“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Crecen las áreas boscosas en Cuba

2559-bosques-cuba

Tomado de RCA

Las 11 cuencas geográficas de interés nacional existentes en Cuba experimentaron un crecimiento superior a las 66 mil hectáreas de su superficie boscosa, solo en el período 2011-2015.

El promedio por año alcanzó las 16 mil hectáreas, informó a la ACN el Doctor en Ciencias Técnicas Jorge Mario García Fernández, secretario del Consejo Nacional de Cuencas Hidrográficas, constituidas estas últimas por aguas superficiales y subterráneas que van a parar a un río principal, lago, zona de infiltración o costas.

García Fernández atribuyó el hecho a la aplicación del programa de reforestación de sus áreas y de las fajas forestales de protección de cauces y embalses, que han aumentado sus capacidades.

No obstante, señaló manifestaciones de insuficiencias y limitaciones en su extensión, supervivencia y logros de lo plantado.

Las cuencas de interés nacional son Cuyaguateje (Pinar del Río), Ariguanabo (La Habana-Artemisa), Almendares-Vento (La Habana-Mayabeque), Hanabanilla (Villa Clara-Cienfuegos), Sagua la Grande (Villa Clara), y Zaza (Villa Clara-Sancti Spíritus).

Además, Cauto (Holguín, Las Tunas, Granma y Santiago de Cuba), Mayarí (Holguín-Santiago de Cuba), Guantánamo-Guaso (Holguín-Santiago de Cuba-Guantánamo)  y Toa (Holguín-Guantánamo).

Según el especialista, las cuencas del Toa, Cuyaguateje, Humedal Ciénaga de Zapata  y Hanabanilla concluyeron el año pasado con las mayores coberturas de bosques: 93,1 %, 70,6 por ciento; 56,4 % y 43,2 %, respectivamente.

Quedaron por debajo de esos indicadores Zaza y Sagua, con 9,6 % y 7,7 %.

En el mismo período de 2011-2015 recibieron beneficios en su geografía más de 94 mil 500 hectáreas agrícolas, mediante polígonos destinados a crear capacidades para enfrentar el efecto del cambio climático.

Cada uno de sus consejos territoriales y específicos aplica el índice simplificado de gestión de cuencas, a fin de determinar las disponibilidades de recursos para las inversiones y el mantenimiento, el uso de agua, reducción de cargas contaminantes y saneamiento, crecimiento forestal, mejoramiento y conservación de suelos.

La creación del Consejo Nacional de Cuencas Hidrográficas data del 8 de abril de 1997 por acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, y desde entonces funcionan 16 territoriales y ocho específicos, al igual que sus respectivos Grupos técnicos.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *