política más directa del presidente de ese país.bueno los que promueven estos vientos, no teman luego a la tempestad….de dónde y cómo venga

  9. Han regresado de la prehistoria los Tiranosaurios Rex, especie que parecía haberse extinguido hace más de 60 millones de años pero apenas un año atrás reaparece un espécimen o mutación genética que intenta aterrar al mundo con sus amenazas, insolencias y ataques en todos los francos, hechos únicamente justificados por un estado de neurosis o trastorno mental crónico. Me refiero sin lugar a dudas al Sr. Presidente de los EEUU y su manada de fósiles en la que se destaca el Secretario de Estado el Sr. Rex Tilleson, ruge cada vez que tiene a bien pretender amenazar a todos aquellos que no se plieguen a la voluntad del depredador T-Rex o Trump – Rex. Al parecer estos especímenes que alardean de su vocación Cristiana nunca han leído el pasaje Bíblico sobre David y Goliat (1ra Samuel 17 49-50). Por sus frutos los conoceréis…, en ese gobierno las cosechas sin lugar a dudas se malogran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *