“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cuba, China y Canadá investigan Mapeo cerebral

mapeo-cerebralTomado de CiberCuba

Esta semana tuvo lugar la primera reunión Cuba-China-Canadá de Mapeo Cerebral Humano y Neuroinformática (CCC), en el Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO).

El encuentro, al que acudieron el doctor Alan Evans (director del proyecto canadiense del cerebro) y Dezhong Yao (director del Centro de Informática Médica en Chengdu), estuvo centrado en concretar las colaboraciones entre estos tres países, que se sitúan en la primera línea científica y médica sobre estudios del cerebro.

También asistieron Maryse Lassonde (directora del Fondo de Investigación de Quebec y presidenta de la Real Academia de Canadá), así como  Xiuping Liu (directora de América Latina de la Fundación nacional China de la ciencia).

La reunión supuso la continuidad de las cartas de intención firmadas, en meses atrás, entre el CNEURO, el Instituto Neurológico de Montreal y la Universidad de Ciencias Electrónicas y Tecnología de China (UESTC); el Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéuticas (BioCubaFarma) y la provincia de Québec; y BioCubaFarma con la ciudad de Chengdu.

Las técnicas para obtener imágenes cerebrales han alcanzado un elevado nivel de precisión gracias a la neurotecnología moderna.

Gracias al mapeo cerebral, cada vez es más fácil detectar enfermedades como epilepsia, cáncer Alzheimer que nos permiten conocer, con mayor detalle, el funcionamiento del cerebro.

 
 

2 thoughts on “Cuba, China y Canadá investigan Mapeo cerebral

  1. Entonces la solución más lógica para palear es “presionar” a los boteros a bajar los precios !!!. Lo que deben hacer además de mejorar esa absurda politica de compras y mantenimiento del parque automotor, es dar mas licencias a boteros y mantener el concepto de oferta-demanda en los precios. Por otro lado deberían quitar la limitación absurda de que los cubanos “no pueden importar autos”. Recordar que 2 millones de cubanos viven en el extranjero, y una cantidad menor va y viene. La opción de que un número X de cubanos o familias tenga su propio auto no complica para nada la crisis, seria un alivio ya que serían menos capacidades ocupadas en los transportes públicos de cualquier provincia cubana. Sds cordiales

  2. Mis disculpas. El comentario anterior por error se colocó en este post sin embargo corresponde al del caso de las guaguas y la burocracia de las puezas de repuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *