“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba, Ecuador y el Pie Diabético

pie-diabetico-cuba-salud-ecuador-heberpro-pTomado de PL

¿Dónde encuentro a los médicos cubanos que salvan pies? es hoy una pregunta cada vez más recurrente entre ecuatorianos, para quienes el Convenio de Atención Integral al Paciente con Pie Diabético ha resultado casi una bendición.

Reducir los índices nacionales de complicaciones y amputaciones en la población que padece Diabetes Mellitus, es uno de los logros en salud pública en años recientes, por lo que representa para la vida del enfermo.

Esos ‘casi milagros’, se deben a la labor de cinco equipos de especialistas cubanos, quienes laboran en las provincias con mayor incidencia de ese mal (Los Ríos, Manabí, Santo Domingo, Esmeraldas y El Oro), que no solo han logrado controlar, sino también prevenir.

7190-heberprot-cuba

Medicamento cubano Heberprot P, probado en numerosos países, siempre con resultados positivos.

Un especialista en cirugía vascular, un licenciado en enfermería, otro en Podología, el terapeuta físico y rehabilitador y el promotor de salud, se unen para llevar felicidad a personas sumidas en dolor y desesperanza, con la prevención, tratamiento, curas y efectivo uso del Heberprot P, medicamento basado en el factor de crecimiento humano recombinante y genuinamente cubano.

El trabajo articulado que brindan, no solo incluye tratar las lesiones para evitar amputación, sino también el control de diagnóstico oportuno que previene la aparición de la complicación y la educación para la salud, precisó a Prensa Latina la epidemióloga y Coordinadora Técnica del Convenio por la nación caribeña, Ania Carmenate.

Sus palabras, resumen las estadísticas expuestas recientemente por los cinco grupos que, en un balance realizado en esta capital, demostraron la efectividad de sus consultas y del Heberprot P, probado en numerosos países, siempre con resultados positivos.

La aceptación entre los pacientes también es elevada, pues salvar un miembro que antes de la llegada de los cubanos se daba generalmente por perdido, es algo que agradecen por el resto de sus vidas, asegura Carmenate.

Se trataron con el medicamento unas mil 500 lesiones en pacientes afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), instancia con la cual se mantiene vigente el Convenio hasta septiembre de 2017, con posibilidades de prorrogar para completar el año y cubrir 2018, dado el interés de las autoridades y los propios beneficiados, detalla.

Con la atención integral se logró disminuir las amputaciones de un 60 a un 2,7 por ciento, un gran impacto para la salud del pueblo ecuatoriano, acotó.

El acuerdo de atención integral entre Quito y La Habana se firmó en 2013 y entró en vigencia desde 2014, momento a partir del cual, los médicos cubanos que salvan pies, con profesionalismo, dedicación y desinterés, han devuelto al camino, a andar sobre sus propios pasos, a cientos de ecuatorianos.

 
 

5 thoughts on “Cuba, Ecuador y el Pie Diabético

  1. chucho VC.
    Ese es el prestigio de nuestro sistema de salud, PERO…….EL candidato derechista a la presidencia del país,Guillermo lasso ha anunciado que de ganar, sacara a los medicos cubanos de Ecuador……Horror,epero que el pueblo ecuatoriano saque la experiencia de Argentina, y de su respaldo a Lenín Moreno

  2. Otro ejemplo mas del gran trabajo que hacen los medicos cubanos en devolverle la salud a los necesitados.

  3. Estamos frente a otro logro científico de nuestro sistema de salud.
    No todo es malo en nuestra Cuba ¿están de acuerdo??

  4. Yo solo quiero aprovechar para destacar lo que siempre olvida la prensa Cubana ¿Quien inventó el tratamiento? El profe Jorge Berlanga. Y es importante repetirlo en cada artículo porque nadie sabe todo el sacrificio personal que llevó eso. Y es simple, si Bayamo no hubiera tenido ese hijo ilustre no existiera ese tratamiento. Es verdad que me toca de cerca porque es mi familia pero eso no quita que lo anterior será verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *