“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
Cuba, paraíso del buceo
 

Cuba, paraíso del buceo

Tomado de Granma

A partir de abril y hasta noviembre el clima en Cuba es muy bueno para bucear. Las temperaturas comienzan a subir, y el agua no es muy fría, explica Yail Martínez, representante de servicios al cliente del Centro de Buceo ubicado en el hotel Meliá Cayo Guillermo, en Jardines del Rey.

Gracias al clima cálido y tropical que tiene Cuba, este es el destino perfecto durante todo el año, agrega Martínez, que tiene clientes diariamente y muchos que durante años vuelven a visitarnos, tanto por la calidad de las aguas como del servicio.

Ella es la única mujer del Centro, trabaja ahí desde 2004 y a pesar de no ser instructora, domina a la perfección cualquier tema relacionado con el buceo.

«Todas las personas no vienen con una certificación, no saben lo que pueden hacer y mi trabajo es guiarlos y orientarlos. A algunos solo se les pueden dar una iniciación en la piscina, pero hay otros que se aventuran más y toman un curso. Este, por ejemplo, implica una instrucción en la piscina, más un buceo en aguas abiertas poco profundas, es decir, no más de 10 metros de profundidad», explica la representante de servicios al cliente del centro.

La preparación es necesaria

Hace solo un año, radicaban en el hotel Trip Cayo Coco, pero ahora la ubicación en el Meliá Cayo Guillermo es privilegiada. Están cerca de todos los hoteles de playa y cualquier cliente que se hospede en el cayo pueda acceder a este punto.

«Sobre todo nos llegan clientes de Europa, son personas que tienen mucha cultura del buceo, pero también recibimos de Canadá y otros países. Todo el que lo desee puede bucear, contamos con cinco instructores avanzados de mucha experiencia en el medio.

«La mayoría de las personas que llegan aquí lo hacen por curiosidad por eso es muy importante estar bien preparados. Mi trabajo es saber si conocen algo sobre esta práctica, si han pasado algún curso, si cuentan con una certificación, y en cada caso explicarles entonces qué deben hacer», asegura Yail Martínez.

buceo-cuba-turismo-caribe

El centro, perteneciente al Grupo de Marinas y Náuticas, Marlin, es miembro de la Organización Internacional SSI (Scuba Schools Internacional), uno de los pocos de su tipo en el país que puede ofrecer cursos internacionales. SSI es una de las escuelas de buceo más reconocidas en todo el mundo. Tiene su sede en Alemania y una oficina central en La Habana.

«Su programa de enseñanza está muy bien organizado y es en varios idiomas. Las personas no tienen que llegar hasta nosotros para certificarse. Pueden hacerlo online, recibir todo el entrenamiento teórico por esa vía, hacer sus pruebas, obtener el certificado y luego venir a nosotros. Una vez aquí nos encargamos de la práctica», afirma Martínez.

Según su itinerario, normalmente hacen tres salidas diarias. Una en la mañana para buceadores certificados, que incluye una inmersión profunda desde 18 y hasta 30 metros de profundidad en arrecifes coralinos y barcos hundidos. Otra a media mañana en aguas poco profundas para disfrutar de los fondos marinos y los peces del arrecife y otra en la tarde dedicada a los principiantes.

La experiencia en el mar

Los arrecifes coralinos rodean la plataforma marina cubana. En ella habitan innumerables especies de crustáceos y moluscos, más de 700 de peces, 300 de esponjas y un número mayor de estrellas de mar y erizos.

En esta zona de Cuba, Jardines del Rey, los fondos coralinos oscilan desde tres y hasta 30 metros de profundidad. Hay muchos recursos naturales y una amplia diversidad de peces.

buceo-cuba-turismo-caribe

Yail Martínez explica que según el nivel de las personas se llevan a lugares bajos o más profundos. Tienen una embarcación que esta todo el tiempo con ellos y otra de la que disponen en dependencia del flujo de clientes. Los sitios se van alternando, no todos los días se visita el mismo, pero asegura que, si una persona quiere bucear por seis días consecutivos, lo hará en seis lugares diferentes.

«La barrera de Felipe, tiene poca profundidad y da la posibilidad de bucear con los principiantes o con aquellas personas, que aun cuando tienen certificación, no cuentan con mucha experiencia. Ese punto comienza en tres metros, pero puedes llegar a bajar hasta 12 metros de profundidad. Es un punto variado y una buena opción para aquellos que necesitan familiarizarse con el ambiente», explica.

Preservar para bucear

Encontrar lugares con estas características en Cuba no solo está asociado a las peculiaridades de su medio ambiente, sino también con la importancia que el gobierno le da al cuidado del ecosistema marino.

Hacerlo desde cualquier escenario, ayuda muchísimo y este es uno de los principios que mantienen los diferentes centros de buceo que existen en la Isla. En el caso específico de Jardines del Rey, este es un asunto tomado muy en serio. Antes de salir al mar, los clientes tienen que llenar un descargo de responsabilidad donde se les explican los cuidados a tener presentes cuando están sumergidos.

«Los instructores explican a todas las personas las características de su buceo (profundidad máxima, tiempo de inmersión, lugar que visitarán, medidas de seguridad, procedimiento de emergencia). Se insiste en el cuidado que deben tener con el medio ambiente», afirma Yail Martínez.

buceo-cuba-turismo-caribe

Cuba recibe cada año más de 100 mil buceadores, y cuenta con un prestigio internacional que ubica a la Isla, según la Organización Mundial del Turismo, entre los 27 sitios del mundo recomendados para la práctica del buceo.

Esta actividad en el país data de 1970, una experiencia que además se sustenta en el trabajo de protección y conservación del Medio Ambiente. Según declaraciones del Ministerio del Turismo, entre las prioridades del sector se encuentra potenciar el buceo y la náutica, asunto que incluye entre los planes de desarrollo para el 2030 la creación de 23 instalaciones entre náuticas y marinas.

Protección y conservación de las zonas de buceo en Cuba. Legislación del Ministerio del Turismo. 8 de mayo de 2014:

Se prohíbe:

Extracciones de muestra de la flora y la fauna marina, así como del patrimonio subacuático, sin la debida autorización del organismo que lo regula.

La caza submarina y la pesca.

Achicar las embarcaciones.

Echar basuras, desperdicios o cualquier otro tipo de material o sustancia susceptible de provocar contaminación al mar.

Fondear las embarcaciones con anclas en las zonas de buceo.

Cualquier otra acción u omisión que deteriore el medio ambiente y la fauna.

 

Principales destinos de buceo en Cuba:

María la Gorda, Pinar del Río.

Litoral sur de la Isla de la Juventud y Cayo Largo del Sur.

Norte de La Habana.

Península de Zapata, entre Playa Larga y Playa Girón.

Jardines del Rey.

Jardines de la Reina.

Santa Lucía, en Camagüey. Buceo con tiburones toro.

Holguín.

Litoral de Santiago de Cuba.

 

¿Te gusta este artículo? Ayúdanos a mantener Cartas desde Cuba y seguir llevándote estos contenidos. Conocer más en: https://www.kukumiku.com/proyectos/cartas-desde-cuba/

 
 

4 thoughts on “Cuba, paraíso del buceo

  1. Ninguna experiencia de esta apta para ciudadanos cubanos, de hecho no se les permitiría ni tomar una de esas embarcaciones para ir a bucear.
    Si Nicolas Guillen viviera creo que haría otros versos muy diferentes a TENGO.

  2. El articulo es sobre un centro de buceo de Marina Marlin, en cambio la foto, obviamente de archivo, es de una embarcación de Marinas Gaviota y con un logo obsoleto hace más de 2 o 3 annos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *