Cuba es elogiada por la atención de salud a sus niños | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba es elogiada por la atención de salud a sus niños

Tomado de Sputnik

Con una exhortación a la divulgación de los avances científico-tecnológicos y a impulsar el intercambio frecuente de experiencias culminó el XXVIII Congreso Nacional de Pediatría de Cuba, en el Palacio de las Convenciones de esta capital.

“La Sociedad Cubana de Pediatría, fundada hace 90 años, este 2018 tiene el reto de potenciar la salud del país y promover nuevos conocimientos”, dijo en su exposición Fernando Domínguez, expresidente de esa organización.

Este es el médico cubano que descubrió cómo se transmite la fiebre amarilla Domínguez consideró necesario fortalecer los nexos entre los profesionales de diversas agrupaciones científicas cubanas y extranjeras con la creación de nuevos proyectos, e insistió en la importancia de que esos saberes estén presentes en los medios de comunicación masiva como un apoyo al mejoramiento sanitario de infantes y adolescentes.

Ante los cerca de 400 delegados nacionales y extranjeros, el conferencista consideró que los pediatras deben profundizar en los aspectos metodológicos y éticos del trabajo científico, y respaldar el Programa de Salud Materno-Infantil, basado en la aplicación a todos los niveles de acciones preventivas a favor de la niñez y las madres.

Casi 50 000 especialistas cubanos brindan servicios médicos en 66 países Sobre la base de estas experiencias, la Sociedad Cubana de Pediatría en el año de su aniversario 90 exhibe como un logro que Cuba cerró 2017 con un indicador de mortalidad infantil establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de cuatro fallecimientos por cada 1000 nacidos vivos, el más bajo en la historia de la especialidad en el país, se informó.

Igualmente, el sistema sanitario cubano considera un éxito los avances en otros indicadores establecidos por la OMS, como la reducción del índice de bajo peso al nacer de 5,2 a 5,0 por cada 100 nacimientos, y el de mortalidad neonatal (en menores de 28 días de vida) de 2,4 a 2,1 por cada 1000 nacidos vivos.

Por su parte, al referirse al trabajo de sus colegas cubanos, el expresidente de la Academia estadounidense de la especialidad, Stephen Berman, calificó de “excelente lo que se hace en Cuba con los niños”.

El académico elogió que esta labor se proyecte como un trabajo en equipo y no solo como el resultado de un médico, una enfermera o un trabajador social, y tenga un enfoque integral organizado para garantizar la salud de la madre, los bebés y los niños en la etapa preescolar.

“Tenemos mucho para aprender sobre los éxitos de nuestros colegas cubanos sobre cómo hacer más con menos”, resaltó este jueves el pediatra norteamericano, quien reiteró que lo visto en su tercera visita a la isla del Caribe constituye una lección importante para EEUU y también para todo el mundo.

Inaugurado el 23 de este mes, el XXVIII Congreso reunió a delegados cubanos, estadounidenses y de diversos países de América Latina y el Caribe.

Fundada el 7 de octubre de 1928, la Sociedad Cubana de Pediatría tiene como paradigma a Ángel Arturo Aballí (1880-1952), precursor de esta especialidad en la mayor de las Antillas.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *