“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba, la cirugía robótica y el Embargo

cirugia-cuba-salud-eeuu-robotica

Foto: Anabel Díaz

Tomado de Granma, (Síntesis)

La apertura en Cuba de un centro de entrenamiento para la capacitación de profesionales en el uso de la robótica en tratamientos médicos, constituye una novedad, atendiendo a la imposibilidad de la Isla de adquirir equipos de última tecnología para este empeño a causa de las leyes del criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto al país por Estados Unidos hace más de medio siglo.

El doctor Julián Francisco Ruiz Torres, director del Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso Luis de la Puente Uceda, ubicado en La Habana, señala a Granma Internacional, que desde hace varios años, el Ministerio de Salud Pública de Cuba intenta comprar equipamiento para utilizarlos en la cirugía robótica y sin embargo no ha sido posible, porque son producidos solamente en una empresa norteamericana, a la cual le prohíben vender a la Isla caribeña.

Hemos contactado con ellos, —explica el también Doctor en Ciencias— tenemos todos los recursos económicos y el apoyo de nuestro gobierno para obtener los equipos, pero los esfuerzos no han dado resultado.

No obstante, preparamos a los profesionales cubanos en este tipo de tecnología para que, cuando entre el primer instrumental al país se ponga a funcionar y pueda curar enfermedades de nuestra población».

En prestigiosas clínicas de países desarrollados se usan robots, que trabajan de forma autónoma o semiautónoma a través de un sistema informático con capacidad para operar, supervisar y corregir
patologías con precisión geométrica en las incisiones y suturación. Ellos realizan microcirugías, dadas las limitaciones del ser humano, en especialidades como: la cirugía cardiaca, gastrointestinal, pediátrica o de la neurocirugía.

El nuevo centro de entrenamiento abre sus puertas el venidero 27 de marzo y está ubicado en el Hospital Luis de la Puente Uceda, en el capitalino municipio Diez de Octubre. Con él se pretende capacitar a los profesionales que laboran en unos 120 servicios de cirugía de mínimo acceso del país y a otros colegas del continente, que cursen pasantías y postgrados en Cuba.

«Nuestro centro médico —asegura el profesor Ruiz Torres —recibió una inversión que costó altas cifras financieras al gobierno para reparar y modernizar las áreas de consultas y hospitalización. Con ello se alcanza mayor confort para pacientes y trabajadores, se brinda mejor servicio a la población y se incrementan las cirugías para solucionar problemas de salud».

Por otra parte, la doctora en Ciencia Rosalba Roque González, subdirectora del Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso, Luis de la Puente Uceda, comenta que en esa institución  se han formado un gran número de profesionales especializados en las intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas, los cuales han extendido los servicios a lo largo y ancho del territorio nacional, a su vez que han contribuido a las investigaciones y han enseñado a otros colegas, incluyendo a estudiantes de otros países.

Con el nuevo centro de entrenamiento se pretende capacitar a más de 30 cirujanos en esos novedosos laboratorios en diversas modalidades de cursos. Ello permitirá una cobertura para instruir a más de 700 galenos al año. Una cifra que triplica las estadísticas actuales, afirma la también profesora e investigadora titular.

La doctora agrega: «Una de las modalidades del aprendizaje es el intercambio con colegas del mundo que realizan labores similares en clínicas propias o centros de salud comunitarios. Pretendemos además, que en nuestro centro de entrenamiento se combine la docencia con las investigaciones, para experimentar con las nuevas tecnologías que entran al país antes de ser distribuidas a los hospitales provinciales y municipales».

En ese centro estarán instalados simuladores para introducir procedimientos en especialidades como oncología, otorrinolaringología, neurocirugía y gastroenterología. Formará también a profesionales de la enfermería y a licenciados en tecnología de la salud, principalmente de electro medicina para alargar la vida útil de los equipos.

«Contamos ya –asegura Roque González -con un claustro profesoral integrado por 33 profesores y 22 investigadores, más toda la técnica novedosa adquirida por el país en los últimos años que ha sido posible obtener. Con ese equipamiento se inician proyectos de investigación para estandarizar los protocolos médicos, garantizar el uso óptimo y obtener el mayor caudal de conocimiento».

 
 

2 thoughts on “Cuba, la cirugía robótica y el Embargo

  1. Por que en Cuba no puede crearse un equipo especializado en CREAR robotica medica y no esperar la de EEUU, contando con multitud de expertos graduados en robotica y sistemas automaticos? Sera que se ha perdido la capacidad de agrupar y movilizar talentos, como hizo Fidel en los 70 para la primera computadora? Realmente se ha perdido mucho…y el inmovilismo nos asedia.

  2. Yo no se a que tipo de robot usted se refiere,si piensa en Da Vinci,ese es un robot de una empresa privada y vale mas de 2 millones de dolares,Cuba tambien popdria comprar otros tipos de robot a holanda o japon que tiene robot parecidos,y si mira los anuncios en la clinica Cira Garcia vera que ellos anuncian tecnologia puenta en las cirugias,lo que da ha enteder que todo es muy moderno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *