“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba: un debate que vale la pena

En Cuba son sumamente apasionados para discutir de política y de beisbol, dos temas en los que hay poca cultura del debate

En Cuba son sumamente apasionados para discutir de política y de beisbol, dos temas en los que hay poca cultura del debate. Foto: Raquel Pérez

He tomado la decisión de hacer caso a las recomendaciones que he recibido de parte de algunos participantes a lo largo del tiempo. Así que recogiendo sus criterios elaboré una lista de las personas que no podrán publicar más sus opiniones.

Todos los cubanos que viven en Cuba y tienen opiniones favorables a la Revolución porque seguramente se trata de “agentes de la seguridad especializados en navegar por internet para expresar criterios que justifiquen cualquier acción del gobierno”.

Y a los que escriben desde la isla en contra del sistema también porque me aseguran que “lo hacen desde el cibercafé de la embajada de EEUU. Copiando y pegando en Internet artículos difamatorios con el fin de generar opiniones desfavorables”.

Quedan eliminados además los cubanos que desde el extranjero defienden el socialismo porque algunos me explican que “son unos farsantes que se refugian en el capitalismo, en busca de la abundancia material que no encontraron en su país”.

No publicaremos más los comentarios de los cubanos que viven en el extranjero y atacan al gobierno porque “no se quedaron a luchar y ahora, desde lejos, les exigen a sus compatriotas que hagan lo que ellos no tuvieron el valor de hacer”.

Especial censura tendrán los ciudadanos de otros lares que atacan a la Revolución, ellos “deberían preocuparse Afganistán, donde asesinan miles de personas. Cuba es un asunto de los cubanos y nosotros resolveremos nuestros problemas sin que nadie se inmiscuya”.

Podríamos a partir de este post empezar a rebatir las ideas sobre Cuba con argumentos y sin descalificar a la persona, como cuando estamos frente a frente

Podríamos a partir de este post empezar a rebatir las ideas sobre Cuba con argumentos y sin descalificar a la persona, como cuando estamos frente a frente. Foto: Raquel Pérez

Y para ser justos también eliminaremos a los extranjeros que defienden el socialismo tropical porque “no saben de lo que hablan y desconocen los sufrimientos del cubano. Además, si tanto les gusta por qué no se van a Cuba a vivir de la libreta”.

Tampoco debería seguir escribiendo Fernando Ravsberg, que “se cuida de no ofender al gobierno para seguir viviendo la buena vida en Cuba con las libras que le pagan en Londres”. Un dinero que para otros “lo condiciona a buscar defectos en la revolución”.

Cambiar la mirada sobre Cuba

El problema es que al terminar de enumerar a los descalificados me encuentro con que el blog podría desaparecer y con él un rinconcito donde hablar, desde diferentes ópticas, sobre la realidad cubana. Así que volví a hacer la lista pero esta vez para incluir a:

Los cubanos que desde Cuba expresan opiniones a favor de la revolución. Ellos son personas que, a pesar de las dificultades que viven cotidianamente, creen que existen más aspectos positivos y a todos nos debería interesar saber cuáles son.

También aquellos ciudadanos que desde la isla escriben en contra del gobierno porque son capaces de expresar sus criterios aunque estos no sean del agrado de las autoridades. Además de que permiten contrapesar las opiniones del grupo anterior.

Sumaremos por supuesto a los emigrados que hoy viven en otras naciones y a pesar de eso defienden el socialismo. Aunque se hayan ido, reconocen los logros de la sociedad cubana y tienen el contexto para compararla con otros países.

Y a los cubanos que critican al sistema desde el extranjero, son gente que aunque hayan logrado el sueño de vivir en una sociedad diferente no olvidan a su patria e insisten en pedir los cambios que creen que harían de Cuba un país mejor.

Daremos espacio a los extranjeros que atacan a la Revolución porque al fin y al cabo si les interesa más Cuba que Irak o Afganistán están en su pleno derecho, el ciberespacio es para todos y según Jose Martí no hay más patria que la humanidad.

El problema es que si siguiéramos el consejo de censurar a unos y otros terminaríamos dejando de hablar sobre Cuba

El problema es que si siguiéramos el consejo de censurar a unos y otros terminaríamos dejando de hablar sobre Cuba. Foto. Raquel Pérez

Pero entonces habrá que oír a los ciudadanos de otros países que defienden el socialismo cubano, ellos tienen derecho de opinar sin tener que montarse en un avión junto a sus padres, hermanos, esposas, hijos y amigos para venir a vivir en Cuba.

Finalmente reivindiqué también mi derecho a seguir escribiendo los post porque, teniendo la opción vivir tranquilo y sin meterme en problemas, me convertí en una especie de sparring que un día ataja los golpes de la esquina azul y el otro los de la roja.

La realidad de una y otra lista no cambia en lo más mínimo, solo cambia la percepción que tenemos de quienes participan de este pequeño debate semanal. Por eso tal vez podríamos empezar a rebatir las ideas con argumentos y sin descalificar a la persona.

Deberíamos aprovechar este post para conversar sobre como conversar, dejando de acusarnos unos a otros de “batistianos” o “esbirros de Castro”. Expongamos nuestros criterios sobre cómo dialogar sin ofender ni excluir al que piensa diferente.

En teoría todos estamos de acuerdo, unos aseguran que el socialismo garantiza la participación del pueblo y los otros dicen que la democracia occidental es la única que brinda libertad de expresión. Pues llevemos a la práctica nuestros discursos empezando por nosotros mismos.

 

 

About Fernando Ravsberg

Nacido en Uruguay, corresponsal de Público en Cuba y profesor del post grado de “Información internacional y países del Sur” de la Universidad Complutense de Madrid. Fue periodista de BBC Mundo, Telemundo de EEUU, Radio Nacional de Suecia y TV Azteca de México. Autor de 3 libros, El Rompecabezas Cubano, Reportajes de Guerra y Retratos.

 
 

26 thoughts on “Cuba: un debate que vale la pena

  1. Me hubiese gustado ser el autor de ese comentario. Desde mi óptica, es de los mejores que he leído en los últimos tiempos. Yo soy del grupo “que desde Cuba expresan opiniones a favor de la revolución. Ellos son personas que, a pesar de las dificultades que viven cotidianamente, creen que existen más aspectos positivos y a todos nos debería interesar saber cuáles son”. Aunque, en mi caso, soy de los que piensa que la obra revolucionaria no es perfecta y que por el camino se han cometido —y se cometen— no pocos errores.

  2. Muy correcto su comentario lo triste es que esa utopia todavia no se ha echo realidad. Si se aceptara dentro del sistema la participacion de la sociedada civil, sabe que ? ni el gobierno caeria. Pero aun los cambios son considerado como enemigos, con esa paranoia no se puede gobernar y llegar a buen Puerto. Aunque es una frase trillada. Y triste. El tiempo dira. A veces se sale bien o mal, pero los responsables son los que tiraban de LAS RIENDAS. lO CUAL NO HACE FELIZ A NADIE. No creo que 54 años de sacrificios pueda satisfacer a nadie mas cuando no han logrado las metas. Por mi parte que cada cual defienda lo que quiera y tambien tenga el derecho de protestar. Parece facil, no ? Saludos

  3. Yo te leo diariamente y busco los nuevos Post. Vivo en Miami y en mis viajes a Cuba he podido leer a mi regreso la tremenda objetividad con la que describes, criticas y reconoces la realidad cubana con una sencilles extraordinaria. No cambies que tu eres lo mas serio que se puede leer sobre Cuba. Saludos y admiracion. Rafael

  4. Excelente articulo. Lo que se necesita en Cuba es más cultura del debate(desgraciadamente carecemos de esto) para realmente arreglar algunas cosas que por falta de transparencia no se han podido arreglar todavia.

  5. Hola, me ha gustado este post… leo el blog semanalmente desde hace ya unos años… pero comento poco porque casi siempre estoy de acuerdo con Fernando y nadie lo sabe decir mejor que él…

    Hay un grupo del que Fernando no habla. Somos los que leemos, escribirmos y buscamos cada día la Felicidad y la Justicia. No estamos ni con Dios ni con el Diablo. Añoramos la felicidad del pueblo cubano y la de todos los pueblos, y siempre estaremos de parte de la justicia… ah, y de la verdad… empezando por reconocer que no la tenemos.

    Allá quién quiera hacer de su opinión un ideal, o allá quién haya cogido la opinión de otro mortal y la haya convertido en ideal propio.

    Fernando, tu trabajo es admirable y nos hace muchísima falta, es realidad, equilibrio, verdades, misterios, en ocasiones certezas y en ocasiones solo especulaciones, y así es nuestra vida.. en definitiva es un muy buen trabajo. Desaparecer o renunciar no es una opción. ¿verdad?

  6. Rami, desaparecer no es una opción. Y aunque no mencione ese grupo de cubanos, cada jueves escribo para todos los que “Añoramos la felicidad del pueblo cubano y la de todos los pueblos, y siempre estaremos de parte de la justicia”.
    Un abrazo

  7. Muy bueno, desde hoy te prometo entrar cada vez que subas algo, leerlo y emitir mi criterio, por suerte ya le distes permiso a mi grupo, los que desde Cuba, pasando mil trabajos diarios, queremos esta patría y la defendemos a capa y espada. Saludos y mis respetos.

  8. Me has echo amarte sin conocerte! Que bonito escribes, que finura, que arte, que sencillez, que pureza,que alegría, en fín ya no se que decir o bueno si, soy cubana y puedo ser de cualquier grupo de los que mencionas y algo mas todos ellos tienen algo en común el amor a la patría. Como me gustaría conocerte! Bsts desde Madrid

  9. Fernando Ravsberg: Soy lector frequente de su blog y en este caso quisiera hacer una precision que considero necesaria, con el mayor respeto a su post que expone ideas de tolerancia que comparto. La frase de Jose Marti, que no es dios pero es el “Apostol” de Cuba es “Patria es humanidad”, no es como Ud. escribe “no hay mas patria que la humanidad”. La diferencia es relevante. Aunque citar es siempre cortar una parte del texto, creo importante resaltar que Marti decia que uno tiene un deber especial hacia la humanidad con el pais del que viene y aquel donde vive. Ese deber no tiene nada en contra de los otros paises, o los valores universales. La razon es que se asume un sentimiento mas intenso y un conocimiento mayor (no es aplicable a todas las personas, pero si a la mayoria) hacia “lo que vemos mas cerca” y “donde nos toco nacer”.En ese sentido Ud. es de los que siente intensamente por Cuba, ha vivido en ella por decadas y la conoce (lo que no implica que no tenga otra…

  10. Fernando, este post parece un decreto, al leerlo me vino al pensamiento el poema de Thiago de Mello “Los estatutos del hombre” específicamente en los fragmentos que me permito copiar.
    Articulo V /Queda decretado que los hombres/están libres del yugo de la mentira./ Nunca más será preciso usar/la coraza del silencio ni la armadura/de las palabras.
    /El hombre se sentará a la mesa/con su mirada limpia, porque la verdad/ pasará a ser servida antes del postre./
    En este caso el debate de los cubanos siempre tendrá más de una verdad, las de los de dentro y la de los de fuera, la de los extranjeros y la de los nacionales, la de los que apoyan a la revolución y la de los que disienten del sistema actual, porque por igual todos creen que son justos y luchan por la felicidad del pueblo.

  11. Yo soy una cubana que desde Cuba digo lo bueno y lo malo. Sin embargo pienso como usted. Por mucho que diga o exprese mi opinión, siempre estarán los que nos juzguen como los “pagados por Castro”, los oficailistas, los vendíos al gobierno..y aunque señales con el dedo lo malo, tampoco les parecerá un acto sincero de ver las cosas y tal y como son..En fin, la vida “que me den candela”..Lo importante es estar en el medio de lo justo. Yo estoy bien con mi conciencia.

  12. hola Fernando, soy un Español que acabo de leer tu comentario,me gustan tus opiniones,pero tu sabes que todas las personas tenemos una idea diferente y hay que respetarla porque lo mas bonito de la opinión del ser humano es saber escuchar al que no piensa igual que tu,bueno apartir de ahora seguire tus comentarios sigue asi,un saludo ok.

  13. Recuerdo que por los años 40 se publicó en una revista estadounidense un artículo sobre las características del cubano y decía que cuando discute le dice al otro “tu tas totalmente equivocado”. Creo que para ser justos hay que reconocer que la falta de cultura de debate es anterior a 1959. Un abrazo.

  14. Considero que es deber de todos los que desean contribuir a realizar los verdaderos cambios que necesita y se merece nuestro pueblo, presentar esta propuesta al gobierno, aprovechando todas las oportunidades para hacerlo y además DIFUNDIR esta propuesta por todos los medios posibles, centros de trabajos, familiares y amistades, no esperen que otros lo hagan.

    “Haga cada uno su parte de deber y nada podrá vencernos”
    José Marti.

  15. Estimado Julio César, su propuesta es interesante pero este espacio es para opinar sobre los temas tratados. No es una tribuna para lanzar plataformas politicas ni un periodico mural donde colgar nuestros discursos. De todas formas estaremos encantados de seguir recibiendo sus opioniones. un abrazo, Fernando.

  16. Disculpe Fernando de que los cubanos aprovechemos espacios como este, el problema es que todos los espacios, tribunas y medios de difusión en la isla están monopolizado por el estado.
    Gracias por sus artículos, lo sigo mas bien en facebook y también amigos que me los envían en mi correo, con tantos Blogs es imposible entrar a todos, pero si leo sus artículos. Gracias

  17. Muy Bueno el texto Fernando, Me estoy divirtiendo muchísimo con el, está genial em modo que pones las cartas sobre la mesa e instas a la reflexión desde lo particular hacia lo general.
    Saludos desde la Habana.

  18. De mas esta decir que para un país no es nada saludable que un mismo hombre gobierne por mas de medio siglo y eso se lo preguntas a cualquiera y te va a dar una respuesta tajante, cuando percibes que una gran parte de la juventud quiere abandonar su país y el que vive dentro de él no le interesa, te hace pensar y si a eso le sumas que se ha vivido de una revolución ficticia, de un imperialismo que nunca ataco y una falta de todo, por mas de medio siglo, coño, que haz vivido.
    A los niños cuando cumplen 7 años les quitan la leche, tienes una libreta de alimentos por 50 años, el gobierno que lo centralizó todo no atiende nada y cada día que pasa todo se va deteriorando desde una casa, un hospital, una escuela, una vida infantil, un anciano, una mujer, un hombre, nada sirvió y ahora lo están demostrándo con todos los cambios que están haciendo.
    Se dice fácil 55, pero es casi una vida entera viviendo de discursos y consignas, separando a las familias, participando en guerras absurdas…

  19. Título: Ya me cansé.
    Estimados colegas,
    He decidido escribir estas líneas para librarme de alguna forma del gran malestar o empingue, como prefieran, que me causa el juego de pimpón del gobierno de Cuba, o mejor dicho el grupo o la élite en el poder, con relación a la venta de carros. Es increíble como en menos de una década las regulaciones para la venta de autos han ido de un extremo a otro, como el Gobierno después de quitarte el 80% de tu salario básico en concepto de remesa familiar, ha jugado como le ha dado la gana con tus ahorros ¿qué tiempo llevaba el dinero que yo tenía destinado para la compra del carro en el banco? Esto no tiene precedente en la historia de la humanidad, y después hablamos mierda de los americanos. Para hacer un poco de historia, recordemos aquellos años en que para poder comprar un carro era necesario cumplir con más de diez requisitos, dentro de ellos una carta o aval del CDR en que se plasmara la buena conducta REVOLUCIONARIA del interesado,

  20. y me pregunto ¿Por qué hay que ser obligado comunista para poder tener un carro? Muchos pasaron trabajo para poder obtener este aval en los CDR por la envidia de aquellos comunistas que el Sistema no les daba la oportunidad de poder comprarse un auto, o simplemente por joder. Después fue la idea de algún adelantado del sistema socialista cubano que se pudiera importar autos para reemplazar aquí en Cuba los existentes, resultado, esto le costó el puesto al ministro del transporte y sabe Dios a cuantos más. Después otro adelantado o retrasado permitió que cada cinco años, aquellos que ya tenían carro pudieran comprar carro de nuevo, resultados, el sistema comunista para la compra de carros colapsó. ¿Por qué no podemos ser como el resto del mundo? ¿Por qué un carro mierdero como el Geelly (logro de la industria automovilística de los Socialistas=capitalistas chinos) que no cumple con los standards de seguridad en muchos países, en la isla del diablo(Cuba) cuesta más de 40 000 dólares y

  21. sin facilidades de pago ? ¿Por qué el consejo de extremistas o mejor dicho el consejo de ministros de Cuba no le permite a los cubanos poder comprar un carro a un precio más pegado a nuestra realidad y menos alejado de las nubes? Por esta gran mariconada de nuestro consejo de ministros, que seguro todos tienen carro, he decidido lo siguiente, y si usted que me lee concuerda, por favor haga los mismo para poder bajarle el precio a los carros en Cuba:
    Primero: no votaré más hasta que en nuestro país el pueblo pueda elegir directamente al PRESIDENTE.
    Segundo: voy a retirar todos mis fondos del banco para disminuir la disponibilidad de divisas.
    Tercero: le voy a escribir a Obama para que le permita a los cubanos que se quedaron sin carta ni carro que puedan ir a Miami a comprar uno de segunda mano.
    Cuarto: le voy a solicitar a Obama que por favor libere a los cinco y se lleve en cambio al consejo de extremistas o mejor dicho al consejo de ministros de cuba para ver quien los va a….

  22. Cuarto: le voy a solicitar a Obama que por favor libere a los cinco y se lleve en cambio al consejo de extremistas o mejor dicho al consejo de ministros de cuba para ver quien los va a reclamar.
    Quinto: me voy echando de Cuba que ya no hay quien se fume este tabaco.

    Revolucionariamente: Pan-fi-lo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *